Tomás, 21 años, Santiago

Mi nombre es Tomás, tengo 21 años y estudio una carrera muy tradicional. No sé si en esta etapa soy un hombre confundido. Creo que no, considero que mientras más pasa el tiempo, más asumo mi condición, aunque me cueste. No ha sido fácil poder escribir, ya que ni a mi sombra se lo he contado… es decir, a nadie. Cuando era niño sentía que era un poco más femenino que mis compañeros de colegio, de hecho no me gusta jugar fútbol y, evito ir a fiestas por temor a que las amigas de mis amigos me encuentren extraño.

En mi familia siempre fui tema. Tan así, que cuando era pequeño mis tías fueron a mi casa a decirle a mi mamá que sentían que tenía que encausarme para que cuando fuera grande no tuviera problemas, lo que causó un gran problema entre mi mamá y ellas, porque mi mamá no tiene filtro en responder cuando de defendernos se trata.  Desde que entré a primero básico y hasta octavo yo esperaba que algún día alguna niña me gustara y así fue, hasta como los 12.

Luego empecé a sentir una atracción distinta por hombres, pero siempre con culpa, ya que en mis colegios, siempre muy católicos, eso no era normal. Mis primeros años de colegio fueron bien traumáticos, de hecho tuve sobrenombres hasta tercero básico y creo que me marcaron para toda mi vida; ahí nacen mis complejos más grandes.

Luego, entré a primero medio a un colegio de hombres y  yo sabía que podían ocurrir dos cosas: La primera era que me relacionara tanto con amigos que  mis gestos comenzaran  “masculinizarse” o bien, que me gustaran, sin embargo mis teorías se mezclaron y aunque hice todo lo posible para negarlo igual me comenzaron a gustar y más, aunque todas mis conductas hasta el día de hoy, intento masculinizarlas, para que mi calvario no se exprese además en público.

Ya en ese colegio tenía un pensamiento que ahora recuerdo y lo encuentro muy tonto, yo decía: “Ya, si esto durará poco, cuando entre a la universidad me empezarán a gustar las mujeres”… lo que nunca fue, de hecho fue muy difícil tener que afrontar que en la universidad esas cosas se hablan y no dependía de mi poder detener algún rumor.

Todos mis amigos y familia saben que si me atacan en alguna discusión con la sexualidad, me ofenderán mucho y dejarán de relacionarse conmigo; no me importa quién sea, pero porque aún la palabra “Homosexual” no es muy amiga mía. Si alguien me hubiera preguntado cuando más chico qué prefería ser, si homosexual o heterosexual, no hubiera dudado en optar  por la segunda alternativa.

Siendo homosexual  se debe lidiar con muchas trabas sociales a diario pero es un mundo al que respeto mucho y del que descubro cosas relevantes a diario. En mi familia pareciera ser un tabú referirse a mi sexualidad y bien por mí si continúa así.

Mi hermano mayor a veces en broma me pregunta quién me gusta, pero prefiero hacerle pensar que soy muy reservado y que de esas cosas no hablo. Sin embargo, creo que todos lo sospechan. Pero esta situación, como de “hombre que no cuenta sus cosas”, es la que más me acomoda hasta ahora.

Nunca he pololeado, y me han gustado muchas hombres, y a veces pienso que quizás no sea tan grave pololear con mujeres, pero al minuto siguiente me arrepiento, sería lo peor mentirle a una mujer de esa forma, pero tener que fingir todos los días y hacer como que me gustan las mujeres, es algo terrible.

Cada vez que siento pena por algo, creo que está implícito el llorar por esta situación… siempre, aunque la causa sea otra. Pero  me tranquiliza pensar que algún día le contaré a alguien y podré estar más en paz, pero me asusta todo ese proceso; ya fui rechazado cuando niño, no me gustaría ser un adulto al que apartan o del que hablan a sus espaldas. Pienso que si llego a contarlo, será solo a mi núcleo y punto, no sé si sea necesario que todo el mundo lo sepa.

Una vez, estando en un viaje de estudios, una compañera de universidad, me dijo que ella veía cosas que las reconoce en los ojos. Yo le pregunté qué veía en mí, pero ella me dijo que me molestaría. Pero insistí y me dijo: “Es que creo que eres…”  – Y terminé su frase diciendo: “…Gay?” – Y tuve que inventarle una historia y molestarme, argumentando que yo pololeaba y que no son cosas que la gente debe preguntar, que la sexualidad no se pregunta y me molesté un buen tiempo.

No sé si debí haberle dado explicaciones, lo cierto es que cada vez que me hacen esa pregunta me pongo rojo y muy nervioso y contesto, cada vez más seguro, que no.  Todos mis amigos piensan que pololeé, de hecho a mis amigos les digo que me gusta alguien de la u y a mis amigos de la u, que me gusta una amiga.

Es algo muy normal, creo en situaciones como ésta. Pero me duele constantemente tener que omitir información a mi mamá, a mis hermanos, a mis amigos, porque creo que tienen derecho a saberlo, ya que si no existiera tanto prejuicio, la sexualidad no le importaría a nadie.

De todas maneras pensar en la homosexualidad como concepto y, luego en mi sexualidad no es algo de lo que siento culpa, es más, siento que tengo un gran sentido del humor y tengo amigos  no por la sexualidad, sino porque creo caer bien y estoy convencido de ser buena persona, si no fuera porque guardar un secreto de estas proporciones es muy incómodo, diría que estoy muy contento como soy, pero la felicidad llegará cuando esto ya no sea tema, ni para mí ni para nadie, aunque estoy seguro que mi mamá y hermanos me apoyarían y mayores problemas no tendría con ellos, con el resto de la familia que son todos muy conservadores, no siento la necesidad de contarles.

Decidí escribir, porque creo que mucha gente de mi edad debe estar pasando por esto y tal como me sirvió leer algunos testimonios,  espero que esto ayude a otros.

13 comentarios URL corta
Rubén, 14 años, Santiago
Hola, me llamo Rubén, tengo 14 años y soy de Santiago. Quiero agradecer a esta página por esto que han hecho y primera vez que me siento tan identificado con homosexuales. Antes de estar en esta página, creía que todos los gays eras iguales, querían puro sexo y nada más, pero al entrar aquí me di cu...
María, 20 años, Santiago
Hola... bueno encontramos con mi pareja hoy la página y quisimos enviar nuestro testimonio. Tenemos 20 años respectivamente, vamos en primer año en la Universidad de Concepción y somos de Santiago. Bueno la aceptación sexual para ambas fue ardua y aún no podemos enfrentar a ambas familias. Nos co...
Claudia, 25 años, Rancagua
Saludos. Mi nombre real es Vicente, como mi no muy querido padre. Desde hace unos 7 años, he sentido que mi forma de pensar y ver la vida es igual como una mujer. Nací como hombre. Mi infancia la he vivido como un hombre, aunque gracias a mis hermanas estuve varios años jugando con muñecas y peluche...

13 Respuestas a “Tomás, 21 años, Santiago”

  1. Cari 4 noviembre 2011 17:26 pm #

    Mmmm..creo que primero que todo debes saber que es lo que eres. ya que a un principio dices que estas claro y después no…. nosotros sabemos muy bien lo que somos, se pasa por un proceso de confucion?.Si, pero cuando logras darte cuenta que es lo que sientes ya no hay miedo de tus sentimientos y de lo que quieres…el miedo pasa por un tema de La familia y amigos y esas cosas..pero al fin y al cabo en tu vida no estarán siempre tus amigos y la familia muchas veces tampoco.
    Como tu bien dices no es necesario que andes divulgándolo al mundo ya que es tu vida..pero por lo mismo para sentirte pleno tienes que conocer que realmente quieres …. o te asumes contigo mismo y empiezas a vivir tu vida sin importar lo que piense el resto….pero primero debes dejar de sentir miedo y culpa…tampoco reproches a la sociedad por que la sociedad no te hace tu eres un ser único e irrepetible por ende si alguien hace algo malo o bueno no harás lo mismo si no lo deseas…. tu eres dueño de tu vida y no te escudes en que Chile es un pais que aun no esta preparado y esas cosas, por que en el fondo somos mas de los que tu mismo crees…es cosas que empieces a frecuentar tu mundo al cual perteneces y empieza a asumir cual sera …..

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • nelo 10 noviembre 2011 1:03 am #

      Es cosa de que frecuente “su mundo”? te refieres a que salga a discos gays, y todo el “mundillo”? pfff

      dudo que sea esa una solución; creo que uno va pasando etapas, quizás no es el momento de que su familia lo sepa, o amigos, y llegará algún momento en que se de la instancia de comentar lo que esta viviendo

      No por que te gusten los hombres vas a cambiar tu vida al 100%. Puedes seguir siendo el mismo tipo simpático, agradable, de confianza para tus amigos, solo que se diferencia en que sientes atracción por un hombre; y si tus amigos son leales, y abiertos a opciones distintas, te darás cuenta, y podrás ver la opción de que te desahogues con ellos, y sentirte mucho mejor.

      Yo cuando “salí del closet” fue porque personalmente llegué a un momento en que sentía que no podía seguir mintiendo o inventando “chivas”, así que cuando tuve la oportunidad de conversarlo con mi madre lo hice, al igual que con mis amigos; por lo menos en mi caso no hubo problema, sigue todo igual que siempre, y mi opción sexual no es tema.

      Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Cari 4 noviembre 2011 17:26 pm #

    yo pase por lo mismo que tu…pero llega un momento que no puedes seguir luchando contra tu esencia de verdad piensa y dale adelante que no estas solo ¡¡¡¡¡

    Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Belén 4 noviembre 2011 18:30 pm #

    Estoy en una situación muy parecida, no sabes cómo te entiendo. Estoy en la Universidad Católica, todos mis amigos de la U son católicos (aunque creo que son bien liberales), y mi familia es super conservadora. Mis amigas siempre andan comentando sobre nuestros compañeros, lo típico “oye y ese mino?” “ese de allá es demasiado mino”, etc y yo siempre me quedo callada. Por suerte no me han preguntado si me gusta alguien, pero creo que se debe a que he lanzado comentarios en broma como “el ayudante igual es lindo” para que no lleguen a preguntar algo. Me molesta harto en todo caso tener que decir cosas que de verdad no pienso, ojalá todo fuese más fácil y pudiese decir con toda libertad “oye me gusta esta niña” pero sufrí tanto cuando me molestaban en el colegio que tengo miedo a que pase lo mismo en la U y que mis amigos se distancien al momento que yo les cuente que soy lesbiana. En cuanto a mi familia es lo mismo.
    Bueno, sólo escribo esto para que te des cuenta que hay más personas en la misma situación que tú. Ya llegará el momento en que podremos decirlo a nuestras personas más cercanas y ojalá todo resulte bien :)
    Saludos

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • Ignacio, 22 años 6 noviembre 2011 21:52 pm #

      Belén, muy real tu comentario! Las mató… sobre todo lo de lanzar bromas. Muchas veces yo lo viví… Ahora, me pasé a la segunda etapa… le conté a cuatro amigos (2 mujeres y 2 hombres) y ahora hago los mismos comentarios, pero ya con las personas que realmente me atraen.

      No sé si te sirva… pero, en el contexto de los amigos católicos, yo estudié en un colegio del Opus… y casi todos mis amigos eran de ahí… Y, aún cuando uno puede ir cachando quien te puede o no tolerar, un día me arriesgué (ya estando en la U) a contárselo a uno… Que igual es difícil de aceptar siendo de mi colegio, y más todavía hombre… y se lo tomó muy piola… incluso ahora tiramos su tallas locas acerca de mí. Cada persona es distinta, pero… yo he comprobado, que cuando uno hace buenos amigos, eso 24/7 (que te apañan en todas), es muy difícil que no te acepten… incluso siendo católicos.

      Thumb up 0 Thumb down 0

    • Jo 6 noviembre 2011 21:55 pm #

      Lo mismo me pasa. Es terrible tener que quedarse callado y no poder decir lo que uno realmente piensa..
      Mi historia familia y de conocidos es igual.. todos ultra conservadores…

      Thumb up 0 Thumb down 0

  4. philip 4 noviembre 2011 22:06 pm #

    estoy en lo mismo tengo tu misma edad. las constantes preguntas de mi familia quien te gusta … blablabla en fin no me atrevo a decirle tampoco a la sombra =/ aparte la homosexualidad lo toman muy mal y prefiero ser el joven que no cuenta nada introvertido bueno espeor todo siga bien ……. saludos

    Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Ignacio 6 noviembre 2011 0:34 am #

    Te entiendo perfectamente. Me identifiqué harto con tu historia, de hecho casi en todo. también viví el rechazo de mis compañeros y tuve que evadir las preguntas de mis amigos y mi familia. Lo único que te puedo decir es que no estás solo. Hay que ser optimista no más y esperar el momento para contarlo 😉

    Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Chris 6 noviembre 2011 21:34 pm #

    Pasé lo mismo que tu… tan solo espero el momento para poder contarlo, ya que no me siento preparado.

    Te deseo lo mejor y éxito, Saludos! :)

    Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Andrés 7 noviembre 2011 10:57 am #

    Me sentí 1000% identificado con tu historia, yo vivía lo mismo que tu hasta ya hace casi un año, q le conté a mi familia, ese momento fue terrible, deverda fue el peor día de mi vida, por que mis papas son conservadores y mis hermanos son grandes entonces les costo aceptarlo, sin embargo ahora miro hacia atrás y estoy feliz, no me arrepiento ahora tengo una vida mas honesta lo cual me hace feliz, converso mis cosas con mis hermanos y mi mama y creo q todo lo terrible que fue el proceso valió mucho la pena, aunq como tu dices solo sabe mi núcleo, mis amigos y mi familia, mis tíos y primos no por q creo q es exponerme a un estrés y a una posible situación incomoda..
    Creo que tienes las cosas muy claras , solo te falta encontrar el momento, aunq este nunca va a llegar x q siempre habrá algo que te haga pensar no ahora no, pero creo que hay que jugarcela no ma… Mucha suerte

    Thumb up 0 Thumb down 0

  8. nico 21 años, stgo 12 noviembre 2011 18:10 pm #

    tomy! es la historia de mi vida jaja excepto x lo de tu madre y tías y familia en parte =P pero todos esos miedos los viví y a veces reaparecen. Tuve un período bien deprimente (tb estudio un carrera tradicional, MUY exigente que deja poco tiempo para uno) que lloraba y sentía que le mentía a mis padres y a mi mismo. Comencé por contarle a mis padres que me sentía confundido (y de verdad lo estaba) y que estaba triste, no tenía ganas de estudiar y en fin, depre. Estuve llendo a una psicóloga muy buena, con la cual no sólo conversábamos de la homosexualidad, sino como me sentía, los problemas y miedos que venía cargando del colegio, mis inseguridades, mi autoestima (todo esto se ve muy mermado y siento que tu estas así), el sentirme feo, el pensar que el mundo me rechazaría al igual que en el colegio (cosa que no fue así), ataos con la familia, la primera salida a bailar, etc. Me ayudó bastante, volví a ser el niño feliz y seguro que era antes del colegio. Y así, poco a poco, le conté a mi círculo más cercano y fui conociendo nueva gente y nuevas experiencias. Y en eso estoy, y eso que apenas llevo 1 año de aceptación personal que soy homosexual, y que no hay nada de malo en eso. Soy el mismo de siempre, solo que más seguro de mi mismo y de lo que quiero y no para mi vida.
    Saludos! y fuerza tomy =)

    Thumb up 1 Thumb down 0

  9. Jaime 31 enero 2012 19:01 pm #

    Tomas… Tal como dice arriba, soy Jaime. Tu historia me llego a identificar a tal punto que me decidi y ya la estoy comentando, con la única diferencia de mi edad, 17. Se el “martirio” que se siente al omitir información a la familia o a los amigos, dejando en mi, mucha pena y culpa. Aunque a mi también me cueste decirlo y ponerlo en practica, te puedo decir que nunca hay que dejar de lado la esperanza, y que el miedo y la opresión algún día se irán de lado. Fuerza y éxito “compañero”, en adelante, directa o indirectamente no estarás solo. Saludos :)

    Thumb up 0 Thumb down 0

  10. félix 22 agosto 2013 22:43 pm #

    Totalmente de acuerdo con cari
    ser homosexual no es una invención del siglo veinte es una realidad humana, y es mucho más común de lo que muchos creemos, y alrededor del mundo hay abogados, activistas, políticos que luchan a diario por darnos la libertad los derechos que como personas también tenemos: porque ser gay no te hace menos gente, amigo sigue tu corazón: ser gay es una de las personalidades más maravillosas del ser humano, no podemos nadar contra la corriente, ni nacimos para hacer felices a los demás sino a nosotros mismos, sé feliz, cuentale a tu familia, cuando lo cres necesario, trata de conocer amigos gays, porque yo te lo aseguro somos los mejores amigos, tenemos problemas similares y entre nosotros nos ayudamos. y ten en cuenta esto: No puedes dejar que tu vida se esfume sin haber disfrutado a plenitud tu naturaleza, piensa lo decepcionante que puede ser vivir una vida de engaño, de apariencias,¿para hacer feliz al mundo?

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.