Edward, 18 años, Bogotá. Colombia

black-white-boy-confused-depressed-man-Favim.com-339143-300x300Hola, un saludo desde Colombia a todos los que empezarán a leer mi historia.

Quiero agradecer a esta página por permitirme contar mi historia, esto es realmente importante para mí, he estado leyendo las demás historias y son muy profundas y conmovedoras, me he identificado con muchas.

Bueno, tengo 18 años, mi historia comienza a los 11 años, mi infancia fue buena aunque pasé por situaciones difíciles. He vivido mis 18 años sin un padre, el mío nunca lo conocí, aunque mi madre lo ha sido todo para mí, es lo que más amo en la vida.

También viví la separación de mi familia que era muy unida, eso me empezó a cambiar, empecé a ser un chico solitario, antisocial y amargado, ya no tenía amigos, etc.

Durante toda mi vida escolar cambié de colegio al menos unas 9 veces ya que mi familia se mudaba de ciudad constantemente.

Siempre conviví más con mujeres que con hombres, ya que en mis largas vacaciones me quedaba en casa de unas tías a las cuales adoro, el caso es que entre más tiempo pasaba tenía más amigas pero menos amigos, eso me ponía triste pues deseaba poder tener un amigo y hacer todo lo que suelen hacer los amigos, veía a los demás compartiendo y yo no tenía un amigo con el cual compartir las cosas de chicos.

A mis 12 años me mudé a otra ciudad, recién llegamos y tuve una depresión intensa, todo debido a que sentía miedo de la sociedad, de que me criticarán y lo peor es que no existía una razón para ello, pues para esa época todo iba bien con mi orientación sexual,  quizás era inseguridad y desconfianza de mí mismo.

Después de un par de semanas decidí ir a mi nuevo colegio. Yo estaba en sexto grado, allí conocí a un chico de mi edad, él estaba en mi clase, fuimos muy buenos amigos, pero después de dos años se fue a vivir a otra ciudad y nuevamente me quedé solo. Desde ahí empezaron los problemas mayores, después de que él se fuera todos me empezaron a hacerme bullying, me trataban mal, me quitaban mis cosas y un chico de mi clase me amenazaba.

Empecé a sentir temor de ir a clases, mi excelente rendimiento académico se fue al piso, desde ahí mi vida cambió por completo, ese solo era el comienzo. Así como fumar te va matando lentamente, así mismo desde mis 12 años mi alma, mi felicidad y mi libertad fueron desapareciendo.

Después de dos años nos mudamos a otra ciudad y allí entré a cursar el grado 9. Entré a un nuevo colegio, tuve miedo, inseguridad, desconfianza y algo de tristeza en mi primer día de clases, todo esto debido a lo que ya había vivido en el otro colegio; parecía una hormiga perdida en el desierto, el lugar era enorme.

En ese colegio había un chico que vivía en mi barrio, pero él estaba en otro grado. Yo lo veía casi a diario, me atraía y mucho, realmente no sé si desde ahí o desde antes estaba empezando a ver a los chicos de otra forma, el caso es que mi manera de pensar cambió y mi vida también, más de lo que ya había cambiado. En fin, a ese chico yo no le agradaba, me miraba mal, con su mirada me hacía sentir como un bicho y sin siquiera conocerme.

Después de dos años y medio, nuevamente nos mudamos a otra ciudad que es donde actualmente vivo, en esta ciudad pude aprender muchas cosas sobre la vida, sobre las clases de personas que me rodean, allí aprendí que uno también puede amar a un amigo, pero amarlo como amigo o como un hermano, no como algo más pero esa parte de la historia la verán más adelante.

En mi nuevo colegio y salón de clases sólo me la pasaba con chicas, los chicos rumoraban cosas sobre mí, esto se debe a que normalmente un hombre común es grosero y despreocupado de su vestimenta y sus actitudes, en cambio yo soy educado, respetuoso y me preocupo por mi forma de vestir y el cómo me verán los demás. En resumen, soy un chico con valores, esto en un hombre es raro y se presta para malos entendidos, que en mi caso eran una realidad que yo ocultaba.

Antes pensaba que mis actitudes y pensamientos solo eran algo pasajero, una etapa de la pubertad, pero poco a poco fui madurando y me quité la venda, y me di cuenta de que la realidad era que sí me estaban gustando los chicos. En mi salón habían tres chicos muy atractivos, al menos para mí y un acercamiento a ellos era como un sueño cumplido para. Pero ellos eran o son muy machistas;  aunque había uno que se acercaba a veces, al menos no me rechazaba tanto como los otros dos.

Un día hablé con una compañera y le dije que deseaba trabajar, así que le pedí ayuda para encontrar algo y unas dos semanas después me dijo que había un club de golf donde podía trabajar. El día de la entrevista estaba muerto de nervios, también sentía inseguridad y desconfianza, todo por pensar en el qué dirán los demás chicos que trabajaban en ese lugar. Al final pasé la prueba y empecé a trabajar a la siguiente semana. En ese lugar aprendí más cosas fundamentales de la vida, el trabajo deja grandes lecciones. En ese lugar tampoco se hicieron esperar las críticas y rumores sobre mi orientación sexualidad, que siempre trataba de ocultar, yo solamente tenía vergüenza, temor y mucha más desconfianza de mí mismo.

Pasaron casi 10 meses y recién habían llegado unos 8 chicos nuevos a trabajar allí, yo trabajaba los fines de semana, días festivos y en vacaciones, porque en ese tiempo yo estaba haciendo grado 10°. Recuerdo que el 1 de Junio de ese año estaba en el trabajo y uno de los chicos nuevos preguntaba por mi nombre, me buscaba sin conocerme, pero ya sabía mi nombre y de repente me pregunto a mí mismo y pues yo le dije que la persona a la que busca era yo. Resultó ser que es el hijo de una ex-amiga de mi mamá, charlamos y desde ahí nos comenzamos a conocer, nos hicimos lo mejores amigos. Era maravilloso estar con él, hacíamos muchas cosas juntos, como salir, reír, discutir y muchas cosas más, ya saben, la clase de cosas que suelen hacer los buenos amigos.

Puedo jurar que nunca tuve malos pensamientos sobre él, era como un símbolo de respeto para mí. Fue además la única persona que supo lo que me sucedía, nunca se lo había dicho a nadie, él lo tomo muy normal, yo le dije que con su presencia y su amistad mis pensamientos estaban cambiando a la normalidad, les aseguro que esa era la verdad,  ya no pensaba en chicos,  no los veía en la calle con otros ojos, etc.

Después de un tiempo empezó a cambiar conmigo, me fallaba, me dejaba plantado cuando planeábamos salir y yo era de esos tontos que le perdonaba todo, hasta que me cansé y decidí terminar con mucho dolor esa gran amistad que se estaba debilitando.

El mismo día que esa amistad murió, un chico de un país vecino me agregó en mi cuenta de Facebook y me habló, él sinceramente era o es muy apuesto, atractivo y todo lo demás. Nos empezamos a conocer por el chat y nos hicimos muy buenos amigos, teníamos gustos similares y muchas cosas más. Después de un tiempo, me propuso ser su pareja y sin siquiera saber nada sobre mi orientación sexualidad, eso fue como si me echaran agua fría por sorpresa, no sabía qué decir, pero al final charlamos sobre eso.

Él me decía muchas cosas bonitas que nunca nadie me había dicho, en las fotos que yo publicaba comentaba cosas muy agradables, pero con disimulo, puesto que nadie sabía de nuestros gustos por los chicos, aunque a él también le gustan las chicas. Finalmente, decidí aceptar ser su pareja, me trataba muy bien, yo me sentía casi completo, por fin había llegado a mi vida esa persona que por mucho tiempo deseaba tener conmigo, me sentía perfecto. Tener a esa persona que en las mañanas te escriba un bonito mensaje de buenos días y demás, eso era lo mejor que me podía pasar, aunque era triste saber que él estaba en un país vecino al mío, pero a miles de kilómetros.

Su voz era hermosa, muy seductora y atractiva, sus fotos eran como las de un modelo, lo juro que parecía ser el chico perfecto. Desafortunadamente, las cosas perfectas no existen y la felicidad no dura mucho, unos meses después todo acabó por las constantes discusiones que teníamos por sus celos. Él era muy celoso y quería tener posesión sobre mí y yo no podía aceptar eso, así que se acabó esa relación. Yo no dejaba de llorar en silencio, me dolía mucho perder a esa única persona que a distancia me amaba tanto y que me dio tantas alegrías después de muchos años de soledad y tristeza, tuve crisis depresivas y soledad absoluta.

Termino mi historia con lo que hoy siento, con lo que he resumido y concluido en mi vida. Hoy en día ya estoy graduado de la secundaria, estoy estudiando idiomas, trabajo 12 horas diarias, mi vida es una rutina constante, tengo algunas amigas, pero cada una anda pendiente de su vida y hasta ya se olvidaron de mí o están ocupadas. No salgo con nadie, me siento solo, triste, a cada rato me dan crisis depresivas que debo superar yo solo, mi madre no sabe nada de el mundo en el que yo ando encerrado, ya que yo siempre le demuestro lo feliz que vivo “supuestamente”. No le cuento mis cosas, no por desconfianza, sino más bien por vergüenza. A veces me pregunto cómo tengo la gran capacidad y el valor para fingir que estoy bien, todos creen que soy un chico feliz y con pocos problemas (si supieran mi realidad).

En los últimos meses me he preocupado más por mi físico, mi forma de vestir, de actuar, etc. Poco a poco estoy cambiando, pero esto es difícil, mi autoestima va como una montaña rusa, solo que sube poco y baja demasiado. También he estado investigando obsesivamente sobre todo esto que me está pasando para saber qué tan normal o tan anormal es que a un chico le gusten los chicos, siempre encuentro lo mismo y nada responde mis dudas.

Durante todos estos años me he negado a mí mismo ser homosexual y últimamente he sido más tolerante conmigo mismo y a veces logro aceptarme, pero me siento como si estuviera cometiendo un crimen, es horrible sentir culpa. He decidido seguir mi vida y simplemente esperar a ver si llega esa persona con la que cada día sueño, solo deseo que en realidad exista.

Últimamente, a diario pienso que no soy nadie, que no valgo nada, que no hay nadie para mí, que soy un asco y que todos me ignoran y me rechazan, pero a la vez me siento observado como un extraterrestre, me siento más solo que nunca y todos los días mi mundo es un mar de nostalgia, casi todas las noches no puedo evitar llorar con una almohada para que nadie me escuche, oigo música que me tortura pero a la vez me permite desahogarme por un instante.

Mi paz, mi libertad y mi plenitud sólo las logro tener cuando estoy solo, me distraigo cantando y escribiéndole poemas a mi soledad.

Finalmente, solo desearía poder encontrar a esa persona que esté conmigo, que me ame, me respete y me de su todo así como yo estoy dispuesto al darle mi todo. Mi mayor deseo seria tomar un avión, irme lejos muy lejos a un lugar hermoso y aislado de todos y estar feliz con la persona que espero tener conmigo por el resto de mi vida.

Gracias por leer mi historia y a la página por permitirme darla a conocer.

photo by:
7 comentarios URL corta
Pablo, 21 años, Santiago
En primer lugar, muchas felicitaciones a esta página, es una gran ayuda para muchos. Pues bien, cuento mi historia... Me llamo Pablo, soy el único hijo de una familia de clase media de región, actualmente de 21 años. Siempre muy unidos, me crié con mi mamá y mis abuelos, porque mi padre para v...
Francisco, 21 años, Santiago
Durante toda la vida he visto en mi familia, por parte de los hombres que la componen, el repudio a la gente homosexual, mi padre es militar y mis hermanos sacaron algunas de sus formas de pensar, lo cual siempre inconscientemente me obligaba a creer que era hetero. Siempre la gente me señalaba como...
Nicolás, 22 años, Santiago, Chile
Hola, agradezco a mi psicólogo que me enseño de esta página con el fin de encontrar alguna forma de apoyo para personas como yo, me gustaría compartir mi historia y estar abierto a escuchar consejos y/o criticas: Llevo poco más de 5 años notando que me atrae más un cuerpo masculino que uno femeni...

7 Respuestas a “Edward, 18 años, Bogotá. Colombia”

  1. Camilo A. 5 diciembre 2014 3:30 am #

    Hola! Tambien soy de Colombia, soy de Bogota, y me vi en tu historia. Tengo 15, y vi mi vida en tu historia… y me causo tanto sentimiento que llegue a llorar… jajajaja. Déjame decirte algo; yo tambien tengo muchas mas amigas que amigos en el colegio y… en todo en general, y es que creo que a los 15 los hombres no han logrado madurar lo suficiente para lograr entender el mundo y la sociedad, yo creo que he llegado a un grado de madurez muy alto, al que creo que la mayoria de los gays llegan, no se por que, pero asi lo he visto. No te sientas solo! Mira, yo estaba igual, cambie de residencia, lo cual implicó cambio de colegio y todo, y mis amigos me fueron dejando atras, en mi nuevo colegio era timido, y me llegaron a hacer bullying, pero la verdad no me importaba lo que dijeran. Empece a tener amigas que quiero mucho, y empece a salir del closet en mi circulo social, la respuesta fue increible. Pero, todo cambio, un dia dije “tengo que cambiar YA” y lo hise, siendo ahora uno de los lideres del colegio (que ironia, solo dos hombres, el resto mujeres) y decidi ser YO MISMO, sin ser lo que solia ser, un actor ante la sociedad de lo que queria que ellos fuera, y me ha ido muy bien. Te doy ese consejo, cambia a ser lo que TU eres, sin que lo que los demas digan importe, tambin me preocupo por mi vestimenta, fisico, actitudes, pero para mostrar lo que soy, y mostrarles a todos un aviso de PELIGRO.
    Suerte, ame tu historia. Me gustaria hablar con tigo, tenemos tanto en comun. jajaja

    Thumb up 3 Thumb down 0

    • Equipo JC 5 diciembre 2014 10:41 am #

      Gracias por tu comentario Camilo, te felicitamos por tus avances :) Te invitamos a enviarnos tu testimonio. Un abrazo!

      Thumb up 0 Thumb down 0

    • Edward 10 diciembre 2014 11:07 am #

      Hola Camilo
      Gracias por haber leído mi historia y me da gusto que te haya gustado y que te hayas identificado con ella, también gracias por las palabras y los concejos que me das, son realmente valiosos para mi y estoy seguro que los tendré en cuenta.
      Por otro lado que agradable que quierquieras contactarte conmigo realmente es algo gratificante y seria bastante bueno, ahora la pregunta es como podríamos contactarnos?

      Thumb up 0 Thumb down 0

      • Equipo JC 10 diciembre 2014 12:21 pm #

        Chicos, la única opción que podemos ofrecerles para mantener el contacto es a través de este medio. No se permite la entrega de datos personales en este sitio web.
        Saludos,
        Equipo JC

        Thumb up 0 Thumb down 0

        • Edward 11 diciembre 2014 6:59 am #

          Lo se, leí bien las reglas y se que no se puede publicar nada de eso.

          Thumb up 0 Thumb down 0

          • Camilo 14 diciembre 2014 5:35 am #

            Denada, y pues si esta es la unica forma en la que se podria, bueno, por este medio sera.
            Y ya mande mi relato! Pero no lo publican! Y pues la verdad me gustaria que lo publicaran…

            Thumb up 0 Thumb down 0

          • Equipo JC 15 diciembre 2014 15:03 pm #

            Camilo, somos un pequeño equipo de voluntarios y nos tomamos el tiempo necesario para redactar y subir los testimonios. Ya lo publicaremos. Saludos,

            Thumb up 2 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.