Eduardo, 20 años, Calera de Tango

Siempre fui diferente.
No sé cómo comenzar a escribir mi testimonio. Solo sé que no es fácil contar a otras personas por lo que se vive; quizás sea de ayuda para otros.
Mi familia siempre fue muy ligada a la iglesia, como familia de campo. Y, como todos saben, la religión no se elige, sino que se hereda. Soy católico desde que tengo razón y me gusta serlo, aunque es algo complejo vivir con estos sentimientos sabiendo que no soy aceptado por mi religión. Por siete años de mi vida fui acólito (ayudante del sacerdote), luego fui catequista 2 más y siempre, desde que tengo conciencia, conozco estos sentimientos en mí. Tenía miedo y estaba solo… nunca hasta los 19 años le conté a nadie. Cuando partí contándole a mis amigos (todos heterosexuales), fui súper bien aceptado: todos me quieren por lo que soy y no por mis preferencias sexuales.
En mi familia siempre estuve reprimido, siempre hice las cosas para agradarle. Me gusta jugar a la pelota, pero nunca me gustó tanto como mi padre quería. De hecho, es irónico pero mi hermana sabe mucho más de fútbol que mi papá; un amigo le dice “Bielsa”. Siempre me gustó mucho bailar y creo que es ahí donde se me notaba, porque bailando olvidaba todo. No puedo decir que fui un niño triste, porque nunca mostré una cara de pena a mi familia. Siempre era yo quien era un apoyo para todos y no podía mostrarles mi pena; siempre andaba con una sonrisa delante de todo y, cuando ya la pena me sobrepasaba, me iba en bicicleta al cerro o a un tranque donde podía llorar y pensar solo. Pero yo siempre desde chico me hice cargo de lo que significa “tener sentimientos por un hombre y ser católico”… Era terrible pensar que en una parte de la biblia, el libro de formación de un católico, dice que es una abominación tener sentimientos que normalmente se deberían sentir por una mujer, sentirlos por un hombre; es agobiante sentirte como el último en todo, lo peor, un pervertido, pero dos cosas marcaron mi forma de pensar la vida y era pensar que quizás Dios me odia o soy un error para él, o solo soy fruto del pecado. Lo otro que marcó mi infancia era escuchar a mi familia (que es muy grande, si mi abuela tuvo once hijos, que son mis tíos/as directos, imagínense la cantidad de primos) decir cada domingo que los maricones son asquerosos, unos pervertidos, escuchar como mi madre referirse a “mí” como un indeseado y un error de la naturaleza, eso me rompía el corazón y solo yo lidia con eso todo los días… Así aprendí a ocultar mi homosexualidad en mi infancia.
Desde hace más o menos dos años, ya tengo amigos homosexuales, porque antes solo tenía a mis primos y algunos amigos de donde vivo. Siempre salía a escondidas con ellos a bailar, que es lo que me encanta, o a comer por ahí. Pero un día que volvía de la disco en la mañana, como las siete porque desde el centro de Santiago a mi casa es bastante, los encontré despiertos, y me preguntaron de donde venía y comenzamos a discutir. Entre la revuelta, mi madre dice “no me digas ahora con que te gustan los hombres” y yo, sin pensarlo, le dije que sí… pero nada se escuchó, todo siguió tal cual. Pensé que todo estaba bien, que era aceptado, pero nada había cambiado porque no me habían creído. Ahora último, hace dos mes, traje a mis amigos a la casa, comimos, cantamos karaoke y conversamos. Ahí comenzó a explotar todo: mi madre volvió a preguntar; esta vez, no sabía qué hacer y, en un silencio largo, le dije seriamente “soy gay”. Al parecer, el mundo se le desmoronó ahí: su alergia a la palabra gay se hizo presente y todo parecía tragedia griega. Desde ese suceso que mi autoestima todos los días cae un poco; no soporto ver llorar a mi madre, por un dolor que toda la vida fue mío y ahora que tenía la confianza y esperaba compartir mi vida, mi fortaleza, mi felicidad resulta que todo sale al revés ahora, solo no quiero hundirme más en este socavón… Es paradójico, pero nunca pensé que llegaría a hacer dormirme con un rosario, despertar leyéndome la biblia, hacerme algo parecido a un “exorcismo” exprés. De aquí a unos días tengo que hora con la psiquiatra, psicólogo y el obispo… No sé hasta dónde llegará todo esto…
Solo sé que yo no elegí ser así, ¿por qué habría de elegir, escoger el odio de mi familia? Sería suficientemente idiota si hubiese elegido el camino difícil; solo sé que no voy a cambiar porque, aunque me digan que Dios me odia, no lo siento así; siento un amor infinito porque sé que soy una persona capaz de, quizás en el futuro, dar amor a alguien. Ahora solo amo a mi familia y les daré el tiempo necesario para que me acepten y amen por lo que soy, no por lo que ellos quieren que sea.
En fin… Homosexual y orgulloso de serlo.

14 comentarios URL corta
Esteban, 22 años, Chile
Bueno no sé cómo llegué a esta página, pero llevo más de 2 horas navegando en ella, creo que lo imperante que se hace poder hablar y compartir mi ituación sin tabú es la que me hace escribir y compartir con ustedes mi histotia. No soy asumido (sólo un par de personas lo saben y los demás lo sospe...
Elvis, 31 años, Concepción
Mi historia… mi historia parte desde que tengo conciencia, desde lo que es sentir algo por un hombre y no por una mujer. Bueno mi nombre es Elvis, tengo 31 años, nací en Talcahuano, actualmente vivo en Concepción, mi historia no creo que diste mucho de otras historias que hay en el mundo, pero ig...
Renzo, 20 años, Valparaíso. Chile
Mis estimados amigos, pasaron meses ya desde mi último testimonio y hoy sentí la necesidad de enviar otro. Hoy por hoy me encuentro feliz, asumido completamente, y orgulloso de serlo, estoy iniciando una relación con alguien maravilloso, alguien que me hace sentir el mejor del mundo, alguien a qu...

14 Respuestas a “Eduardo, 20 años, Calera de Tango”

  1. Polin 9 junio 2011 12:16 pm #

    Eduardo. Triste tu historia, ningún ser humano común desearía estar en el pellejo de un homosexual, mas si muchas veces es el mismo homosexual quien se autoflajela. Como puedes decir que no fuiste un niño triste si las veces que reías era para agradarle al resto. Pero aun eres muy joven y tienes toda una vida para comenzar a reír por ti, pese a todas las adversidades. No tengas miedo de ir al psicólogo, cuentale de corazon que te sientes orgulloso de lo que eres pero no eres feliz, ver llorar a tu madre no te hace feliz. Estoy segura que en 2 sesiones mas, llamará a tu madre. Aprende una cosa, la verdad absoluta no existe, y los seres humanos se equivocan, no los pongas en un altar, aun cuando fuese tu madre o el mismo Papa. Tú mismo juzga lo que está bien o mal para tí, comienza a ordenar tu vida, demuestrale a tu familia que eres igual a ellos, que eres valiente y que Dios te ama igual que a ellos. Escucha a tu madre, pero intenta que ella también te escuche a tí, con respeto y paciencia lograran entenderse, y si nunca llegan a aceptarte da igual, tu madre siempre te amará, da igual si eres gay. Ella solo está dolida porque tal vez sabe que ser homosexual es duro, es difícil, como madre tal vez desea que seas feliz. Lamentablemente está cegada en sus convicciones. Solo dale tiempo al tiempo. Te falta mucho por vivir.

    Abrazos

    Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Fernando 11 junio 2011 17:14 pm #

    Mal trance por el que pasas…y tanta tristeza.
    Mi madre se enteró por mis hermanas. Yo tenía 32 años y había emigrado a Europa con un gran amor.
    Estuvo un mes en cama, deprimida, pensando en que su bien amado hijo se iría al infierno.
    Finalmente buscó ayuda donde UN CURA! quien le dijo que yo era un hijo de Dios y que todos somos amados por él, que estuviera tranquila y que el tiempo le daría consuelo. Que abriera su corazón por el amor que me tenía. Y así fue.
    Ahora incluso puedo presentar a mis novios en los almuerzos dominicales.
    Un día me dijo:”hijo, yo no estaré viva, pero es seguro que un día no será ningún tema lo que la gente haga con su vida afectiva” . Estábamos tomando un café en Bellas Artes, de pronto miró alrededor y sorprendida me dijo: “mira, ahí hay una pareja hetero!”
    Animo y fuerza…el amor todo lo puede.

    Thumb up 1 Thumb down 0

  3. Claudio 11 junio 2011 18:50 pm #

    Nadie te podrá decir que eres homosexual por elección. Eso lo valoraras muchísimo con el tiempo, créeme. Es normal que tu familia le cueste aceptarlo,es necesario ser compresivos, ya que ellos los ven como un error y pueden sentirse culpable. Tu historia no es triste, tu historia es de valientes. Un saludo desde Barcelona.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Salvador 12 junio 2011 21:41 pm #

    Eduardo: mi historia es muy similar a la tuya y, hace sólo unos días, llegué a una película que me estremeció. Quizás la hayas visto, tal vez no, por eso dejo el nombre: se llama “Prayers for Bobby”. Si no la has visto, pues te invito a verla…Un abrazo enorme.

    Thumb up 1 Thumb down 0

  5. roberto 13 junio 2011 11:29 am #

    eduardo es un cola guerrero!

    Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Marcos 13 junio 2011 11:37 am #

    Ya, no lei las otras entradas, así que no se si repito. Perdón por adelantado.
    En primer lugar, si Dios existe, se supone que es perfecto, y por lo tanto no se equivoca, y en ese mismo razonamiento, tú no puedes ser un error. Algunos dichos dicen por ahi que cuando Dios manda, hasta el Diablo obedece, así que no creas tampoco que estás del otro lado negativo del Karma.

    Ahora desde otro lado. Tú te aceptas como eres, así que no creo que seas tú el que tiene que ir psicólogo, psiquiatra, y mucho menos Obispo. Son tu familia la que no te acepta, así que ellos son los que necesitan tratamiento para entenderte a tí, que te quieres como eres. Suena duro, pero al pan pan, y al vino vino.

    Finalmente, hay muchas otras personas gay metidas en la iglesia, que no tienen dramas por su condición. No entraré en detalles de los curas, que se crea polémica, y no quiero entrar en eso, sino que a lo que voy, es que si dejas que tu doctrina te amanze, sólo estarás haciendote un daño a tí mismo al reprimir lo que sientes. Si tu familia no te acepta, no importa. Si tu fe no te acepta, no importa. Tú aceptalos así como son, porque no puedes cambiarlos, y quedate contento.

    Ya habrán tiempos mejores.
    Y deja de ir a psicólogo, psiquiatra (y en especial Obispo), porque ellos se hacen plata con el dolor ajeno. Mientras uno tenga problemas, ellos viven, así que planea una sesión final con algún psi, en que este tu familia (en especial tu madre), para que ella empieze a entender que no hay nada malo, y que se quede ella en la terápia, mientras tú siges dando amor por la vida.

    Eso seria.
    Mucha suerte en todo!

    Thumb up 0 Thumb down 0

  7. chica 13 junio 2011 11:45 am #

    Eduardo, las coincidencias de la vida. MI familia también es de calera de tango, somos muy católicos y hace dos años uno de mis tíos, el más querido, el que cuidaba a los 15 primos, el que nos hacía reír, nos dijo que era gay. ¿Fue difícil para la familia? para unos más que otros, todo dependió de cuanto dejamos de mirar nuestro ombligo y nos pusimos en el lugar de un hombre con 40 años de silencio.

    Lejos lo más doloroso era ver a mi tío ser el más homofóbico de los gays. No quería acercarse a mis primos chicos, tenía pavor de que supiéramos que tenía pareja y mil cosas más. Era verdaderamente desgarrante, pero en esa pena se acercó mucho a Dios buscando paz, la que ha encontrado.

    Te vienen tiempos difíciles, lo más seguro, pero tienes lo más importante te sientes amado y tu fe te va a dar fuerzas, y tu mamá pronto se va a dar cuenta que no es malo, que es una realidad simplemente. Dale tiempo y date el tiempo para explicar cómo lo has ido viviendo.

    un enorme abrazo y arta fe

    pd: cuando te juntes con el obispo, que te entre por un oído y te salga por el otro!!!

    Thumb up 0 Thumb down 0

  8. Ignacio 13 junio 2011 11:55 am #

    Eduardo tengo una historia muy similar a la tuya, tengo 24 años, me asumi a los 17, mis padres aun no lo comparten, recien hoy en dia lo tienen más asumido lo que no quiere decir que lo tengan aceptado, te recomiendo por tu salud mental que no intentes que te comprendan suele agotarte mucho vivir esa lucha constante de aceptacion, lo mejor es saber que a ellos nadie les enseña a ser padres ni a aceptar el tema, pero no por eso tienes que ver truncada tu vida. Piensa en ti y mucho animo y fuerzas para lograr tus objetivos en el futuro.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  9. Cristian 13 junio 2011 20:36 pm #

    ¿Cuanto tiempo te tomo aceptar que eras gay?, por lo menos unos 18 años. ¿Por que entonces tus padres deberían aceptarlo de forma inmediata?. Se que es duro lo que te estoy diciendo. Pero básicamente el mensaje es que les des tiempo, pero durante ese tiempo, lo peor que puedes hacer es pretender que nada a pasdo o dejarlos solo, todo lo contrario debes de apoco enseñarlos que significa ser gay y que no algo que escogistes. Yo te aconsejo dos cosas

    1.- Contarles tu experiencia desde tu punto de vista emocional, por lo que has pasado y lo dificil que ha sido, cuentaselo de manera paulatina, tú, más que nadie conoce a tus padres y sabrás como traspasar esa experiencia.

    2.- Dale referencias de que significa ser un padre de un hijo gay, hay otras experiencias internet que puedes imprimir y entregarselas para que la lean, a mi medio resultado dejarlas botadas en la cocina o en el escritorio, colocando titulos como ” que significa ser padre de un hijo gay”.

    3.- Intenta de ver la siguiente pelicula con ellos Prayers for Bobby, que ya te la recomendaron más arriba. deja que pensar a los padres.

    4.- Ten paciencia y por sobre todo demuestra que sigues siendo el mismo de siempre y que en ti nada cambiado, solo que ellos ahora conocen algo nuevo de ti, pero tú sigues siendo el mismo.

    Fuerza y ánimo

    Thumb up 0 Thumb down 0

  10. yayo 23 junio 2011 21:59 pm #

    tranquilo eduardo gracias por expresar tu historia y por estar seguro de lo que eres eso es bueno.

    y dios te ama eso se siente y se que lo sientes de verdad =).

    Thumb up 0 Thumb down 0

  11. Panxop 20 julio 2011 15:24 pm #

    Eduardo;

    He leido tu historia y no sabes que tantas cosas en comunes he encontrado en tu propia experiencia, solo puedo compartir contigo 3 cosas que no debises olvidar

    1.- Dios no se equivoca en lo creado, eres su hijo y te ama. Colocate frente al espejo cada mañana mirate y di: “Dios, gracias por ser homosexual”

    2.- Ten pasciencia con tu madre, tal como te costo a ti poder asumir y contar tu homosexualidad a tu familia, tu madre necesita el tiempo para poder asumir (ella siempre te amara). Solo enseñale que sigues siendo el buen hijo de siempre

    3.- Siempre querete, cada uno es lo mas apreciado que Dios a creado y lo que una madre tiene, la biblia condena una sexualidad mal vivida, medita mas en ello.

    Un abrazo enorme y desde ya estas presente en mis oraciones.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  12. marcelo 25 julio 2011 0:20 am #

    hay una pelicula muy linda , muestraselas a tus papas se llama PLEGARIAS PARA BOBY es muy linda y es una historia parecida a la tuya , te hara muy bien verla y que tu mama la vea es realmente linda , basada en una historia real esta en internet varios sitios para que la descargue
    abrazo

    Thumb up 0 Thumb down 0

  13. smarcopoups 7 noviembre 2011 23:22 pm #

    Me encanta manera thw a presentar su sitio web, su estilo de escritura es fácil de entender y apreciar

    Thumb up 0 Thumb down 0

  14. Diego Muñoz 5 diciembre 2011 18:55 pm #

    Hola Eduardo!
    Me gustó mucho leer lo que escribiste, pero a la vez quedo MUY preocupado.
    Al igual que tú, soy un joven católico, creo que en un comienzo por “herencia”, pero una vez que madure también lo hice por elección.
    Yo decido en mi vida el modo que tengo para vivir. Y aquí, Dios ocupa un lugar fundamental, porque lo entiendo como un Dios del amor, y NO del rechazo ni del castigo.

    Efectivamente, pasé por varios Colegios Católicos con distintas espiritualidades, y también participé en “grupos” religiosos en los que a veces parecen olvidar lo escencial del Evangelio de Jesucristo, y lo transforman en algo exclusivo y excluyente… QUE ERROR MAS GRANDE Y TRISTE!!!
    Las palabras que en la Biblia aparecen, son objeto de interpretación, y no reflejan en exactitud lo que quiren decir; no te olvides que fueron escritas hace más de 2mil años, en otros tiempos y contextos.
    Lo importante y que NUNCA tienes que olvidar, es que los mensajes de la Biblia son palabras de amor, y una invitación a construir y expandir el Reino a todos quienes quieran aceptarlo y hacerlo parte de sus vidas.
    Te aseguro que hoy en día, Jesús estaría en contra de todos esos “creyentes” que se sienten expertos en moralidad y con la capacidad de apuntar con el dedo a todos aquellos que son “distintos”…
    Los amigos de Nuestro Señor, fueron tipos comunes y corrientes, hombres y mujeres, pecadores e imperfectos…

    Como consejo te hago dos invitaciones, la primera es que puedas leer en este link una revista que toca el tema de la Homosexualidad ante los ojos de Dios, y puedes compartirla con quien quieras…
    http://issuu.com/xcvboletin/docs/bolet_n_xcv_noviembre_naranjo_digital__1_

    Y en segundo término, puedes buscar en facebook a ” Cvx Jovenes Santiago Chile “, y descubir que aquí quizá puedas encontrar la ayuda que andas buscando, y que ni un psiquiátra, psicologo u obispo podrian superar!

    Te animo MUCHO, y te invito a que no decaigas…se fuerte y valiente…
    y no olvides jamás que NADA PUEDE SEPARARTE DEL AMOR DE DIOS.

    un abrazo
    Diego!

    Thumb up 1 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.