Álvaro, 20 años, Chile

David VekslerHola bueno no sé cómo comenzar a contarles mi historia. Tengo 20 años y me siento demasiado confundido. Cuando estaba en 7mo básico hubo un episodio sexual o inicio sexual en clases de educación física con un compañero, una vez nos quedamos solos hasta que ya se habían ido todos, nos estábamos cambiando y él me comenzó a toquetear y bueno me dejé, porque era pendejo y me calenté. Él era mayor que yo, la historia se repitió varias veces, pero sólo nos tocábamos.

Desde ahí nunca más paso nada con un hombre, pero comenzó a existir un tipo de atracción hacia los hombres, siempre he tenido pareja (mujer), nunca he estado solo.

La última de mis relaciones (la actual) comenzó el año pasado como en mayo, ese mismo mes conocí a un amigo con el cual nos entregamos una confianza tremenda.

Cuento corto, con este amigo pasó de todo un día x, los dos estábamos conscientes de esto, pero simplemente nunca lo hablamos, la relación siguió como siempre. Y ahí comenzó a pasar algo raro, empecé a extrañarlo y los días que no lo veía quería saber todo lo que hacía, incluso me preocupaba más de él  que de mi polola y por parte de él sentía algo reciproco.

Este año nuevamente pasó de todo, y ya tenemos más que claro que nos queremos y nos deseamos cada vez que estamos juntos, pero es lógico, no podemos hacer nada. Ni el uno ni el otro se busca jajjaa, pero nos queremos.

El problema está en mis amigos, en mi familia y en que estoy pololeando y no sé, a veces quiero terminar con ella y mandar todo a la cresta, pero siento que también la quiero, aunque los últimos dos meses con ella no ha pasado nada de nada, ya no siento las ganas de estar con ella carnalmente, pero me hace muy feliz de otra forma, ayuda porfa.

1 comentario URL corta
Manuel, 20 años, Rancagua
¿Quién soy? Para empezar, he pasado los últimos tres años de mi vida haciéndome esa pregunta, son dos palabras, pero qué se responde con muchas, o si supiera bien cuál es la respuesta tal vez con tan solo una bastaría. La verdad, es que esos tres últimos años sólo me he hecho una pregunta, que...
Nahuel, 17 años, Santiago. Chile.
Hola, quería escribir este testimonio para poder "desahogarme" de algún modo. La verdad es que yo hace unos años estuve pensando en que tal vez  podría ser bisexual. Todo esto a raíz de que por muchos años estuve enamorado de un amigo con el que perdí la virginidad a una edad un tanto temp...
David, 21 años, Ciudad de Panamá. Panamá.
Hola! Después de leer varios testimonios me animé a escribir el mío, y admiro a todos los que se atreven a compartir sus experiencias! Desde pequeño era algo afeminado, siento que en la calle lo disimulo bien, sinceramente me gusta mucho ser como soy, pero en mi casa desde siempre me enseñaron qu...

Una respuesta a “Álvaro, 20 años, Chile”

  1. Mario 12 abril 2014 20:33 pm #

    soy bisexual y según lo que cuentas, creo que tú también. Estabas enamorado de tu polola y como ocurre normalmente en las relaciones de pareja, te enamoraste de otra persona, simplemente que en este caso fue de un hombre. Lo que relatas que viviste en 7 básico, yo igual lo viví y es normal, ya que comienzas la pubertad y nos comenzamos a dar cuenta de lo que nos excita y da placer, si bien a esa edad yo pensaba que era solo eso, excitación sexual y nada más, años después me di cuenta que era algo más que eso y que era capaz de sentir amor por otro hombre. Encuentro lógico que sientas que tu polola te hace feliz en otro sentido, ya que con ella vives una relación más “normal” frente al resto, en el sentido del romanticismo que vives y el hecho de expresarlo a los demás, sin necesidad de ocultarlo. Sobre el otro tema, hay varias cosas que yo consideraría, como saber qué es lo que quiere tu amigo, puede que este confundido igual que tu y solo quiera sexo o tal vez quiera tener una relación mas seria, que según lo que cuentas sería genial, porque los dos se quieren, pero es importante que le cuentes a tu polola, va a ser fuerte para ella, si es que no sospecha nada, porque puede llegar a pensar que la usaste. Sobre como contarles a tu familia, siempre será un gran tema, y no tengo experiencia en ello, aparte que tampoco cuantas si son homofóbicos o fanáticos religiosos… pero por sobre todo, lo más importante, es que asumas lo que eres y seas feliz, no dejes que los prejuicios que existen a la diversidad sexual te avergüencen de lo que eres y ten en cuenta algo súper importante y es que a diferencia de varios, en tu caso, antes de asumir tu condición, ya tienes a alguien que te quiere y a lo mejor, viva contigo todo este proceso. Un gran abrazo!

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.