César, 34 años, Chile

Han sido días emotivos, me ha llevado a recordar mi adolescencia, hoy tengo 34 años pronto a cumplir los 35, pero el caso de Daniel Zamudio me hace retroceder en pensamientos a mis 14 años, cursaba primer año medio, soy el nieto mayor de la familia por el lado de mi mamá. Mi abuelo siempre quiso tener un hijo varón, que ironía tuvo solo hijas, pero que mejor que proyectar sus logros en el nieto mayor.

Mis papás trabajaban ambos, mi papá la verdad no fue mucho aporte familiar, era mas una oveja descarriada, fui criado por los abuelos, ambos padres ausentes, mi mamá porque trabajaba para mantenernos, mi papá vivía su mundo y sus carretes.

Cualquiera podría decir ese es el motivo, la ausencia del papá hizo que fuera gay, difícil, la verdad tengo la imagen paternal de mi abuelo, un padre tal cual uno podría desear, mi abuela no se quedaba atrás, a esa edad darse cuenta que eres diferente es complicado.

No tenía muchos amigos, pero si tenía la suerte de que atraía muchas amigas, esto sin proponérmelo, la verdad uno no se siente distinto, claro se cuestiona cosas porque me gusta mi amigo, si lo normal es que me gustara una chica, hasta ese momento no me hacía drama emocional, pero luego tus amigos se dan cuenta que eres distinto, que eres más educado, menos brusco, comienzan las bromitas.

Ahí sentí que realmente era totalmente distinto, no entendía qué tenían que ver esas actitudes con ser homosexual, comenzó el drama en mi vida, claro si amigos no tenía y lógico si a uno lo tachan de gay, colita, amanerado, zas, joven del mesón, difícilmente se van acercar para ser tu amigo, obvio lo van a tachar de lo mismo, se aplica perfecto el dicho dime con quien andas y te diré quien eres.

Como ven, hasta ahora no tenía idea que era gay, claro si ni sexo había tenido con algún hombre, pero quienes me rodeaban me hicieron encarar una situación que para mi aun era desconocida, no estoy culpando a los demás, no, porque ser gay, para mi no era opción, simplemente era, si fuera opción créanme habría escogido ser heterosexual, creo que la vida es mucho más fácil (no te discriminan), puedes hacer lo que gustes y realmente no te apuntan mucho con el dedo.

En cambio, yo tenía que ocultar lo que sentía, claro si ya bastante tenía con ser tachado de gay, intente suicidarme como dos o tres veces producto de las bromas, la verdad no soportaba el bullying, que hoy es tan famoso, una familia conservadora, la verdad es difícil hablar con tus viejos si no pasan en casa prácticamente no hay relación, los abuelos ya están mayores confianza no tienes para un tema así.

A pesar de todo lo vivido creo que mantuve mi esencia de buena persona, practique Karate más de 8 años, y no por eso salgo a la calle a pegarle a medio mundo, o a quien me diga gay, cola etc.

No me gusta desearle mal al prójimo, trato de no burlarme de nadie, porque a veces como broma se te puede pasar, pero pienso dos veces algo antes de hablarlo, me da miedo causar daño, cosa que viví en carne propia, creo que con el tiempo se armaran más personas valientes y saldrán del closet, admiro la gente como dirigentes de movimientos de minorías o diversidad sexual, tuvieron que hacer su vida pública para poder luchar por los demás, si esto no fuera así muy poco avanzaría nuestra sociedad, creo que se debe partir desde niños en el colegio con el respeto, cierta parte se hace en casa, pero si tenemos en cuenta que se pasa toda la niñez y adolescencia en el colegio donde más podemos aprender el respeto y amor por los demás?, en mis años alcanzamos a tener clases de educacion civica, ahora ya no imparten estas.

Con todo lo vivido, con mi condicion sexual de gay asumido igual mantengo mi alegría por la vida, las ganas de ser amigo, de sacar una sonrisa a los demás, total no quiero que mi vida solo sea un paso, quiero al menos hacer sonreír a alguien mas, tal vez con mi sonrisa pueda iluminar alguien que pasa lo mismo, para mi el amor es el respeto por el otro, cuando se logre todos sonreiremos en un mundo mejor sin importar tu condición.

3 comentarios URL corta
Antonio, 16 años, Santiago
Hola, me llamo Antonio y tengo 16 años. Soy de Santiago y creo que soy bisexual. Desde chico me molestaban con que era gay, porque no me juntaba con casi nadie en los recreos y no me gusta mucho el fútbol, pero yo no le daba importancia. Desde entonces me han gustado varias amigas de curso, pe...
Sebastián, 21 años, Antofagasta
Hola queridos amigos de Joven Confundido, mi nombre es Sebastián y soy  de Antofagasta. Desde un comienzo me sentí homosexual, desde los 13 años, lo cual acepté recién a los 20 años, fueron tiempos de mucho dolor y de no poder aceptar quien soy yo realmente, pero fue inútil. Recuerdo que en es...
Daniel, 25 años, Arica - Parte II
...continuación Dogmas, Ignorancia y Prejuicios con los que crecemos Es increíble, pero a la vez tan lógico que tu entorno, tu familia, tu realidad, las creencias, todo, te predisponen a odiar, a rechazar y temer a lo que somos. A esto sumémosle que en televisión, Internet y otros medios, ves ...

3 Respuestas a “César, 34 años, Chile”

  1. mario 2 abril 2012 14:57 pm #

    Tienes toda la razón, la vida hay que vivirla y a todo dar, no se trata de ser una persona promiscua ni de vida loca, pero si aprovechar la juventud y empatizar por quienes lo han pasado mal por ser distintos, que te vaya muy bien en tu vida y que sirva esto de consejo para muchos

    Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Cris 3 abril 2012 19:07 pm #

    Me alegra leerte, saber que a tus 34 años intentas y practicas ser felíz y dejar atrás la estigmatización, eres grande y si sonríes en la vida quiere decir que guardas las penas en el corazón pero no por eso no eres humano y sufres igual que todos. Al enfrentar la vida con otro tenor, te da ciertas herramientas que no todo el mundo posee. No te sientas tan abrumado de la dificultad de abrirte a tu familia, llegará el momento de que tu también seas protagonista de una historia maravillosa para con ellos en el momento y en el lugar indicado, que cada día se acerca más debes pensar y cada día más también es un buen augurio para entender que en Chile no exista más discriminación. Un abrazo.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Juan Carlos 4 abril 2012 12:21 pm #

    Cesar es bueno escuchar tu historia, todos hemos sido en mayor o menor medida victimas de las burlas; pero sabes … en algo tienes razon no hay q perder el sentido de la vida, que es ser feliz…y el primer paso es ser sincero con uno mismo y con los q rodea… Un abrazo. mucho exito

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.