Anónimo, 21 años, Caracas, Venezuela

David_bwBuen día a todos en JC, me he animado a escribir mi testimonio ya que me he sentido identificado con muchas de las historias de otros compañeros de esta comunidad, además me gustaría saber que opinan acerca de mi situación.

Bueno vamos al grano, desde que tenía alrededor de 10 años me había dado cuenta que me llamaban la atención más los hombres que las mujeres. Sin embargo, siempre pude llevar una vida social activa y sin muchas complicaciones durante toda mi educación básica y media, con alguno que otro momento incómodo que siempre supe manejar, sobre todo preguntas y afirmaciones de estilo ¿quién te gusta del colegio? o ¿te gustan las mujeres?, etc. También hubo varias oportunidades en las cuales amigas me confesaron que estaban enamoradas de mí, y bueno, yo lo tomaba a juego para dar una salida rápida a la situación, así fue toda mi vida; sin una relación, sin un beso, sin saber lo que era el amor. Al menos hasta llegar a la universidad.

Cuando ingresé a la universidad me sentí más libre, ya que es un ambiente de mente mucho más abierta y con personas más maduras. Para mi desgracia o mi fortuna conocí a un buen amigo, llamémoslo “José”. José y yo desarrollamos una muy buena amistad desde el inicio de la universidad y se fue afianzando cada vez más, pasábamos todo el día juntos, nos quedábamos hasta tarde hablando en la universidad y cuando llegábamos a nuestras casas seguíamos hablando por chat. Comíamos, estudiábamos, salíamos juntos, hasta veíamos películas en los ratos libres en la universidad solo nosotros, hombro con hombro, a tal punto que algunos compañeros nos empezaron a preguntar qué “¿si éramos novios?” en tono de broma (amistosamente), él se mostraba algo preocupado, un día me dije: ”Hey! espera, esto que estás sintiendo por José es amor“, ese sentimiento inexplicable, esa sensación al tener cerca a la persona. Era la primera vez que me sentía así, nunca llegó a pasar nada íntimo entre nosotros pero momentos no faltaron, tardé unas semanas, andando en las nubes, hasta que me dije …¡ya debes aceptarlo!… y sincerarte con José y preguntarnos ¿qué somos?, así que un día me armé de valor. Mi plan era primero decirle que yo era gay y después que estaba enamorado de él, esperando a que me dijera lo mismo, o en el peor de los casos que me dijera que él era heterosexual y todo esto era una “amistad muy cercana” (pero muy cercana) que en tal caso todo quedaría pendiendo de un hilo.

Fue así como pasó, le dije que era gay y lo tomó muy normal, me dijo sabes que eres excepcional para mí, te apoyo, quiero que seas feliz hasta que hizo un comentario indirecto; “bueno te entiendo, entiendo que puedas sentir atracción por los hombres así como yo por las mujeres”, en ese momento mi mundo se empezó a venir abajo, obviamente no tuve el valor suficiente para decirle que estaba enamorado de él, y desde ese día poco a poco todo se empezó a venir todo abajo, hablábamos menos, nos veíamos menos; primero un día, luego dos y así, hasta que quedamos como simples compañeros de clases de esos que se buscan para pedir los apuntes de ayer.

Construir toda la relación nos llevó 8 meses, es decir, tener esa confianza para contarle esto, porque yo sospechaba que él también debía sentir algo por mí. Hoy pienso que él simplemente tiene miedo, bueno pero ese no es el punto, el punto es que ahora yo quede en un limbo, es decir, no quiero volver a pasar por todo el sacrificio de sentirme tan feliz por una persona y que luego todo se caiga, ¿cómo saber hacia qué bando juega cada quién sin antes conocerlo y caer en el juego del amor sin herirte en el camino? Con este problema fui a un psicólogo especialista en orientación sexual, que me dijo que la orientación sexual es un concepto muy dicotómico para la sociedad, hombres o mujeres y que eso regularmente no es así, que pueden existir características que yo vi en José, que luego puedo ver en una mujer, la orientación sexual es como una recta con extremos 100% hombre y 100% mujer y muchas cosas en medio. Entonces ahora lo que me queda es una sensación de limbo, ¿será que me debo seguir arriesgando a conseguir más desilusiones? o ¿debo esperar a esa “mujer indicada”? quizás sólo por huir a todo lo que debo enfrentar a tener una relación homosexual, sinceramente me gusto mucho como me hizo sentir José, aún lo sigo amando bajo resignación, hubiese sido tan genial que hubiésemos dado el siguiente paso. Me siento realmente confundido ahora que sé lo que es el amor.

*Joven Confundido se puso en contacto con Anónimo para entregarle orientación y apoyo.

photo by:
2 comentarios URL corta
Carolina, 22 años, Maipú
Hola, me llamo Carolina, soy de Santiago-Maipú. Tengo 22 años, soy hija única, soy sorda y estudiante de la UC. Nací sorda y no escucho, pero puedo hablar con mis labios y se escucha mi voz; también me comunico con el lenguaje de señas. Me acostumbré a hablar mucho con voz y lenguaje de señas a l...
David, 18 años, Mexicali, Baja California.
Después de haber leído varios testimonios de diferentes personas me llené de valor para contar el mío. Cuando tenía cinco años fui violado por mi tío, que tenia 26 en ese entonces. Varios años que estuve fuera del país,  para ser exactos estuve cuatro años fuera de México, pues viví una buena inf...
Jota, 22 años, Santiago
En algún momento de la vida llegamos a la conclusión de que toda pregunta tiene su respuesta, pero qué difícil es ser paciente, que complicado se torna a veces esperar. A mis 22 años me sigo cuestionando el por qué, por qué el ser humano tiene que ser tan complejo, si a veces las cosas son tan si...

2 Respuestas a “Anónimo, 21 años, Caracas, Venezuela”

  1. jose 12 noviembre 2015 13:26 pm #

    interesante el testimonio del chico de caracas, el amor es vivir a gusto con tu entorno, estar seguro de ti y confiar en esa persona que hace que las mariposas vuelen en tu estomago, pero que te ame y te valore por lo que eres en las buenas y malas.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Carlos 3 enero 2016 2:04 am #

    Qué linda tu historia. Sinceramente esperaba que le hubieras dicho que lo amabas pese a todo, quizá eso hubiera cambiado las cosas, y además, lo más importante es que tú puedas manifestar lo que sientes. Si aún sientes eso por el, pienso que sería bueno decírselo y que sin embargo estarías feliz como amigo de el, quizá así almenos puedan volver a estar con esa confianza tan linda que tenían. El amor es algo q se escurre entre los dedos, asi me ha pasado por lo menos a mi jajaja pero pienso que más que “esperar” a la persona ideal, hay que ver quién es “la más ideal” entre las que están y así poder aventurarte en una nueva historia, claro, si esto es lo que quieres en este momento de tu vida. Espero que Dios nos conceda encontrar personas indicadas, y recuerda siempre que el primer paso es el más emocionante así que haz que sea tuyo! Sin importar si quien te roba el corazón o la curiosidad es un hombre o una mujer. Y siempre escuchándo a tu corazón y no tanto a la carne jaja, bueno es mi humilde opinión. Un abrazo.

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.