Andrés, 21 años, Ñuñoa. Chile.

Patron gaming on WOW at the Internet CafeEn abril del año pasado conocí a un chico muy bonito, exactamente el lugar no era muy agradable, ya que era un ciber en donde van los gays a tener encuentros en el centro de Santiago. Solía frecuentar estos lugares porque me sentía muy solo y a veces  triste, por lo cual  quería conocer gente. Además, era un conocido mío el cajero del  local.

Un día, hablando en la caja (del ciber) con mi amigo llegó un niño muy guapo a pedir una cabina ¡wow ! yo quedé como hipnotizado, para mí era perfecto con su carita muy blanca, unos ojos pardos y muy discreto (piola). Pasaron 20 minutos y él no salía de su cabina, yo un poco nervioso voy y con la media “perso”  le golpeo la puerta y me abre y me hace pasar.

En ese momento nos dimos besos, me sentía muy afortunado. Después me dio su skype y esa misma noche me creé una cuenta y lo agregué.

Se llamaba Matías y empezamos a tener una bonita amistad por skype, hasta que un día lo invité a salir, exactamente a una heladería en Providencia él aceptó. Aún no me daba su celular, fue bonito ese día, lo conocí demasiado.  pero tenía un problema, él estaba muy confundido, sólo había tenido pololas y antes nunca  había salido con un chico (fui su primera “cita” ).

Me contaba que no era de Santiago y se reservó el lugar. Ya era tarde y nos teníamos que despedir, estábamos en el Parque Uruguay y me besó, luego lo fui a dejar al metro. En la noche antes de dormir recordaba todos sus besos, pero me daba un poco de angustia que no supiera lo que le gustaba, su confusión.

Pasaron las semanas y seguíamos hablando, hasta que organizamos una segunda cita y esta vez iríamos al Costanera Center. Pero no recordé preguntarle en qué lugar específicamente me esperaría, así que ya eran las 17 hrs. y yo preocupado  no sabía cómo ubicarlo (solo éramos amigos por skype) hasta que me manda un mensaje a mi celular que me estaba esperando en el puente y BINGO obtuve su número.

Fuimos a comer y lo pasamos bien, pero él seguía con sus problemas de identidad sexual, yo trataba de contarle historias mías de cómo yo superé esa etapa, pero quizás su familia es un poco religiosa o “anticuada”. Creo que me estaba enamorando de él.

Un día buscando por Internet me metí a jovenconfundido.com y me informé sobre cómo ayudarlo. Cuando nos volvimos a juntar  le comenté sobre toda la info que había buscado, pero él no quería, no estaba  interesado ya que pensó que se le pasaría y que nosotros solo seríamos amigos. Ese día lloré un poco por no hacer nada y vi que iba a haber un seminario para jóvenes, lo invité a participar y me rechazó otra vez.

Llegaron las vacaciones de invierno y él se fue a su pueblo en la 6 región, yo sabía que lo extrañaría, esas vacas me fui a Buenos Aires y aún allá pensaba mucho en él.

Ya se habían acabado las vacaciones, era agosto  y él me dice por whatsapp que teníamos que hablar seriamente, me imaginé lo peor o quizás era algo bueno. Nos juntamos en el Parque Cousiño y fue una conversación de 15 minutos en la que me dijo: No quiero que me busques más ayuda porque no la tomaré y no quiero que nos sigamos viendo, porque tú me haces estar confundido y ahora estoy saliendo con una compañera de la Universidad.

Yo quedé “plop”, quería puro llorar, pero me hice el fuerte y le dije bueno, yo también estoy con alguien y quedamos como amigos. Me da la mano y yo me voy por el parque llorando. En ese instante estaba destrozado. Me preguntaba cómo alguien podía estar tan confundido y no poder ser él mismo.

No hablamos en un par de meses y traté de informarme de alguna manera de poder ayudarlo. Un día me llega un mensaje a skype, era él pidiéndome disculpas por haber sido tan frío y duro conmigo, yo acepté, lo perdoné y ahora somos amigos, aunque me sigue gustando y siempre lo recordaré.

Espero que  a futuro busque ayuda y que tenga claridad en lo que quiere y que sea feliz, y obviamente tenerlo como amigo sea en la circunstancia que sea. Estoy pololeando con un chico que conocí en Noviembre, pero siempre en mi cabeza sigue la pregunta si Matías estará bien (Igual nos hemos visto un par de veces desde que estoy pololeando), no puedo sacarlo de mis recuerdos, es una linda persona.

photo by:
1 comentario URL corta
Camilo, 20 años, Valdivia
Primero que todo me encantaría felicitarlos por la iniciativa, me parece muy bueno que existan estas cosas que pueden orientar a mucha gente. Más que hacer una pregunta quería ver si es posible contar la historia de lo que a mi me pasó hace un par de años ya: Estaba en 8º básico cuando me di cuenta...
Nicolás, 22 años, Chile
Me costó mucho tomar la decisión de escribir, pero creo que me hará bastante bien y si alguien pasa por lo mismo puede ser de gran ayuda, me llamo Nicolás y tengo 22 años. Como partir contando, durante mucho tuve mil dudas sobre mi sexualidad, sentía que estaba enfermo y me tenía que sanar de est...
Charleston, 17 años, Santiago. Chile.
Hola, llevo ya un tiempo leyendo varios testimonios en esta increíble página y ahora que ya tengo tiempo quisiera contar mi historia, no sé si pueda inspirar a alguien, pero me gustaría compartirla de todos modos. Nací en Inglaterra, mi mamá es de ahí, pero sólo viví en ese lugar hasta los 2 años...

Una respuesta a “Andrés, 21 años, Ñuñoa. Chile.”

  1. matias 16 julio 2015 2:38 am #

    Gracias Nico, conocerte me ayudó un montón; ahora ya he aceptado quien soy y que quiero para mi.

    Thumb up 6 Thumb down 1

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.