Eduardo, 17, Caracas, Venezuela

Broken and Used; Dazed and ConfusedMi historia es un tanto complicada, y esta es sólo la primera parte.

Hasta finales de tercer año de educación media todo iba relativamente bien en mi vida (a nivel mental, o como prefieran llamarlo), a pesar de que, desde siempre, prefería masturbarme con temáticas gay, pero me inventé un porqué psicológico para justificar tal práctica y no le di mayor importancia.

En primer año inicié la que fue mi primera relación seria, y aunque desde un principio fue caótica, creo haberla “amado”, aunque hoy en día me lo cuestiono mucho. Volvíamos y terminábamos. A veces, durábamos tres meses, a veces cuatro, y así estuvimos hasta tercer año, cuando en el sexto mes de haber vuelto ella me fue infiel con uno de mis “mejores amigos”. A partir de ese momento, en mi mente nada volvió a ser de la misma forma. Cambié, o tal vez maduré mucho más. No volví a ella, pero ocurrió lo opuesto, y ella me contactó unos meses después, en vacaciones (cabe destacar que estudiamos en la misma institución, ella en un año más bajo que yo), y yo la acepté, sabiendo que más temprano que tarde, me haría lo mismo. Y así fue, pero no me importó. No lloré, ni me “deprimí”, ni sentí que mi mundo se venía abajo. No me eché a morir, y comencé a cuestionarme muchas cosas, y a averiguar la verdadera razón acerca de por qué me atraían los hombres…

Aunque, antes de eso, debo dejar claro que siempre fui objeto de bullying, o casi siempre… A dónde fuera, usualmente recibía comentarios negativos de otros jóvenes, quienes afirmaban que yo tenía cara de gay, y me ocurrió en al menos tres o cuatro colegios diferentes, por lo que, por más que yo les dijera: “Los gays no tienen una cara específica, idiotas”, para mis adentros comenzaba a cuestionarme si aquella suposición era cierta, ya que no era normal que me sucediera tan a menudo. Realmente yo no me sentía una persona “amanerada”, a pesar de que nunca fui bueno en los deportes o extremadamente varonil y machista, porque siempre consideré que, sin importar esos detalles, yo era un hombre, y me comportaba y aún me comporto como tal. Nunca me sentí menos, aunque mi papá siempre trató de hacerlo por mí. Siempre fui humillado por él. Por cada error que cometía recibía una larga charla, o golpes (algo muy común en mi país), y cuando lloraba de la impotencia decía: “Lloras como una mariquita, sé un hombre y cállate”. Yo hacia lo que él me decía y me calmaba, y luego lloraba en las noches, sin que nadie lo notara…

Sé, y siempre lo he sabido, que soy diferente. Y no porque no juego fútbol, o no salgo a fiestas, o no tengo muchos amigos hombres, sino por la mezcla de todo eso, y mucho más que siempre conformaron un “todo” en mi vida, y me hicieron notar que yo no era como el resto de los adolescentes “normales” ante la sociedad. Siempre fui en contra de la marea, cosa que me hizo la primaria un tanto difícil, ya que nunca iba ni siquiera a las fiestas de la escuela, y mucho menos a las de mis compañeros… Fui algo tímido en esta primera etapa de mi vida, pero aunque era muy pequeño todavía, tuve unas cuantas “novias” (de esas típicas a tan corta edad, con las que duras una o dos semanas y se dan como mucho un par de besos en la mejilla). En el bachillerato, en cambio, ser tan anormal y loco, (como yo me he descrito siempre, en el buen sentido), me trajo personas similares a mí, con quienes disfruté muchísimo, hasta ahora, que estoy a la espera de mi acto de graduación (que se llevará a cabo a finales de este mes).

Lo siento por desviarme un tanto del tema, aunque, como dije, supongo que lo que soy viene dado por un todo, y lo que les he contado es parte de ello… Mi confusión, y la razón por la que estoy colocando este testimonio en esta página, inició hace ya unos cuántos meses: en Noviembre del 2013, poco después de haber terminado por última vez y para siempre con mi primer amor (con la cual, eso si, a pesar de los 4 años que duró nuestra relación, entre ir y venir, nunca tuve un encuentro sexual).

Mi triste relato inició con una simple solicitud de amistad en Facebook… Cuando la recibí, primero vi unas cuantas fotos de la persona, y noté (además de lo guapo que era) que había cierta posibilidad de que fuera gay, y de que estuviese agregándome para salir conmigo, o algo así. De todos modos, lo acepté. Sólo para dejarlo claro: no pensé que tal vez querría invitarme a salir porque soy súper egocéntrico o algo así, sino porque ya me había pasado unas seis veces, y cuando el chico en cuestión me decía de forma “oficial” que quería salir conmigo, yo lo bloqueaba automáticamente de toda red social, por miedo a lo que pudiese llegar a ocurrir. Fue así como, ciertamente, el chico me escribió y me dijo que le llamaba la atención, que él era bisexual, y que le gustaría conocerme. Tras ello, comenzamos a hablar, y como desde un principio no le dejé claro qué inclinaciones poseía yo, ni le dije: “Que asco, lo siento, yo no soy gay”, él se sintió seguro hablándome, y consideró que yo era como él y que estaba dispuesto a conocerlo. Se equivocó un poco, porque no tenía en mente hacerlo (en un principio). Me daba miedo, por muy hermoso que pudiese parecer en sus fotos. Pero de igual forma, seguimos hablando unas dos semanas, en las cuales le expliqué que me encontraba confundido pero que no quería encontrarme con él para que ocurriese nada, sino para hablar y desahogarme acerca de lo que estaba sintiendo. Así qué, obvié todos mis pensamientos acerca de lo que podría salir mal, y fui a verlo, en las instancias de una universidad de mi ciudad.

Recuerdo que esa primera vez realmente no ocurrió nada, pero yo me quedé completamente atontado cuando lo vi. Era mucho más hermoso que en fotos, debo decir, y algo más alto que yo. Lo que sentí fue inexplicable, porque podía realmente verlo, observarlo completamente, ya que él era “de esa forma”, así que no iba a propinarme un golpe porque yo lo viera. Y así lo hice. Lo vi por horas, y hablamos de tonterías. Él me pegaba mucho en la mano, o me lanzaba pedazos de grama, como buscando un contacto físico conmigo, pero yo me hice “el duro”.

La semana siguiente volvimos a vernos, y esta vez dejé que ocurriera lo que nunca, en toda mi vida, pensé que pasaría. Dejé que me besara. Fue extraño. Muy extraño. Porque sentí que ese no era yo, me pregunté: ¿y ahora quién o qué soy?, y le dije: “eh, eso fue raro, pero hazlo de nuevo a ver qué siento”, y me besó. Y ahí me quedé enganchado. Nos besamos por horas. Nos vieron muchísimos estudiantes de allí, y a pesar de lo bochornoso que pienso ahora que fue, en aquel momento no me importó, porque recién estaba descubriendo una parte de mí que pensé que nunca “destaparía”. Pero no, el cuento no terminó como una historia más de Disney, y a pesar de lo increíble que fue, y del clímax que alcancé, llegué a mi casa gritando (literalmente) y sintiéndome asqueroso y sucio, por lo que tomé un baño, y a la par lloraba y pensaba en él, y en que jamás podríamos estar juntos, porque pensaba que iría al infierno por amar a otro hombre, ya que eso es lo que mis padres me enseñaron…

Ese mismo día, al salir del baño, le escribí a él, y le dije que lo sentía mucho pero que nunca podría estar con él, ni tener un novio (porque él me propuso que lo fuéramos, y me dijo que le gusté mucho, como persona y físicamente), y que sólo podíamos ser amigos, pero que nunca más lo iría a ver de nuevo. Fue así como él claramente se molestó, y me dijo unas cuantas cosas… Yo incluso lo borré de Facebook, pero… unos dos días después tuve este impulso de escribirle, de tenerlo, de abrazarlo, de besarlo de nuevo, y le dije que lo sentía, que sí lo quería como pareja, que estaba confundido y que me disculpara, pero él ya no quería saber nada de mí, y aunque me agregó de nuevo, no volvió a responderme.

Y al final, su partida significó el primer choque amoroso de este tipo en mi vida, y el comienzo de otra etapa, muy llena de confusiones y dolor, en la que todavía me mantengo… Ya no sé qué hacer, y claramente no tengo idea de quién soy. Y trato de fingir que me siento bien, pero en el fondo no lo estoy, porque no estoy seguro de con quién quiero estar en el futuro, si con un hombre, o con una mujer. Pero no me atrevería a decir que perdí mi identidad, porque no puedo negar lo que sentí aquel día, que tuve el primer y único contacto físico que he tenido con otro hombre.

photo by:
3 comentarios URL corta
Tomás, 21 años, Santiago
Mi nombre es Tomás, tengo 21 años y estudio una carrera muy tradicional. No sé si en esta etapa soy un hombre confundido. Creo que no, considero que mientras más pasa el tiempo, más asumo mi condición, aunque me cueste. No ha sido fácil poder escribir, ya que ni a mi sombra se lo he contado… es deci...
Rodrigo, 26 años, Quinta Región
Aprovecho esta oportunidad -de la cual estoy muy agradecido- para desahogarme. Tengo 26 años y soy homosexual, aún habito en el closet pero tengo un pie afuera y los planes de salir pronto. Sin embargo, la soledad o su mero recuerdo son algo tormentoso. Creo que es algo por lo que todos pasamos algu...
José, 13 años, Chile
Para empezar, me voy a describir un poco: 1.62m, contextura media, pelo café oscuro, ojos miel y rasgos faciales finos (casi femeninos según algunos), sensible, fiel pero rencoroso. Desde chico (9-10) que sentía cosas por hombres, pero lo negaba... Un día, a los 12, tuve un extraño encuentro con un ...

3 Respuestas a “Eduardo, 17, Caracas, Venezuela”

  1. JonathanL 20 julio 2014 16:21 pm #

    Hola Ed, yo soy de Venezuela – Bolivar, es cierto al principio es un poco confuso, recuerdo bien que cuando bese al primer chico en mi vida, sentí muchas que, al principio fue positivo, pero luego esto me causo remordimiento, sentimientos de nauseas, asco, y es que es una etapa que supere al aceptarme tal y como soy, con mis defectos y mis virtudes, y es que todo radica alli en la aceptacion, ademas que no estaba preparado para ese tipo de relaciones …. pero actualmente yo me siento bien conmigo mismo… para esto te recomiendo lo siguiente:

    1) Habla contigo mismo frente un espejo y reflexiona, tus defectos, tus virtudes, que quieres en tu vida, que no quieres, con quien desearías estar y pasar el resto de tu vida con una mujer u hombre? en tu futuro.

    2) desaogate con un amig@, yo personalmente le cuento mis cosas a Dios xD se siente tan bien hablar con el en un cuarto, donde puedas manifestar tus sentimientos sin ser juzgado o criticado sobre los problemas, la familia, tus sentimientos.

    3) valorate, quierete, vale mas de lo que crees y puedes hacer muchas cosas en tu vida, que el hecho de no tener pareja no te deprima , el tiempo de Dios es perfecto, y cuando menos te lo esperes de manera muy extraña o casual obtendrás lo que deseas, de alguna manera u otra, ni te entregues a la primera persona que te invita o te agregue al facebook asi de facil pues no sabes sus intenciones, averigua que no tiene objetivos sexuales contigo unicamente porque que lata …. es tan vació ese estilo de vida u.u

    4) que tu vida no gire en torno a tus problemas personales, puedes distraerte haciendo otras actividades ( Estudiar), creeme estar en ocio mucho tiempo es realmente deprimente , te hace sentir desprotegido y necesitado. u.u ayuda a las demás personas de una manera u otra que el destino te lo recompensara, en mi caso ayudar y sacarle una sonrisa a una persona me hace sentir vivo :D.

    5) estudia, y aprende cuales son tus derechos según la constitución de la república Bolivariana de Venezuela. Con esto puede defender tus derechos con propiedad cuando alguien intenta hacerte bullyng, te aseguro que cuando alguno de ellos escuche algo relacionado con el CICPC,de leyes y asuntos legales bajaran la guardia.

    6) no caigas en provocaciones, existen personas que ni siquiera merecen tu atención ( pero eso no quita que dejes manipular por ellos y aceptar insultos).

    7) en la universidad tu vida cambiara 😀 , eso te lo aseguro ..

    8) existen buenas personas con la que puedes confiar , tu instinto te lo sabra decir … asi que no pienses que te quedaras solo porque es mentira , no te alarmes..

    9) inspirate 😀 baila, canta, pinta, haz lo que siempre quisiste hacer, como hobby , y estudia tu carrera aparte la que te guste :D.

    10) Mira mijo, presta atención, no importa si no sabes quien o no te gusta, eso cuando te enamores lo sabras y ya … no es necesario que se lo digas a tu padres a ahora, muchos de tu amigos que te insultan han de ser unos envidiosos por no tener lo que tu tienes ;D ahahah,. como dicen por aca, Llave sea feliz , porque despues te lamentaras y csm diras en el futuro xDDD.

    Dios te bendiga pana, aqui yo desde mi ciudad guayana , con lluvia , comiendo arepa con mantequilla como Dios manda, cuidese men, no le pares mucho a la gente, y sepa a defender sus derechos …. agarre caracter como la Doctora Monica Fernandez Y se ha dichoo pues.. ;D

    Thumb up 2 Thumb down 0

    • Eduardo 22 julio 2014 3:32 am #

      Hola, Jonathan. De antemano, gracias por tomarte el tiempo para leer mi relato, y por tu muy completa (y útil) respuesta. Tienes bastante razón en cuanto a la aceptación, y es una etapa que estoy viviendo y afrontando ahora, pero, como dije, estoy lleno de miedos y confusiones al respecto… Y gracias por la bendición. Que Dios te bendiga a ti también. Fue bastante agradable recibir un comentario de un hermano de mi país. Tomare en cuenta cada consejo, aunque, el 1, el 2 y el 4 ya los practicaba… Yo soy una persona feliz lo soy., y hace bastante que salí de esa etapa en la que crees que el mundo acabará por cualquier tontería. Pero como dije, muy en el fondo tengo ese “algo” que de vez en cuando me amarga uno que otro día… A veces me digo a mi mismo “soy hetero, y sino, lo seré. Puedo cambiar”, y luego en la calle veo a un chamo muy guapo y pienso “…………… Vaya, me gusta” . Es algo innegable. Y a veces me odio por eso, porque, sí, al igual que tú, suelo hablar con Dios cada vez que puedo, sólo el y yo; pero me siento a veces culpable haciéndolo, ya que lo que mi familia siempre me enseñó fue que ser como creo que soy es un pecado infernal y demoniaco, y que Dios jamás se preocuparía por mí ni me abriría los brazos siendo de esta forma… Pero bueno… De nuevo, muchísimas gracias. Y definitivamente leeré la Constitución, jaja.

      Thumb up 0 Thumb down 0

      • JonathanL 22 julio 2014 13:08 pm #

        ahhahaa chevere pues, y bueno con respecto a la parte biblica y familiar supongo que ya sabes un poco de eso no? aunque yo nunca he leido una biblia lo unico que se es que Dios no puede juzgar a una persona por amar de distinta manera no ? te podria contar mil y un casos y sucesos acerca del tema pero creo que ya sabes a lo que me refiero … ademas solo imagínate que todo el mundo fuera hetero .-. estaríamos sobre poblados no? los humanos no somos los únicos , están los animales , los insectos y alrededor de 500 especies que practican este tipo relaciones … yo estoy orgulloso de ser gay, pues si no fuera por esto, no habría aprendido , la cantidad de cosas que se ahora y la experiencia que he ganado, si fuera hetero a lo mejor seria aburrido D: … que es de la vida sin un poco de emoción, problema y drama ?

        e.e pocas personas saben que lo soy y con eso soy feliz 😀 el único inconveniente son mis tios y tias ahaha tu sabes que siempre lo primero que preguntan, es como te va con los estudios, y las novias xD

        pero bueno vale tratando de ser felices 😀 y a mis 18 años .-. me falta mucho por vivir, tengo mas o menos claro lo que quiero en mi vida, de lo realmente estoy seguro es que la biblia debería actualizarse xDDD … existen muchas cosas que hoy en dia son muy absurdas y tranquilo Dios no te tirara al infierno , mientras que estes orgulloso de ti mismo, y no sientas culpa de tus actos, y tu consciencia este tranquila … eso es mas que suficiente … saludos 😀

        Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.