Juan, 22 años, Temuco. Chile

Parisian Love LockPensé que ya me había “curado” de la homosexualidad. Pensé que esto era por la adolescencia, que primero estaba la familia y no yo. Pensé tanto que me olvide de que estaba viviendo lo que más odiaba.
De la homofobia a la homosexualidad hay un solo paso, de decirles a mis amigos “qué asco estos weones” a pensar en mi interior que sólo quiero contarles que me gustan los hombres.

Todo “volvió” después de mucho tiempo de no pensar en nadie, viviendo una vida normal, estando con mujeres y pasándolo bien. Me llegó una invitación de uno de mis mejores amigos que vive en el sur: “Juanito, por qué no vienes a mi casa este fin de semana”. Accedí, tomé un bus y fui a pasar el fin de semana con él y su familia.

Fueron días inolvidables, pero antes de volver a mi casa me di cuenta de que lo había mirado con otros ojos, me gustaba mi mejor amigo, el que por supuesto no sabe que me gustan los hombres. La verdad es que desde que llegué a mi casa no ha existido momento en el que no haya pensado en él. En estar juntos, viviendo en nuestra casa (son cosas que imagino).

Nunca antes pude afirmar que me había enamorado, pero creo que lo estoy, el gran problema es que él tiene polola, pero el mayor es que no es gay. Sé que todo esto es una maldita ilusión, por las noches es lo peor, ya que hablamos por chat hasta tarde todos los días, él me dice que me quiere, pero porque somos mejores amigos, ¿Qué hago? ¿Le digo? o sigo siendo el mejor amigo para nunca perderlo.

Nunca pensé escribirle a nadie esto, pero lo amo y si existiera la mínima posibilidad de que él quiera estar conmigo, lo dejaría todo por amor.

photo by:
0 comentarios URL corta
Gael, 16 años, Guayaquil, Ecuador
Hola otra vez. Hace tiempo escribí con un cierto grado de melancolía, pero he podido afrontar todos esos obstáculos que no nos dejan avanzar y aquí estoy, un poco alegre, pero no del todo. Estoy orgulloso conmigo mismo, porque he avanzado con este proceso de "salir del closet" para evi...
Efrain, 22 años, Punta Arenas, Chile.
Hubo un tiempo en que mis menudos hombros cargaban el peso del “qué dirán” por lo mismo mi lengua expulsaba mentiras a su alrededor, mis ojos marrones estaban desesperado por no poder ser sincero y mi delgado cuerpo se sentía vacío, sin orientación… No entendía por qué vivía en un mundo tan oscur...
Nicolás, 25 años, Chile.
Antes de comenzar, me gustaría agradecer a esta página porque hace unos años atrás escribí por un gran problema del cual no supe cómo enfrentar y por el cual me gustaría que todos leyeran mi antigua entrada antes de poder entender todo esto. Dejaré el link de aquella vez que escribí a Joven Confu...

No hay comentarios.

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.