En JovenConfundido.com buscamos proveer de información a jóvenes con dudas sobre su orientación sexual, ya sea una mera confusión adolescente o un secreto terrible guardado por mucho tiempo.

No está dirigido a activistas, ni a investigadores, ni a quienes dicten cátedra porque tengan todo resuelto. Ver más

Ignacio, 18 Años. Santiago-Chile.

Portrait

Hola, me llamo Ignacio, tengo 18 años (cumplidos hace un mes), soy de Chile, vivo en la ciudad de Santiago (zona Oriente).

Hoy encontré esta página y procedí a leer los testimonios. Algunos incluso me sacaron lágrimas, ya que me siento muy identificado.

Desde muy pequeño (6-8 años) he sentido curiosidad por el miembro masculino, esto debido a que a esa edad me duché con el que era en ese entonces el pololo (novio) de mi madre. Yo a esa edad quedé sorprendido por la magnitud de esa “imagen” y desde ahí siempre tuve curiosidad por ello. Luego, cuando tenia 12 años y comencé a sentir atracción por las personas, me daba cuenta que sentía una pequeña atracción sexual por los niños de mi edad, y no por las mujeres, pero era algo solamente sexual, nunca pasó a nada más. Por el contrario, con las mujeres sentía algo diferente, sentía una atracción mas “emocional” y las encontraba lindas, me llamaban la atención.

Debido a la experiencia de la ducha (y otras cosas que no creo que valgan la pena mencionar, pero cosas similares), cuando tuve la oportunidad de entrar a internet, ya con 12-13 años, lo que hacía era buscar a hombres desnudos, ya que eso me llamaba la atención, por una mujer nunca sentí nada. Fue así como llegue a paginas de internet variadas, desde paginas pornográficas hasta chats o videochats gay; la verdad no recuerdo cuando fue la primera vez que entré a un chat, pero entraba sólo con el fin de obtener placer sexual. Como dije, siempre sentí solo algo sexual. Así pasó el tiempo y crecí con esta confusión. Sentía que me gustaban las mujeres sólo por encontrarlas lindas o buenas personas, y en algún momento creí incluso enamorarme, tal vez fue así, tal vez no, pero nunca sentí una atracción sexual hacia ellas.
En el colegio siempre lo pasaba mal cuando era mas chico, ya que era muy diferente al resto, era muy maduro en comparación a ellos y no me gustaba hacer lo que ellos hacían, por lo que siempre estaba sólo, no tenia amigos, y así fue por mucho tiempo.

Siempre me cuestioné esa confusión y me preguntaba por qué era así, por qué no podía ser “normal” como “todos”, lo único que pensaba era en cambiar. Además yo iba a la iglesia, por gusto, ya que creo en Dios, creo que el me ama y yo lo amo, y creo que me ama a pesar de lo que haga (soy el único de mi familia que asistía a la iglesia) pero aún así sabía (según la Biblia y lo que he escuchado de muchos pastores) que la homosexualidad estaba mal. Jamás en la iglesia se habló en contra de ellos, descalificándolos o diciendo que eran personas enfermas, pero sí que estaba mal, y que no entran “al reino de los cielos”. Yo poco a poco me fui alejando de la iglesia porque me sentía hipócrita, quería agradar a Dios, pero cuando llegaba a la casa veía pornografía (entre otras cosas). Esto pasó cuando tenía 17 años casi recién cumplidos.

Más adelante (seguí entrando a páginas de videochats, siempre por excitación, ya que cuando no era así, “intentaba” cambiar). Así conocí en una página a un “niño” de 16 años, y comenzamos a conversar, y por primera vez en mi vida sentí algo más que una atracción sexual, sentía ganas de conocerlo en persona (lo cual no pasó), incluso la posibilidad de estar con el a futuro, siendo que antes descartaba de plano estas opciones, ya que hasta el día de hoy me cuesta aceptarme como soy, ya que me considero confundido aún, ya que no sé si soy gay o bisexual.

Hasta hace tiempo atrás en lo único que pensaba era en cambiar esta situación, pero ahora intento aceptarlo e incluso me permito mirar a personas de mi edad cuando voy caminando (no el cuerpo, sino el rostro, cosa que antes no hacía por “reprimir” lo que podía sentir). Desde que lo conocí a él por chat entré en esta confusión aún mayor, de incluso llegar a pensar, en que me puedo aceptar como soy (cosa que antes era imposible).

A pesar de todo, me siento angustiado, porque aún así me sigo preguntando, por qué soy así, por qué no puedo ser 100% heterosexual como muchos, y me da rabia y pena, tengo muchos sentimientos reprimidos, tengo muchas ganas de confiarle lo que me pasa a algún amigo, pero me da miedo. Estoy pensando en contarle a un amigo pero me da miedo cual pueda ser su reacción, me da miedo que me rechace, o que finja que le da igual y que no sea así, me da miedo que las cosas cambien, que se sienta incómodo conmigo en ciertas situaciones (en la piscina por ejemplo). Me dan miedo muchas cosas, pero es la única persona en la cual confío para contarle algo así, aunque no sé cual pueda ser su reacción. Creo que si le cuento a mi mamá me aceptaría sin ningún problema, al igual que mi abuela, quienes son mis cercanos (no conozco a mi padre), pero siento que aún estoy confundido.

Si le cuento a mi amigo no le diré “soy gay”, le diría “estoy confundido con mi orientación sexual, creo que soy gay” porque es así. tal vez se que es así, pero es algo que aún debo aceptar, es algo que me cuesta, es algo que siempre será así, es algo que nunca hubiese planeado (siempre imaginé un futuro con una esposa e hijos).

Por otro lado, me gustaría conocer a alguien de mi edad 16-19, pero soy algo tímido a veces, nunca he pololeado (tener novio/a), además soy súper exigente,  ya que soy muy diferente al resto, no consumo alcohol ni voy a fiestas (o carretes como les dicen acá), me gusta mucho estudiar, leer libros de política y cosas así.En fin, muy diferente, “raro” para algunos y por ello siempre me he sentido marginado y criticado  con las personas con las cuales he tenido oportunidad de “convivir”.

La verdad es que no es fácil pasar por esto, los que entran a esta página lo deben tener claro, lamentablemente las personas tienen un enorme prejuicio y piensan cosas que no son. Espero aclararme con mi orientación, aceptarme como soy, y tener la valentía para contarle a mi amigo.

Saludos a cada uno de los que visitan la página y gracias a los que leyeron el testimonio completo.

 

photo by:
15 comentarios URL corta

Estamos de Vuelta!

Estimadxs Amigxs:

Hemos vuelto con toda la energía…les pedimos que difundan nuestro sitio y sigan compartiéndonos sus preguntas y testimonios.Oh, I kept the first for another day!

Tenemos varios testimonios pendientes y preguntas por responder. En el transcurso de los días las iremos subiendo y esperamos que todxs ustedes nos sigan apoyando como siempre lo han hecho.

Saludos a todxs.

Equipo JC

 

photo by:
2 comentarios URL corta

Información

Estimadxs Amigxs:

Esperamos como equipo que se encuentren súper bien. Como se habrán dado cuenta, durante las últimas semanas hemos estado publicando de manera esporádica en nuestro sitio. Esto se debe principalmente a que estamos con una baja de voluntarixs que nos ayuden a responder las preguntas que constantemente nos están llegando.

Si lees nuestro sitio y te gustaría contribuir a muchxs jóvenes que nos leen diariamente, escríbenos a nuestro correo contacto@jovenconfundido.com …Nos ha pasado que hay interés de personas, sin embargo hay un proceso para que puedan ser parte del equipo.

 

Les reiteramos las disculpas por no estar al 100%, pero durante los próximos días ya vamos con todo.

 

Un abrazo

Equipo JC

0 comentarios URL corta

Antonio, 25 Años. Chile.

Friendly Young Man

Estoy en esos momentos de mi vida en que necesito vaciar todo lo que siento, transmitirlo a otra persona o por último dejarlo acá y que lo lean. Ojalá alguien empatizase con mi historia.
Durante toda mi vida he sido quien soy y he sentido esto que siento, y la verdad me sorprende haber llegado hasta este punto, me sorprende conocer un limite que no me permite seguir avanzando, siento una constante angustia, mis sentimientos no corresponden a mi razón y lo que pasa es que durante todo este tiempo me he cavado mi propio infierno, he sido el principal responsable de mi propio odio y no aceptación, soy en esta vida el único cómplice que tengo y el único que sabe realmente de mis propias palabras que soy gay.
También soy el primero en reaccionar reacio frente a esta condición sexual, y es que claro, cómo podría mostrarme de acuerdo frente a la causa de mis complejos, temores, mentiras, al punto que he formado una vida que ni yo conozco, una vida que no existe, que denota sentimientos que no le corresponden a nadie y así mismo he aprendido a sufrir en silencio, a guardarme cada palabra, intentar ser alguien normal que tiene una vida normal y no se le puede juzgar.
Me estaba yendo bien con eso, por un instante no me importaba, la pasaba bien, iba de fiestas y todo estaba bien, pero llega el punto en que tu corazón cede mas rápido que tu y se apodera de todo lo que haz construido, porque más allá de una condición sexual, existen sentimientos de amor que corresponden a esa condición y a mi al menos, todos esos sentimientos, los cuales son cada vez más fuertes, se vuelven más dolorosos porque son realmente platónicos, son incompatibles, amar un hombre que nunca te va a amar, tenerlo en la mente todo el día es algo que no estaba predispuesto en mis planes.
No puedo hacerme cargo de mi dolor constante, y tampoco puedo controlar no amar a nadie, porque esto que siento es algo tan involuntario, que no entiendo cómo dejar de hacerlo, cómo dejar de sentir, cómo estar en paz conmigo mismo, como estar en felicidad, poder hallarle un sentido a esta vida revuelta. Qué ganas tengo de poder aprovechar toda esta emoción que me sumerge, poder expresarla, y es que ni me atrevo a dejar salir ni un aliento de mi condición sexual a nadie. Tengo 25 años y les digo que esto esta perturbando mi vida, se me han quitado las ganas de comer, las ganas de salir, las ganas de compartir con cualquier factor de esta vida falsa que he creado, estoy harto de ser el hombre heterosexual, el que inventa minas, el que es canchero, ese que es intachable, estoy harto de andar con este escudo que más que protección, me causa daño y cada día que pasa es más pesado.
He tenido una vida gay toda mi vida en silencio, he amado a mis mejores amigos en silencio, he disfrutado y me he conformado con tener su compañía y sentir su cercanía el mayor tiempo posible, aunque eso signifique simplemente compartir una cerveza y risas, para mi tuvo que ser suficiente, porque no puedo exigir más, no me puedo salir de mi personaje y deshacer mi vida así. No puedo tirar todos estos años de mentira por la borda. Y es que no creé esta mentira para algún día destaparla. La verdad nunca he querido ser gay, y siempre he sufrido por eso, hoy más que nunca siento un dolor inmenso, pero soy cobarde, soy realmente cobarde, el solo hecho que alguien me señale y me reduzca totalmente diciéndome gay, preferiría quizás en ese mismo instante dejar de vivir.
A veces hago planes, a futuro claro, pero luego todo se derrumba, pierdo el sentido de mentir, y pierdo el sentido de decir la verdad, no tengo energías para seguir concretando mi vida de ninguna forma.
Sinceramente estoy en un punto de mi vida en que me siento mal emocionalmente, y me cuesta no traspasarlo a las cosas que hago a diario, estudio, trabajo, vida social. Nada me complace y nada me va a complacer mientras no pueda ser yo.
Gracias a quienes me leyeron y de ante mano me disculpo por mi redacción, solo escribí lo que sentí.

photo by:
12 comentarios URL corta ,

André, 23 años, Molina. Chile.

happyHace tres años, envié un testimonio a esta página, en ese entonces quería expresar mis miedos, mi angustia si así se quiere; por ello, o quizá solo por inseguridad, lo escribí bajo otro nombre…

En aquella oportunidad hablé de mi pieza, de cómo ella constituía un pequeño y perfecto mundo en el que me sentía cómodo, mi propia y física zona de confort. También hablé sobre mi personalidad, me auto definí como “misántropo” y describí a mi familia, diciendo que salir del clóset era una acción egoísta para con mi madre quien no merecía que mis problemas le arruinaran su pequeña y perfecta vida.

Desde aquellas líneas la vida me ha cambiado en varios aspectos, sigo sintiéndome más cómodo en la soledad que en compañía, pero he aprendido que eso no es malo y que la felicidad no está en “encontrar al otro”. Mis amigos se han convertido en mejores amigos y he sabido crear nuevas relaciones con gente que nunca pensé en conocer.

Salí del clóset completamente, me tomé los tres años y he hecho las cosas a mi ritmo… entendí que el ser egoísta no es siempre malo, que esta vida es mía y que no podía dejar a otros vivirla en mi lugar.

No es fácil a veces, pero los beneficios superan a los malos ratos. Hoy me siento bien con quien soy y con quien quiero ser.

Escribo en esta ocasión para dar las gracias, a todos quienes contestaron ese testimonio y a todos quienes trabajan para hacer de este mundo un lugar más diverso, tolerante y respetuoso. Eso incluye a quienes administran esta página.

Hace un rato un amigo me ha dicho que es gay, me lo ha dicho porque por primera vez en su vida se ha dado cuenta de que no hay nada malo en decirlo, él recién comienza su viaje. A mí me falta mucho, como a todos, pero al menos puedo decir que luego de estos años, el mío es un viaje feliz… por eso quise escribir de nuevo, para dar las gracias y para decir a quienes lo necesiten que vale la pena…. ser uno mismo vale la pena.

photo by:
0 comentarios URL corta

Juan, 17 años, Colombia

Lonely.De niño siempre viví con mis abuelos, desde que nací hasta los 12 años. Mi mamá hizo su familia aparte con su esposo y dos hijos más y mi papá vivía lejos y nos veíamos muy poco. Él me quería mucho, pero cuando tenía 6 años lo mataron.

Mis abuelos me dieron lo necesario, pero tuvieron un pasado triste y no fueron muy amorosos, no los culpo, pero a veces quería que alguien me abrazara y me dijera que me quería. Tuve problemas sociales con mis compañeros de salón, me sentía rechazado, quería irme de ese lugar, hasta que convencí a mi mama y me fui a vivir con ella. Peleaba con mi padrastro y con mis hermanos menores, me llevaba muy mal con mi mamá, la hacía sufrir mucho, no fui el mejor hijo, era muy mal genio, compulsivo y grosero, me siento culpable de haber sido así con ella.

Me fui de la casa a los 14 años, viví con una prima de 23 años que me hacía sentir muy mal, me humillaba, me pegó varias veces, me sentía solo. Entré a otro colegio y por esa época empecé a sentir atracción por chicos de mí mismo sexo, siempre me gustaron las mujeres. Poco a poco me gustaban más los hombres, pero me sentía muy mal después de masturbarme.

Volví a Bogotá donde mi mamá, entre a un trabajo donde habían gays, trans y lesbianas y me sentí bien. Aceptaba que era gay, pero solo en el trabajo me sentía aceptado, sentía que me querían, trabajé un año y ahí me empecé a llevar bien con mi mamá (ella no sabe nada).

Conocí a un hombre me gustaba mucho, soñaba con él, pensaba mucho, me enamoré y dije convencido soy gay. Nunca le dije nada hasta tiempo después. No he estado nunca con un hombre, he besado unos tres y me ha gustado, pero hay algo dentro de mí me dice que “soy hetero, que es normal, que ya me pasará, de pronto si me meto con un man me decidiré, y si me consigo una novia, y se me pasa esta confusión”.

Buscar respuestas por Google me confunde más, pero no tengo donde más acudir.

Mi mamá se fue de Bogotá con su familia y yo vivo solo acá, hay días que pasan y no menciono una palabra, estoy demasiado delgado, enfermo, me siento mal al ver mi cuerpo, tengo la autoestima vuelta mierda y no sé qué hacer. He sido una persona muy alegre, pero esto junto a otros problemas me acompleja demasiado. Sé que soy fuerte y lo sigo siendo, no soy el más sufrido, pero me duele y me siento débil, pienso demasiado.

Me hizo y me hace falta mi mamá, no tuve siempre una relación buena con ella, aunque  hoy es mejor.  Tal vez me hizo falta afecto, soy una persona seca, terca, orgullosa,  me imagino que por la depresión a veces tengo cambios de humor; quisiera ser más afectivo con la gente, más social, me hace tanta falta mi papá ahora.

photo by:
1 comentario URL corta