Elena, 62 años, Santiago

Recuerdo que por esos momentos todo estaba relativamente bien en mi vida y familia,  sólo con los problemas cotidianos del diario vivir. Pero uno de aquellos días mi hijo menor, de alrededor de 14 ó 15 años, invitó a un compañero a la casa. Conversaron mucho… y yo algo intuí en sus miradas.

Al retirarse el compañero de mi hijo, él fue a mi dormitorio y se abrazó a mí. Parecía angustiado. Y lo estaba. De a poco comenzó a confesarme que al parecer era gay. Yo no comprendía qué pasaba, pero mi amor hacia él me hizo acogerlo, besarlo y decirle que lo amaba, que por nada dejaría de amarlo, y que lo ayudaría… pero ¿Cómo ayudarlo si yo no entendía? Yo no sabía qué pasaba en ese momento en nuestras vidas.

Él se sentía culpable de ser así, y yo no supe muy bien qué decirle. Tuve que recurrir a alguien más, y llorando le conversé todo esto a mi hija mayor. Ella me dio algo de tranquilidad al decirme que la homosexualidad no era una enfermedad, que no existía una causa específica, genética o de educación que pudiese influir para que las personas pudiesen ser homosexuales. Que era así no más. Y me aconsejó el llevarlo a una persona que conocía, que era especialista en el tema.

Esa persona, que hacía la labor de consejería, no encontró nada anormal en su salud y fue conversando con el, tranquilizándolo,  dándole el espacio que él necesitaba, explicándole que podía ser gay, como también podía no serlo, que aún era muy joven y debía terminar la adolescencia. Posteriormente lo fue preparando para la vida en general, sobre el cómo elegir a sus amistades, cómo aceptarse teniendo una vida plena, sin remordimientos en lo religioso y/o moral, también fue educándolo en cómo usar un condón, cómo prevenir el vih y en muchas otras cosas.

Y yo también tuve la posibilidad de hablar con ella. Me hizo muy bien conversarle, me tranquilizó. A mí me educó en estos temas y me enseñó por sobre todo que a los hijos hay que amarlos siempre, respetarlos y educarlos.

Mi hijo es un muchacho que estudió y que ya está a punto de ser profesional, deseando aportar desde su propia vivencia a los jóvenes que muchas veces no tienen quién les aconseje y guíe. Mis otros hijos lo han aceptado con mucha tranquilidad, casi sin cuestionarse nada. Así también sus amigos y amigas, lo han aceptado sin preguntar al respecto, sin burlarse. Incluso, hace un tiempo conversamos con mi mamá, de más de 80 años, quien no tuvo reparos y lo siguió viendo igual que siempre. También hace poco se enteró mi nieto, de trece años, el que tampoco lo cuestionó. Incluso dijo “yo lo acepto como es y lo amo”.

Me siento feliz de la familia que tengo, aunque a veces tengo un poco de susto de gente que no lo conoce. Yo sé que mi hijo es una muy buena persona, pero otros pueden tener prejuicios, pueden rechazarlo y causarle daño. De todos modos, yo tengo la esperanza que pronto en Chile se pueda conversar el tema sin tapujos. Y como una mamá que ama a sus hijos, cotidianamente estoy aportando en ello.

12 comentarios URL corta
Denisse, 27 años, Santiago
Este es mi segundo relato, los actualizo un poco, mi padre era homosexual, me enteré a los 8 años más o menos. (El relato completo en "Familia del joven confundido"). Bueno, cuando yo nací mis padres pertenecían a los Testigos de Jehová, eran bastante "fanáticos", íbamos a reu...
Marcelo, 38 años, Valparaíso
Estimados amigos… he descubierto navegando por internet vuestro sitio y su trabajo, y les he solicitado poder utilizar el logo institucional en mi blog personal, lo que me han permitido y por lo que me siento muy orgulloso, porque les contaré que soy padre de tres hijos, el mayor y único varón, es g...
Carolina, Las Condes
Mi hijo mayor, Sebastián, de 23 años, se decidió hace poco tiempo a contarme que es gay.  A pesar de la sorpresa, me enorgullezco de que mi reacción inmediata haya sido abrazarlo bien fuerte y decirle sinceramente que, por sobre todas las cosas, yo lo quiero a él por lo que es y no por su orientació...

12 Respuestas a “Elena, 62 años, Santiago”

  1. Denisse O 17 septiembre 2011 13:08 pm #

    Maravilloso relato, que lindo que pasaron juntos el camino de aceptación, ojala muchos padres actuaran como tu.
    Y me parece que cada uno de nosotros aporte a que nuestro país se informe y deje de lado los prejuicios.

    Saludos!

    Thumb up 1 Thumb down 0

  2. Antonio 19 septiembre 2011 16:47 pm #

    Felicitaciones por tu familia y por tu actitud. Ojalá todos los gays/lesbianas pudieran tener una situación familiar como la de tu hijo, pero creo que habiendo algunas pocas por ahí, van a hacer madurar a esta sociedad.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  3. PIA 21 septiembre 2011 2:08 am #

    Hola: gracias por compartir tú historia es muy linda. Yo tambien soy mamá de un chico maravilloso que es gay . y me gusta poder leer que no solo yo paso por eso . un abrazo

    Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Cari 21 noviembre 2011 18:32 pm #

    Me hubiera encantado que mi madre hubiera tenido la misma reaccion…su hijo lo unico que puede sentir es Orgullo por su madre ¡¡¡ Felicitaciones ¡¡¡¡¡

    Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Beto 10 enero 2012 21:12 pm #

    Doña Elena, es usted una señora hermosa. No la conozco pero le mando un bestote.

    Yo soy bisexual y no sé cómo decírselo a mi familia, ya soy profesionista y nunca he tenido pareja, y la verdad es que tengo mucho miedo de salirme del ropero.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Soul 9 marzo 2012 17:50 pm #

    Linda historia ,yo también soy mamá de un chico gay y me alegro poder leer estas historias las cueles de alguna manera me identifican .Un abrazo con cariño

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • pestañas 9 marzo 2012 17:56 pm #

      Hola Soul, nos encantaría recibir tu testimonio! Hay muchxs chicxs que necesitan el apoyo de sus familias y no lo tienen.
      Saludos,
      Equipo JC

      Thumb up 0 Thumb down 0

      • soul 19 junio 2012 3:31 am #

        Disculpen por la demora en responder,no habia visto este mensaje . La verdad es que me gustaria escribir mi historia, sé que a mi hijo le gustaria leerla..
        Además quiero contarles que he publicitado mucho está página ,ya que aparte de mi hijo y su pareja,también tengo amigos gay ..
        De antemano muchas gracias por su apoyo.un abrazo
        PD: organizaré mi vivencia y la enviaré ..besos

        Thumb up 1 Thumb down 0

  7. Diego 16 junio 2012 23:39 pm #

    ahora mi abuela me viene a mostrar esta pagina web, y tambien me viene a mostrar este relato que hizo… me siento orgulloso de la manera en la que actuo mi abuela. mi tio es un hombre fantastico y el que sea gay no lo hace en lo absoluto diferente. estoy seguro que mis hermanos y primos reaccionaran de la misma manera que hize yo al enterarme (soy el mayor de los sobrinos).
    saludos 😀

    Thumb up 3 Thumb down 0

    • Andres D 22 febrero 2014 18:20 pm #

      Hola.
      A través de ti quiero felicitar a tu abuela. La reacción que tuvo frente a su hijo fue maravillosa.

      Thumb up 0 Thumb down 0

  8. Love 25 julio 2012 4:08 am #

    Wena, mi mamá tb aceptó mi onda.No tiene rollos con que sea lesbiana, mi papá tampoco, ni mi hermana, ni mis amigos. No se imaginan el bien que le han hecho al apoyarlo, gracias a ustedes este chico es feliz y pleno. Cuántos gays darían la vida por sentir un poco de esa comprensión. Ojalá que algún día mi suegrisss que es bien católica (de la onda opus) tb entienda que su hija, mi polola de más de un año, es feliz conmigo y que yo no la convertí jajajaja. Me da pena no poder tener una relación normal con la familia de mi polola, en cambio la mía 0 rollo!!
    FELICIDADES

    Thumb up 0 Thumb down 0

  9. marco 18 diciembre 2012 12:14 pm #

    Qué fantástico …
    ha pasado mas de 1 año y leo esto :)
    si bien mi madre me acepta, aún después de 7 años le cuesta entender
    algunas cosas.
    Me emocionó mucho el relato me sentí identificado :$
    ojalá muchas madres tubieran la actitud positiva como la suya :)

    Un abrazo grande después de un año y medio.
    besos.
    :)

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.