Paz, 30 años, Santiago

Como empezar a escribir en palabras lo que ahora me está pasando, he estado leyendo todas estas historias y pienso que al menos debería contar la mía, una que aun se desarrolla y que espero tenga un final feliz.

Nunca le puse un nombre, jamás tampoco pensé que tendría que preparme para semejante prueba de vida por así decirlo, pero desde que tengo conciencia sé que soy lesbiana, asi de simple. Estando en 8° básico sabía que algo no calzaba, había algo que me hacia diferente, tenía miedo de saber lo que era y la duda nunca desaparecía, me gustaban los deportes, no era femenina, no me gustaban las muñecas, era más feliz con un rompecabezas y jugando en el barro que jugando a la ” mamá y al papá”, tampoco nunca me arriesgué con los chicos que “gustaban”, me imagino que en parte se debía a mi “apariencia física”, a esa edad todas las niñas son coquetas, quieren ser delgadas para ser modelos y tratar de ir a los primeros carretes para estar con chicos y yo no era tan así, pero también quería ir, pero en casa eran muy cerrados para dejarme salir a fiestas siendo tan niña.

Decidí ir a liceo de mujeres, para “aprender” según yo a ser mas femenina y conseguir amigas para poder salir y vivir esa etapa adolescente que todos “suponemos” debemos vivir, como son los primeros amores y etc., pero el paso del tiempo me demostró que la duda se empezaba a convertir en certeza, y el miedo otra vez me ganó, empecé a averiguar y leer, y asumí en todas estas lecturas que decían que la identidad sexual del adolescente se afirma después de los 18 y que previo a eso todo era experimentación… concluí erróneamente que se me iba a pasar.

Me hice de un grupo de amigas que adoro y que son “mis hermanas”, ellas han estado en la buenas y en las malas, bueno casi, a ellas al salir de 4° medio les comenté de la posibilidad de que fuera Gay, pero, mis conclusiones fueron puestas en entredicho, ya que como nunca había tenido un pololo a lo mejor era eso lo que me faltaba, creo que me autoengañé en ese momento y les dije que tenían razón. Fue asi que comenzó la búsqueda por un pololo, para quitarme las dudas.

En la U todo era genial, carretes, estudios, me hice de otras amistades que son muy cercanas a mí, tenía todo lo que se suponía, pero cada día que pasaba más sabía que lo que me pasaba era cierto, y cada vez que se me aparecía ese “fantasma” me encerraba en mis estudios o me iba a carretear y trataba de atinar con el primer mino que se me acercaba.

En la U nunca me atreví a realizar esa búsqueda, no estaba preparada para ser lesbiana, tuve un pololo, duramos 1 año, pero cuando estaba con él sabía que algo no encajaba, y en casa todo súper bien, para que decir mis padres orgullosos por sus hijos profesionales, con amor, salud y trabajo, fue un epoca muy linda pero falsa, yo era la que estaba mintiendo, YO LO SABIA, SIEMPRE LO SUPE! pero no podía, no tenía fuerzas y esperaba un cambio, una solución o una señal de diosito para que me ayude, pero no fue así, terminé en el psicólogo y con stress, la conclusión era clara, soy lesbiana y no me aceptaba, me negaba a serlo, dejé de ir al psicólogo.

Terminé mi carrera y me fui de casa y de la ciudad a cumplir con el deber ciudadano de trabajar, y fue ahí que conocí a 2 personas que me cambiaron la vida, una de ellas fue mi primer amor, pero claro, ella era hetero, pero conocerla me permitió dar cara y nombre a lo que mas deseaba, ella es preciosa con sus rasgos gatunos, inteligente ya que siempre quería aprender algo más, simpática, te hace sentir acogida por ella casi de forma inmediata, excelente profesional, que me ayudó mucho en su etapa acá en el trabajo y un largo etc.

No podía dejar de estar con ella, y eso me dejó mal, porque supe entonces que me había enamorado de una mujer, que había sentimientos y sensaciones que jamás sentí con nadie, mejor dicho, por un hombre. Desafortunadamente, ella no era de la ciudad y se tuvo que ir, demás está decir que me dejó una pena enorme, ya que vivía sola, pensaba que jamás iba a encontrar a alguien como ella, más aun siendo lesbiana en la ciudad donde residía en ese entonces.

El trabajo se convirtió en mi salida, mis amigas me venían poco, y sólo ella, con sus pocos mensajes me alegraba de verdad, al tiempo me di cuenta que me estaba ahogando y engañándome, que necesitaba empezar a ser honesta conmigo primero (otra vez), después con el resto, y así apareció la 2° persona más importante, él es un amigo gay, lo conocí en el trabajo y desde entonces somos buenos amigos.

Cuando le comenté que era gay fue quitarme un peso de encima y desde entonces estoy en el viaje de aceptarme y comenzar a vivir mi vida, vida que no he tenido, porque he boicoteado toda posibilidad, siento que estoy en pañales dando mis primeros pasos, descubriendo un mundo que nunca quise conocer hasta ahora, de a poco he ido contando que soy lesbiana a algunas amigas, me faltan “mis hermanas”, que espero se lo tomen bien, si no, ellas pierden una amiga, y a mi familia, que claramente son católicos conservadores, cerrados de mente.

Me da mucha tristeza pensar que no me acepten, ya que conocí su reacción cuando un primo muy querido salió del closet, sus comentarios no fueron buenos, creen que está “enfermo”, pero ya soy mayor y me puedo valer por mí misma, creo que ese miedo ya no lo tengo, pero tengo miedo a la soledad, pero de poco voy ir conociendo a más gente, y quizás finalmente encontrar a alguien que quiera seguir escribiendo esta historia.
Saludos y gracias por la página.

photo by: liquene
9 comentarios URL corta
Pablo, 21 años, Santiago
En primer lugar, muchas felicitaciones a esta página, es una gran ayuda para muchos. Pues bien, cuento mi historia... Me llamo Pablo, soy el único hijo de una familia de clase media de región, actualmente de 21 años. Siempre muy unidos, me crié con mi mamá y mis abuelos, porque mi padre para v...
Renzo, 18 años, Valparaíso
A pesar de todas las criticas que se me han hecho, sigo considerandome bisexual, aunque debo admitir que en este tiempo me he enfocado en los hombres. En mi familia sólo sabe mi Mamá, que en un principio se mostró resistente a la idea, llegó a pensar que yo estaba enfermo, pero luego se dio cuent...
Daniel, 25 años, Arica - Parte III
...continúa El momento de la verdad Salir del clóset es algo que te debes a ti mismo y a nadie más. Debes hacerlo sólo si quieres, porque es algo tan complejo, que nadie debería presionarte por hacerlo. Cada uno tiene sus procesos, pero sí creo que yo me tardé demasiado. Cuando le conté a mi h...

9 Respuestas a “Paz, 30 años, Santiago”

  1. Esteban 30 mayo 2012 14:54 pm #

    Paz, sin duda podrás seguir escribiendo tu historia y cada vez con más libertad y alegría. Es increíble como al leer los testimonios aparece constantemente el temor a la reacción que va a tener el resto, y esto se incrementa cuando son personas católicas y conservadoras, pero bueno, será labor nuestra mostrar que “sus valores”, no son “Los Valores”, y que pese a su intolerancia, cada persona tiene valores que son válidos y respetables.
    Un abrazo para tí y mucha suerte en la escritura de tu historia!!!!

    Thumb up 0 Thumb down 0

  2. paz 1 junio 2012 23:02 pm #

    gracias esteban, escribí mi historia porque es algo que estoy viviendo, y eso que tengo 30 años, solo decirles que si creen que están confundidos busquen ayuda, como a mi que me demore en aceptarme pero lo tenia claro desde siempre, no hay nada mejor que poder caminar por la vida sin miedo, para mí, mi mejor amigo me salvo de ahogarme, ahora le pregunto cosas o conversamos del tema, siempre me dice que estoy aprendiendo, así que de poco, el tema de la familia quedara pendiente, pero creo que cambiaran su forma de pensar, porque he demostrado todos los valores por ellos inculcados, soy buena profesional, y trato de ayudar en lo que pueda, eso es lo que hace que la gente cambie su forma de pensar, si no somos distintos de los heteros, desgraciadamente han creado una imagen errónea.

    hasta el momento no he tenido problemas con nadie a quienes les he dicho, todo lo contrario siempre tienen una palabra de apoyo y eso es porque me conocen, y saben que no hay nada malo.

    animo a todos y gracias por leer y sobre todo mucha fuerza a los anónimos que aun dudan o tienen miedo.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  3. nicole 3 junio 2012 4:04 am #

    animo, q con el tiempo las cosas cambian , lo bueno es q ya sabes lo q eres y no renegaras de ello porque sabes q asi eres feliz. suerte con tu familia y de a poco todo se volvera mas claro, saludos.
    Nicole

    Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Claudia 3 junio 2012 19:35 pm #

    Paz, que te puedo decir… solamente brindarte a travez de esta pantalla mucha fuerza y confianza en ti misma, ser lesbiana u homosexual esta casi catalogado como si fueramos extraterrestres y no es asi, somos seres humanos sentimos igual que el resto, por nuestras venas corre sangre como todo ser humano NO coca-cola, deceo que tu historia termine felizmente viviendo las etapas no apresuradamente, espero que la mujer que este a tu lado sea merecedora de ese corazon tan especial que tienes…
    Esperare la continuacion de la historia :)…!!!

    Thumb up 0 Thumb down 0

  5. AndresC 4 junio 2012 1:22 am #

    No sabes cuanto me llega tu historia, yo “salí del closet” hace muy poco, tenia mucho miedo de contarlo a madre, sobretodo siendo hijo único. Pero ahora que de apoco he ido revelando lo que verdaderamente soy, me siento enteramente feliz, a eso sumándole que conocí a alguien increíble estoy cada día mejor.
    Espero que tu familia te acepte como eres, no somos bichos raros, somos personas absolutamente normales y que solo nos atraen las personas del mismo sexo.
    Un gran abrazo éxito en todo.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  6. veronica m. 5 junio 2012 0:00 am #

    paz, animo yo pase por lo mismo y poco a poco lo supere …….finalmente tus amigos son los que mas te apoyan………suerte en tu caminar.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Ema 5 junio 2012 15:20 pm #

    Debe ser una situación muy compleja y es posible sentir en tus lineas todo lo que te ha costado, un abrazo y éxito es este camino.

    Nuestras historias se empiezan a construir desde antes de nacer, y somos responsables de sentirnos bien con nosotros mismos, la verdad nos libera…es fácil decirlo, cuesta harto hacerlo pero tu ya estas en el camino.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  8. paz 10 junio 2012 23:22 pm #

    Gracias a todos por leer y escribir esas hermosas palabras de aliento, increíble como nuestras historias son muy similares y eso me hace pensar en que aun hay esperanza para mi familia, por ahora no he revelado a nadie mas sobre mi sexualidad, mas que nada por mala coincidencias, pero no estoy en apuro al menos con mi familia porque estuve un buen par de años fuera de casa, y siento que estoy viviendo unos momentos especiales con la familia para que conozcan todo lo que he madurado desde que me fui, de hecho casi estuve a punto de hablar con mi hermano pero fue interrumpido.

    de momento aun espero que me sienta lista, a veces creo que mi mamá lo presiente, ya que la pobre lo único que quiere es que me encuentre un “pololo” pero cada vez que lo dice suena como si ya esta entregada a que nunca lo “conocerá” y le reza a Dios para que encuentre uno es lo malo de una mamá algo chapada a la antigua, mientras yo espero encontrar a alguien y tener el valor lo mas pronto posible porque no quiero seguir pensando en la reacción que tendrán ya que cansa muchísimo.

    en cuento salga con “mis Hermanas” y con mi familia escribire, sea buena o mala la reaccion,

    saludos a todos y animo.

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • Claudio 16 agosto 2013 22:18 pm #

      PAZ.
      Hola.

      Entiendo tú situación. Yo tuve una Polola Lesbiana y aún no lo asume, es visible hasta en su pensamiento. La verdad, me usó. Yo me enamoré de Ella. Y cuando hubo un espacio de Luz, comprendi todo y su tortura. Terminé la relación.
      Que te puedo decir: Ya estás grande, sé Feliz por Ti. No seas apariencia, aceptate y no te ocultes por rechazos.
      Quie. te quiere o Ama, te amara tal cual.
      No te castigues. Esta vida es una sola. No esperes que el mundo te acepte, se te irá la vida, sé inciadora de un nuevo mundo, ve a la cabeza y erguida.
      Yo no me enamoré de una lesbiana, me enamoré de un Bello Ser, pero su carnalidad no era compatible conmigo. Tu avanza, toma, deja ir y ADELANTE!

      Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.