Samuel, 20 años, Santiago. Chile.

Daniel KesslerEstoy escribiendo estas letras luego de pasar un rato leyendo testimonios… ¡¿Por qué no me enteré antes?!

En este instante puedo decir que no estoy confundido (aunque sí me cuesta un poco definirme, pero probablemente soy Bisexual) y la intención tras este testimonio es de empatía, quiero compartir mi historia que quizás pueda ser útil para otros.

Crecí en un colegio católico de hombres. Creo que esa es una de las razones por las que demoré tanto en ‘pegarme la cachá’. A diferencia de muchos testimonios que he leído, a mí me encanta jugar a la pelota, forcejear, hacer deporte y lo que sea. Por otro lado, tengo gustos no tan masculinos también… cuando tenía 15 y Justin Bieber saltó a la fama yo era su seguidor número 1 (era tan lindo…)

Volviendo a lo que nos concierne, nunca pude darme cuenta de que me gustaban los hombres cuando era chico. Mis compañeros eran mis partners, no podía mirarlos como algo más. Excepto a 1… En 1ero medio comencé algo así como una relación (hipersecreta) con uno de mis compañeros, que llegó a un punto de mutua dependencia emocional (e incluso física) por un tiempo. Luego, y hasta el día de hoy, él anda con niñas. No sé qué pasó ahí, yo estuve bastante feliz durante ese período, pero él insiste en que ‘no recuerda’ lo que pasaba.

En fin, por ahí por tercero medio ya tenía claro que me gustaban los hombres, aunque igual me negaba un poco. Era como mi placer culpable. Le conté a mi círculo cercano de amigos una noche de tragos, algo fría al comenzar la primavera y mi ‘salida de closet’ duró 5 minutos. Las reacciones incluyeron un par de preguntas, un par de bromas, y cambio de tema. Nada por lo que exaltarse.

Entrando a la universidad comencé a conocer gente, mujeres incluidas, donde tuve el despertar completo de mi orientación sexual. Me sentía tan bien porque me gustaran los hombres. O sea… solo hay que mirar alrededor!!!

Hace poco tiempo le conté a mis padres, tratando de no convertir la situación en algo ‘demasiado importante’, ya que para mí realmente no lo es. Obviamente me hicieron notar sus inquietudes, pero el lema es ‘sé feliz’.

Este último tiempo me he sentido completamente abierto, salgo con hombres en público (sin demostraciones de afecto demasiado grandes) y si bien he vivido experiencias negativas menores (sí, la gente mira), en general siento un nivel de tolerancia suficiente. Y sinceramente, si a alguien no le gusta el problema no es mío.

photo by:
1 comentario URL corta
Renzo, 20 años, Valparaíso. Chile
Mis estimados amigos, pasaron meses ya desde mi último testimonio y hoy sentí la necesidad de enviar otro. Hoy por hoy me encuentro feliz, asumido completamente, y orgulloso de serlo, estoy iniciando una relación con alguien maravilloso, alguien que me hace sentir el mejor del mundo, alguien a qu...
Ricardo, 24 años, Chile
Hola, mi nombre es Ricardo, tengo 24 años y pertenezco al sector alto de la sociedad. Salí de un colegio de Elite y de curas, donde las madres de mis compañeros iban a misa diaria, pero podían tratar pésimo a la persona que trabajaba en la casa. Toda mi vida me pregunté y tuve dudas sobre mi sexu...
Esteban, 17 años, Chile
Siempre supe que era diferente, desde que tengo uso de razón. Tener atracción por los hombres y desde niño siempre fue normal para mí. Al momento de pasar a enseñanza media eso cambió, donde la discriminación es más evidente, donde los patrones de la heteronormatividad te dicen que debes tener novia...

Una respuesta a “Samuel, 20 años, Santiago. Chile.”

  1. Ignacio 26 febrero 2016 16:35 pm #

    Tu historia, es como goals de cualquiera.
    Gracias por compartir xD

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.