Rafael, 18 años, Talca, Chile

The FaceLa verdad es que son muchas cosas que habría que contar; familia, sociedad, historia personal, entre otros.

Soy de los tantos que se animaron a escribir su testimonio, por lo que obviamente mi discurso no variaría mucho, aunque sí lo haría en una pequeña parte. Nací en una familia tradicional en valores, sin embargo soy hijo de madre soltera, por lo que en algunas ocasiones mi abuela trataba de ocultar que mi madre tenía un hijo. Sin embargo, siempre fui algo “mimado” por mi familia, incluso desplazando en algunas ocasiones a mis primos, por lo que convivencia con ellos no tengo. Sobre la relación con mi padre, te diría que sería regularmente mal, no sólo por la falta de atención que tenía mi padre hacia mi madre y hacia mí, sino por las visitas que son en muchas ocasiones escasas y porque actualmente estamos en un litigio sobre pensión de alimentos, porque en mi niñez mi madre decidió hacerlo obligada por el hospital, ya que ella ni muerta quería que yo recibiese algo de mi padre, así que lamentablemente no defiendo ni a mamá ni a papá, por lo que obviamente me es indiferente si se pelean por mí o no.

Y a pesar de ello, tuve varias familias externas: amigos en quienes yo me apoyo bastante y son – a mi parecer – bastantes parciales conmigo, asisto a una comunidad que me son un pasatiempo y un apoyo, además de un trabajo en donde yo me despejo la mente y no intento pensar y “machacarme” la cabeza pensando en los problemas que tengo en la casa (sé que sonaría muy infantil hasta inmaduro decirlo, hasta a mi me da un poco de rabia tratando de desahogar esta rabia por medio de un canal que es la inmadurez), por ejemplo, me es incomprensible entender a mi madre que se pasa quejando que está sola y lanzando consignas feministas de ODIO contra los hombres y los gays (sí, por eso en realidad tengo algo de miedo) y de cosas ya que inclusive me son preocupantes y hasta hirientes, como hijo porque no confía nada en mí (y creo que en 18 años, ya yendo a los 19, debería conocerme un poco), nunca me iría a drogar, ella piensa que sí lo haría; ella piensa que me metería con una mujer, cosa que por mi personalidad nunca lo voy a hacer, en el fondo me sobreprotege, y se entiende (qué madre no es así con su hijo), pero ya hay una parte que se traspasa a ser algo enfermizo.

A mi madre le he dicho que me gustó una vez un hombre (que sólo fue una vez), pero sin embargo ella en muchas ocasiones lanza discursos feministas en contra de los hombres y de los gays que son una aberración, que nunca funcionarán, al contrario de un hombre y una mujer, y sí, entiendo que ella no tuvo buena suerte en el amor (incluso entiendo yo que también puedo ser el culpable) y que a veces llega a envidiar a algunas mujeres que son maceteadas y tienen mejor forma que ella y me dice “ojalá ella te hubiese criado”.

Pero lamentablemente no puedo hacer nada para que ella esté mejor, porque quiero verla bien, cosa que hasta el momento creo que lo hago mal o que ella a lo mejor lo está haciendo mal. Y sí, tengo miedo de decirle a mi madre “soy bisexual” o “mamá, tengo pololo”, porque no sé cómo reaccionaría conmigo o con mi pareja (si llegase al caso). En fin, son muchos temores mezclados, tanto al pasado como al futuro.

Cabe aclarar que nací católico y siempre se sido creyente, mi madre también lo es (es muy devota de la virgen), pero a veces llega a decir cosas como: ¿Por qué a mí, Señor?, y hasta decir que odia a Dios y odia la religión (una vez casi me sale con que será atea), y últimamente me dice “odio la navidad, odio las pascuas porque estoy sola, odio las muestras de cariño, odio los regalos…”. Sé que hay gente que es muy fuerte frente la adversidad e intento que ella sea fuerte, pero no, lamentablemente a veces se rinde muy fácilmente. Ante esto aclarar que es hipertensa y usa muchas pastillas como para la depresión, para la orina, entre otros (vive empastillada).

Eso era. Acepto críticas constructivas para que ojalá pueda ser mejor hijo con mi madre, porque sé que no soy santo (de hecho nadie lo es) y debo aceptar criticas y sugerencias, en serio, estoy muy preocupado por ella y por mí.

photo by:
0 comentarios URL corta
Mijail, 27 años, Lima, Perú
Hola, Hace unas horas estuve compartiendo unos twits con su cuenta en Twitter y me indicaron que a través de este e-mail podría también compartir mi testimonio. Lo cierto es que me encanta su propuesta. Actualmente, tengo 27 años, y me considero un ‘sobreviviente’, por eso mi blog básicamente ...
Aníbal, 16 años, Valparaíso. Chile.
Todo comenzó en la marcha gay  de Valparaíso. Me junté con un niño de 21 años llamado Danilo. Nosotros solo habíamos hablado por Whatsapp y por Facebook. Llevábamos unos tres meses hablando. Cuando empezamos a hablar yo estaba pololeando con un niño, terminé con él porque me atrajo otro y no quería ...
André, 23 años, Molina. Chile.
Hace tres años, envié un testimonio a esta página, en ese entonces quería expresar mis miedos, mi angustia si así se quiere; por ello, o quizá solo por inseguridad, lo escribí bajo otro nombre... En aquella oportunidad hablé de mi pieza, de cómo ella constituía un pequeño y perfecto mundo en el q...

No hay comentarios.

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.