Ignacio, 29 años, Antofagasta. Chile.

RecentHola Equipo de Joven Confundido.

Bien, después de pensarlo un poco, decidí escribir mi testimonio, como una manera de ayudarme en el proceso de aceptación que estoy viviendo, y, además, para que éste pueda servir a otros que vivan una situación similar.

Me presentaré como Ignacio, aunque ese no es en verdad mi nombre, prefiero mantenerlo en reserva. Los demás datos son verdaderos: tengo 29 años y soy de Antofagasta, Chile.

Bueno, aquí va mi testimonio: Desde pequeño siempre he sabido que soy homosexual. En mi infancia esto lo supe porque me gustaba jugar más con mujeres que con hombres, no era para nada de juegos bruscos, no me gustaban los deportes y, en general, nunca me sentí muy cómodo compartiendo con hombres. Al contrario, era más de compartir con mujeres, de tener juegos más tranquilos, y me sentía más en confianza con ellas.

Desde esa edad, comencé a recibir algunas burlas de los niños de mi escuela por mi comportamiento, pero en general no fue algo tan repetido, por lo que puedo decir que mi infancia fue una época feliz de mi vida.

Ya en la adolescencia, cuando comencé a sentir atracción sexual, tuve absoluta seguridad de mi orientación, pues nunca he sentido atracción hacia las mujeres, sino que siempre hacia los hombres, sin embargo jamás manifesté ni he manifestado hasta el día hoy este interés, es decir, he vivido reprimido en mi deseo.

En mi familia, compuesta por mi padre, mi madre y dos hermanos, además de mí, jamás se ha tocado el tema de la homosexualidad, como si no existiese, a pesar de que yo creo, ellos intuyen que esta es mi orientación. Esta situación  de absoluto silencio no me ha ayudado mucho, sin embargo yo no los culpo, yo creo que ellos (mis padres) no estuvieron preparados para hablar de estos temas cuando yo era chico, de hecho, ni siquiera se hablaba de sexualidad.

Quizás esta forma de crianza, como mirando para el lado con respecto a lo que yo soy y estaba viviendo, ha contribuido en que para mí sea tan difícil hoy aceptarme tal cual soy frente a los demás y vivir mi homosexualidad en forma plena. Es decir, yo también aprendí a mirar para el lado y obviar lo que yo soy.

Aquí me puedo permitir dar un consejo para los padres que tengan hijos homosexuales, y es que hablen de este tema, explíquenles que la homosexualidad es algo normal, que no se debe callar, ni ocultar, ni sentirse avergonzado, sino que se debe vivir en forma plena, libre, feliz, ya que la homosexualidad es absolutamente NATURAL.

Bueno, siguiendo con mi testimonio, en la adolescencia, me convertí en un joven retraído, solitario, me enfoqué cien por ciento en los estudios, dejando de lado la vida social, que a esa edad es tan importante. Por supuesto, no tuve pareja ni pololeo ni nada que se le parezca, tampoco me sentí enamorado de nadie, pues no estaba prestando atención a eso.

Llegó la etapa universitaria y, si bien tenía yo la esperanza que aquí sí sería capaz de conocer a alguien y abrirme a la posibilidad de tener pareja o al menos amigos gays con los cuales compartir cosas en común, nuevamente no fui capaz de ello, me encerré en mi mundo, me dediqué sólo a estudiar, reprimiendo mi deseo de estar con un hombre, no hice muchos amigos, nunca fui a fiestas ni busqué instancias en las cuales conocer a alguien, sin darme cuenta dejé de preocuparme de esta parte tan importante de mi vida.

Así he llegado hasta mi edad actual, en la que nunca he estado con nadie, ni he tenido pareja, pololo, ni siquiera un buen amigo gay con el cual pasar un buen rato, sin embargo hoy por hoy al menos le estoy dando la importancia a esto, que antes no le di, he comenzado con terapia para poder asumir mi homosexualidad y poder vivirla de manera más abierta, intentando ser más sociable con el objeto de tener más posibilidades de conocer gente gay, y disfrutar de mi sexualidad, como lo hace y debiese hacer cualquier persona, sin sentir que es algo que está malo o que hay que avergonzarse de ello, cuestión que, debo reconocer, aun me cuesta mucho.

Yo aun no he salido del clóset, ni con mi familia, ni con nadie, sin embargo pienso que no debe pasar mucho tiempo para hacerlo, pues si deseo vivir mi sexualidad libremente, lo primero es contárselo a las personas que para mí son importantes, es el primer paso y fundamental para comenzar. No tengo temor en cuanto a la reacción de mis padres, pues estoy seguro que ellos ya lo saben y que me quieren en forma incondicional, pero debo reconocer que aun me da miedo, ya que he vivido toda mi vida sabiendo que soy gay, pero sin pronunciarlo, y sin que nadie de mi entorno lo diga (aquí yo digo que todos en mi casa miramos para otro lado, como haciéndonos los lesos).

Por último señalar que tengo ganas de conocer personas homosexuales, para compartir experiencias, ver si hay afinidades y por supuesto, enamorarme, que es algo de lo que yo mismo me he privado, en forma consciente o inconsciente, pero hoy quiero y necesito.

Bien, este es mi testimonio, equipo de Joven Confundido, agradezco mucho este espacio que ustedes brindan, pues me permitió desahogarme y contar mi experiencia de forma anónima. Además de lo anterior, les pediría si me pueden indicar instancias en que yo pueda conocer personas gays, pero para quienes somos de regiones (Antofagasta), ya que en general todo se da en Santiago.

Atentamente.

photo by:
5 comentarios URL corta
Valeria, 20 años, Pudahuel
Miedo constante. Nadie entendería lo que se siente vivir con este miedo, vivir en soledad. Quizá siempre digan, “tú no estás sola”, pero nadie se ha puesto a pensar lo que es vivir con esta “enfermedad”, nadie sabe lo que es temblar cada vez que te preguntas si ya andas con un chico, o si estas e...
Jaime, 24 años, Chile
Lo que pasa es que soy gay y no sé cómo decirlo, ya que por la edad que tengo comienzan a preguntarme y la polola y todo eso, y en casa son casi todos homofóbicos y me da susto decirles, porque lo pueden tomar mal y quizás qué cosas me van a decir. Soy de una zona rural de otra región y cuando ib...
Nahuel, 17 años, Santiago. Chile.
Hola, quería escribir este testimonio para poder "desahogarme" de algún modo. La verdad es que yo hace unos años estuve pensando en que tal vez  podría ser bisexual. Todo esto a raíz de que por muchos años estuve enamorado de un amigo con el que perdí la virginidad a una edad un tanto temp...

5 Respuestas a “Ignacio, 29 años, Antofagasta. Chile.”

  1. fabian 22 enero 2015 10:37 am #

    tranquilo solo vivelo que tu quieras vivir, no te prives de tu personaliad de lo que eres es un proceso largo pero siempre debes pensar primero en ti, saludos

    Thumb up 3 Thumb down 0

  2. Jesús 30 enero 2015 20:34 pm #

    Tu testimonio es increíble… me refleje al 100% en todo lo que contabas, espero poder conocerte también soy del norte de Chile y has tocado un flagelo de mi vida.

    .

    Thumb up 2 Thumb down 0

    • Ignacio 7 febrero 2015 22:48 pm #

      Gracias amigo, me alegro que te haya servido mi testimonio, deberías compartir también el tuyo.

      Thumb up 1 Thumb down 0

      • Jesús 22 febrero 2015 0:52 am #

        Estoy en Antofagasta por unos días y me acorde de ti… aún me dan vueltas tus palabras. Intentare escribir mi testimonio me ayudará a desahogarme un poco, un abrazo.

        Thumb up 1 Thumb down 0

  3. andrés 7 febrero 2015 17:16 pm #

    hola, tengo 21 años y la verdad es que me pasa exactamente lo mismo que tu, me sentí reflejado en tu historia y también soy de Antofagasta ojalá conocerte algún día.

    Thumb up 3 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.