Elena, 20 años, Chile

Hola gente de Joven Confundido, mi nombre es Elena y tengo casi 20 años. Hace unos años ya que acepte mi bisexualidad, tuve una pareja mujer a la cual amé mucho, pero ella lamentablemente con sus celos mató la relación.

Actualmente, estoy emparejada con un hombre del cual estoy enamorándome de nuevo, espero. Actualmente, tengo 5 meses de embarazo y con ese tema estoy feliz y dichosa, con los típicos miedos de madre primeriza, pero bueno.

Hace un tiempo tengo ganas de, no sé, volver con una mujer, es que es otra cosa. La verdad es que me siento medio culpable de querer estar de nuevo, aunque sea una noche, con una mujer, porque voy a ser mamá y estar con el padre de mi guagua igual es importante para mí.

Además, mientras estuve con mi ex, mi mamá me hizo la vida imposible, con el típico discurso de: “tú ya estas grande, pero no voy a permitir que corrompas a tu hermana de esa manera”, yo siempre mantuve al margen a mi hermana como lo haría con cualquier pareja, sea hombre o mujer.

En este minuto no sé qué hacer, intento llevar mi relación con el papá de mi hijo, pero al mismo tiempo no me siento completa. Y siempre me imagino de nuevo con una mujer, aunque sea de la mano.

Pero ¿qué hago?, si ya estoy formando o intentando formar una familia, una mujer no cabe en ese cuadro, ¿o sí?

De todas maneras, si dejara al padre de mi hijo por una mujer me harían la vida imposible, no sólo por parte de mi devota familia católica apostólica romana, sino que además me rompería el corazón en un tiempo ver que a mi hijo no lo aceptarían porque yo estuviera con una mujer.

Aceptémoslo, este país va cambiando y ha abierto su mente en varios sentidos, pero queda mucho por crecer, y una madre, un hijo y otra madre no será bien visto y aceptado, y lamentablemente quien pagará las consecuencias será mi hijo.

Por eso es que hasta el minuto me he dejado de lado y sigo con el padre de mi hijo, pero no me malinterpreten yo a él lo quiero y lo quiero mucho y a su lado soy feliz, pero siento que algo falta para ser 100% feliz, y puede que ni siquiera sea la compañía de una mujer y sea otra cosa, que sé yo.

Gracias por abrir este espacio para que por último nos desahoguemos.

photo by: Stewart Black
1 comentario URL corta
Adriana, 22 años, Chile
Hola, soy Adriana y tengo 22 años. Soy lesbiana y nunca ha sido un problema para mí, ni en aceptarlo ni en vivirlo, al contrario ha sido todo muy tranquilo. Mi familia me acepta, mis amigos también, no hay asuntos de aceptación social de por medio. El problema radica en otro punto. El año antepas...
Francisco, 18 años, Venezuela.
Hola, quisiera contarles mi historia. Es muy común a la de todos. Desde los 15 años empecé a sentir atracción por los chicos, cosa que me parecía extraña y a la vez me daba miedo. A los 16 años experimenté por primera vez con un chico y me gustó. Pasó un tiempo y mi madre empezó a sospechar por un m...
Alejandro, 27 años, Concepción. Chile
Soy un joven confundido, he tenido 2 pololos, 2 pololas. (polola-pololo-polola-pololo) y siempre he terminado con  mis pololas porque me atrae un chicho, y con mis pololos, por causa de mi familia, a quienes no puedo contarles nada y siento que no puedo estar con ellos mientras yo no ni siquiera  pu...

Una respuesta a “Elena, 20 años, Chile”

  1. Noemi 13 septiembre 2012 10:52 am #

    Elena, créeme que te entiendo, yo viví algo parecido a tu edad -con la diferencia que yo estaba embarazada a los 18 y tuve a mi hija a los 19 años- y ahora más que nunca necesitas tranquilidad, y lo peor que puedes hacerte a ti misma es estar cuestionándote y atormentándote .

    Sí, tienes razón, este país poco a poco está cambiando, el doble estándar es pan de día a día, estamos de acuerdo, pero también tienes que estar consciente de que no puedes vivir una mentira sólo por intentar “llevar la fiesta en paz”. Además, eres muy joven, tienes 20 años, eres una niña aún -aunque no lo creas- tienes toda una vida por delante. Que hayas quedado en cinta a esta edad no significa que estés condenada a estar con el papá de tu bebé por siempre. Si estás confundida, tienes dudas sobre algo que te acontece en este momento, hazlo saber, encuentra un momento idóneo -que no te vaya a provocar un parto prematuro, por supuesto- y vas a ver que todo va a salir bien. ¡Sí! sé que la presión familiar es potente y de la del entorno en que una vive también, pero la cuestión es: ¿Quieres sentirte insatisfecha toda tu vida? o ¿quieres hacer que el papá de tu bebé viva en algo que tarde o temprano desaparezca por completo?

    Por mi parte, como ya te conté, fui mamá de una hermosa niña a los 19, hoy voy a cumplir los 30 en diciembre, mi hija ya tiene 11 años. Como a ti, mi madre también me hizo la vida de cuadritos, y nadie ha dicho que es fácil criar a un hijo sola o estando separada del padre, pero se puede, ¡se puede! Hoy después de mucho daño que me hice a mi misma, cuando era más joven, soy independiente, estoy a punto de sacar mi carrera, y tengo a mi lado a una mujer exquisita, quien también fue mamá joven y tengo un hijastro bello, bello.

    Piensa en ti, en tu bebé, en la felicidad del padre de tu hijo -que no merece vivir en una mentira, si lo quieres, habla con él y si es necesario pídele que te dé un tiempo- , pero sobre todo piensa en ti.

    Suerte y felicidades por tu bebé.

    Thumb up 4 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.