Luis, 21 años, Costa Rica

Texting in the ParkHola primero que todo quiero decir que un día de estos que me sentía mal, estaba viendo páginas en Internet y por cosas de la vida me salió esta página, leía los testimonios de los demás chicos, y  me identificaba con algunos.

Soy el segundo hijo del matrimonio, la verdad mi niñez fue muy fea porque viví agresiones intrafamiliares, mis papás solo peleando vivían, más cuando mi papá llegaba ebrio a la casa, él le pegaba a mi mamá, y pues casi era todos los días. Pasado el tiempo deciden separarse, cuando yo tenía 5 años, mi mamá, mi hermana mayor y yo nos fuimos a vivir con mi abuelita materna, pues mi papá le quitó la casa a mi mamá y nos dejó en la calle. Para mí y creo que para cualquier niño a esa edad es muy difícil una separación de padres, la verdad en mi vida han sido momentos muy difíciles, muy amargos.

Luego entro a la escuela y pues lastimosamente me toca pasar por el bullying de mis compañeros y mi maestra, en la escuela tuve un mejor amigo que prácticamente ya no lo es. En la escuela tuve una experiencia homosexual con dos chicos que eran compañeros míos, pero antes de esos dos chicos lo hacía con dos primos, nunca se lo llegué a contar a mis papás. Mi abuelita cuando lo hacía con mi primo siempre nos encontraba y nos regañaba, pero nunca nos decía que lo que hacíamos era malo, siempre que mi primo venía del Salvador a Costa Rica, que es donde yo vivo, pues lo hacíamos. Nunca tuvimos penetración. Sólo era como el roce, la verdad nunca entendí por qué hacíamos eso y nuestras mamás nunca nos decían si era o no malo.

Pasó el tiempo y entré al colegio, años de amargura, pues me sentía confundido porque no sabía si me gustaban o no los hombres, pero eran pensamientos a los cuales no le prestaba atención, la verdad pasaba el segundo año de colegio y pues esos pensamientos ya eran más persistentes y me cuestionaba si era o no gay. Tenía miedo de la reacción de mis papás, pero traté de ignorar eso.

Cuando estaba en tercer año de colegio entré en depresión, ya que esos pensamientos eran aun más fuertes y temía lo que dijera la gente o mis papás, que me dejaran de querer. Me quedé ese año y el siguiente año igual, me pasaron de colegio y pues decidí experimentar para saber si era o no gay. Experimenté con un muchacho y pues siempre me buscaba para tener sexo, nunca entendí por qué caía siempre y me usó. Lo dejé de ver, y conocí a otro muchacho. Él fue mi pareja y nuestra relación duro dos semanas, ya que cuando tuvimos relaciones me dejó y me dijo que no quería nada conmigo.

Me sentía solo, angustiado y le conté a mi mamá lo que me pasaba y me buscó una psicóloga. Mi papá lo que hacía era decirme muchas cosas y mi abuelita materna solo indirectas o tratándome mal. Decidí formar una vida nueva, quise que al conocer otro joven fuera algo serio. Busqué a Dios, ya que no lo buscaba y entré a la iglesia católica, entré en un grupo muy bonito, la verdad me sentía bien en ese grupo, hicimos un viaje y fue muy bonito la verdad, pero en un tiempo hicimos otro viaje a San Jose, a la capital de Costa Rica, a conocer el seminario mayor y nunca pensé que en ese viaje iba a encontrar al chico más maravilloso, creo que ahí empezó mi historia de amor, nunca creí que fuera como la que quería, prácticamente como la de una película de amor.

Primero nos hicimos amigos, él me preguntaba si iba a entrar al seminario o me iba hacer sacerdote y pues le decía que no sabía, pero de tanta insistencia le dije que no porque soy gay y porque me daba miedo cometer algo que después me iba arrepentir, a pesar de mi orientación sexual él siempre era lindo conmigo, en la forma que me trataba.

Nos hicimos novios, era una relación muy bonita. Me preguntaba si había tenido experiencias con hombres y yo le decía que no, porque tenía miedo de que pensara mal de mí, de que le diera asco o algo así, me dijo que nunca había tenido nada con nadie, ya que estaba confundido, pero nunca le prestó atención a eso, como yo tuve un pasado oscuro yo se lo oculté, la verdad no me sentía preparado para decirle mi pasado o de mis experiencias, él creía que yo era un chico bueno.

Le mentí y lo hice sufrir, pues mi pasado se lo conté por partes, nunca lo hice para lastimarlo sino porque temía a que me rechazara o que pensara mal de mí, yo lo hice sufrir mucho, pero él nunca se apartó de mí, siempre estuvo conmigo y nunca me dejó solo. Es la persona más buena que he conocido en mi vida y con el he pasado los mejores momentos de mi vida.

Él era la luz que iluminó ese camino oscuro en mi vida, siempre que estaba con él mis días cambiaban y estaban llenos de colores, él me amó como nadie me había amado, me enseñó muchas cosas hermosas y con él viví los mejores momentos de mi vida.

Nuestra relación duró un año y un mes. No sé qué pasó, pero ese último mes lo sentía raro, lo sentía lejos de mí y sentía como si lo estuviera perdiendo. Eso me afligía demasiado y me hacía sentir solo, yo estaba con él pero sentía como si no lo estuviera. Pasaba llorando porque decía que lo que pasaba era por mi culpa.

Un sábado, después de misa, me sentía mal y me viene para mi casa y me puse a llorar y le dije que me sentía mal y él se enojó conmigo y me decía que no sabía cómo actuar y como hablarme y me terminó y de tanto rogarle nos dimos un tiempo. Ese tiempo fue algo muy bonito, ya que compartimos y yo creí que las cosas iban a ser iguales y que todo iba a cambiar para bien. Quedamos en hablar sobre la decisión que íbamos a tomar.

Hablamos y resulta que me dijo que estaba confundido, que no sabía si le gustaban o no los varones. Ese día me sentí tan mal, se vino todo mi mundo abajo y me preguntaba por qué me había dicho durante un año que es gay y ahora sale con esto. Un mes de sufrimiento pensando que yo tenía la culpa y que yo era el causante de todo. Me dije, estoy pagando lo que le hice a él. Me siento muy mal, no se qué pasó, por qué se confundió o si fue que pasó algo y el se sintió confundido, no sé. En estos momentos me siento como una basura, como algo insignificante, no sé qué hacer, cómo actuar, dejarle de hablar o que alguien me puede aconsejar

photo by: Randy Pertiet
3 comentarios URL corta
Sebastián, 20 años, La Reina
Con tan solo 20 años de edad, me estoy dando cuenta que muchas cosas en mi vida no andan bien, una de ellas es mi sexualidad. Mi círculo más cercano cree que los homosexuales son personas enfermas, posibles violadores, y que no merecen tener derechos; yo pensaba lo mismo: creía que no eran normales,...
Rafael, 13 años, España
Hola, me llamo Rafael, tengo 13 años y soy gay (o eso creo). Con esto me refiero a que no lo tengo claro, pero tengo más puntos a favor de serlo a que no. El caso es que esto lo sabe únicamente una persona: mi mejor amiga. Ella es la única que me entiende y me respeta, y me está ayudando un montón; ...
Gonzalo, 21 años, Concepción
Hola, soy Gonzalo, tengo 21 años y soy de Concepción. Descubrí que soy gay a temprana edad, no recuerdo bie,n pero debo haber tenido unos 8 ó 10 años, nunca me gusto jugar a la pelota con mis compañeros... prefería jugar a otras cosas que no eran tan típicas de jóvenes hetero, la verdad me costo...

3 Respuestas a “Luis, 21 años, Costa Rica”

  1. Christian 22 octubre 2013 18:15 pm #

    Amigo yo no soy gay pero respeto muchisimo tu opcion. Solo te puedo decir que al margen de tu tendencia sexual, debes quererte a ti mismo , valorarte como persona, y mejorar cada dia mas ,pues si esta vez no pudiste permanecer al lado de ese novio tuyo, quiza mas adelante te encuentres con otra persona tan especial como él y que buscara a alguien tan sensible, cariñoso, y buena persona como lo eres tú. Si tu te quieres y aceptas como eres te sera mas facil encontrar el amor en otra persona. Tu inseguridad genera mas inseguridad en las personas. Tu no eres basura, eres una persona y puedes ser mejor si te preocupas de ti , de tu educacion y de tu salud. Aqui debes tener mucho cuidado con los contagios de transmision sexual, tal como uno se cuida con su pareja heterosexual, aqui el riesgo es mayor por el lugar en donde se produce la penetracion. (si no te cuidas puede ser fatal). Bueno nunca habia enviado un mensaje a una persona de tu condicion pero me pongo en tu lugar y debe ser doloroso todo lo que has pasado desde chico y hasta hoy. No te sientas solo que hay mucha gente que te entiende y que te ve mas alla de tu condicion. Saludos, un amigo!!!

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • pestañas 23 octubre 2013 15:37 pm #

      Hola Christian, muchas gracias por tu comentario y por darte el tiempo de entregar apoyo a Luis :) Te aclaro, eso sí, que la homosexualidad no es una “opción” (pues no se elige), lo correcto es hablar de “orientación sexual”, como lo son la heterosexualidad y la bisexualidad. Debes saber también que no es correcto lo que señalas sobre las enfermedades de transmisión sexual, éstas pueden prevenirse utilizando preservativos y, especialmente, al tener una pareja única. Las parejas heterosexuales también tienen sexo anal (por si no lo sabías) y, de hecho, la mayor cantidad de contagios se produce entre personas heterosexuales (porque no toman precauciones). Una vez más, muchas gracias por tu preocupación.
      Un abrazo,
      Equipo JC

      Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Andrés 28 octubre 2013 0:26 am #

    Primero te quiero decir que tu felicidad no debe depender de nadie, es cierto que de quien nos rodeamos altera nuestro estado de animo, pero tu felicidad como tal depende de ti y de nadie mas; qué si le debes dejar de hablar, no creo, pues todo a su tiempo, si es bueno alejarse un poco al principio para despejar la mente, pero con el tiempo todo mejorará. Se fuerte

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.