Nicolás, 19 años, Santiago

Bueno, no sé muy bien como comenzar. Me llamo Nicolás, tengo 19 años y desde pequeño mis papás me metieron en colegios de monjas y curas; mi familia es muy creyente y todo mi entorno en general. Mis padres son súper conservadores, al igual que mis hermanos.

Nunca dudé sobre mi sexualidad. Nunca se me ha notado que soy gay, aunque no me guste jugar a la pelota ni esas cosas. En el colegio anduve con una niña, pero no me llamaba mayormente la atención, me enviaba mensajes al celular y casi todos los días me llamaba a mi casa; no soy muy cariñoso que digamos… hasta que terminamos, porque me dijo que no la quería y no le prestaba la atención, ahí me di cuenta que no me llamaban mayormente la atención las mujeres.

Yo creo que nadie tiene la mínima sospecha que soy homosexual.
Entré a estudiar a una U privada, mis compañeros son súper clasistas y discriminadores en todo sentido, aunque hay excepciones.

Mi miedo es decirle a todos los que me rodean que soy gay, la mayoría es enormemente homofóbica, creo que se quedarían un par de primos y algunos amigos; creo que ahí uno se da cuenta quién realmente es un verdadero amigo.

Hace un par de semanas, en una fiesta de la U, le conté a una amiga que era gay; no me creyó y me dijo que si era broma o que si estaba curado, lo tomó de buena forma, ya que es super liberal…sentí un enorme alivio al contarle, pero es la única personas que sabe sobre mi orientación sexual.
Me siento súper oprimido al tenerlo guardado tanto tiempo, me he metido a foros y chat gay para hablar con personas, pero he tenido la mala suerte de que sólo quieren sexo :S

Conozco a un par de personas gay, pero no tengo la suficiente confianza para hablar con ellas y preguntarles cómo lo asumieron frente a todos.

Estoy aburrido de seguir ocultándome, me gustaría partir contándole a mis papas, pero tengo miedo a que no me hablen más o me miren como bicho raro. Además, lamentablemente dependo de ellos económicamente si me quisiera ir de la casa.

No sé si contarles ahora o esperar a salir de la U… La verdad es que no sé qué hacer, me gustaría leer sus opiniones.

Saludos 😉

16 comentarios URL corta
Ignacio, 16 años, Concepción
Lo recuerdo como si hubiera sido ayer... aun me cuesta hablar de esto pero creo que es necesario solamente por la gente que pueda leer y aprender sobre la situación que viví. Desde muy pequeño era bien masculino pero creo que algo en mí despertaba una sed sexual transversal ( por hombres y mujeres)....
Felipe, 24 años, La Cisterna
Hola, encontré esta página buscando lugares para conocer gente gay que no sean discos (las vueltas de la vida) y leyendo testimonios de muchos, decidí enviar el mío, quizás alguien me comenta desde un punto de vista externo. Bueno, yo fui a un colegio católico (siendo ateo hasta el día de hoy, irón...
Felipe, 25 años, Vitacura
Más o menos desde los trece años me he estado mintiendo a mí mismo. Por ese periodo noté que me atraían los hombres más que las mujeres, pero jamás lo he aceptado. Son más de diez años que cada vez que siento el mínimo deseo por alguien de mi propio sexo, vengo diciéndome cosas como "en verd...

16 Respuestas a “Nicolás, 19 años, Santiago”

  1. Cristian Retamal 1 septiembre 2011 12:52 pm #

    Nicolás, primero que todo tranquilo, al leer tu historia es volver en cierta forma a la mía, pero te digo no hay mayor tranquilidad que el decir quien en verdad eres, con lo anterior no estoy diciendo que tienes que decirlo ya o decírselo a todos, pero si a las personas que tu sientas necesidad, ahh y no cabe duda que seras bien recibido. Otro punto de lo que escribiste eso de los blogs o chats concuerdo totalmente contigo, es increíble me enferma eso de la manía de tener sexoo como que ese fuese el tema base de sus vidas, viejo te juro que yo tampoco lo comprendo.
    Dale, no dudo que tendrás suerte, ah y no eres el único.
    Saludos

    Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Pipo 2 septiembre 2011 22:01 pm #

    Paso por lo mismo. Huí de mi ciudad para ver cómo se me habrían las posibilidades en Santiago para tratar de ‘aceptarme’. Estando mi segundo año de universidad, las cosas no han cambiado mucho. Le conté a tres amigas de la u, cero rollo, de hecho fue bacán. Sin embargo no saben el vacío que uno siente por dentro. En mi u también hay harta gente homosexual, sin embargo no hay iniciativa para hablar con ellos. Creo que es un proceso largo y complejo. Es bacán que mis amigas no me hayan esteriotipado como loca o algo… pero para que haya empatía creo que es mejor hablar con quienes son como uno.

    Espero que estés excelente.
    Saludos.

    Thumb up 1 Thumb down 0

  3. Tatan 5 septiembre 2011 14:24 pm #

    Cuidado que puedes pasar la vida esperando, ahora es la U, después la estabilidad económica, después quién sabe… ¡Ordena tus ideas y disfruta la vida ahora!

    Thumb up 0 Thumb down 0

  4. penquista 5 septiembre 2011 14:29 pm #

    Estimado: es díficil muchas veces compartir con el resto algo que tal vez ni uno mismo ha aceptado, antes de compartir tu orientación sexual con el resto, preocúpate que a ti no te fastidie el hecho, integralo a tu persona, que el ser gay no signifique ser diferente, sino aceptar que simplemente “eres”. Se por lo que pasas, porque soy bisexual, y si los gays son discriminados, nosotros somos vistos como unos libertinos y un montón de cosas mas, es díficil luchar contra los estigmas y prejuicios de la gente, pero si tu estás en sintonía contigo mismo, todo será distinto, y por cierto, el mundo no tiene porqué enterarse con quien compartes tu corazón, saludos y éxito en la vida.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Marcelo Oviedo Lund 6 septiembre 2011 14:51 pm #

    Hola! Mira sabes a mí me pasó algo medio cuático ya que mis viejos se enteraron de mi onda cuando yo tenía 16 años con decirte que quedó la crema en mi casa, mi viejo no me habló hasta que salí de 4º medio, tuve que lidiar con toda la incomodidad de sentarnos juntos a la mesa, con lo cotidiano de los roces con la familia… después que salí de cuarto el me corrió de casa, siendo ke yo no soy un mal chico cachay, soy estudioso estube en la U y esas cosas a él ni en cuenta, mi mamá y mi abuela (q.e.p.d) siempre estuvieron ahí, después de un tiempo las cosas se calmaron, es duro al principio pero después keday aliviadísimo… feliz… respiray y onda se te llena el pexo caxay, siempre hay gente que le cuesta asumir las cosas, pero con la homosexualidad hay que ser egoísta… pensar en uno… porke para la gente es más raro un gay tapado que uno conocido jajaja es así y muchas personas me lo han dixo… yo feliz en serio y te deseo suerte a ti! un abrazo saludos de Copiapó! :)

    Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Rose 6 septiembre 2011 15:04 pm #

    Nicolás. La sexualidad no es algo que se elige o no. Algunos pensaran que esto es “lamentable” pero en realidad no lo es. Es más, te diría que eres afortunado. Necesitamos que hoy exista gente como tu para que la sociedad pueda notar que esto es una realidad social y que hay que aceptarla. Sin discriminación alguna. Yo soy heterosexual pero conozco a muchas personas gays. No es un problema, es algo que simplemente es.

    Aveces en la vida hay que ser un tanto egoísta y pensar que es lo que a uno le proporciona felicidad. Claramente da miedo expresarse y demostrarse al mundo frente a algo que no en todas partes “es muy bien visto”, pero es algo que se tiene que hacer para poder cambiar esa típica tradicional imagen que el mundo ha formado hasta hoy.

    No tengay miedo a lo que te vayan a decir porque todo proceso que va en contra de la tradición le cuesta mucho entenderlo, aún así, arriésgate y cuéntalo. Por el contrario, tu felicidad siempre será aparente porque nunca te vay a mostrar como eri. Tengo un amigo que estuvo en la misma situación que tú, u privada, ambiente discriminatoria, familia tradicional, etc.. Pero se arriesgó y contó la verdad. Le costó al principio, a muchos aceptarlo. Gracias y mucha suerte!!!!

    Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Francisco 6 septiembre 2011 20:38 pm #

    Nicolás, soy ese amigo del que te habla la Rose. Considero que es necesario que puedas conversar con una persona que ha vivido algo semejante a lo que tú estás viviendo. Sin embargo, me parece poco probable que en un chat gay puedas encontrar una conversación como la que quieres tener.

    Con mucho gusto conversaré contigo si así lo quieres. Un gran abrazo, no te angusties, no eres el único y todo se puede conversar.

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • Nicolás 7 septiembre 2011 20:01 pm #

      si, me gustaría conversar para resolver algunas dudas
      tienes algún mail o algo donde podamos hablar?? :)

      Thumb up 0 Thumb down 0

      • pestañas 8 septiembre 2011 8:06 am #

        Nicolás, por una política general de la página no es posible entregar ningún tipo de información personal. Todo contacto debe hacerse exclusivamente a través de los comentarios públicos. De esta forma, protegemos la identidad y la integridad de quienes confían en nosotros para hacernos preguntas y darnos su testimonio. Espero que comprendas.
        Equipo JC

        Thumb up 0 Thumb down 0

        • Adolescente 13 septiembre 2011 17:28 pm #

          Y si la página propone un sector donde podamos conversar con gente como nosotros? Creo que sería una excelente idea. Personalmente, me alegrarían la vida si conozco a alguien por acá!

          Thumb up 0 Thumb down 0

          • pestañas 13 septiembre 2011 17:35 pm #

            Adolescente, no es primera vez que alguien propone esa idea y como Equipo de Joven Confundido lo discutimos también. Pero decidimos que por el bien de los jóvenes que nos escriben, muchos de ellos menores de edad, preferimos no crear esa instancia. No dudamos de las buenas intenciones de quienes comentan en el blog, pero no podemos saber quiénes están detrás. Este blog fue creado para ser una comunidad donde los jóvenes tuvieran el espacio para contar sus historias y compartir sus inquietudes, así como para recibir el apoyo de nosotros y de quienes comentan. Muchos han contado en sus testimonios las malas experiencias que han tenido en chats y friend finders, no queremos eso para esta comunidad. Nuestra principal labor es proteger tanto la identidad como la integridad de quienes confían en nosotros y apoyarlos. Por eso también todos o la mayoría firmamos con seudónimo.
            Espero que comprendas,
            Equipo JC

            Thumb up 0 Thumb down 0

  8. Felipe 10 septiembre 2011 0:51 am #

    Primero, debes ver bien si quieres seguir estudiando en donde estás, ya que para el proceso que vives y seguiras viviendo quizá no sea muy beneficioso.
    Tienes 19 años, a la misma edad que comencé con toda mi historia… es difícil. Debes buscar consejos en donde, lo más probable, sea lo que menos quieran darte.
    Consejo número dos, al menos por ahora. Adiós Chat.
    También tengo mi historia acá, Felipe 25 años, Santiago. Si tienes tiempo, pasa por ahí.

    Saludos y fuerza. No es ideal postergarse por los demás.
    Abrazo

    Thumb up 0 Thumb down 0

  9. daviduribe 13 septiembre 2011 14:57 pm #

    Nicolás.

    Me alegro saber que tienes claridad respecto de lo que sientes.

    A hora bien, ¿Cómo superar los miedos a contarlo? ¿A quién contarlo? ¿cuando hablar? Son preguntas que están en el “entrelíneas” de tus palabras. Son preguntas que muchos nos hicimos. Son preguntas que a mis 28 años yo me hice por muchos años y que recién hace unos tres resolví.
    Para mi hubo un amigo que con su testimonio vino a responderme la siguiente interrogante que había en mi corazón y en mi mente: “Si el puede ser feliz sabiendo todo el mundo que es gay, ¿por qué yo no lo puedo hacer?” Por lo tanto, es importante, lo que tu señalas como una necesidad, es decir, que conozcas y converses con alguien que sin ninguna doble intensión (como las pueden haber en un chatgay) simplemente te escuche… yo soy de la idea de que (a veces) uno solo necesita de una buena oreja que preste atención y de un hombro si caen alguna lagrimas en el intento por contar.

    Te deseo lo mejor y mucha suerte en todo.
    Un abrazo fraterno.

    David.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  10. Ignacio 3 enero 2013 2:03 am #

    Hola Nicolás:

    Me alegró mucho haber revisado esta pagina y encontrar una historia como la tuya, ya que me hizo sentir más tranquilo respecto de mi condición. Yo también soy gay y me siento muy identificado con tu historia. Me alegra saber que existen personas que están pasando por lo mismo que yo, y creo que en estos momentos son las únicas con quienes me atrevería a desahogarme frente a este tema. Te gustaría que conversáramos y compartiéramos nuestras experiencias, nos podría ayudar mucho a los dos. Tienes algún correo donde pueda contactarte?

    Un abrazo

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • pestañas 3 enero 2013 20:01 pm #

      Hola Ignacio, recuerda que en Joven Confundido no se permite la publicación de datos personales o de contacto, esta medida tiene como objetivo velar por su seguridad y te pedimos que jamás entregues información personal de forma abierta en sitios de Internet. Esta página no es un “FriendFinder”, y esto es lo que nos ha permitido crear un espacio seguro para los más de 20 mil jóvenes que nos visitan mensualmente. Te recomendamos estar atento a los talleres que realizamos durante el año, oportunidad en la que podrías compartir con chicxs de tu edad en un ambiente protegido y guiado por nuestro equipo de profesionales, quienes entregan información y orientación.
      Un abrazo,
      Equipo JC

      Thumb up 0 Thumb down 0

  11. felipe 18 abril 2014 5:45 am #

    Hermano querido.
    Me dio mucha ternura tu historia y hasta me hizo llorar.
    No leí los comentarios, porque quiero confundirme con lo que te quiero decir. Soy de Buenos Aires, ahora destruida, después de como 20 años de corrupción increíble y malos gobiernos. Y que pese a todo sigue siendo una ciudad con una vida nocturna y cultural que me sorprende hasta mí, que nacía acá hace 38 años, ja.
    Yo soy de una familia hipercatólica, tradicional, con antepasados guerreros de la indepedencia, nombres de calles, avenidas y ciudades. Igual, lo digo sólo como contexto. En la Argentina, si tenés un extranjero cerca o se mezcló con tu familia “tradicional”, mucho más copada y muchos más lindos salen los argentinitos.
    Al grano, familia muy católica y nieto de militar. Jamás debí contarle a mi madre, a los 28, que era gay. Como mis hermanos no le fueron a contar que eran heterosexuales y tampoco le pidieron permiso o que les diera el ok de con quien noviaban o finalmente se casaron. Y para enojo de mi madre, porque ella quería digitar todo.
    Uno no tiene que pedir permiso a nadie de nada, si lo que hace es bueno para uno. Lamentablemente me di cuenta tarde, muy tarde, y estuve casi toda mi vida, tengo 38, esperando la aprobación de los demás.
    De a poco, y sin tener que caer en la promiscuidad (yo hasta los 35 pensé que no existían gays de familias similares a la mía, ¡en Buenos Aires! que es enorme.
    Hoy está todo mal o mejor, tomé una distancia sana de mi familia, porque no los voy a cambiar y me dejaron completamente solo, siempre, hasta en los peores momentos. Pero si fui descubriendo chicos u hombres, amigos, parientes lejanos (supongo que en Santiago como en Buenos Aires entre las clases medias todos tienen algún grado de parentesco, ja) y , que habían pasado por lo mismo y hoy, si bien no puedo decir que son como hermanos, hace un tiempo que son vínculos con los que lloramos y nos divertimos y analizamos y nos reímos para no llorar, pero le damos cada vez menos bolilla, al ambiente famliar de dónde venimos. Pero no dejamos -y eso es una elección personal- por lo menos mis amigos y yo de buscar a Dios, de ir a misa -pero no hablando de estos temas con ningún cura porque en general hay mucho homosexual que te puede hacer mal- y de ser un tipo feliz. Es difícil y tengo casi 40, pero ahora la tengo más clara. Un abrazo y lo mejor para vos!!! Gracias por compartir tu sensibilidad y tu historia que me hizo acordar tanto a mí.

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.