Anónimo, 21 Años, Viña del Mar. Chile

A Single TearEs difícil expresar esto, no por lo poco usual de la situación, sino por lo doloroso y deprimente que puede llegar a sonar. Tengo una familia y me llevo bien con la gente, pero me siento solo. Completamente solo. Solo porque no tengo a nadie con quién salir, solo por no tener a nadie a quién contarle cosas importantes, solo porque no puedo expresar lo que siento y debo fingir ante mi familia y las personas para no sentirme estúpido, imbécil, llorón. Llorón porque ya debería haber superado los problemas del pasado, llorón porque mis problemas no son tan complejos y sólo es mi culpa de que los vea de manera tan dramática. Pero simplemente es una fuerza que no puedo detener y eso me hace sentir cada vez más débil, más idiota, más inútil, cada vez más pequeño hasta pensar que no valgo absolutamente nada. Sé que tengo habilidades, sé que tengo virtudes, pero soy tan cobarde y tan débil que no soy capaz de sacarlo a flote y algo para fuerte que yo hace que pase desapercibido, como si fuera invisible a los demás, como si derechamente no existiera.

A veces pienso que estoy erróneamente en este mundo, que mi vida es un error. Qué tendría que haber estado en otro momento. Intento entender y aceptar no solo mi orientación sexual, sino que mis gustos, creencias, pensamientos, etc., pero no puedo, porque a pesar de que lo que los demás piensen no debe tener importancia, siento que toda la gente rechaza mi forma de ser y pensar, llegando a la conclusión de que simplemente no me corresponde vivir en este mundo. Actualmente voy a una psicóloga y cuando todo parecía estar claro y sabía quién realmente era, me di cuenta de que mi problema era justamente ese: ser yo. Hago todos los esfuerzos por hablar con los demás, pero simplemente no puede pasar más allá de un saludo, lo que trae como consecuencia que actualmente me encuentre sin amigos, sin pareja y con una familia que cree que todo está bien, cuando mientras aparento estar perfecto, mi mundo interior está hecho pedazos. ¿A quién le gustaría escuchar a alguien tan enrollado y depresivo como yo? Supongo que a nadie que tenga su juicio relativamente sano, incluso a nadie en mi familia, que no tiene por qué sufrir ni cargar con mis problemas personales (ya han sufrido bastante por las cosas que he hecho a causa de esto mismo). Incluso considero dejar de vivir como una alternativa, pero es ese mismo miedo el que me impide tomar la decisión, aunque si tuviera la certeza de que la sensación al menos no es dolorosa ni desagradable, probablemente ya lo hubiera hecho.

Desde tomar alcohol para olvidarme de esta realidad y llegar borracho a mi casa varias veces hasta tener sexo con un desconocido en el baño de un pub, intenté llenar los vacíos de mi vida y buscar respuestas que aclararan mis dudas o, por lo menos, me hicieran sentir mejor, pero eso solo empeoró las cosas. Ahora me siento aún más estúpido, porque no solo no logré nada más que hacer el ridículo, sino que transmití esa inseguridad a mi familia, especialmente a mi mamá que ahora, pese a todo lo que diga y a que pareciera que ha vuelto a tratarme como siempre, siento que me ve como si fuera otra persona, como si el “yo” de siempre hubiera sido reemplazado por un clon que carece de límites y responsabilidad.

Siento que entre mi encierro, mi soledad y mi rutina me estoy volviendo loco, que en algún momento voy a explotar y será demasiado tarde para recuperar la razón. De repente me siento bien, pero cuando soy consciente una vez más de esta situación, me desanimo y vuelvo al estado desanimado de siempre. A estas alturas, sabiendo que tengo habilidades y virtudes, pero sin tener la capacidad ni la valentía necesaria para usarlas, no tengo ninguna esperanza de que esto mejore demasiado. Lo único que sé es que me siento (de hecho, soy) como un patético y pobre hombre que no puede tomar las riendas de su vida y, por ello, su destino final posiblemente es dejar de existir, si es que para el mundo aún existo, aunque lo dudo.

Solo era un desahogo y si bien no tiene que ver demasiado con el cuestionamiento de una orientación sexual, creí que era el único lugar en donde me sentiría seguro de exponer esta realidad tan deprimente.

* Joven Confundido se puso en contacto con Anónimo para entregarle apoyo y contención. 

photo by:
4 comentarios URL corta
Vivi, 25 años, Santiago
Mi nombre es Vivi. Tengo 25 años y una vida casi (si no es en su totalidad) llena de mentiras. Siempre he sabido que me gustan las mujeres, desde muy pequeña, diría yo desde que tenía 7 u 8 años, cuando ya miraba de forma distinta a mis compañeritas de curso y/o colegio. Una infancia y niñez más bie...
Joaquín, 33 años, Santiago. Chile.
Tengo 33 años y soy artista, además trabajo como profesor de arte en una universidad y en talleres independientes. Cuando tenía 12 años comenzó en mí una pregunta por mi orientación sexual, junto con una gran angustia y terror ante la posibilidad de ser homosexual, yo creo debido a que mis padres...
Anónimo, 20 años, Arica. Chile
Siempre me gustaron los hombres, pero nunca pude relacionar sentimientos con alguien. Sin embargo, a los 19 años conocí a alguien, digamos que se llama Javier. Durante el primer mes de conocerlo, sentí que por primera vez tenía un mejor amigo, ya que me gustaba pasar el tiempo con él (tuve una infan...

4 Respuestas a “Anónimo, 21 Años, Viña del Mar. Chile”

  1. Andres 23 marzo 2015 15:50 pm #

    Querido hermano:
    Te llamo hermano, pues en el sufrimiento somos hermanos los que lo vivimos, como dice Hermann Hesse.
    Te podría escribir hartas páginas. Somos almas oscuras que nos sentimos perdidas, sin encontrar nuestro lugar en el mundo. Hace muchos anios atrás, cuando tenía como 25 (ahora tengo 37), un amigo me habló de encontrar un lugar en el mundo. Y recién no hace mucho, después de recorrer un largo camino, vine a entender lo que ello significaba. Aunque lamentablemente todavía no encuentro ese lugar.

    Quiero darte ánimo y apoyo. Es triste como te sientes. Y me conduelo.
    Cuentas muy detalladamente el caos que sientes. Y eso amerita más análisis del que puedo hacer en este minuto. Por eso me gustaría dialogar así, anónimamente, pero de ser humano a otro ser humano que sufren o sufrieron estados parecidos.

    Tu dices “llegando a la conclusión de que simplemente no me corresponde vivir en este mundo”. Después de mucho preguntarme, llegué a la conclusión de que los seres humanos simplemente llegamos a existir por la unión de nuestros progenitores, porque pasó. No necesitamos una justificación para existir. Nosotros existimos porque es la naturaleza de las cosas que nazcan seres humanos. Punto.
    A tí te corresponde vivir en este mundo tantio como a cualquier otro.

    Otra cosa que quería destacar es que dices que sabes que tienes virtudes y habilidades. Que suerte tienes de tener y de saber que tienes habilidades. Cuáles son? Me gustaría saber cuáles son. Qué es necesario para que las ejerzas?

    Me alegro que vayas a un sicólogo. Aunque yo prefiero los siquiatras, porque son más científicos, por ser médicos. Es muy probable que tengas depresión. Consulta con tu sicólogo la posibilidad de tomar medicamentos aparte de una terapia.
    Quiero hacerte presente que no estás solo. Tienes a tu madre.

    Te recomiendo que trates de guardar calma, e ir de a poco para enfrentar tu sufrimiento.

    La soledad es muy dura. Lo sé por experiencia propia. Yo siempre fui muy tímido. Y a mi edad, es difícil hacer nuevas amistades. Por ser tú tan joven, es mucho más probable que hagas amistades nuevas. Por qué estás tan solo?

    Bueno, te deseo mucha calma en tu alma y fuerza para salir adelante.

    Un gran abrazo, Andres D

    Thumb up 1 Thumb down 0

  2. Ignacio 23 marzo 2015 17:57 pm #

    Que lamentable por lo que estás pasando, ojalá puedas superarlo, creo que tienes que recuperar las ganas de vivir, y eso requiere de mucha voluntad, pide ayuda a tu familia. Un abrazo.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Diego 23 marzo 2015 22:00 pm #

    Hola, quería decirte que he leído tu texto, y que me siento identificado con muchas de tus palabras. Tener que estar fingiendo constantemente delante de tu familia es doloroso y agotador. También tengo la misma sensación de no pertenecer a este mundo. Y que a veces no entiendo por qué cuando podría estar bien sigo sin poder dejar atrás los problemas del pasado que ya no deberían serlo. A veces pienso que nos acostumbramos a vivir en ese estado de miedo que nos provoca el rechazo de los demás y el de nosotros mismos, y que ya no sabemos vivir de otra forma.
    Yo he vivido mi infancia y mi adolescencia en un pueblo pequeño, he sufrido bullying durante nueve años. Recuerdo que la primera vez que me llamaron maricón no sabía qué significaba la palabra, y yo lloré, pero en el fondo no sabía por qué. Y sé que por mucho que pase el tiempo eso me acompañará, y que me ha tocado vivir con ello.

    El sentirse solo es muy duro, y sé como tu lo que es no poder hablar cómodamente con alguien. De tener esa sensación de estar solo, aun estado rodeado de gente.

    Pero si te das cuentas al leer mi comentario, como yo me di al leer tu texto, no estás solo. Somos muchos los que estamos heridos por la vida y en parte por nosotros mismos. Somos muchos a los que la soledad nos asusta, así que, ahora solo queda encontrarnos en el camino.

    Aguanta que todo pasa, y todo llega. No estás solo, hay que seguir siempre adelante.

    Ánimo, y sé feliz.

    Thumb up 1 Thumb down 0

  4. Denise 25 marzo 2015 11:13 am #

    Estimado anónimo,

    No soy gay pero me meto a veces a este sitio para entender mejor sus problemas e inquietudes desde que mi mejor amigo salió del closet y necesitaba mucha ayuda y apoyo. Me encantaría poder apoyarte, escucharte y darte un abrazo como el que te mereces y necesitas. Muchos de los sentimientos que describes los hemos vivido MUCHAS personas, incluyéndome. Pero eso no es consuelo, uno no lo ve así.
    Mi humilde sugerencia es que, primero, tengas paciencia, preocúpate de las cosas de a una, toma un día a la vez y trata de no pensar demasiado en el futuro, es agobiante y no lleva a nada productivo.
    Segundo, trata de buscar ayuda de un siquiatra, a veces estas cosas pasan “simplemente” porque tenemos “cortocircuitos” neuronales que hacen que nuestro cerebro tenga en exceso o le falten químicos que nos hacen ver todo negro. Tomar pastillas con apoyo de un profesional puede ayudarte a calmar la mente y poder ver las cosas como realmente son, es decir, menos graves de lo que parecen. Para apoyar la recuperación de tu mente a través de tu cuerpo puedes hacer deporte también, eso segrega hormonas que te hacen sentir feliz 😉 Elije el deporte que quieras!
    Tercero, todos los días antes de dormir piensa en 2 cosas buenas que hayan pasado en el día, por insignificantes que parezcan. Desde que conociste a alguien o te compraste un pantalón que te gustó. Haz este proceso de forma consciente todos los días y te vas a dar cuenta de que pasan más cosas buenas en el día de lo que uno se da cuenta.

    Yo no creo en Dios ni en ninguna religión, simplemente creo que si uno hace su mejor esfuerzo las cosas van a salir como deben salir (no como uno quiere que salgan), y eso da tranquilidad porque no hay nada que pudieses haber hecho diferente antes para tener un mejor resultado. Y no hay nada como la tranquilidad :)

    ÁNIMO y PACIENCIA!

    Thumb up 1 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.