Antonio, 27 años, Concepción

Si estás pasando por esto ahora, es porque quizás naciste a principio de los 90`s.

Te voy a contar como era pasar por lo mismo hace más o menos 10 años.
En la segunda mitad de los 90´s el mundo de había abierto bastante al tema. Sin embargo, en Chile y en especial en las pequeñas ciudades y pueblos que lo constituyen mayoritariamente, la historia no era la misma.
Si tenías TV cable, era posible que vieras series donde ya existían personajes y donde el tema se tomaba con cierta normalidad. En nuestro país, los referentes seguían siendo los mismos: Un señor de aspecto travestoide senior elegante: Gonzalo Cáceres, no ayudaba mucho con su imagen a la reacción que pudieran tener tus padres al comentarles la noticia.
Hablo de tiempos en los que Madonna aún no besaba a Britney, tiempos en los que no se sabía tanto de Ellen, en los que no había íconos sexualmente controversiales… Una época donde se vivió el “opening” en el mundo, que en nuestro país surgió en la década siguiente.
Yo estaba en un colegio de curas. En él siempre nos habían dejado claro que si bien la homosexualidad ya no era “una enfermedad” para ellos, en el fonfo, seguía siéndolo. “Ellos (dicho de forma despectiva) pueden ELEGIR ese estilo de vida, la Iglesia no cierra la puerta a ninguno de sus hijos, pero no admite el CONTACTO entre 2 personas con esta CONDICIÓN” (O sea a la Iglesia le da lo mismo que seas un cola, siempre que no ejerzas ¬¬).
Volviendo al tema. Estaba en la enseñanza media… Probablemente mi homosexualidad se me salía por los poros, pero nunca lo imaginé siquiera como algo factible. El sólo pensarlo me hacía sentir horrendamente sucio ante los ojos de Dios, los compañeros de marcados ademanes eran apuntados con el dedo en una época en la que ni siquiera conocíamos el término “Bulling”… Si te gustaba el pop no podías enorgullecerte porque ese también era motivo de burla, al igual que preocuparte de la ropa y que esta combinara (sí, la metrosexualidad y los pitillos son de tu época, no de la mía).
Recuerdo que cada día hacía la misma ruta al colegio. Aproximadamente 6 cuadras que a veces acompañaba con mi discman o mi minidisc, a veces, pq al colegio “no podían llevarse esas cosas”. En ese trayecto monótono de cada día, de repente surgió algo distinto… Al avanzar x la tercera calle de mi recorrido (calle x la que caminaba unas 3 cuadras) empecé a ver a un tipo que iba en la dirección contraria. A la velocidad de un caracol (la época no permitía otra cosa) fuimos progresivamente mirándonos cuando se cruzaban nuestros caminos (hablo de MESES), de hecho era como parte de empezar el día bien el disfrutar de la mirada de esos ojos verdes sobre mi, que con el tiempo se acompañaron de una sonrisa. Sabía que me agradaba la sensación pero no podía definir con claridad que me gustaba esa persona, todo por culpa del lavado de cabeza que te hacen desde la infancia.
Un día, él dio un paso y me dijo hola… así pasaron más meses en los que simplemente nos saludamos hasta que un día llegamos a hablar (todo lo que te cuento en tu época toma 20 minutos, lo que tiene su lado bueno y su lado malo).
2 comentarios URL corta
Eduardo, 17 años, Guadalajara, Jalisco, México
Tengo 17 años y soy gay, diagnosticado con Trastorno Obsesivo Compulsivo. Mi infancia fue algo más mala que buena, desde niño siempre supe lo que era, nunca tuve confusiones. Recuerdo que desde los 6 años yo ya pensaba ''hmm que joven tan guapo''. A esa edad, sin ningún tipo de deseo sexual, simplem...
Samuel, 17 años, Caracas. Venezuela.
Hola, mi nombre es Samuel, soy de Caracas y tengo 17 años. Soy bisexual, siempre lo he sido. Desde los cinco 5 sentía algo por los hombres, primeramente mis amiguitos del escuela. Pero no me consideré gay ni bi hasta los 14 ó 15 años. Cuando veía a los gays pensaba que estaba mal y cuando me di c...
Fabián, 17 años, Chile.
Creo que soy bisexual, me siento así. Aunque ahora me enamoré de un chico, tiene 15 años. Todo comenzó más o menos cuando tenía 11, era verano, mi familia iba a la playa, todos juntos, y mi primo de 16 llevó a su amigo de la misma edad, no lo sé, pero me gustaba mirarlo, me simpatizó e incluso me da...

2 Respuestas a “Antonio, 27 años, Concepción”

  1. Javier 10 febrero 2011 21:47 pm #

    Yo soy del año 90 y sí, me tocó crecer y ser adolescente gay en una época harto más cómoda. Y creo que todo gracias al Internet. Ahí uno conocía gente y aprendía cosas (buenas y malas), pero creo que la tecnología ha hecho que perdamos eso que viviste tú, eso de pasar meses sintiendo algo bonito sólo con unas miradas. Al final, hoy en día, los “flechasos” no existen, uno busca donde meter la flecha a la fuerza.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Pedro 6 enero 2013 17:17 pm #

    soy otro mas que vivió en los 90, donde esto era mucho mas difícil, ser gay era pecado y no una moda, y la verdad, aunque no me quejo y tengo buenos recuerdos no me gustaría volver a ella, a menos que tenga la conciencia para poder cambiar mis errores, pero ese es otro tema.

    ¿sabes?, entiendo a lo que quieres llegar, la crítica de que ahora es tan abierto todo esto que la magia se está perdiendo… pero a pesar de que hemos perdido la magia del romanticismo real, ya que la homosexualidad antes era para valientes, se ha ganado un mundo un poco más tolerante que el oprimido 90 que me quitó la oportunidad de ser feliz y ser yo mismo por la subcultura chilena de eso tiempos, saludos.

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.