Diego, 21 años, Concepción

Primero que todo quiero dar las gracias por dar este espacio seguro en el cual se pueden contar este tipo de cosas sabiendo que no seremos juzgados, todo lo contrario.

Mi historia comienza a los 5 años, cuando jugaba con amigos  a la pelota, autitos o whatever jaja, creo que desde esa edad supe que algo pasaba conmigo.

Estudié en un colegio privado católico bien conocido y céntrico en Concepción, donde sufrí de bullying por parte de mis compañeros, donde aprendí a ser hetero porque la sociedad me lo pedía, y para evitar las bromas y ese tipo de cosas.

Tuve muchas pololas, de las cuales la última fue la más importante y duradera, pero lamentablemente, y por el bien de ella y el mío, fue lo mejor terminar, porque no me podía seguir mintiendo a mí mismo ni a ella, no quería ser de esos tipo que salen del closet a los 50 con una familia de por medio.

Aún no se lo cuento a mi familia, sólo lo saben una prima y mi mejor amigo (ambos hetero) quienes lo aceptaron muy bien y me apoyaron incondicionalmente, espero que mi familia lo tomé así de bien y no me manden a la cresta y en un futuro encontrar a alguien con quien pueda ser como soy: GAY.

photo by: Abertish
3 comentarios URL corta
Cristóbal, 25 años, Ñuñoa
Es difícil comenzar a escribir esto, sobre todo porque hace unos días acabo de terminar una relación de unos meses por razones externas. Aunque, claro, mi ex prefiere estar con otro ahora, porque él si le puede dar lo que necesita (entiéndase sexo y tranquilidad) Soy estudiante universitario, rug...
Oskar, 28 años, Chile
Ojalá, si lo publican, sólo pongan mi nombre y edad. Sorry no sé por qué uno sigue teniendo miedo o desconfianzas, quizás por eso mando este testimonio, quiero dejar de temer y empezar a enfrentar. Hola, a mis 28 años estoy a punto de celebrar un año de contarle a mis padres que soy gay, y aún ho...
Fabián, 22 años, Talca
Necesito saber que alguien conocerá mi historía sin esconcer ni un solo detalle. Bueno aquí va. Para mí todo parte en la básica. Cuando estaba en quinto básico recuerdo que en los recreos en el colegio con unos compañeros nos encerramos en el baño y nos tocamos, creo que ese fue mi primer impulso...

3 Respuestas a “Diego, 21 años, Concepción”

  1. Héctor 27 julio 2013 22:14 pm #

    Ahora quizás debes estar pensando muchas cosas como por ejemplo que no sera la misma relación que no te querrán, que te miraran mal, pero créeme que después de contarlo el peso de encima que te quitas es increíble y terminaran por aceptarlo igual, yo hice lo mismo primero le conté a 2 amigos para tener su apoyo para así contarle a mis padres, espero salga todo bien cuidate 😀

    Thumb up 1 Thumb down 0

  2. Andrés 29 julio 2013 22:30 pm #

    Saludos. Después de leer tu historia veo que es muy similar a la mía. Tus actitudes y experiencias son muy parecidas. Por lo que yo procedo a decirte: “fuiste abusado y punto no hay otra opción. Eso influye en la homosexualidad”

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • pestañas 30 julio 2013 11:13 am #

      Andrés, gracias por tu comentario, puede que lo que dices se base en lo que sientes, pero no existe nada que pruebe una correlación entre algo terrible como es el abuso sexual con algo que simplemente es, como la orientación sexual. ¿Cómo se explica que haya personas heterosexuales que también fueron abusadas? ¿Qué pasaría si te hubisera abusado alguien del sexo opuesto? ¿De dónde vendría la homosexualidad de los que no fueron abusados? Recuerda que este tipo de situaciones traumáticas te marcan, provocan conductas y pueden influir en tu personalidad… pero nada de eso define tu orientación sexual. Lo importante en estos casos es que recibas el apoyo de tus cercanos y terapia psicológica que permita reparar el daño que sufriste, para que además, puedes reconciliarte con tu homosexualidad y no la veas como una consecuencia negativa de las agresiones que sufriste.
      Saludos,
      Equipo JC

      Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.