Mauricio, 23 años, Venezuela

Me llamo Mauricio y soy el mayor de mis hermanos, dos por parte de madre y una por parte de padre. Mis papás se divorciaron cuando yo no había nacido, entonces entre mi mamá y yo siempre ha habido un lazo muy fuerte y lleno de amor sin límites, cosa que reconozco hoy en día.

Mi niñez fue muy feliz, nunca me faltó amor ni momentos felices, más sin embargo ahora en retrospectiva pienso que siempre fui diferente, siempre me sentí diferente. Desde chiquito me gustaban cosas distintas a los demás niños y eso tuvo su efecto en el colegio, donde siempre fui víctima de lo que hoy llaman Bullying, porque en esa época, yo era bastante amanerado y los niños como siempre son muy crueles. Ésta fue una situación que duró más o menos hasta que terminé el bachillerato, que creo que alcancé un punto límite exigiendo a la coordinación de mi colegio que me dejaran simplemente ir a presentar exámenes y ya, no aguantaba estar en el colegio. Para muchos el bachillerato es una época inolvidable de fiestas y momentos, para mí no lo fue.

Todo cambió cuando empecé la Universidad, ahí me sentía un poco más libre, no me molestaba nadie.

En mi casa el tema de la homosexualidad fue siempre un tabú, tengo un padrastro al que considero mi padre, pero hasta hace un par de años era muy tajante con el tema, mi mamá igual, de niño tuve que corregir mis ‘ademanes’ y mil cosas más, a lo largo de mi adolescencia siempre salía el tema a colación con muchísima dificultad, siempre quedaba yo como el mentiroso y el que ‘no quería cambiar’.

En una oportunidad, empecé una relación con un chico por mensajes de texto, ya que era lo único que tenía, siempre fui muy sobreprotegido y me llevaban y buscaban a todos lados como hasta los 19 años. Esta relación me la descubren y fue terrible, me castigaron, sin internet, ni celular, ni nada. Pasó un año y nunca supe qué pasó con este chico por el que logré sentir cosas reales y viví mi primer beso y mi primera agarrada de manos, aquello fue el cielo, tenía 16 años. Esta relación terminó abruptamente por el descubrimiento de mis padres y allí quedó todo lamentablemente.

Durante mis años de universidad, por miedos e inseguridades mías, y mi carencia de poder salir libremente con alguien, no me llevaron a tener una relación estable con alguien. Todo esto lo sufrí mucho, anhelaba el momento de poder entregar mis sentimientos a alguien. En esta época también pasé por otros tratamientos, me llevaron con el Sexólogo/Psiquiatra más importante de Venezuela, sin éxito, ya que el hombre me proponía una solución que me era imposible, quería desarrollarme mi parte hetero, o sea, hacerme bisexual, lo cual no pude lograr, mi amor por mis padres no llega a tanto, porque mi estabilidad emocional se empezó a ver afectada.

Terminando la Universidad, la postura de mis padres empezó a cambiar. En mi caso, mis papás nunca hablan del tema, me ha tocado educarlos con el ejemplo, soy un tipo serio, siempre saqué las mejores notas y tengo las mejores referencias de todos los profesores que me dieron clases. Finalmente, luego de años de espera, no tuve necesidad de hablar con mis padres, mi mamá solita después que defendí tesis, me dijo que me aceptaba, que me amaba tal cual era y que quería mi felicidad. Aquel día cambió mi vida.

Progresivamente mi papá adoptivo ha ido aceptándome también, mi mamá me dice que él ya está claro y me ama igual que a sus hijos biológicos, mis hermanos.

Es impresionante el cambio. Gracias a ese cambio de postura de ellos, pude venirme a Buenos Aires a vivir solo y a cursar una Maestría. Por primera vez en mi vida soy libre y puedo hacer lo que quiera y amar a quien quiera, no porque me haya ido de mi casa, sino porque mis padres confían en mi criterio y en los valores que recibí, que siguen siendo los mismos.

Soy un tipo muy conservador, no me identifico con los lugares gays, ni las discotecas ni el ‘ambiente’, busco lo que viví toda mi vida, una familia. A pesar de que tengo 23, sigo virgen, porque creo que en esa primera vez se debe de amar en cuerpo y alma. Hasta ahora no ha aparecido el candidato, pero tengo fe en que llegará.

A todos esos chicos que sufren, que no ven una solución ni una luz, quiero decirles que yo fui ese chico una vez, durante años no fui libre. A veces hay que luchar y educar a los papás con información y con el ejemplo, ellos nos aman y en el fondo saben bien quiénes y cómo somos.

Un abrazo venezolano a todos!

photo by: mockney_piers
3 comentarios URL corta
Daniel, 18 años, Antofagasta, Chile
Mis agradecimientos al equipo JC por darme esta oportunidad para expresarme. Encontrar esta página hizo replantearme una vez más el tema de mi orientación sexual. Hoy más que nunca lo he reflexionado, y me sorprendo a mí mismo, pues no creía que tendría el valor de escribir este correo y contarle a ...
Camilo, 15 años, Bogotá, Colombia.
Esta página es increíble, gracias a los de JC, muy enserio: GRACIAS Empezaré diciendo que tengo 15 y estoy afuera, totalmente, y creo que las cosas han cambiado, no, no creo, las cosas sí han cambiado y mucho. Mi historia empieza cuando tenía 13, que fue cuando definitivamente me di cuenta de ...
Fabián, 17 años, Chile.
Creo que soy bisexual, me siento así. Aunque ahora me enamoré de un chico, tiene 15 años. Todo comenzó más o menos cuando tenía 11, era verano, mi familia iba a la playa, todos juntos, y mi primo de 16 llevó a su amigo de la misma edad, no lo sé, pero me gustaba mirarlo, me simpatizó e incluso me da...

3 Respuestas a “Mauricio, 23 años, Venezuela”

  1. Mauricio 17 noviembre 2012 1:33 am #

    Muy graciosa esa foto que me pusieron! no me parezco pero en nada. jajaja gracias por publicarme y saludos a todos!

    Thumb up 2 Thumb down 0

  2. Pedro 6 enero 2013 13:51 pm #

    que bien que al final todo haya resultado bien, saludos desde chile!

    Thumb up 2 Thumb down 0

  3. Carlos 22 junio 2013 11:54 am #

    Pues creo que has vivido lo que siempre he querido! jaja. Hablo terminar tu carrera he irte para Argentina con la “Maestría” como excusa! jajaja, es broma.. también soy Venezolano y acabo de terminar mi carrera.. y también quiero irme a Argentina para hacer mi maestría en la UP, porque creo que aparte de mi superación académica esta la necesitad de alejarme de mis cercanos, siento que eso me ayudaría muchísimo, que como tú, también quiero estar con alguien que de verdad me quiera!
    esperando que disfrutes la libertad! te envió un abrazo maracucho!.

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.