Juan Carlos, 20 años, Santiago

Some sort of flagQué tal, JC! Me llamo Juan Carlos (sí, JC XD), tengo 20 años, soy de Santiago. Escribo no tanto por confusión, sino por desahogo y porque me haría bien leer opiniones.

Tengo 20, salí del closet hace poco, asumiendo mi bisexualidad de forma algo distinta. Primero porque me habría sido más fácil descubrir que soy gay, el proceso de la bisexualidad es algo más engorroso. Segundo porque salgo del closet, digamos, más que pidiendo permiso, con el puño en alto.

Mi caso es este. De niño fui algo distinto, nunca me simpatizó mucho el rol de hombre rudo, macho(te), ni jugué fútbol, ni nada. Me simpatizaba la música, cocinar y otras cosas poco típicas. Además, siempre he sido más bien ñoño, muy sociable, pero ñoño. Tuve polola recién a los 14, además en ese momento era acólito, pero más por seguir el mensaje social de Jesús que por fe a ciegas.

Me hizo ruido con frecuencia una suerte de simpatía especial hacia mi lado menos “masculino”. Ni hablar cuando en el liceo conocí a chicos abiertamente gays.

No fue hasta mis 17 cuando tuve mi primera incursión con un hombre. Un compañero de curso demasiado “fashion” y macho alfa como para un desliz así, pero creo que el alcohol nos ayudó bastante.

Meses después de eso inicié una relación muy importante con una chica, tanto como para que un amigo me diga que después del quiebre tuve una depresión que no asumo como tal por ego. Con ella tuve mi primera relación sexual, fue bien intenso todo. Con esto di por superado todo lo anterior, lo supuse una etapa por la que muchos pasan.

Pero hace un año pasó algo que encendió las alarmas. Con una semana de diferencia, estuve a punto de tener sexo con un hombre y con una mujer. Digo a punto porque no tenía condones, así que no pasó a mayores. Eso me hizo mucho ruido, y me puso en una posición de replantearme el tema. Descubrí que logro sentir lo mismo tanto por hombres como por mujeres, y reflexioné sobre ello.

También me ayudó a enfrentarme a mí mismo el terrible asesinato de Daniel Zamudio (si alguien no conoce el caso, le recomiendo googlearlo). A parte de lo macabro y tétrico del crimen, me devolvió una sensación de empatía particular, como de sentirme vulnerable al verme silimar a él.

Pero pasó algo más. Llegó a mi trabajo un chico que volvió a despertar en mi esa sensación pre-adolescente de que alguien te guste. Él es hetero, así que no pasó nada, pero con el tiempo se volvió un muy buen amigo, con quien puedo hablar de estos temas.

He descubierto que lo mío es una visión de mundo donde prima el amor. Me siento un filántropo, alguien que enfrenta el mundo con amor hacia la humanidad. Quizás por ello es que lo que busco es amor, apreciando el valor intrínseco de cada persona, más allá de su color de piel, religión, opinión política, e incluso su sexo.

No se lo he contado a mucha gente. Principalmente a quienes me han orientado en el proceso. No lo hago porque no siento que deba llamar a una conferencia de prensa para contarle a Chile y el Mundo que soy Bi. No lo ando gritando, ni lo digo a pito de nada, pero si me lo preguntan o se conversa el tema, lo digo.

Además, no lo siento de la manera que normalmente se toma. Siento que cuando LGBT salen del closet lo hacen como pidiendo perdón o permiso para hacerlo, y espero estar equivocado.

Un amigo, cuando le conté me digo “compadre, todo mi apoyo…”, Yo lo paré y le dije que no necesito apoyo, porque no he cometido ningún error ni nada en lo que necesite apoyo. Que lo que pido es que se me siga tratando y respetando igual que el día anterior en que lo supieron, porque sigo siendo exactamente la misma persona.

Sin embargo, envuelto en mis estudios y el trabajo no he tenido mucho tiempo libre, y por lo mismo tampoco he socializado en el ambiente LGBT. Como primer paso le pedí a una amiga que me hiciera una pulsera con los colores de la bandera bisexual. Pretendo que sea como un aviso para quien entienda, un tanto por algo identitario (que otros como yo me reconozcan), y que de ahora en adelante quien quiera tener algo conmigo sepa quién soy, y me acepte con todo y no “salir con sorpresas” a medio camino.

Estoy buscando a alguien, no sirvo para ermitaño y me hace falta que alguien tome mi mano y duerma siestas abrazad@ a mí. ¿Consejo?: Cuando salgan del closet no lo hagan con la cola entre las piernas. Somos iguales a ellos. Nos rigen las mismas leyes, pagamos los mismos impuestos, nuestro dinero y voto valen lo mismo. “Si este mundo es uno y para todos, todos juntos vamos a vivir”. :)

photo by: salanki
2 comentarios URL corta
Francisco Emilio, 20 años, VIII Región
Escribo hoy mi historia para todos los jóvenes confundidos, para dar un aporte a quienes todavía se encuentran atrapados en miedos y temores. No soy un joven confundido, soy un joven orgulloso y abiertamente asumido Transexual. Tengo tan solo 20 años de los cuales 18 años fueron de dolor, angusti...
María José, 18 años, Coyhaique
Quería compartir mi historia, bueno la verdad aun es difícil para mí el aceptar que soy lesbiana, comenzaré por el principio. Cuando estaba en la básica en la hora de educación física nos duchábamos y bueno entre todas nos mirábamos pero yo no miraba así como para comparar, sabía que era diferente, ...
Lucas, 18 años, Chile
No recuerdo muy bien cómo llegué a esta página, fue de casualidad, pero después de leer algunas publicaciones me pareció que era un buen sitio para contar mi historia. Hasta los 13 años, cuando iba en octavo, parecía que mi orientación era indudablemente heterosexual, en ese entonces yo creía que...

2 Respuestas a “Juan Carlos, 20 años, Santiago”

  1. Alex 6 febrero 2013 23:55 pm #

    No tienes ni idea de cómo me sentí identificado con “…alguien que enfrenta el mundo con amor hacia la humanidad. Quizás por ello es que lo que busco es amor, apreciando el valor intrínseco de cada persona, más allá de su color de piel, religión, opinión política, e incluso su sexo”. Muchas gracias!

    Thumb up 2 Thumb down 0

  2. pedro 9 junio 2013 17:45 pm #

    toda la razon, hay que estar orgulloso, por eso mejor esperar hasta estar bien seguro que uno es homosexual o bisexual antes de decirselo a la gente, a menos uqe tengas mucha confianza. Al final los que nol ovivien es obio que tengan mas dudas que tu.

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder a Alex

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.