Sigmund Freud: Carta a la madre de un joven homosexual

cartaEsta es una carta que el afamado psicoanalista Sigmund Freud dirige, en 1935, a una madre americana angustiada por la homosexualidad de su hijo:

“Deduzco dice Freud que su hijo es homosexual. Me impresiona mucho el hecho de que usted no menciona esta palabra en su información sobre él. ¿Puedo preguntarle por qué evita el uso de ese término? La homosexualidad no es una ventaja, pero tampoco es algo de lo que uno deba avergonzarse, un vicio o una degradación; ni puede clasificarse como una enfermedad. Nosotros lo consideramos una variante de la función sexual, producto de una detención en el desarrollo sexual.”

Y continúa:

“Muchos individuos altamente respetables, de tiempos antiguos y modernos, entre ellos varios de los mayores. (Platón, Miguel Ángel, Leonardo da Vinci.) fueron homosexuales. Es una gran injusticia perseguir la homosexualidad como un crimen y es también una crueldad. Si usted no me cree a mí lea los libros de Havelock Ellis. Usted me pregunta si puedo ayudarle, debo suponer que lo que usted me pregunta es si puedo abolir la homosexualidad y hacer ocupar su lugar por la heterosexualidad. La respuesta en términos generales es que no podemos prometer semejante éxito. En cierto número de casos conseguimos desarrollar los marchitos gérmenes de heterosexualidad presente siempre en todo homosexual, pero en la mayor parte de los casos eso ya no es posible. Ello depende de la cualidad y de la edad de los individuos. No es posible predecir cuál será el resultado del tratamiento.

Lo que el psicoanálisis puede hacer por su hijo ya es cosa diferente. Si es desdichado, neurótico, si vive desgarrado por sus conflictos, inhibiciones en su vida social, el análisis puede traerle armonía, tranquilidad mental, completa eficiencia, ya sea que siga siendo homosexual o cambie. Si usted se decide a ello, ¡él podrá analizarse conmigo! ¡no creo que usted lo haga! Tendría que venir a Viena. No tengo intención alguna de salir de aquí. No deje, sin embargo, de contestarme al respecto.

Sinceramente suyo y con los mejores deseos.

S. Freud.

1 comentario URL corta
Ave María Purísima
Sin pecado concebida. Sean más o menos católicos, una gran cantidad de jóvenes confundidos pasa en algún minuto de su vida por el confesionario. Actuando muchas veces como una figura alternativa al sicólogo, el sacerdote calma las conciencias intranquilas de los culposos, orienta a los asustados ...
Taller Joven Confundido
Joven Confundido agradece a todxs los interesadxs en participar en nuestro primer Taller. En los próximos días nos pondremos en contacto con ustedes para informarles sobre el proceso de selección y entregarles más detalles sobre las actividades de este encuentro. Tuvimos una gran convocatoria, co...
Séptimo Taller Joven Confundido
Hola Amigxs! Queremos felicitar a todxs los jóvenes que asistieron al Séptimo Taller Joven Confundido. Sabemos que para muchxs de ustedes fue un paso importante y que no fue fácil atreverse a participar. Sin embargo, una vez más pudimos comprobar que compartir nuestras experiencias, abriendo un e...

Una respuesta a “Sigmund Freud: Carta a la madre de un joven homosexual”

  1. simon 21 mayo 2015 15:02 pm #

    Me encanto el articulo! Sería una excelente iniciativa que comenzaran a publicar testimonios de grandes personajes de la historia universal que hablaran sobre la homosexualidad o sexualidad en general, es realmente inspirador!

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.