Rodrigo, 25 años, Chile

CPCãesHola amigos, me llamo Rodrigo, tengo 25 años, soy de Chile, ciudad de Santiago y quiero compartir mi historia, un poco triste, pero que me ha hecho muy fuerte…

Todo comenzó en 2008, hice el curso en una escuela de uniformados, no diré a qué rama pertenezco por razones obvias y fui destinado a la ciudad de Santiago de Chile el año 2009. Ahí fue que conocí a mi ex pareja, Felipe, el era mi jefe, yo tenía recién 20 años y el 22, era oficial, empezamos a trabajar juntos, hacíamos guardia, conversábamos, me enseñaba cosas referentes al trabajo y yo, viceversa, cosas que él no sabía.

Fue así que una noche me dijo: “Mira, se me paró el pico”. Yo le dije: “¿Qué le paso?, el frío le pasó la cuenta”. Y me reí, fue ahí que él me dijo ayúdame a bajarlo, y yo le pregunté si le traía una mina y me dijo: “No, tú”. Y como él me gustaba, accedí.

Él le dijo al resto que iría a cenar arriba conmigo y que cubrieran el sector por mientras. Fue así que tuvimos relaciones sexuales en el casino a eso de las 01:00 de la noche, y empezamos a conversar más seguido, me regalaba chocolates, peluches y, más tarde, sin pensarlo me pidió pololeo, yo encantado llorando le dije que sí, que obvio, pero que todo teníamos que hacerlo muy discreto, sin que nadie supiera, él me dijo obvio.

Nos fuimos a vivir juntos a un departamento, pasaron como siete meses desde que me pidió pololeo y empezó a cambiar, se puso más frío, más pesado, discutíamos todos los días, me trataba muy mal, hasta que después del terremoto del 27 de febrero de 2010, pidió vacaciones para ver a su familia y me dijo volveré en abril más o menos, cuida el departamento y nos vemos, con una actitud súper frívola, muy despectiva.

Yo conocía a su hermana, me presentó como amigo. Pasaron más de 3 semanas sin ninguna información de él, ni llamadas ni mensajes de texto, ni emails, nada de nada. Un día me conecté a Facebook para ubicarlo, me había eliminado, intenté conversar con su hermana, pero no estaba conectada y vi en su muro: “FELIZ POR MI HERMANITO, FELIZ POR EL”.

Me metí a unas fotos que había subido ella y me llevé la gran sorpresa, se había casado con su polola, estaba embarazada, tenía 5 meses, me sentí muy mal, cuando vi las fotos saliendo de la iglesia, poniéndole el anillo, me dio una pena tremenda, me quise ahorcar, pensé muchas veces en suicidarme por su engaño…

Pasó el tiempo y volvió en abril como había dicho, arreglé mis cosas en el departamento y esperé a que llegara, me dijo hola mi amor, y de una cachetada que le di le salió sangre de la boca, me preguntó qué onda, y “¿Qué onda?”, le dije yo, “¿Crees que soy tonto que no me di cuenta que contrajiste matrimonio a mis espaldas? No soy tonto”.

Yo lloraba a mares, le preguntaba qué hice mal, en qué fallé, y él me dijo que en nada, el que fallo fui yo, yo quería ocultar mi sexualidad casándome con una mujer que no amo, pero bueno es lo que hay. Me dijo que no quería que me fuera y le respondí que no sería su amante.

Me vine a vivir con mi tía, a Maipú, pasó el tiempo, él se fue de la Unidad y he cambiado como 7 veces el número de mi teléfono, porque se lo consigue donde aún sigo trabajando. Me llamó para que volviéramos y todo, ante lo que yo siempre he dicho que no.

Esto me ayudó a ser más fuerte, a desconfiar de la gente, a ser mas acucioso en la búsqueda de alguien, supe que él estaba separado, que está muy mal, pero en fin, todo el daño que me hizo se revirtió, como dice el dicho “LO QUE SIEMBRAS, TU COSECHAS”, el sembró daño, dolor, mentiras y ahora el está pagando lo que me hizo.

No midió mi dolor ni nada, me arrojó a la basura como si nada, ahora espero aun a mi príncipe azul, que me ame y me cuide. Gracias por tomar atención a mi relato, muchas gracias.

6 comentarios URL corta
Jorge, 16 años, Las Condes
Hola, Mi nombre es Jorge, soy de Las Condes, Chile. Tengo 16 años. Me gustan y me atraen las personas de mi mismo sexo, esto lo sé desde que tenía unos 5 años, cuando me fijaba en mis compañeros del jardín, luego en los de colegio, quería estar cerca de ellos,  abrazarlos etc. En básica nunca me mol...
Daniel, 23 años, Lo Espejo
Soy Daniel, de Lo Espejo, tengo 23 años y en este momento ya no tengo nada que ocultar. Soy homosexual, mi familia lo supo hace muy poco y me apoya. Lo que siempre me ha complicado es ser sociable con otras personas, por lo mismo me ha costado mucho encontrar pareja. Llevo soltero más de 4 años y...
Daniel, 20 años, Santiago, Chile.
Realmente no sé cómo empezar, me gustaría compartir muchos pensamientos, pero a medida que vaya escribiendo, las palabras irán saliendo solas. Bueno, mi historia comenzó cuando chico, pucha como a las 10 ó 9 años, sin embargo era que mi instinto sexual (si se le puede llamar así), comenzó a desperta...

6 Respuestas a “Rodrigo, 25 años, Chile”

  1. Gerardo 23 julio 2013 11:57 am #

    Que historia nos cuentas! ufff se paso, realmente yo me sentiría muy mal también.. pero las oportunidades son una vez, tambien me equivoque dando dos y hasta tres oportunidades, ahora con mi ex nos vemos en los pasillos de la Universidad y no me saluda, al parecer despues de todo lo que me hizo quedó mas dolido el que yo.. Me gusta mucho lo que dices al final.. no busques, solo espera que el hombre indicado llegarà! un abrazo Saludos. xd

    Thumb up 3 Thumb down 0

  2. Ivan 23 julio 2013 13:10 pm #

    El caso creo que es uno de tantos, que bueno que te haya hecho más fuerte y de hecho cada relación afectiva te enseñará nuevas herramientas.

    No estoy muy de acuerdo con la conclusión de tu historia, es normal tener rabia, pero guardar rencor hacia una persona que de todos modos te hizo sentir feliz durante un tiempo, siento que es una perdida de tiempo. Al igual que esperar a tu principe azul, es una perdida de tiempo.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Albert 23 julio 2013 21:11 pm #

    Que horror, la verdad… como puede haber seres vivos capaces de destruir tantas vidas, me pregunto; destruyó la tuya, y ya llegará el día en que destruya el de la pobre mujer que le creyó y se casó con él. Ánimo, tranquilo, y la vida sabrá mostrarte los mejores caminos :)

    Thumb up 0 Thumb down 0

  4. esteban 31 julio 2013 15:25 pm #

    me dio mucha pena tu historia, todos queremos encontrar a ese partner que nos cuide y nos permita ser vulnerables y luego ser protegidos en nuestra masculinidad

    Thumb up 0 Thumb down 0

  5. carlos 12 agosto 2013 2:26 am #

    juro por mi madre que tu historia me conmovio y me trajo recuerdos por algo similar que vivi pero aprendi que la vida continua no tengo ya rencor y tampoco desconfio de la gente pero al igual que tu aprendi a hacer mas fuerte un abrazo gigante

    Thumb up 0 Thumb down 0

  6. derek 26 agosto 2013 22:14 pm #

    Awww dema bella la historia la vdd lo de la cachetada bien merecida!!! Lo mismo ubiera echo yo… Eso es lo malo de las relaciones en el trabajo siempre acaban mal… Espero que encuentres tu príncipe. Ya somos dos en espera!!! Besos y abrazos… Saludes desde costa rica!!!

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.