Luis, 15 años, Mérida. Venezuela.

Eaglebrook_School_2013_Commencement20130531_2279Hola, he leído muchos testimonios e historias de muchas personas en esta página, y me he animado a dar mi testimonio. Ya desde hace poco tiempo he visto vídeos y páginas donde muchas personas salen del closet, y poco a poco se va acostumbrando tanto él, como su familia. Por mi parte nadie sabe que soy gay, solo una amiga que se lo conté hace poco y se lo tomó muy bien. Ahora mi testimonio, para empezar cambiaré todos los nombres de todas las personas que mencionaré en esta publicación.

Cuando era pequeño, supongo tendría 4 ó 5 años de edad, hubo unas vacaciones que me fui a quedar en casa de mis abuelos, solo con ellos en un pueblo fuera de mi ciudad. Estuve todas las vacaciones allá. En la casa de al lado vive la prima de mi mamá, y vivían con ella sus 3 hijos, el hijo del medio, Andrés, le encantaba jugar conmigo, supongo que para ese tiempo él tendría la edad que tengo ahora, o un poco más. Un día que estábamos solos en la casa de mi tía, me llevó a su cuarto, y pues no le llamaría así, pero al principio creo que fue un abuso infantil, me obligaba a chupársela. Esto ocurrió unas 3 ó 4 veces en esas vacaciones. La última vez recuerdo perfectamente, estábamos solos, de nuevo en el cuarto, en eso tocan la puerta y era mi abuela diciendo que ya nos íbamos a la misa, salimos, y él se sentó en las escaleras de afuera de la casa. Mientras caminaba con mi abuela le dije que mi primo me había dado “pipi”, ella tal vez lo malpensó y lo dramatizó con la orina y dijo: “No dejes que te hagan tomar de eso”, luego de eso volteé, lo miré, y en su rostro vi una mirada de negación, creo que se dio cuenta. Desde ese momento no volvió a pasar nada entre nosotros, ni yo volví a decir ni una palabra de eso a nadie de mi familia.

De pequeño estuve en un preescolar público solo el 1er y parte del 2do nivel de preescolar, tenía a una mejor amiga, ella y yo siempre jugábamos (nunca me ha gustado el fútbol u otros juegos donde involucre a una pelota, a excepción del Quiquinball). Muchos de mis compañeros me veían raro, porque pasaba mucho tiempo con mi amiga, al tiempo dejó de ir y quedé solo, me la pasaba por los pasillos, y había un niño, supongo yo que tenía un año más que yo, que me dijo que lo siguiera, me llevó abajo de una mesa, y me dio un beso en la boca, y después de eso me mostró su parte íntima, pero no pasó nada, esto pasaría una o dos veces. Luego otro niño me llevó abajo de una mesa y se acostó sobre mi haciendo peculiares movimientos, que para ese momento yo no entendía, hasta que un día una profesora se dio cuenta y mandó a citar con nuestros padres, no recuerdo bien esa parte solo recuerdo que estábamos en la dirección.

Mis padres tomaron la decisión de cambiarme a un preescolar. Allí conocí a Estefanía, una buena amiga, compartíamos nuestras meriendas y jugábamos. Hasta que llegó el momento que me dejó por otra niña, y ahí estaba, otra vez solo. Siempre me la pasaba con ella y no me daba cuenta de quienes eran mis compañeros y empecé a buscar un nuevo amigo, en uno de los recreos lo vi… ¿cómo había sido posible que no lo hubiese visto antes?, Se llama James, estaba jugando con uno de mis compañeros con una pelota de béisbol, y le pregunté si podía jugar, él era muy amable, y muy amistoso, me dijo que sí, y mi otro compañero se fue y quedamos él y yo solos. Al pasar el tiempo, nos empezamos a hacer más amigos, hasta llegar a ser dos grandes mejores amigos, que incluso decíamos que nos conocimos desde que estábamos en la barriga de nuestras madres. Al 3er nivel de preescolar empecé a tener deseos un poco más profundos: “iría al baño con él y le daría un beso” (Pensamientos de un niño). Esto nunca pasó, pasábamos el tiempo haciendo “experimentos” ya que era una cosa en común que nos gustaba, decíamos que íbamos a ser “científicos locos”. Al tiempo, se nos empezó a juntar otro compañero y los tres éramos los mejores amigos, pero claro James y yo siempre primero. Luego conocí a otro niño Steven, él y yo manteníamos una relación fuera de la que tenía con James, Steven y yo nos íbamos al baño y en varias ocasiones nos tocábamos y besábamos.

Luego llegó el momento de comenzar el 1er grado en un colegio al lado de mi preescolar (es de la misma institución, el preescolar y mi colegio). No conocía a nadie, a algunos que estaban en mi antiguo preescolar, pero muy pocos, entré a mi salón de primer grado y estaba James, no lo podía creer, estábamos juntos de nuevo, ahora éramos más amigos, solo que él había cambiado un poco de carácter, ahora se hacía el muy fuerte, el que tenía siempre la razón, y a veces me contradecía, pero qué importa?, todo eso me lo recompensaba, cuando otros niños me molestaban salía a defenderme, e incluso me enseñó a pelear. Nos la pasábamos jugando en el área de árboles del colegio, jugábamos con varios, ya que James era medio popular en nuestro curso por su carácter. Un día conocí a otro niño Carlos, él y yo nos besábamos detrás de los árboles, él se parecía mucho a otro niño que estudiaba conmigo. Un día a la salida estábamos ese niño y yo solos (creí que era Carlos), lo llamé, y le di un beso, puso cara de impresión, y luego a los días fui acusado por darle un beso a un niño, por otro niño de 3er grado, que al parecer era amigo del niño al que besé.

En 2do grado me separaron de James, y en 3er grado volvimos a estar juntos. En 4to grado planifiqué una fiesta de Halloween, invité a James y a otra persona que se la pasaba con nosotros, Juan, y otros niños de la residencia, fue una gran noche, y James y yo tuvimos la idea de hacer una pijamada solo él y yo. Cuando nos fuimos a acostar empezamos a hablar sobre las personas gays y todo, pero no llegamos a nada. En 5to grado, después de hacer mi primera comunión, James decidió ir a mi celebración y no a la de Juan, (Juan envidiaba que James fuese más amigo mío que de él). Luego James y yo nos retiramos a una área apartada a jugar con algunas Piñas de los árboles, mientras recogía vi cómo se me acercaba y me dio un beso, en el cachete, me puse nervioso, había recibido un beso de verdad, de la primera persona de la cual me enamoré, él me dijo: “Perdón, no pasó nada”, y yo me quedé en shock, no sabía qué decir, hasta que le respondí con una sonrisa: “Tranquilo, no pasa nada”, y volvimos a donde estaba el salón de fiesta. Después de la primera comunión de él, se la celebraron en la casa de sus abuelos, estuvimos jugando, Juan, él y yo un tiempo en el Wii y todo eso, recuerdo que Juan se fue al baño y quedamos James y yo solos, me senté en la cama y él se me sentó al lado y apoyó su cabeza en mi hombro y me dijo: “Gracias por haber venido”. En eso llegó Juan y los dos como si nada a seguir jugando.

En 6to grado quedé separado de James y Juan, ahora ellos se la pasaban juntos y yo poco a poco fui apartándome, y llegó un día que jamás olvidare, el 03 de noviembre del 2011, habíamos comenzado una “pelea” entre los 3 por un asunto de Lady Gaga, yo decía que era hombre, o sea un travesti, y ellos se pusieron contra mí, el enojo me hizo decir cosas que no debía decir, James me dijo “No seas bobo”, yo le dije “Bobo tu abuelo”, me fui, y luego volteé como para decir perdón y James me lanzó una botella de agua vacía al rostro, estaba molesto, antes peleamos, pero nos perdonábamos a los minutos, Juan no ayudaba, le dije a la profesora, nos llamaron a coordinación y nos fuimos a casa. Al siguiente día Juan me dice: “James ya no te hablará más” y yo pensé que sería como siempre, nos perdonaríamos más tarde, y nada, pasaron las semanas y nada, el mes y nada, hasta que comprendí que nuestra amistad había terminado.

Ahora estaba solo, hasta que conocí ese “amor platónico” que me acogió, se llama Logan, era uno de los chicos más populares, empezó a juntarse conmigo e incluso a meterme en el grupo de sus amigos, al tiempo me fui enamorando de él. Ahora tenía otro enamorado, un tiempo después un compañero mío, Luis, empezó a tener mucha confianza en mí, hasta el momento que me mostró sus partes íntimas, pero no llegamos a nada. Salimos de vacaciones, me fui a la playa, y casualmente estaba allí Luis, el rato que estuvimos en el agua no dejaba de manosearse y recordarme que se la debía chupar, luego dijo: “vamos allá que no hay nadie” y lo seguí. Esa noche estuve pensando mucho en ese momento, lo disfruté, me conmovió, y bueno ahí es donde creo que afirmé que sí, soy gay.

En 1er año de bachillerato volvió a pasar lo mismo con Luis, pero esta vez duró más. Necesitaba ayuda en un trabajo de informática y vino a mi casa, quedamos solo y él empezó a tocarme, y le dije: “mejor vamos a mi cuarto”. Terminamos, volvimos a lo nuestro, y luego él se fue.

En 2do y 3er año no pasó nada en especial sobre relaciones sexuales, pero mi amor por Logan crecía más y más. En 3er año, James y yo empezamos a hablar, no como antes, ahora hablábamos más de cosas muy cortas, más que todo cosas de pagos del salón o cosas así nada más, allí James me empezó a interesar (después de la rabia que le cogí en los años anteriores). Decidí irlo perdonando, ahora iba al Gym, y se ponía más bueno. Pero, un día se empezó a juntar con el grupo de Logan, y como aun no quería mucha relación con James, me alejé de ellos, y me volví a juntar con Juan, quien tenía otro grupo de amigos. La rabia volvió a mi porque James se juntó con mis nuevos amigos (nunca entendí si era para acercarse más a mí o para que yo me alejara de ellos). Un día llegué a tener tanta rabia que mi madre llegó y me aconsejó ir a un psicólogo, le conté todo al psicólogo, me dijo que debía ver lo positivo de James, y aceptarlo, que posiblemente él quería volver ser mi amigo, y que si yo quería lo mismo tenía que ayudarlo en lo que necesitara.

En la actualidad (4to año), al principio de año se creó el grupo del salón por WhatsApp, y vi que James me añadió (cuando yo ni lo tenía agregado), ahí descubrí que era verdad, él quería volver a ser mi amigo, ahora lo ayudo y el me ayuda a mí. Ahora nos decimos “Bro”, y cosas de esas, ahora sé que podría recuperar esa amistad que algún día fue, ahora tengo dos amores platónicos, Logan y James. Y Luis me volvió a pedir lo mismo este año pero lo rechacé.

Y hace unos días le declaré a mi mejor amiga que soy gay, ella lo entendió y dijo que me ayudaría.

Esa es mi historia. Espero que me escriban qué piensan de esto, porque nunca fui tan claro y específico, ni con el psicólogo ni con mi mejor amiga.

photo by:
2 comentarios URL corta
Priscilla, 17 años, Vallenar
Hola, primera vez que entro a esta página y quiero contar mi historia. Me llamo Priscilla, tengo 17 años, de Vallenar. Podría decir que hasta los 10 años tenía una vida normal entre comillas, porque todo era bueno, pasaron los años y tenía 12 años, a todo esto mi mamá casada, feliz, etc. Bueno, l...
Felipe, 20 años, Temuco
Hola, mi nombre es Felipe, tengo 20 años, vivo en Temuco, soy el menor de 3 hermanos y esta es mi historia. Desde de una edad muy temprana me sentí distinto en cuanto a mi sexualidad (y en gustos en general), de pequeño nunca sentí que encajaba en la horma de lo que se suponía que era lo “normal”. Q...
Daniel, 20 años, Santiago, Chile.
Realmente no sé cómo empezar, me gustaría compartir muchos pensamientos, pero a medida que vaya escribiendo, las palabras irán saliendo solas. Bueno, mi historia comenzó cuando chico, pucha como a las 10 ó 9 años, sin embargo era que mi instinto sexual (si se le puede llamar así), comenzó a desperta...

2 Respuestas a “Luis, 15 años, Mérida. Venezuela.”

  1. Jesús 29 diciembre 2015 2:33 am #

    Vaya! Tienes muchos motivos para ser positivo y estar feliz con tu vida. Me encantó tu historia, sabes por qué? Porque no has sido como yo, que he tenido que esconderme en mis 18 años de vida, sino que tú has tenido más posibilidades de amar, expresarte y tal vez ser correspondido. Independientemente de lo que te obligó a hacer tu primo, eres muy joven y tienes una vida por delante, no dejes que algo que pasó en poco tiempo te arruine el resto de tus años. Suerte con lo de los chicos, elige a la persona con la que más confianza y mejor te sientas Que estés muy bien y bendiciones para el 2016 que se acerca.

    Thumb up 3 Thumb down 0

  2. Raul 26 enero 2016 21:31 pm #

    Wow tienes 15 años y todas esas experiencias, yo tengo 18 mi familia no sabe nada, solo mi abuelita xd y mis amigos, compañeros etc, que les da lo mismo, realmente no he tenido mas de 3 experiencias gay en mi vida, y no son el 50% de lo que hacen en las tuyas, te felicito solo disfruta jajaja para eso estamos.

    Thumb up 1 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.