Alejandra, 18 años, Chile

Hola, realmente no sé cómo empezar este testimonio, pero espero hacerlo lo mejor posible. Soy Alejandra,  tengo 18 años, soy bisexual (aunque siento mucha más atracción por las mujeres),  pero solo he  pololeado solo una vez con un hombre y las otras veces han sido agarres de carretes.

Hace como 3 años me di cuenta de que me empezaron a gustar las mujeres, una etapa difícil donde tu mundo da un giro completo  y donde  te empiezas a cuestionar quién realmente  eres  y en donde te tienes que empezar a conocer de nuevo.

Al principio tenia pensamientos suicidas, no me aceptaba,  me cuestionaba y me preguntaba todo el tiempo por qué chucha me pasa a mí, como si fuera una especie de maldición… pero ya con el paso del tiempo  me he ido aceptando más y he dejado esos pensamientos estúpidos.

Hace como un año me gusta una niña de mi liceo, es como mi amor platónico, ella es lesbiana y me gustaría poder hablarle, pero soy muy tímida e insegura  y ella es súper linda  y “cool”  y yo soy como del montón. Es como la canción “Creep” de Radiohead cuando dice “yo desearía ser especial, maldición tú eres tan especial, pero soy un  desgraciado, soy un bicho raro”, puta que es verdad esa frase para mí.

En mi familia no hay mucho problema, son muy abiertos de mente,  ya que mi hermano mayor es gay, aparte de él tengo 2 hermanos más y mis viejos y ellos cero rollos… me gustaría poder contarles  y sobre todo a mi mamá, poder decirle  lo que siento, quien en verdad soy, pero hay  algo raro, como una cierta de “vergüenza” y un cierto miedo de decirles, no sé por qué. Yo creo que es porque he llevado tanto tiempo la máscara de hetero que después te acostumbras  y ya no sabes quién eres realmente. Como esa frase que dice “la verdad te hará libre”, esa frase puta que es verdad, mentir todo el tiempo me hace sentir angustiada, prisionera.

Con mis amigas es lo mismo, tengo un círculo de amigas en que todas son heterosexuales y solo 2 saben que soy bisexual, pero a veces, cuando estamos conversando sale el tema de la homosexualidad y hacen comentarios burlones. Y yo estoy ahí escuchando, haciéndome la tonta  y con eso, siento que ni cagando les voy a decir, porque siento que me van a rechazar, me va a dar vergüenza y pienso que se van a pasar rollos.

Me gustaría poder hacer amigas o amigos gays, porque creo que con ellos puedo ser yo misma, de no estar siempre con una máscara que no soy, de salir a discos gays a conocer más personas, conocer otro mundo y no el mundo en que estoy ahora, que es cuadrado.

Quería felicitarlos por la página, es excelente, la conocí haca unos meses y leí casi todos los testimonios  y realmente te hace sentir mejor, de que no estas solo  y para finalizar les quiero dejar esta frase que me gusta mucho y que me identifica mucho: “No ser nadie más sino tú mismo, en un mundo que está haciendo todo lo posible, día y noche, para hacer que tú seas alguien distinto; significa luchar la más dura batalla que cualquier ser humano pueda enfrentar y nunca dejar de luchar”.

photo by: mezone
1 comentario URL corta
Juan, 24 años, Santiago. Chile.
Hoy me encuentro en cama, resfriado y solo y veo como la vida pasa y pasa y yo aquí sin hacer nada. Vengo de una familia de 6 integrantes, soy el último y soy homosexual, mi infancia estuvo marcada por el bullying, no por mi condición si no que por niños molestosos, además de un tipo (abuso) que...
Andrés, 23 años, República Dominicana
Hola, les escribo para contar mi historia: Desde muy temprana edad me di cuenta que era diferente a los otros niños, desde muy pequeño, como 8 o 9 años, sentía atracción por lo otros niños de mi sexo, pero no solo eso era lo diferente en mí, sino que era afeminado y mi voz solía ser muy suave. D...
Anónimo, 21 Años, Viña del Mar. Chile
Es difícil expresar esto, no por lo poco usual de la situación, sino por lo doloroso y deprimente que puede llegar a sonar. Tengo una familia y me llevo bien con la gente, pero me siento solo. Completamente solo. Solo porque no tengo a nadie con quién salir, solo por no tener a nadie a quién contarl...

Una respuesta a “Alejandra, 18 años, Chile”

  1. maca 11 diciembre 2012 1:21 am #

    yo aprendi esto cuando tenia dudas de contarle a mi mejor amiga.. q le habia escuchado varios comentarios homofobicos pero, sabia q tenia q decirle tarde o temprano… y por no hacer problemas me demore en contarle y hasta me conforme de ser “hetero” por un tiempo mas..
    pero de ahi pense.. q yo soy un conjunto, mi parte homosexual no se vende por separado, si no te agrada mi parte lesbica, entonces no te agrado yo… y pense eso y si me decia cualquier wea homofobica o “seguire siendo tu amiga mientras no me hables de mujeres”, pense que mi amiga no era realmente mi amiga, y no me queria como yo soy, si no como ella quiere que sea..
    el primer paso es contarles a las amigas… yo lo hice.. y mis amigas no me quieren, ni mas ni menos .. y hasta me han presentado amigas.. :)

    suerte, espero q te haya servido de algo 😀

    Thumb up 4 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.