Fernanda, 15 años, Talca. Chile.

241/365Desde prácticamente los 9 años sospechaba mi orientación sexual. Al ir por la calle me di cuenta que los “niños” no eran de mi interés, encontraba siempre a las niñas bonitas, pero no porque quisiera ser como ellas, si no como otra cosa.

También estoy en un liceo se mujeres desde los cinco años. Siempre estoy rodeada de mujeres,  me he enamorado de más de una en mi vida, he tenido varias novias, pero nunca he podido explicarles mi homosexualidad a mis padres.

No tengo miedo de decirles, mis amigas lo saben y no fue muy difícil, ya que no me importa lo que piensen de mí, pero quiero prepararlos, si no lo hago, puedo hacerles daño, soy su única hija, creo que es lo único que me lo impide.

Mis Primos lo sospechan, me  han preguntado más de una vez, yo les cambió de tema. Para que lo sepa mi Familia, tienen que saberlo mis padres.

Aún así tengo los típicos problemas amorosos, la chica que me gusta es un año menor y tiene novia, pero nos hemos besado un par de veces. Tenemos un juego, el juego de “ser pareja”, pero es raro, en algunas ocasiones pienso que ella siente lo mismo, pero sé que no. Algún día me confesaré, tanto con mis padres como con la persona que me gusta.

*Joven Confundido se puso en contacto con Fernanda para entregarle orientación y apoyo.

photo by:
0 comentarios URL corta
Macarena, 16 años, Santiago
Bueno, hace poco entré a esta página y tuve el placer de leer ciertos testimonios y la verdad es que fue muy gratificante ver el hecho de que uno a veces piensa que las cosas que le pasan, solo le ocurren a uno y a nadie más... Pero el ver que no es así, en parte es un tanto agradable; así que decid...
Rodrigo, 18 años, Puerto Montt
Soy Rodrigo, me defino como gay de 18 años y Puertomontino. Vengo de una familia numerosa, de padres conservadores y hermanos más abiertos de mente, de una ciudad en dónde la gente como yo no se puede tomar de la mano, ni expresar sus sentimientos libremente por la calle. En todo sentido el sur es m...
Ignacio, 25 años, Viña del Mar
Siete. Siete es el número que marca el tiempo que llevé viviendo en extrema confusión. Cuando tenía 17 años entré a la U. Como todos sabemos, eso genera un cambio bastante grande para la mayoría de los jóvenes, especialmente si han vivido en burbujas familiares tradicionales y conservadoras como...

No hay comentarios.

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.