Catalina, 17 Años. Chile

volleyball-1544453_1920

Hola, tengo 17 años y nunca tuve nada serio con un niño. Perdí mi virginidad a los 16 años de pura tonta que soy. Todo se me dio vuelta hace un año cuando una niña llegó  de refuerzo a mi equipo donde juego voleyball. Para que voy a mentir, desde el minuto uno en que la ví, me llamo la atención.

Lo encontré extraño y me dije “¿Cómo me va a mover el suelo una mina y más encima menor que yo”. Así que lo ignoré y dejé que pasara el tiempo.

Durante este espacio,  me corté el cabello ,porque siempre me ha gustado el pelo corto. Después de habérmelo cortado, ella me sonreía y me hablaba más de lo normal. Aún no sé, si eran rollos míos o pasaba de verdad, pero con el tiempo nos hicimos más cercanas.

Cuando viajamos a un campeonato, ocupamos una pieza juntas. Estaba súper nerviosa y para empeorarlo, eran de esas camas matrimoniales; me quería morir de lo nerviosa que estaba.

La primera noche nos besamos y así fue en todas las noches del campeonato. No pasó a ser más que besos, nunca me había sentido tan bien al lado de una persona.

Fue algo súper bonito, aunque no haya sido duradero y aunque quedamos en mala. Ahora,  apenas nos miramos. Me cuesta aceptarme como soy, sin embargo, le agradezco por abrirme los ojos y enseñarme lo que en verdad soy.

0 comentarios URL corta
Lucas, 19 años, La Rioja, Argentina
Hola! Me llamo Lucas, tengo 19 años y prontamente a cumplir los 20. De La Rioja, Argentina. Bueno, primero felicitarlos por la página, no saben lo bien que me hizo en su momento encontrar este lugar con tantos testimonios, en donde por fin me pude darme cuenta que no era el único. MI historia, uu...
Violeta, 15 años, Santiago. Chile
Es difícil contar esto, pero siento que lo necesito... Partamos cuando tenía 12 años, estaba enamorada de mi mejor amiga, la encontraba la mejor persona que pudiera existir. Con ella di mi primer beso, pero me di cuenta que me daba miedo estar con ella, ya que me había recién cambiado de colegio (el...
Moisés, 18 años, Temuco
Bueno no sé cómo comenzar esto, pero creo que desde que tengo uso de razón sé que soy gay, esto hasta el día de hoy es un gran peso sobre mis hombros. Mis padres son evangélicos y en especial mi madre es muy apegada al evangelio, desde pequeño me enseñaron que esto estaba mal, que yo no era así p...

No hay comentarios.

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.