Juan, 24 años, Santiago. Chile.

026/365:

Hoy me encuentro en cama, resfriado y solo y veo como la vida pasa y pasa y yo aquí sin hacer nada. Vengo de una familia de 6 integrantes, soy el último y soy homosexual, mi infancia estuvo marcada por el bullying, no por mi condición si no que por niños molestosos, además de un tipo (abuso) que recibí en ese colegio de una niña y un niño mayores que yo, besos a la fuerza e incluso penetración por parte de este chico. Nunca lo conté por vergüenza y susto hasta hoy y una vez que estuve con tratamiento psicológico, que no he terminado. Mi familia no sabe nada de esos abusos, solo saben de los maltratos que recibía y no hacían nada y si hacían algo era para peor, ya que se desquitaban conmigo y mejor quise seguir en silencio.

Luego me tocó partir de casa, ya que en el colegio solo se estudiaba hasta 6to básico, y me fui a un internado, mi pasada por el fue más o menos, tampoco puedo decir que la pasé mal, igual no faltaron los chicos que me decían maricueca y todo sus derivados. En ese lugar estuve dos años y luego me tocó salir nuevamente a otra ciudad a continuar con mis estudios de enseñanza media, también estuve en un internado y conocí gente, mis amistades siempre las cuento con los dedos de una sola mano, y bueno, pasaron los años y terminé la enseñanza media.

Pasé un año vagando, ya que mi mamá me lo pidió, creo que fue para no quedarse sola y eso fue en el campo. Yo quería seguir estudiando, no me quería quedar solo con la enseñanza media, y partí a Santiago.

Aquí conocí a una persona con quien tuve sexo solo una vez y nada más, él me mandaba mensajes para juntarnos, pero yo sabía lo que quería y le dije que no, pasaron los meses y terminé una carrera este año relacionada con la salud. Trabajo no encontraba y sí encontraba pagan muy poco, y ahora me estoy preparando para la PSU, mi próxima meta es llegar a la universidad.

Hace un mes me pasó algo muy bonito y curioso a la vez, conocí a un chico por una red social, por mis 24 años y todo lo que me ha tocado, no soy muy amistoso y me da miedo tomarle cariño a la gente, pero pasó lo que no quería, me encariñé, muchos dicen las palabras son solo palabras y que el sentimiento es otro, pero para mí era mucho más que eso. Fueron 3 semanas de conversa día y noche y creo que me llegó al corazón por primera vez en la vida, y pasó lo que me temía, me dijo que se iba por motivos de salud, cerró sus cuentas sociales, se despidió de mí de una forma tan linda que quede mal, ya será una semana de la despedida y lo extraño, él era la persona que me subía el ánimo sin saberlo, me decía que no era feo que era lindo por fuera y dentro, sencillo, siempre con la verdad, entre otras cosas.

Algunos pueden decir que él jugó conmigo, pero no sentí eso, no sé si fue estar ciego de que había encontrado a esa persona que había estado buscado u otra cosa, he llorado todos los días por él, lo he buscado por todos lados, lo último que me dijo que guardara una foto suya para que lo recuerde ya que iba a hacer lo mismo.

El tema es que ahora me encuentro muy mal, tengo miedo de que me vuelva a pasar lo mismo, también ya tengo 24 años y en unos meses más cumpliré 25 y no faltan las bromas de “y la polola cuando??”. Además, son muy homofóbicos todos, se ríen de los homosexuales y a pesar de mi dolor también debo hacer lo mismo en ocasiones, yo creo que ellos saben, pero no se atreven a preguntarlo e incluso una vez mi mamá me dijo “podemos conversar” y yo sentí que era de ese tema y me puse nervioso y le dije que no, que no quería y bla bla bla bla, y aquí estoy, sufriendo por mi condición, sufriendo porque me tocó a mí, sufriendo por esta persona que desapareció sin dejar pista alguna y como siempre solo, no tengo a nadie a quien contarle mis problemas y a veces me dan ganas hasta de suicidarme y terminar con todo, pido todas las noches no despertar, que ojala me de un infarto, cualquier cosa, pero ya no seguir viviendo, mi vida ha sido triste y no quiero seguir así.

Doy las gracias de que exista este espacio para por lo menos a través de la escritura desahogarme.

photo by: Josh (broma)
3 comentarios URL corta
John, 23 años, Chile
Siempre supe que no era igual a todos, me llamaban la atención los niños de mi curso y mis amigos, a los 15 sentí que lo que me pasaba era malo e intente quitarme la vida, pero era por miedo a mi familia católica, a una abuela y hermano homofóbicos. No lo hice por miedo a la muerte y me sentí la per...
Ignacio, 24 años, Chile
Tengo 24 años. Hace muy poco asumí plenamente mi homosexualidad, aunque pocas personas saben lo que soy. Todas ellas son gays y me han prestado su apoyo, pero algunos días atrás, me atreví a contarle a una amiga. Mi mayor miedo siempre fue el rechazo y el temor. Mi familia es sumamente conservado...
Jorge, 17 años, Temuco
Hola, desde que tenía 4 años me sentía atraído por hombres, desde chico me gustaban mis primos mayores, prefería jugar con mis primas que con mis hermanos. Luego, cuando llegué a básica esto se acabó, me comenzaron a gustar mis compañeras de curso y este sentimiento por mis primos se fue y quedó en ...

3 Respuestas a “Juan, 24 años, Santiago. Chile.”

  1. Seko 14 octubre 2013 14:58 pm #

    me pasa algo muy similar a ti, sólo que no soy tan depresivo ni quiero morirme, pero tengo 24 y aún sin experiencia en nada por andar ocultándolo, ya estoy chato.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Juan 15 octubre 2013 3:54 am #

    Hola
    Lo del suicidio va por otros problemas que tengo que no redacte en este testimonio, como por ejemplo sentir que soy el cacho de la familia, tener una enfermedad, que va ser de mi en el futuro, son pequeñas cosas que algunas sí tienen solución otras son para toda la vida

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • pestañas 15 octubre 2013 10:28 am #

      Juan, si necesitas que te recomendemos un psicólogo de confianza, envíanos un correo. Saludos.

      Thumb up 1 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.