Lucas, 18 años, Chile

The FaceNo recuerdo muy bien cómo llegué a esta página, fue de casualidad, pero después de leer algunas publicaciones me pareció que era un buen sitio para contar mi historia.

Hasta los 13 años, cuando iba en octavo, parecía que mi orientación era indudablemente heterosexual, en ese entonces yo creía que era lo normal y lo correcto, era también lo que se me había inculcado. Un día, en un evento organizado por los scouts, a los que yo pertenecía, vi a un chico tal vez un año mayor que yo y me sentí un poco atraído hacia él, lo cual me confundió muchísimo. A lo largo del día me negaba a mí mismo el sentimiento y lo miraba para confirmar que no sentía nada por él, pero entonces volvía a parecerme atractivo. En la noche me costó dormir, no podía dejar de pensar en lo sucedido, estuve algunos días abstraído, pero con el tiempo se me pasó, hice como que nunca ocurrió y probablemente me resultó fácil porque al chico nunca lo volví a ver.

Recuerdo también que, después de educación física, cuando nos duchábamos,  me gustaba ver a mis compañeros desnudos, me excitaba un poco, pero no pensaba que esto me hiciera homosexual en absoluto (aun creo que cosas como esta no sean un indicador del todo fiable).

Pasó el tiempo y llegaron las vacaciones de verano, y de nuevo me ocurrió, ahora en repetidas ocasiones, que veía a algún cabro en la playa o caminando por la calle y me atraía, eso me deprimía, me hacía sentir mal conmigo mismo, aunque siempre me negaba la posibilidad de ser gay. No se confundan, también me gustaban algunas mujeres, aun me gustan algunas, así que no estaba tan clara la respuesta a cuál era mi orientación.

Después vino la media, la pasé muy bien entonces, aunque muchos eran homofóbicos, otros tantos no, no hice o dije algo que diera a entender que me gustaban los hombres. En básica el colegio al que iba era de varones, ahora en media asistía a uno mixto, supuse que por encontrarme con mujeres dejarían de atraerme hombres, pero me equivocaba, si bien me gustaron mucho algunas de mis compañeras, también me quedaba mirando algunos chicos, negándome el gusto que me provocaba el hacerlo.

A diferencia de muchos post que he leído, no solía juntarme con más mujeres que con hombres, al contrario, la mayor parte de mis amigos son hombres, aunque nunca me gustó el fútbol, eso tal vez viene de familia, a mi mamá y abuela (con quienes vivo) nunca les gustó tal deporte.

Cuando tenía como 14 años diría que era bastante homofóbico (aunque nunca conocí a ninguna lesbiana o gay), pero con el tiempo fui cambiando de mentalidad, llegando a estar convencido de que ser homosexual no tiene nada de malo, de hecho, me parecía ridículo creer que era algo malo, pero, por incoherente que suene, no me sentía cómodo viéndome a mí mismo como algo que no fuera heterosexual.

Me avergonzaba figurarme como gay, y esto era sobre todo por algo cultural, social, siempre había visto la homosexualidad como un tabú, algo indeseable, de lo que había que estar alejado, y en el mejor de los casos un objeto de humor. Leía en internet distintas historias que hacían que viera a la homosexualidad con otros ojos. Paralelamente, veía vídeos de pornografía homosexual, me daba cuenta de que me excitaba al verlos, me gustaban algunos de mis compañeros, sí, tal vez yo sí era homosexual… me gustaban algunas de mis compañeras… tal vez era bisexual… cómo saberlo?

Llegué al punto en que no me importaba, o mejor dicho me importaba, pero no me hacía sentir mejor o peor. Podía ser homosexual, heterosexual, bisexual; no sabía, pero la duda no me martirizaba. Ahora estaba dispuesto a experimentar, sin resentimientos, sin prejuicios, para llegar a descubrirme a mí mismo, y ¿por qué no? disfrutar el proceso (si se preguntan, estos hechos ocurrieron aproximadamente a fines de cuarto medio, segunda mitad del 2013).

Ahora, había un amigo que me parecía atractivo, tanto físicamente, como por su personalidad, podría ocupar muchas hojas describiéndolo, pero supongo que no es la idea xD, también me dio la sensación de que estaba en una situación similar, confundido y buscando experimentar, no estaba del todo seguro, pero era una corazonada razonable.

Durante mucho tiempo traté, muy sutilmente, de descubrir si estaría dispuesto a tener algo conmigo (hacía comentarios y le preguntaba cosas que me dieran pequeñas pistas al respecto), hasta que un día me decidí a confesarle la atracción que sentía por él, las ganas que tenía de experimentar juntos, si todo resultaba bien, de seguir adelante, si no de seguir siendo amigos, no olvidaré lo nervioso y emocionado que estaba entonces.

Lamentablemente me había equivocado, no aceptó, aunque fue muy comprensivo y empático cuando me lo dijo (eso me hizo amarlo más), igual me sentí mucho mejor después de habérselo confesado, fue un poco incómodo los primeros días, pero seguimos siendo amigos y hablamos como antes, hasta el momento él es el único que sabe de mis dudas respecto a mi orientación sexual.

No le contaría la situación a mi familia, dudo que lo comprendieran, soy vegetariano, y lo que parecía ser tan insípido como no comer carne resultó en varias peleas, ni me imagino su reacción si les dijera que me gustan los hombres, creo que unas primas mías me comprenderían, he notado que son más abiertas respecto a este tema, pero de contarle a alguien dentro de la familia, sería solo a ellas, si es que.

Es interesante, porque mi amigo, al que le confesé que me gustaba, me dijo en alguna ocasión, cuando hablábamos de dudas vocacionales, que escribiera al respecto, que escribiera lo que quería, lo que sentía, y que eso me ayudaría a aclarar ideas, en cierto modo estoy siguiendo su consejo y sí, escribir al respecto me hace sentir mejor.

Bueno esa es mi historia, espero que les haya gustado.

photo by:
5 comentarios URL corta
Esteban, 32 años, Chile
Hola, mi nombre es Esteban y he leído su blog y me ayudado en algunos casos. Tengo 32 años. A los 19 me di cuenta que algo era distinto en mí: no me interesaban las niñas, si no tener amigos y de pronto me planteé la pregunta de ser gay. Elegí la persona inadecuada para confesarlo, me rechazó y m...
Javier, 27 años, Valparaíso
Antes de contar mi relato quiero poner sobre valor la potencia que le otorgo a esta iniciativa JC. Pienso en cuando era más joven, y la soledad que me acompañaba en este proceso. El Estado (en su concepto político) claramente no se ha hecho cargo de los miles de niños que hoy no poseen una red de ap...
Sergio, 22 Años, Chile, Talca
La verdad no estoy muy seguro de el por qué hago esto, pero creo que de una manera u otra es necesario para mí. Siempre he tenido una atracción por los hombres, por lo menos desde que tengo memoria. La cosa es que la mantuve reprimida hasta que me vine a Talca por motivos de estudios. Supongo que...

5 Respuestas a “Lucas, 18 años, Chile”

  1. Saúl 20 enero 2015 21:14 pm #

    En Realidad, su Historia me llegó bastante, estoy en medio de una lucha por saber quién soy, y en realidad ha sido supremamente difícil, Me pasa igual que usted, que no distingo ahora que si soy homosexual, heterosexual, o Bisexual, pero he tenido enfrentamientos muy dudas conmigo mismo al respecto, tal vez por que he sentido cosas maravillosas por mujeres pero también por hombres, y también me parece común que esas cosas no sean para mi motivo para definirme así como usted los decía, pero es difícil por no decir casi imposible, ojalá usted pueda definirse mucho más.

    Saludos desde Colombia.

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • Equipo JC 21 enero 2015 12:01 pm #

      Querido Saúl, nada ni nadie te obliga a etiquetarte. Muchas veces creemos que nuestra orientación sexual nos define, pero lo cierto es que es una pequeña parte de nuestra identidad. Nuestros valores, nuestra forma de ser con los demás, nuestros gustos y talentos son mucho más relevantes a la hora de definirnos como personas. Tu orientación sexual no debe limitarte tampoco. A veces es difícil porque se nos ha enseñado que lo que escapa a la norma es malo o tenemos muchos prejuicios sobre lo que es ser homosexual, o bisexual, y la negación no nubla. Quizás tu certeza es saber que no eres heterosexual, y con eso basta. Con el tiempo, las experiencias y cuando aceptes que tus sentimientos no tienen nada de reprochable, puede que te des cuenta de que encajas con una de esas etiquetas, pero es un proceso personal, íntimo, y toma tiempo. No te desesperes, infórmate y aprende a amar eso que te hace único.
      Un abrazo,

      Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Oscar 21 enero 2015 0:57 am #

    Hola Lucas, yo también soy de Chile y tengo 17 años. Me sentí muy identificado con tu publicación. Ahora último me ha pasado algo similar, tengo un amigo que me gusta mucho y siento que el esta confundido al igual que yo, me da miedo “lanzarme” y que me rechace. Creo que quedaré con las ganas jaja. Un saludo.

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • Equipo JC 21 enero 2015 12:02 pm #

      Hola Óscar, te recomendamos visitar nuestra sección de Materiales y leer los tips para salir del clóset. Quizás puedas tantear el terreno con tu amigo y ver que pasa… no es necesario que te expongas demasiado, y puede que te sorprendas. Un abrazo!

      Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Carlos 25 febrero 2015 16:30 pm #

    Jaj estoy en una situacion bastante similar, y pues cierto lo que dice tu amor platónico, escribir alivia bastante, e impresionantemente aclara, aunque uno no se de respuestas nuevas o concretas. Aun así, relaja y ordena bastante la mente. Y ps por eso estoy aquí. Desde hace un tiempo que comparto por aquí por JC y me han dicho que debo ir observándome en este proceso de definir mi orientación sexual. Y pues si bien es cierto que he descubierto cosas, no han sido exactamente para estar mas decidido jajaj. Hay una chica que hace que mi corazón (y ojos xD) se alboroten cada vez q la veo, estoy en plan intentar algo jaja, y Bno, por otro lado, también he notado que, al igual que te ocurre a ti, la vista también se desvía con algunos muchachos atractivos. A la hora de las fantasias sexuales puedo ver que muchas son con hombres pero me imagino con una mujer y me siento demasiado bien y siento que también involucro mi parte emocional, a diferencia de con los hombres. Cabe destacar q soy virgen y algo introvertido a la hora de la intimidad creo, pero me imagino que solo queda seguir descubriendome y experimentando :) si alguien de JC o alguien tiene algo que decir lo leeré con mucho agradecimiento jajajaja

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.