JP, 19 años, Santiago

Hola, soy JP, tengo 19 años y soy de Santiago. Actualmente, después de altos y bajos puede decir que soy y me siento homosexual… cosa que hasta hace unos años, era inimaginable e incluso inaceptable para mí.

Nunca he sido de muchos amigos, y producto de mis malas experiencias infantiles (bullying durante toda mi época escolar básica y media), hoy por hoy soy una persona muy insegura de los otros, muy temeroso, y siento que la gran mayoría de las personas solo quiere dañarme, pues algunos “amigos” ya lo ha hecho.

Durante gran parte de mi adolescencia, digamos desde 1° medio, me cuestionaba mi sexualidad como un problema, sabia que sentía cosas por los hombres, pero no quería sentirlas, pues me sentía muy culpable, y no quería que me rechazaran por esos sentimientos. Además, el concepto que tenia de homosexual eran personas que solo estaban en fiestas, orgías, violadores, etc.; gran parte por la caricatura y el estereotipo que te inculcan, aunque con el tiempo supe que eso no es así.

Solo he compartido esta parte de mí con un amigo del liceo al cual le conté la segunda vez que había hablado con él que yo era gay (siendo que con eso podría haber sido mi fin al otro día en mi colegio, sentí que podía confiar en él y por eso le conté), aunque le mentí diciendo que tenía una pareja (pues estúpidamente creí que necesitaba algo para que él me creyera que yo era gay) y esto me trajo más de algún problema con él, pero qué se podría decir, ya se ha solucionado y seguimos siendo amigos.

Hoy en día estoy en la universidad, de hecho, gracias a mi estancia en ella y al buen recibimiento que tuve por las personas es el motivo por el cual tuve un “colapso emocional”, pues no podía comprender que me trataran bien, si todo el tiempo lo único que hacían era tratarme mal y recibir insultos, golpes y objetos sobre mí. Entonces tome la decisión de ir al psicólogo para poder “buscar ayuda”. La homosexualidad era algo que tenía encerrado en mí, que aunque sentía cosas por los hombres, lo separaba de mí, como una parte que algún momento extirparía o que seguiría para siempre dormida…

A la terapia no llegué con la intensión de que me ayudaran a asimilar mi homosexualidad (al menos no conscientemente), fui para poder recuperar la confianza en los demás, recuperar mi autoestima y poder asimilar un par de “traumas de infancia”. A lo largo de la terapia fui aclarando muchas cosas del pasado y poco a poco empecé a sentirme mejor y más tranquilo conmigo, la homosexualidad la vi como una parte más de mí, pero aun no estaba dispuesto a empezar a compartir.

En la universidad nadie sabe que soy gay, yo no lo he dicho y quienes me han preguntado, les respondo que no, que solo soy un poco andrógino, que es por la música que escucho o lo que se me venga a la mente en ese minuto. Tampoco soy muy sociable, todavía tengo miedo a que los demás que puedan dañarme.

Actualmente, sé que soy gay y me siento feliz por ello, estoy tranquilo, pero mis “miedos” son el decirles a mis amigos. Solo sabe mi madre y mis amigos de liceo que soy gay. A mi “padre” no me nace decirle por el momento, nuestra relación es casi inexistente, así es que no veo la urgencia de decirle. Lo que me complica es decirle a mis amigos en la U, especialmente a uno que es homofóbico y que (irónicamente) es con quien mejor me llevo (los demás sé que se lo tomarán bien), me aterra perderlo por algo tan simple y a la vez tan complejo.

photo by: vanessa_hutd
4 comentarios URL corta
Luis, 21 años, Santiago
Recuerdo que desde pequeño me llamaban la atención mis compañeritos, pero yo pensaba que era cariño, o simplemente estima por estar conmigo o acompañarme en mis travesuras, pero no… en cuarto básico me gusto  el primer niño, y me sentí raro, ya que siempre mi papá me decía que me tenían que gustar l...
Andrea, 19 años, Perú
Hola qué tal, me llamo Andrea, tengo 19 años, ya casi 20. Me animo a escribir puesto que he estado leyendo con cierta frecuencia la página desde que la conocí, de hecho, cada vez que me siento mal y deprimida por sentirme sola en todo este rollo de ser homosexual, doy click... y al ver tantos cóm...
Teresa, 17 años, Santiago
Al leer todas esas historias me motivé, pero yo no soy muy buena y trataré de hacer lo mejor posible por el respeto que merece la página y todos los que pasan sus ojos por mis letras. Para empezar, voy a decir cómo es mi personalidad, voy a tratar de ser clara (raramente lo soy). Soy indecisa, me...

4 Respuestas a “JP, 19 años, Santiago”

  1. Javier 7 agosto 2012 13:19 pm #

    Pienso que te estás enrollando mucho. ¿Qué quieres contar?. Mira, en caso de que tengas pareja y que estés feliz y que ya sea insostenible mantener el secreto, entonces ahí te vas a ver obligado a contarlo y en verdad valdrá la pena hacerlo. Pero en caso de estar soltero y sin asistir a locales de gays y sin mantener contacto frecuente con gays, entonces no vale la pena contarlo. Por eso debes preguntarte qué quieres contar y por qué ese apuro por decirlo. A lo mejor es una idea intrusiva que se metió en tu mente y te tiene medio inquieto, pero trata de ser más reflexivo para que te des cuenta que mucho más importante que decirlo es vivirlo. Te aconsejo que antes de gritarlo a los 4 vientos, trates primero de vivir tu sexualidad, date la ocasión de salir, de conocer gente nueva, de jugar al “coqueteo” y vivir la sensación de disfrutar de lo que te erotiza. Después de todo eso puedes ponerte a analizar el tema de cuándo, cómo y a quién contarlo, porque obviamente llega un minuto en que tendrás como 100 amigos gays en facebook y ya se empieza a notar la “doble realidad” que vives, entonces ahí puedes pensar en enrollarte con el “qué dirán”. Pero por ahora es mejor que te preocupes de aceptar tu condición y de pasarlo bien no mas.

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • pestañas 7 agosto 2012 14:23 pm #

      Hola Javier, si bien tienes bastante razón, también debes tomar en cuenta que esto distinto para todos, y que muchos hemos sentido la necesidad de hablar con nuestra familia y amigos del tema porque no estamos tranquilos ocultándoles información. En la sección de materiales publicamos algunos tips sobre cuándo y cómo es mejor salir del clóset.
      Saludos,

      Thumb up 0 Thumb down 0

  2. shany 7 agosto 2012 16:11 pm #

    JP, lo más importante y difícil ya está hecho, y eso es contarle a tu mamá , que es la familia q te importa (a eso me refiero a la poca confianza y relación con tu viejo). Creo q no es necesario tener q experimentar alguna relación para corroborar que eres gay. Yo supe que lo soy sin tener q estar en ningún pololeo (de hecho me costó mucho tomar confianza para esto). Yo también pasé por algo similar, de hecho me demoré como 2 años en tomar la decisió de contarle a 2 de mis mejores amigos con el pánico absoluto de perderlos. Bueno, les conté pensando que me echarían de su casa y disponiéndome a escuchar los peores y más dolorosos insultos de gente que quiero mucho, y resulta que lo tomaron tan bien que les dio risa mi postura, incluso se molestaron de que haya pensado q los iba a perder por ser quien soy. Me dejaron muy en claro que ellos me quieren por quien soy, no por mis tendencias, condiciones o gustos.
    Bueno, espero q te ayude a tomar fuerzas para lo que tendrás que hacer tarde o temprano…ser tú.

    Thumb up 2 Thumb down 0

    • pestañas 7 agosto 2012 16:24 pm #

      Chicxs, recuerden que están abiertas las inscripciones para el Taller de Padres de este 1 de septiembre. Si ya le han contado a sus papás y creen que pueda serles provechoso compartir con otros papás y mamás, recibir información y tener la oportunidad de crear redes de apoyo, invítenlos !!
      Saludos,

      Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.