Vicente, 21 años, Providencia, Chile.

Young_man_with_dimplesHola, como todos quiero contar mi historia. Un amigo me dijo que viera esta página y, aunque reacio de un principio, me metí (la curiosidad mató al gato), me puse a leer algunas historias y preguntas, de las cuales me encontré identificado en partes y en otras no.

Yo soy de una familia constituida por mis padres, mi hermana y mi perro. Hemos tenido altos y bajos como cualquier familia, siempre hemos estados juntos. Estuve en un colegio particular, laico, por ende las diversidades siempre se respetaban por lo menos de imagen del colegio. Ahora en la universidad (igual en una particular) estudiando algo relacionado con la salud, donde uno ve y conoce mucha gente, pude ver que no es tan distinto a todos como en el colegio.

Desde más menos 6to básico siempre me sentí diferente a mi curso, siempre con más confianza con las niñas, aunque igual tuve mi grupo de amigos hombres y tampoco me sentía discriminado por ellos. Nunca me ha gustado el fútbol, pero no era el único, así que pasaba como “piola”. Ya de más grande empezaron a aparecer las burlas, el “bullying”: “gay”, “fleto” o burlas con mi apellido o hacía a mí en particular, y aunque no duró mucho igual sufrí como todo niño, y tampoco decía qué me pasaba por miedo o vergüenza. Pero estas burlas dejaron de aparecer en mi curso, aun así, siempre se mantuvieron en los paralelos. Ya en media igual siempre me juntaba más con las niñas o simplemente con mi eterna compañera de asiento jaja.

Las hormonas empezaron a florecer en el curso y como en todas partes empezaron a aparecer los romances, yo no me fijaba en mis compañeras, siendo que muchas son guapísimas, y a mis compañeros los encontraba lindos, pero por un tema de amistad nunca fue más que eso, no así con hombres de otros cursos, que los miraba nada más. El amor nunca llegó, aún soy virgen y nunca he pololeado. En mi curso pertenecí un grupo de amigos que aún se mantiene, en el cual somos 8 hombres y 3 mujeres. Muy unidos y siempre juntos, nos defendíamos y todo pero en las fiestas aparecían los que “agarraban” y yo nunca estuve entre ellos, pero bueno, me mantenía al margen.

Ya en la U, si supe lo que era “agarrarse” a alguien y mujeres, y en fiestas igual de vez en cuando. Podríamos decir que no he dado más que un beso a mujeres, y mi “primera” vez con un hombre fue en la fiesta de año nuevo (año que entraba a la U), donde yo estaba bien curado y un tipo se me tiró y nos besamos. Incluso estando con amigos nadie me vio, luego nos fuimos a un lugar apartado y nos seguimos besando. Nunca más lo vi, pero tampoco me importó porque siempre lo asocié a una curadera, o simplemente una calentura.  Ahora en este año de U, que ya pasó donde tuve mis andanzas con hombres, me he empezado a cuestionar si me gustan los hombres o las mujeres, ya que hace un tiempo he tenido unos encontrones “gays” donde, en este último, me besé con un hombre para un cumpleaños de una amiga (las infaltables amigas) y él era compañero de curso de u y las malas lenguas dicen que es gay. Así como dato curioso, él es rubio, ojos verdes, de Osorno, buen físico (va al gimnasio) y sí, al verlo me pasaban cosas con él. Ese día, cuando me dijo vamos al baño y nos besamos, tuve algo así como “casi” mi pérdida de virginidad… recordar ese momento creo que es placentero y creo que sí soy gay porque dicho momento me gustó, y mucho, y obviamente nunca se lo he dicho a nadie. A su vez, con mujeres solo un par de besos y nada más, y sí, me coquetean hombres, en fiestas y por Facebook. Por ejemplo, un tipo de otra carrera me empezó hablar, cosa que de verdad no pesqué por miedo, ya que en la U es un hombre creo que derechamente gay y abierto de mente, y porque si me veían con él sería asumir mi homosexualidad, cosa que miedo me da.

En la familia, igual creo que mis padres sospechan que soy homosexual (porque tengo hartas amigas y pocos amigos) , aún cuando ellos siempre me dicen que no importa con quién esté, sea mujer, hombre, perro, etc, mientras esté feliz, eso es lo importante.

Creo que simplemente el hecho de aceptarlo me da un miedo inimaginable, porque igual uno conoce mucha gente, gente con la cual quieres mantener relación, pero otros dan lo mismo. Pero igual creo que el hecho de “salir del clóset” me da pánico y no quiero perder gente que sé que es homofóbica, no sé qué hacer… A su vez, igual a mí sí me importa lo que la gente opine de mí.

Esa es mi historia…. :/

2 comentarios URL corta
Felipe, 17 años, V Región
A pesar de la apertura que he tenido hacia el mundo, aún siento que estoy dentro de un clóset. Sí, digamos que mi vida era relativamente normal hasta los 15 años. Bruscamente, empecé a preocuparme de mi sexualidad, ya que de un momento a otro, "exploté". Antes de eso, me cuestionaba un poc...
Antonieta, 24 años, Santiago
Todo comenzó por un juego con una amiga cuando tenía como 9 años, jugábamos al papá y a la mamá. Lo divertido era que yo siempre hacía el papel de papá, nos dábamos besos y todo, incluso una vez fuimos un poco más allá. Pasaron los años y yo tenía relaciones hetero, pero siempre estaba esa curios...
Camilo, 15 años, Bogotá, Colombia.
Esta página es increíble, gracias a los de JC, muy enserio: GRACIAS Empezaré diciendo que tengo 15 y estoy afuera, totalmente, y creo que las cosas han cambiado, no, no creo, las cosas sí han cambiado y mucho. Mi historia empieza cuando tenía 13, que fue cuando definitivamente me di cuenta de ...

2 Respuestas a “Vicente, 21 años, Providencia, Chile.”

  1. JuanEs1eban 25 febrero 2014 17:42 pm #

    A mi me pasaron muchos de esos eventos.

    http://jovenconfundido.com/2013/04/juan-33-anos-chile/

    A mi me pasaba que en el colegio todos estaban revolucionados por las chicas de las teleseries y mi hermano tenia muchas novias y yo no. El problema, segun creo yo, era que yo era muy niño para mi edad.

    Me sentía diferente porque no me pasaba nada como ellos y me sentía solo. Ni siquiera en la U sabía lo que era tomar la mano de una chica. De repente me pasaban cosas con uno o dos chicos y otros más en la tele e internet.

    Después de los 30 años me pasaron cosas parecidas a ti, pero con chicas y chicos. Yo no descubrí mi homosexualidad hasta los 31 años. Además, el año siguiente dejé de ser virgen.

    Para mi siempre fue importante que cuando quería experimentar, tenía que estar en mis cabales (o sea sobrio) aunque no soy muy fiel a la regla xD sobre todo con chicas. Sin embargo los momentos importantes a experimentar no recurro a nada más que mi coraje.

    Te aconsejo que seas honesto contigo mismo y respetarte por sobre todas las cosas, sin apurarse. Salir del clóset es un paso para más adelante, primero tienes que salir del clóset contigo mismo.

    Para mi, salir de clóset no significa reconocerse necesariamente gay – o bi o hétero-. Significa reconocerse como uno mismo y ser valiente con eso y entender que uno tiene que estar orgulloso.

    Que te hablen y te de miedo es por que eres escrupuloso (creo yo), a mi me pasa igual. Aunque en mi caso, además, es un poquito de homofobia de mi parte. De pronto uno es igual de osado y no se da cuenta xD

    Thumb up 1 Thumb down 0

    • Vicente 6 marzo 2014 21:54 pm #

      Gracias por todo, leí tu historia y creo que es bastante admirable, de verdad muchisimas gracias por todo, me encantaría conocerte, por el hecho de hablar de persona a persona por que en algunas partes de tu historia me sentía igual que tu y creo que uno nunca termina de conocerce; lo expresó nunca he ido a una disco gay. Creo que el medio me consume.

      Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.