Leo, 18 años, Curicó. Chile.

UntitledHola a todos! Me atrevo a contar mi historia después de leer increíbles experiencias de vida que les ha tocado vivir a muchas personas como yo, un seudo-joven confundido.

¿Por qué seudo? Porque la verdad es que no dudo sobre mi sexualidad, pero sí de mis pensamientos. Bueno, creo que lo iré explicando a medida en que avanza la historia.

Nunca he dudado de mi sexualidad, siempre he sabido lo que soy, pero siempre lo he ocultado. Cuando era pequeño inventaba que me gustaban las niñas, siempre estando consciente de lo que hacía, y sabiendo que algún día la bomba explotaría. En fin, a pesar de toda esa farsa, me molestaban por mis ademanes, los que eran femeninos no por el hecho de ser gay, sino que porque siempre he vivido con mujeres. Mi padre biológico nunca me quiso, por lo que nunca tuve una imagen paterna a la que imitar, ya que la copia es la base del pensamiento humano.

Entonces… ¿Qué más se puede esperar? Es por eso que creo que al igual que cada heterosexual, un homosexual se forma, es decir, la sexualidad humana es la respuesta a los estímulos a los que se está sometido en la infancia e incluso a lo largo de toda la vida, pues si no existiera el estigma que existe sobre la homosexualidad, saldrían varios bisexuales a la luz; y es debido a esto que creo que me gustan los hombres, porque los estímulos afectivos que recibía eran solo de mujeres, y por esta razón me llamó tanto la atención recibir un estímulo afectivo de un hombre; un hombre que me protegiera, que me hiciera sentir protegido en sus brazos, ser el amado. Como estas pueden existir muchas teorías sobre la sexualidad. Bueno, pero eso es solo una opinión.

Toda la vida me han hecho bullying, justamente por ser como soy, sin importar a qué colegio me cambie, siempre es lo mismo. Mi historia más relevante comienza cuando me cambié de colegio, donde tuve varios amigos hasta que me encontraron afeminado y me molestaron, me cambié al curso paralelo, y la historia se repitió, pero por lo menos me hice de una gran amiga que conservo hasta el día de hoy, ella sabe absolutamente todo sobre mí, lo que no sé si es del todo bueno, porque uno siempre tiene que guardar sus secretos.

La historia se siguió repitiendo (el bullying), pero en primero gané otra amiga que siempre me escuchó hasta mis sentimientos más estúpidos, fue a ella a quien primero le conté de mis amigas, eso fue como a los 17 años. En primero también fue el año en que tuve algo con un “amigo”, nos empezamos a tocar hasta que nos comimos, nos juntábamos en mi casa y siempre nos comíamos, hasta que un día me dijo que ya no le gustaba.

El año siguiente se sentó al lado mío por casualidad, y así como nos conocimos todo volvió a pasar, estuvimos así como un mes y me dejó, volvió a pasar un poco después de mediados de año y me volvió a dejar. Después de todas esas veces que me dejaba yo me sentía pésimo, al borde del desconsuelo. Y cada vez que me buscaba yo le decía que sí a todo, porque la verdad es que era muy guapo, y yo me sentía horrible, y no podía creer cómo un tipo así se podía fijar en mí. Lo más chistoso es que él no era gay, era “hetero”, tenía una vida sexual activa con un montón de minas, era así como el mariscal de campo de mi colegio, por eso creo que las personas más calientes, son siempre bisexuales.

Recién cumplidos los 15, mi tío (hermano de mi mamá) me obligó a contarle, o sea no de forma pesada, pero fue directo, le confesé, y le pedí que llamara a mi mamá y a mi tía (hermana de mi mamá) para contarles a ellas también. Se lo tomaron súper bien, me aceptaron y me dieron esperanzas de que la sociedad estaba cambiando y que podría feliz, cosa que todavía no creo posible a no ser que me mude a otro país, unos de los cuantos con que sueño conocer.

Me siguieron molestando hasta que pasé a tercero, cuando en verdad me empecé a defender. Ya nadie me decía nada, todo parecía estar bien, pero a pesar de ello caí en una depresión que todavía padezco, producto de la inestabilidad emocional que conlleva ser homosexual en una sociedad como esta, en la que siempre se mofan de los gays y jamás los incluyen, o sea está bien que se rían de nosotros, PERO CON NOSOTROS. Eso es lo que le falta aprender a la gente, que si se va a mofar de los gays, tienen que respetarlos y aceptarlos.

Sumado a esto, este chico volvió a comunicarse conmigo, nos volvimos a comer, todo era muy lindo hasta que se volvía a ir, y no regresaba hasta que él quería, porque cada vez que yo quería verlo me decía que no o simplemente me ignoraba.

Como si fuera poco, me enamoré de un compañero que era no sé, soñado, era masculino, tierno, protector, inteligente, algo sobrado, pero solidario. Y es súper frustrante porque después que me llevaba gustando como de hace un año, empieza a pololear, so… Heart attack.

La depresión es terrible, no sé si algún día saldré de ella, y lo peor de todo es que no sé si algún día alguien será lo suficientemente paciente como para soportar mis crisis y cosas por el estilo.

He salido de cuarto sabiendo qué quiero estudiar y por qué lo quiero estudiar, y me concentro en esto, porque es lo único que creo posible en mi vida, lo que me hace feliz, porque estudiar es lo único que me saca de mis problemas, así es, soy un nerd empedernido, odio las fiestas masivas, odio el fútbol y a los tontos (o sea tienes que tener inteligencia cognitiva o emocional, pero si no te esfuerzas por tener una, eres de estos típicos extremistas pinochetistas comunistas homofóbicos, aunque los comunistas son un poco más tolerantes), pero la depresión me jugó en contra y creo que no respondí a mi 100% en la PSU.

Creo que me tomaré un año para trabajar y reflexionar qué es lo que quiero, o mejor, mejorar lo que quiero, porque sé lo que quiero, pero no se adecua a mi realidad. En fin, me siento pésimo conmigo mismo, no me quiero, no me siento capaz de nada, ni que nadie me llegue a querer de verdad, quizás es porque exijo demasiado de la persona a quien pretendo amar, no sé, es algo enredado. Aun así tengo fe de que algún día, todo esto cambiará.

Ojalá que comenten, me sirve demasiado hablar del tema.

photo by:
8 comentarios URL corta
Davidlink, 32 años, Las Condes
Hola, quiero felicitarlos por el sitio, gracias a las historias que ahí aparecen me atrevo a enviar mi testimonio. Antes que todo, les cuento que encontré esta página hace un tiempo por una publicación en un periódico.  Desde la primera vez que entré, en las primeras historias que leí me sen...
Andrés, 18 años, Chile
Hola a todos, primero que todo quiero felicitar a los creadores de esta página, de verdad es muy útil y alentadora, espero que lean mi testimonio o testamento jaja, aunque es largo, pero es la única forma de desahogarme. Muchas personas se cuestionan si es que el gay nace o se hace, muchos concue...
Andrea, 22 años, Temuco. Chile
Hola! escribo luego de estar leyendo los testimonios, y porque realmente estoy muy confundida. Uff ya... la verdad es que todo empezó con una amiga que tengo hace 4 años, muy amiga. Hace como un año y medio confesó que era lesbiana y en ese momento comenzaron a calzar algunas cosas sobre nuestra ...

8 Respuestas a “Leo, 18 años, Curicó. Chile.”

  1. juan carlos 18 diciembre 2014 17:09 pm #

    Hola Leo, que lata que estes con depre, trata de tirar para arriba. Por lo menos ya estas fuera del closet con tu familia y has tenido experiencias con hombres. yo no le he dicho a nadie y nunca he dado un beso siquiera (y si te agarraste al mas mino de tu colegio… igual bakan jajaja), yo no conosco otras personas gays en mi ciudad D:

    Thumb up 0 Thumb down 0

  2. kitty 18 diciembre 2014 17:44 pm #

    aprovecha que ya saliste del colegio y que eres mayor de edad ´para salir y hacer otras cosas. no te quedes pegado con el cabro que no te pesca, cuando entres a la u las cosas van a ser distintas, ojala elijas una carrera mas open mind en alguna u liberal para que dejes de sentirte como bicho raro. animo no mas y no te quedis pegao.

    Thumb up 1 Thumb down 0

  3. Leo 20 diciembre 2014 19:30 pm #

    Juan Carlos
    Si la depresión es atroz, estoy en proceso de salir de ella pero es algo muy difícil. Estoy del fuera del clóset con gente muy importante para mi, aun falta gente. Pero te aconsejo que le digas a una amiga que sepas que sea tolerante (eso lo sabes por los comentarios que haga)
    Gracias por la buena onda!

    Thumb up 1 Thumb down 0

  4. Leo 20 diciembre 2014 19:33 pm #

    Kitty
    Gracias por los consejos! Es difícil intentar olvidarme de él, siento que igual fue importante para mi pero no para él. Pero creo que eso mejorara porque me iré a Santiago el próximo año a estudiar medicina (no se que tan open mind es jajajaja) la universidad aun no la se, pero la carrera si porque es algo que he querido toda la vida. Muchísimas gracias por los consejos!

    Thumb up 0 Thumb down 0

  5. León 23 diciembre 2014 10:32 am #

    No eres el único que ha pasado por esa situación, es común engancharse de otras personas en la etapa escolar, considerando que tenemos tan inculcada la vida en pareja. Quizás te suene latero y triste que alguien te diga que no es necesario estar con otro para ser feliz, pero en mi experiencia (tengo 21, tampoco tantos) me he dado cuenta que la felicidad se construye teniendo como base la individualidad, es decir, conociendote a tí mismo y situándote como el objetivo de tus actividades cotidianas.

    Me pongo en tus zapatos, en la media yo también sentí un amor obsesivo hacia un compañero “hetero” que me pescaba cuando quería, para luego ignorarme eternamente. También sentía la necesidad de estar con alguien porque veía que todos mis compañeros heterosexuales como mínimo mantenían a algun pinche.

    Cuando entré a la universidad todo cambió, tuve relaciones importantes, pinches locos/amigos con ventaja, y sin embargo tampoco me sentía satisfecho. Había algo en mí que me impedía sentirme totalmente cómodo con otros chicos. Con el tiempo me aburrí de sentirme así, y entendí que estaba incómodo conmigo mismo, y pensaba todo el día en cómo agradarle más al otro que a mi mismo. Me afectaban mucho los comentarios no malintencionados de mis parejas, como que quizás tenía que depilarme, o bajar un poco de grasa en las caderas..

    Cambié mi búsqueda, hoy me siento feliz conmigo mismo, porque decidí escucharme y dedicarme a realizar lo que me hace bien. Respetarse a sí mismo es primordial para ser feliz. Pero esto último tienes que entenderlo de verdad, porque puedes leerlo sin entender lo que implica. En otras palabras lo que intento decirte es que dejes de darle tanta importancia a los chicos, y situarte a tí como el eje principal de TU VIDA, tener claro que tienes cualidades que te hacen ser único en el mundo, y nunca pensar que otro es mucho mejor que tú, ya que tu diferencia te hace incomparable.

    Con todo lo que te he dicho no pretendo que pierdas las esperanzas en conocer a alguien, pero sí que dejes el foco en los otros. Las relaciones de pareja tradicional son instituciones de producción humana, a mi juicio, no son algo inherente a la humano. Un abrazo enorme, querido!

    ¡Vivamos los afeminados!

    Thumb up 1 Thumb down 0

  6. Ignacio 7 enero 2015 17:16 pm #

    Me sumo a la opinión de León, como bisexual de 20 años. Lo mejor que me ha pasado fue amarme y respetarme con todo el corazón. He tenido experiencias sexuales con muchachos que eran más bien heteros y actualmente tengo una hermosa y feliz relación con mi pareja mujer bisexual. ¿Sabes? Lo peor que puedes hacer es obsesionarte con la idea de algo, más aun en ámbitos amorosos, yo durante la enseñanza media estuve como loco buscando una mujer que me hiciera feliz, o encuentros sexuales con tíos para ver si tanto me gustaba la cosa. Al final, no me considero un vividor de la vida, pero si puedo decir que al menos en el ámbito amoroso y sexual estoy bastante conforme conmigo mismo, y todo cambió cuando entré a la universidad y dejé que las cosas pasaran a su propio ritmo. Un abrazo loco, que estés súper :)

    Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Leo 17 enero 2015 14:06 pm #

    Gracias, aún así quiero morir, pero no por ese tipo, sino por otros problemas. Muchas gracias por sus comentarios

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • Equipo JC 19 enero 2015 12:13 pm #

      Leo, es fundamental que busques ayuda y apoyo profesional, necesitas trabajar estos sentimientos y poder avanzar. Si no te sientes capaz de hacerlo solo, pide ayuda a tus cercanos. No es necesario salir del closet para hablar de tus sentimientos, especialmente si hay otros temas que te aprobleman. Escríbenos al correo si necesitas más información.
      Un abrazo,
      Equipo JC

      Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.