Carlos, 21 años. Santa Marta, Colombia.

Worried - 62/365Soy hijo de padres separados y he vivido siempre con mi madre, siempre vi a mi padre solo en las vacaciones. No recuerdo el día, ni como, ni dónde empezó todo, lo que sé es que a los 7 años ya había “tenido sexo” con un hombre y me gustaba. No recuerdo bien ese “gustar”, porque no sé si era algo que me gustaba sentir o no sé, ya que ahora esos recuerdos se vuelven confusos, pero si sé que no me resistía al acto sexual.

La persona con quien lo hacía era mi primo… él tenía 17 ó 18 años, mientras yo tenía 7 u 8, sé lo que pensarán! “Fue abuso sexual” y créanme que apenas hace un mes terminé por aceptar que sí fue abuso. Esta persona me penetraba, y yo lo dejaba.

Una parte de mi familia se enteró un día, le reclamaron a mi primo y al otro día todo el mundo no volvió a hablar más nada de eso. Incluso hasta ahora, yo sé que saben lo que yo viví, pero nadie dice nada y nadie hizo nada, ni siquiera mi madre (imagino que porque no quería que la gente se enterara… y porque era su sobrino), solo yo lo recuerdo claramente.

Luego de que parte de mi familia, por parte de madre, se enterara de lo que me había hecho mi primo, él continuó haciéndolo pocas veces después. Hasta que no volvió a pasar, pero ya a mí me habían empezado a gustar los chicos. Digo empezar, porque recuerdo que cuando jugaba con niñas sentía cosas, me atraían mucho, recuerdo que con solo acercar mi torso al de ellas sentía un estímulo… Me gustaban las niñas!.

Pero con el tiempo, ya tenía 10 años y me gustaban los chicos. Ya había tenido intimidad con otros dos chicos mayores que yo, pocas veces, pero las tenía. Ellos me penetraban y ya… Tanto mi primo como los otros chicos decían ser “heteo”, yo sabía que yo era gay, pero no lo aceptaba… no públicamente.

Paso el tiempo y teniendo 15 años, seguía teniendo sexo con las mismas personas y todo seguía igual. Pero desde los 14 años las cosas cambiaron,  sentía repulsión luego de eyacular, sentía asco del otro chico y así siguió siendo y me sentía muy mal. Así que fui creciendo y decidí no volver a tener sexo con chicos.

Luego entré a la universidad y me concentré en ella, me aparté de esos chicos y me dediqué de lleno al estudio. Me mantenía la cabeza ocupada y así estuve por cuatro años. Cuatro años sin sexo ni nada, ni con hombres ni con mujeres, lo cual no me preocupaba en el momento ya que tenía otras cosas en mente.

Hace poco terminé la universidad, como dije, tengo 21 años y en los últimos meses de universidad me enamoré por primera vez… de una chica. Pienso que no me había dado cuenta, porque ella me gustaba, me llamaban la atención sus piernas y sus ojos… y bueno, sus senos! jaja. Es la única persona de la que me he enamorado, a pesar de que me gusten los chicos.

Eso hizo que me confundiera más y se complicara todo… pues pensaba y aun pienso en ella todos los días. Me he puesto a prueba y me agrada la idea de tener sexo con ella.

Ahora dirán ustedes “listo! eres bi”. Pues ese es el problema, no tuve el valor de acercarme a esa chica por miedo a no “cumplirle sexualmente”, ya que nunca he estado con chicas. Mi pasado y mi presente se estaba juntando y me caían encima… no estaba seguro de poder estar con ella, todo era una confusión y terminando la universidad la dejé de ver.

Ahora que ya no tengo en qué ocupar mi mente, todo esto se ha juntado y me siento sumamente solo, siento la necesidad de estar con alguien mujer u hombre, pero con alguien que de verdad me quiera, creo que cuando llegue ese momento y me vuelva a enamorar sabré que soy!

He conocido chicos por Internet, pero no pasa de conversar, puesto que soy muy reservado. Creo (y me disculpan) que en el ambiente gay hay mucha promiscuidad y eso no me gusta, no estoy seguro de declararme gay, ya que por ahora no creo en el amor gay, nunca me he enamorado de ningún chico, a algunos del chat les llego a tener cariño, pero lo comparo con lo que siento por la chica y no es igual.

Por otra parte, creo que declarándome gay abro las puestas de mi privacidad a la gente, principalmente mi familia, quienes preguntaran “¿por qué?” y ese “por qué” empezó cuando yo tenía 7 años y no quiero revivir eso, lo último que quiero es revivir los momentos más dolorosos y repugnantes de mi vida. También le cerraría las puertas a una relación con alguna chica como la que me enamoré, entonces me declararía gay en vano.  Si me declaro bi, también pierdo la oportunidad de estar con chicas. Es todo muy confuso.

Al final, al gustarme los chicos, pero enamorarme de chicas, siento que soy bisexual.

En estos momentos espero que llegue alguien, sea quien sea, y me conquiste como lo hizo esta chica y ver qué pasa, pues solo quiero a alguien que llegue a conformarse con estar conmigo debajo de las sábanas sin la necesidad de haber penetración (en el caso de los chicos) o una chica me haga olvidar todo.

Siento que tengo todas las salidas cerradas, tal vez no sea así y soy yo mismo quien las cierra, estoy muy confundido, pero solo sé que no conozco el sexo, no sé qué es hacer el amor con otras personas, yo solo tuve penetración… más nada. Mi estado actual es: “esperando a quien me enseñe lo que soy y lo que es el amor”.

Gracias por llegar hasta aquí!

21 comentarios URL corta
Katzenaxx, 23 Años, Santiago
Era un joven de 14 años, gordito, bien apegado a mi madre y a sus reglas del hogar, mi padre siempre fue un hombre bien ocupado, trabajando por mantener una familia, pero nunca tuvo tiempo para sus hijos, nunca me revisó una tarea, ni conversó conmigo, para él con solo darme una moneda era suficient...
Martín, 17 años, Chile.
Desde que nací, el 12 de Febrero del año 1996, que he sido diferente, más tranquilo, apegado a mi madre, casi siempre estando con las mujeres, pero también solitario y tímido En mi infancia comencé a experimentar desde pequeño, tenía 10 años (más o menos) y sucede que tengo unos primos en el camp...
Miguel, 23 años, Lima. Perú
¿Quién soy? Hola a todos. Soy Jorge tengo 23 años y vivo en Lima. Me reconozco como homosexual, y no he tenido problemas en cuanto a mi aceptación personal. Sin embargo, mis problemas empiezan de mi mente hacia afuera. Nadie sabe de mi boca que soy homosexual, aunque pienso que hay gente que lo sos...

21 Respuestas a “Carlos, 21 años. Santa Marta, Colombia.”

  1. Héctor 2 julio 2013 17:53 pm #

    Wow, realmente sorprendente tu testimonio, la verdad es que creo que solo te han tocado malas personas en tu vida no todos los gays buscan solo sexo, asi como en el mundo hetero hay de todo en el gay también, lo mas probable es que seas gay y el suceso traumático que viviste haga que de alguna forma trates de negarlo a ti mismo y tratar de que te gusten chicas pero sigue a tu corazón y espero que llegue el hombre o la mujer indicado(a) a tu vida, abrazos cuídate, espero que todo se solucione 😀

    Thumb up 1 Thumb down 0

    • Carlos 3 julio 2013 1:00 am #

      Gracias por tu comentario!, si, en realidad he conocido mucha gente mala…

      Si mi única preocupación fuese ser gay… seria feliz, porque solo tendría que aceptarme y decirle a mi familia… pero cuando el caso encierra una historia mas dolorosa no puedo liberarme de una sin mirar la otra, y es muy doloroso para mi revivir y dar a conocer una historia tan vergonzosa, he pensado que si no tuviese una historia de abuso… tendría mas certeza de mi orientación… pero a mi nadie me dio a elegir el momento de “experimentar” porque mis primeros recuerdos son yendo al Kindergarten y el otro siendo penetrado por mi primo, a mi no me dejaron opciones…

      Por eso, te digo, que mi confusión no esta dada tanto por mi orientación sexual… sino en como aclaro esas dudas sin destapar mi historia de abuso a mis familiares para no causar dolor a otros de nuevo. Porque es algo que podría acabar con mi familia y no quiero que en un momento tan delicado para mi.. aparte de “resolver” mi condición sexual… tenga que cargar de nuevo con el peso de una recuerdo tan vergonzoso para mi como lo fue el abuso sexual.

      de nuevo muchas gracias por el comentario!

      Thumb up 0 Thumb down 0

      • Héctor 4 julio 2013 12:47 pm #

        No sabría mas que decirte mas que darte apoyo y cariño desde lejos y no tengas vergüenza, la vergüenza la debe tener el abusador saludos.

        Thumb up 1 Thumb down 0

      • Joseph 27 enero 2014 0:04 am #

        Hola Carlos, yo soy bisexual y tengo que decir que el mundo gay es muy promiscuo, es muy fácil tener una aventura con otro chico, yo reconozco que las he tenido, de todas formas el amor en el mundo gay si puede existir, aunque para ello debes conocer a la persona indicada, yo diría que eres gay y tal vez buscas en una chica lo que no encontras en un chico; pero mi consejo es que puedes conocer a chicos pero es muy importante que sepas detectar cuando él busca sólo sexo o un noviazgo, primero trata de buscar chicos que también sean gays o bisexuales y basa todo en la amistad inicialmente, y si te das cuenta que no hablan de sexo o morbo y se gustan puede llegar a surgir algo de verdad…

        Thumb up 0 Thumb down 1

  2. Francisco 2 julio 2013 18:34 pm #

    Tu y yo tenemos mucho en común, Carlos. Ambos perdimos la virginidad con un primo a temprana edad. También he sentido que me gustan los hombres pero igual me han gustado mujeres. Igualmente me gustaba pero luego sentía una repulsión y he sufrido mucho por eso. Con esto quiero decir que no estas sólo, y aun que no te conozco, me sentí identificado con tu testimonio desde que lo empecé a leer. Por eso, cuentas con todo mi apoyo. Un abrazo gigante desde Santiago de Chile.

    Thumb up 3 Thumb down 1

    • Carlos 3 julio 2013 1:11 am #

      Muchas gracias Francisco de Chile!!… jajajaja
      Me alegro… y a la vez no tanto.. (porque se que vivir algo así te persigue toda la vida), pero me alegro encontrar a alguien que me entienda como tu, en realidad por eso fue que envié mi testimonio… quería hablar y hablar del tema porque me aclara mas las cosas.

      Espero que ambos encontremos el camino menos doloroso para continuar nuestras vidas, mi miedo es cuan doloroso pueda ser… por ahora estoy dispuesto a comenzar una terapia, mas que nada para analizar cada detalle de mi vida y fortalecer mi carácter ante ella… por ahora solo tengo pensado contarle esta historia a un familiar a quien le tengo mucha confianza.. solo para tener un apoyo durante la terapia.

      Espero de corazón, que tu encuentres paz también!
      Un abrazo! :)

      Thumb up 1 Thumb down 0

      • Quelita 3 noviembre 2014 15:26 pm #

        Querido Carlos:
        Disculpa si me dirijo a ti con afecto pero no lo puedo evitar, no te conozco pero si lo hiciera te abrazaría muy muy fuerte. No puedo imaginar siquiera en todo el dolor que debes haber sufrido, lo que cuentas es terrible, sin embargo, más terrible me parece que sientas que algo así debe perseguirte toda la vida. NO. No es así. Tu pasado es dolorosísimo y no podemos hacer nada por cambiarlo, pero ya está, ya pasó y no hay marcha atrás. Tienes que empezar a dejarlo ir me entiendes? No es nada fácil pero SI SE PUEDE. Debes tener claro que no es tu pasado quien te define hoy como persona. Con las cosas que pasaste pudiste haber desviado el camino, pudiste caer en la depresión y en las drogas, pudiste pensar en el suicidio pero no, mírate, eres UN SER HUMANO INCREÍBLE.

        Te mereces ser feliz Carlitos pero el único que puede lograr hacerte feliz eres tú mismo. Deja el pasado atrás y regálate un presente lleno de posibilidades. Si tú te amas y te aceptas tal como eres, ten por seguro que el mundo entero te amará y admirará, seas homo o hétero, yo ya lo hago. Besos.

        Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Juan 2 julio 2013 18:46 pm #

    Estimado Carlos,

    veo que has sufrido mucho, me parece que estás muy confundido y creo que es normal que lo estés.
    Yo también sufrí abusos sexuales importantes, pero a diferencia tuya, no me acuerdo muy bien, porque tenía tres años y lo borré de mi memoria. Fue la nana, mi mamá la pilló infraganti y la expulsó de la casa. No sabemos cuántas veces lo hizo, pero es presumible que en varias ocasiones. Lamentablemente, el daño ya estaba hecho.
    Años después descubrí que era homosexual y me costó muchísimo salir del clóset. Hoy, a mis casi 30 años, estoy asumiendo mi orientación sexual, aprendiendo que la felicidad y el amor también son para mí.
    ¿Se debe mi homosexualidad al abuso que sufrí cuando niño? No lo sé, pero pienso que sí. Varias cosas me hacen pensar en ello. Los homosexuales no somos todos iguales y lo más probable es que la homosexualidad no tenga una misma causa en todos los casos, a veces puede ser genética, a veces psicológica, o a veces puede deberse a razones distintas.
    Pero, ¿por qué te estoy escribiendo? Porque, con independencia de tu orientación sexual, un abuso sexual deja graves daños en la persona, daños que pueden durar por toda la vida. Es más, conozco personas heterosexuales que han sufrido este tipo de ataques cuando niños y también ellos sufren mucho luego en sus vidas, aún cuando no tenga una orientación distinta a la de la mayoría. Un abuso sexual, sobre todo cuando lo sufrimos de niños, nos hace sentir vulnerables, confundidos, emocionalmente inestables, tristes y muchas veces culpables y sucios. Y esa sensación nos puede acompañar por años y años, hasta que aprendamos a mirarla de frente y sanarla.
    Pues bien, ser homosexual, bisexual u heterosexual es algo que no tiene nada que ver con tu sanación. Tanto una relación con un hombre como con una mujer puede ser significativa, sana y muy gratificante, siempre y cuando mires a esa otra persona como un ser humano y no como un objeto, y siempre que puedas tener la confianza en que, a su vez, esa otra persona no va a utilizar tu cuerpo para satisfacer sus deseos contra tu voluntad.
    Lamentablemente, las personas que hemos sufrido abusos sexuales somos introducidos al mundo de la intimidad sexual a una edad que no nos corresponde, sin amor, siendo utilizados y agredidos. Entonces, acarreamos miedos, obsesiones y heridas que son difíciles de superar.
    Durante mucho tiempo, pensé que mi homosexualidad estaba intrínsecamente relacionada a mi experiencia de abuso, pero hoy me doy cuenta que también siendo homosexual puedo amar libremente, sin someter a nadie a hacer nada contra su voluntad y sin miedo a sufrir abusos. Entendí que somos como los árboles, que si algún factor como el viento o el sol o un alambre amarrado a su tronco los separa de su crecimiento normal, entonces crecen de manera diferente, hacia el lado, o retorciéndose o dividiéndose en varias partes. Si luego esos factores desaparecen, el árbol ya creció chueco y ya no hay manera de enderezarlo. Pero no por eso dejan de ser árboles. Y cuando llega la primavera, producen hojas y flores y frutas igual que todos los demás… pero si los miras bien, te darás cuenta que aquéllos que lograron sobrevivir a todas esas adversidades, aunque sean distintos a los demás árboles derechos, son los más lindos y especiales. Probablemente, nunca serás una persona como las demás, porque tu historia es diferente y eso te convierte en alguien diferente. Pero eso no significa que no puedas ser feliz, a tu modo, que es distinto, pero no por eso menos válido.
    Si eres gay, hétero o bisexual, eso es algo que debes reconocerlo tú, a su debido tiempo.
    Pero pienso que cuando se trata de hacer frente a las heridas de un pasado tan doloroso, lo mejor que puedes hacer es pedir la ayuda de un especialista. Ser gay o bisexual no es sinónimo de ser infeliz ni tener un problema, pero haber sufrido un abuso sexual sí es sinónimo de andar cargando con temores y heridas que deben ser sanadas.
    Si te sirve mi caso, te puedo contar que luego de una terapia intensa y muy larga, he encontrado sanación, me he reconciliado conmigo mismo, he dejado atrás mis miedos y mis confusiones y he aceptado mi homosexualidad, comenzando por primera vez en mi vida a ser feliz de verdad.

    Espero de todo corazón que puedas encontrar la tranquilidad y la paz de haberte aceptado tal como eres, sea que eso signifique ser homo, hétero o bisexual y que puedas dejar atrás la horrible experiencia del abuso sexual, de la que no tienes ninguna culpa y a la que nadie debería ser sometido.

    Un abrazo, Juan.

    Thumb up 1 Thumb down 1

    • pestañas 2 julio 2013 19:02 pm #

      Estimado Juan, debes saber no existe ninguna prueba científica que relaciones abuso sexual con orientación sexual. Recuerda que la homosexualidad es una orientación más y que no es ni buena ni mala, por lo mismo, atribuirla a un hecho tan horrendo y repudiable como la pedofilia, es considerarla un “daño”. Si existiera correlación, habría que suponer que todo niño abusado se asumirá homosexual o que toda personas heterosexual abusada debiera cambiar su orientación.

      Estos abusos sí provocaron un daños en ti… uno de ellos es el que señalas al comienzo, y es tu dificultad para asumir tu orientación sexual homosexual debido a “miedos, obsesiones y heridas que son difíciles de superar”, como muy bien señalas. Es buenísimo que hayas tenido la oportunidad de trabajar estos temas con un terapeuta, en estos casos es de suma importancia reparar los daños y tomar consciencia de las consecuencias que estos traumas provocaron en ti.

      Un abrazo,
      Equipo JC

      Thumb up 1 Thumb down 0

    • Carlos 3 julio 2013 1:35 am #

      Hola Juan, muchas gracias por tu comentario!!

      Créeme que todos los comentarios los he leído dos veces.. hasta el tuyo! que es el mas extenso! jaja. Y te puedo decir que si, estoy de acuerdo contigo en que sin importar si es mujer u hombre… lo importante es tener a alguien que ames y respetes, y que ese amor y respeto sea mutuo. Yo ahora me doy cuenta que nunca tuve sexo… no sentí nada mas que lo que sentiría en una paja.. (y me disculpas la expresión), claro… no eran ni las personas ni el tiempo adecuado para tener intimidad…

      Ahorita estoy dispuesto a conocer gente de cualquier tipo… ojala pronto consiga a alguien que sea la respuesta a mis dudas, aunque antes deba conseguirme a mi mismo mediante la terapia. El ejemplo del árbol me gusto mucho! es cierto… de alguna forma siempre he pensado que “no hay mal que por bien no venga”, la cosa es “levantarse”.. aunque no te voy a mentir.. y es que tengo miedo, pero bueno…espero que al igual que tu! consiga las respuestas!

      Muchas gracias!!

      Thumb up 1 Thumb down 1

      • pestañas 3 julio 2013 10:51 am #

        El miedo, amigo mío, es lo normal, es lo que por lógica debieras sentir. Si no lo sintieras serías un robot. Por lo mismo, cuando logres enfrentarlo y superarlo, te sentirás muy aliviado… un abrazo :)

        Thumb up 2 Thumb down 0

        • Carlos 3 julio 2013 11:07 am #

          Si si! tienes razón… es algo que debo superar, y pues ya sabre como enfrentarlo…!
          Gracias!.

          Thumb up 1 Thumb down 0

          • pestañas 3 julio 2013 11:28 am #

            Tú puedes Carlos, creo que todos nos hemos dado cuenta de que eres un chico súper valiente, que tiene toda la vida por delante y que quieres vivirla. No dejes que nada te limite, ni el sufrimiento, ni el miedo, ni nada. Tú eres el que tiene que elegir cómo vivir y ya estás dando pasos para conseguir la felicidad.
            Un abrazo grande!
            Equipo JC

            Thumb up 2 Thumb down 0

  4. Juan 2 julio 2013 19:56 pm #

    Estimados, yo no hablo desde la teoría científica ni desde la ideología. Hablo desde mi experiencia. ¿Ustedes creen realmente que todos los homosexuales somos iguales, estandarizados, mecánicos, que todo es causa-efecto? ¿Creen que todos cabemos dentro de un estudio de la APA? Sí, yo tengo una historia, y esa historia me hace ser quien soy. Revisando mis recuerdos, cómo me siento hoy, cómo me sentía entonces, me doy cuenta que el abuso sexual fue una parte importante de mi historia -¡cómo podía no serlo!- y que determinó mi homosexualidad. Para otros, puede que no sea así. De hecho, la mayoría de los homosexuales no fueron abusados y, seguramente, la mayoría de las personas abusadas no son homosexuales.
    Todo el punto está en que incluso una persona como yo, que soy como soy debido a mi historia, pueda encontrar la felicidad en el camino particular que me puso la vida. Sugerir que lo único que hizo el abuso fue solamente impedir que reconociera mi orientación homosexual, como si ella fuera algo preexistente, es insultante, porque ustedes no me conocen. Están hablando desde lo teórico, desde lo ideológico, desde la prueba científica, desde lo que tiene o no tiene que ser.
    Siento disentir. Otros dicen que la naturaleza es heterosexual, que “lo que tiene que ser” es la relación entre hombre y mujer. La lógica es la misma: imponerle a la realidad un esquema previo, sin hacerle justicia a cada persona, interesado más en lo que digan los argumentos de Santo Tomás o en los resultados de un test psicológico norteamericano que en lo que cada persona tiene que contarte. Los homosexuales somos la prueba viva de que “lo que tiene que ser” según una doctrina abstracta, no tiene valor alguno.
    Y si yo soy homosexual porque fui abusado, ¿impide acaso que pueda vivir mi homosexualidad hoy como cualquier otra persona homosexual? Y si miro mi vida y descubro, para mi caso concreto, que sí hay una relación entre lo que sufrí y quien soy hoy día, ¿todo eso no vale porque unos psicólogos en Estados Unidos determinaron de un muestrario que de un número determinado de casos de personas abusadas no se observaban rasgos de homosexualidad? ¿Qué tienen esos científicos que decir de mi vida? ¿La conocen? ¿Les interesa? ¿Les interesa a ustedes, que tan rápidamente determinaron que mi experiencia contradecía los dictados de lo políticamente correcto?
    Que si la homosexualidad es una enfermedad, que si no la es, que si supone un daño o que si no. ¿Qué importa? ¿A qué esta obsesión con la salud y la normalidad? ¿No pelean ustedes contra esos mismas categorías? Parece que están más obsesionados con la normalidad y la salud mental que los propios conservadores. Lo que importa es si podemos ser felices y si podemos amar de verdad, no si encajamos o no en las categorías de la normalidad de la APA.
    Porque déjenme decirles que yo soy homosexual y estoy orgulloso de serlo, no porque la APA diga que ser gay es normal o que no es una enfermedad, sino porque, siéndolo, he descubierto que soy más feliz y más verdadero, que puedo amar y ser amado, y que eso seguiría siendo verdad, así fuera que la APA dijera que estoy enfermo mental y que debo someterme a una terapia de reparación. No necesito estudios ni teorías para saber que no estoy enfermo, sé que no lo estoy, porque soy inmensamente feliz, más que nunca en mi vida, a pesar de todas las dificultades que ha implicado este reconocimiento. Esa es mi fuerza, no las explicaciones científicas ni filosóficas externas.
    A diferencia de la homosexualidad, el abuso sexual sí es una experiencia dolorosa que genera profundos daños y que, muchísimas veces, requiere de apoyo terapéutico. En el caso de Carlos, resulta más o menos obvio que el abuso tiene una relación con su actual orientación sexual y negarlo es negarse a leer su historia, tal como la escribió. A mí no me interesa lo que digan las pruebas científicas, me interesa lo que dice Carlos, y a ustedes debiera sucederles del mismo modo.
    Todo lo que quiero decir es que incluso siendo así, se puede ser feliz. Que los que hemos sido dañados y hemos sufrido, podemos ser felices, y que eso no significa renegar de quienes somos, dejar de ser homo, hétero o bisexuales, sino que más bien, todo lo contrario, encontrar la manera de encontrar la paz en las condiciones que nos puso la vida, que pueden ser distintas a las de la mayoría, e incluso, a la mayoría de los homosexuales.
    Me parece preocupante que ustedes, en esta obra tan bonita que están haciendo, caigan en el mismo error que los conservadores, encasillando la vida de la gente en según parámetros abstractos dictados por un discurso ideológico, incluso si es un discurso ideológico gay. Al contrario, los animo a mirar a las personas sin prejuicios, a escuchar sus historias y a acompañarlas tal y como son, que es justamente de lo que se trata esto y el privilegio de la tarea que tienen por delante. Porque lo que ustedes están haciendo, más allá de esta crítica que ahora me permito hacerles, es algo que vale más que ninguna ley de matrimonio homosexual, que ninguna teoría científica, que ninguna reivindicación política y social. Están ayudando a personas reales y concretas a ser felices y verdaderas.

    Un abrazo, Juan.

    Thumb up 2 Thumb down 0

    • pestañas 3 julio 2013 11:23 am #

      Estimado, al precisar lo dicho en tu comentario el objetivo no era ofenderte, ni mucho menos. Sin embargo, debido a que esta página es visitada por miles de jóvenes, muchos de ellos con poca información a sus disposición, es importante aclarar que no existe evidencia científica sobre una correlación abuso/orientación sexual, es más, actualmente se afirma que no es así, tal como apuntas. Es importante que esos jóvenes sepan que si tienen dudas o son homosexuales, no es porque hayan sufrido el daño que tú sufriste (y que tal vez no lo recuerden) y que, si es así, sepan que tampoco hay pruebas sobre una correlación directa. Eso puede inducir a errores y sufrimientos innecesarios, por lo que es nuestro deber moral corregir y precisar este tipo de cosas.

      Aquí nadie quiere apropiarse de tu historia o de cómo has decidido explicarte las cosas que has vivido. Es lógico que la diversidad es diversa, no es nuestra intención y nunca lo ha sido, promover una estandarización. Es más, si te fijas, las historias que publicamos son de todo tipo, con muy poca edición de contenidos y, si revisas las respuestas que damos a las inquietudes que lxs chicxs nos presentan, notarás que el ser tú mismo y aceptarte son valores fundamentales de nuestra línea editorial. Debes saber también que nuestro equipo está conformado por personas muy diversas y que lo que nos une es entregar apoyo y contención de forma seria y responsable, y dar a conocer la evidencia científica (no la “teoría”) es parte de nuestra misión.

      Dicho esto, agradecemos y valoramos tu opinión con respecto a la página, creemos además que todos los comentarios aportan y que mientras más visiones tengamos sobre un tema es mejor, ya que nos da la oportunidad de generar debates y promueve la toma de posiciones personales. En base a esto, consideramos que debes tener en cuenta que el único que puede llegar a conclusiones sobre su propia historia es Carlos y que si tú tratas de interpretar su vida, asumiendo como “obvia” una correlación, incluso antes de que él mismo haga su trabajo personal en terapia, estás siendo irresponsable y puedes afectar su proceso. Esperamos sinceramente que no te tomes a mal o de forma personal este comentario, pero las necesidades de unos, no son las mismas que las de todos y asi como señalas que la historia de Carlos es lo importante, al asumir que es igual a la tuya estás cayendo en el error que nos criticas a nosotros.

      Un abrazo,
      Equipo JC

      Thumb up 1 Thumb down 0

  5. Carlos 4 julio 2013 0:04 am #

    En realidad, creo que ambos tienen razón… desde antes de enviar mi testimonio ya creía que mi gusto por los hombres tenia relación, o de alguna forma estaba enlazado con el abuso que viví como dice Juan. Ahora, no pienso que sea de manera directa… no pienso que “me gusto y ya..” (e imagino, Juan, que no te referías a eso).. pero si creo que en ese tiempo yo no tuve la libertad de conocerme… porque de repente llega alguien “enseñándote algo” …y de alguna manera me lo creí! y detuve mi proceso “normal” de auto-conocerme, porque cuando me di cuenta.. ya había estado con otros chicos.

    Para que me entiendan lo que siento… les pongo el ejemplo mas “popular”… cuando un niño se cría en un ambiente de pobreza y delincuencia… normalmente termina siendo delincuente también (hay excepciones!! por supuesto).. pero él terminó siendo delincuente porque la vida “le hizo creer” que robar y matar “esta bien” mientras lleves de comer a tu casa. A ese joven no le dieron a escoger.. no te dieron la oportunidad de “pensar que lo que hace, lastima a muchas personas”/////////////////// obviamente llegue al extremo comparando la delincuencia con la homosexualidad… pero me enfoco en lo que ese niño y yo de pequeño, no tuvimos tiempo de pensar porque.. “eso eso fue lo único que conocimos”.

    Como dije antes, el Equipo JC también tiene mucha razón porque sinceramente les digo: están haciendo un gran trabajo aquí!! y el hecho de que hayan creado una manera de que las personas como Juan, como Hector, como Francisco y yo podamos compartir historias… se les agradece de corazón!! al igual que sus consejos e información. tienen razón en “…así como señalas que la historia de Carlos es lo importante, al asumir que es igual a la tuya estás cayendo en el error que nos criticas a nosotros.” Pero esta vez Juan aserto! jajajajaja, es que yo también siento una conexión entre el “hecho” y mi inclinación sexual actual, claro! y como dije… no directamente, pero como en otros aspectos, si siento que afectó mi comportamiento sexual. Esa es mi opinión, y estoy seguro que no es la de todos los que han sufrido abuso sexual.

    Muchas Gracias por sus comentarios, de verdad! me gusta mucho discutir sobre esto… ya que tuve 15 años sin hablar de un tema tan importante para mi!.

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • pestañas 5 julio 2013 11:18 am #

      Chicos, nos gustaría precisar un tema que creo es lo que ha provocado la confusión. Recuerden que la “conducta sexual” no define la “orientación sexual”. Uno puede haber estado con hombres y mujeres, a la edad que sea, y eso no te define. La orientación sexual es algo que se siente y que se determina con el paso del tiempo, con quien te proyectas, de quien te enamoras, con quien te quieres despertar en las mañanas… el tema es asumirlo. Si sientes que te gustan más los hombres, y has estado con chicas antes, eso no impide que seas homosexual. Lo mismo ocurre si eres heterosexual y tuviste algún tipo de encuentro con chicos. También puedes ser bisexual si sientes que no hay diferencia en cuanto a tus sentimientos entre uno y otro o crees que puedes enamorarte de ambos (no enamoramiento, que es esa sensación de maripositas… sino que amar, querer el bien del otro, querer construir una relación basada en el respeto). El tema es asumirlo.

      Ahora bien, por qué decimos que el abuso no se relaciona directamente (aunque sí te puede hacer dudar, debido a tu conducta sexual prematura), por lo mismo. Porque tu conducta sexual (o la de otros contigo, en un contexto de abuso sexual o violación) no define tu orientación sexual. Si tú sientes que es así, es porque tienes que trabajar tus sentimientos, ya que finalmente estás atribuyendo una situación horrenda a algo que no tiene ningún tipo de carga moral (como sí sucede en el caso del ladrón), como es la orientación sexual.

      La orientación sexual, a diferencia de la conducta sexual, no es algo que puedas manejar a tu voluntad. Tú decides con quién te acuestas (suponiendo que no te están obligando), cómo lo haces y cuándo lo haces… la orientación sexual no. Por eso es que uno no necesita experimentar necesariamente para definir su orientación o puedes haber tenido sexo con personas del sexo opuesto y, aún así, definirte como homosexual o bisexual. Y en el caso de que seas abusado, es lo mismo. Si te obligan, tampoco puede ser modificada tu orientación, esa que está en el fondo de tu corazón y que tienesque descubrir.

      A lo que quiero llegar es a que si no te gustaran los hombres, no tendrías relaciones con ellos. Hayas o no sido abusado. Pero el que te atraigan los hombres, no te hace homosexual, ya que la simple atracción es sólo eso. El conocer tus sentimientos y aceptarlos es otro camino, y eso vendrá con el autoconocimiento que emprenderás de ahora en adelante. Al final, las conclusiones serán tuyas y ni nosotros ni nadie puede decirte cómo pensar o qué sentir.

      Quisiéramos poder recomendarte a algún psicólogo con experiencia en estos temas en tu ciudad, ya que no es algo que se incluya en las mallas curriculares de los profesionales de la salud mental, pero lamentablemente no tenemos muchos contactos en tu país. Por lo mismo, te pedimos que nos cuentes cómo te va en esa búsqueda personal y que compartas con nosotros tus avances.

      Un gran abrazo,
      Equipo JC

      Thumb up 1 Thumb down 0

      • Carlos 5 julio 2013 16:29 pm #

        Muchas gracias!! y sí, esa es exactamente mi confusión (con respecto a la inclinación) mi comportamiento y orientación sexual… me lo han explicado perfecto!. Decía que sentía una conexión, no porque no haya experimentado, sino porque no pensé en nada mas que “satisfacer” a los chicos.. y cuando me di cuenta (y hablo de algo que paso hache muchos años y de los que no guardo un orden cronológico porque solo recuerdo escenas) ya me estaba sintiendo mal por hacerlo… y paré, me aleje de todo eso por años… y ahora que siento la necesidad de estar junto a alguien… mi mente esta en gris.

        Me gustaría mucho seguir compartiendo con ustedes! gracias!

        Thumb up 0 Thumb down 0

        • Jor 2 mayo 2015 13:27 pm #

          Soy de santa marta, me gustaría contactarte. te bendigo cuídate.

          Thumb up 0 Thumb down 0

        • Daniel 4 junio 2015 15:31 pm #

          Han pasado dos años desde que expresaste lo que sentía y espero que actuamente todo haya mejorado en su vida. Dios lo bendiga Carlos!

          Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Sck 14 septiembre 2015 12:32 pm #

    Holooo xD

    We, un consejo para ti Carlos, y para todos los chicos que lo quieran tomar xD

    Eliminen las etiquetas de sus vidas! Eliminen el “Gay” eliminen el “Bisexual, Heterosexual, Transexual, Homosexual, Heteroflexible, etc” Eliminen todas esas etiquetas u o estereotipos que a la larga solo logran dañar, herir, etiquetar o confundir! Las etiquetas están echas solo para referirse a un grupo en general de personas, no para que formen parte de nuestras vidas! O sea, da igual si quien esta a tu lado es chico o chica, alto o baja, mayor o joven! La verdad no importa! Lo importante es que te sientas bien en compañía de esa persona, de ese ser que te hace sentir especial! No cierren sus puertas, habrán las puertas a la posibilidad de que de verdad llegue alguien a sus vidas, independientemente de su sexo, preferencias sexuales o tabboos, mientras sea un ser humano, es aceptable! Olviden la absurda idea de que Dios los castigara, les hará la vida difícil o dura, NO, Dios es un Dios justo, comprensivo y el nos mando a aquí a ser felices! Seamos entoces felices! Eliminemos las etiquetas, eliminemos el, “Yo soy hetero” cambiemos eso por un “Yo soy humano, me gustan los humanos y ahorita mi pareja es una chica” Eso suena mejor! Carlos, we, el primer paso para superar lo que te sucede es eliminar las etiquetas, elimina las y no permitas que nadie te etiquete, no eres un producto o una cosa para que así lo hagan, valorate, vales mas que una simple etiqueta! Y en definitiva, olvida el pasado, es menos complejo de lo que piensas! Es mas fácil olvidar lo que no, nos gusta, que olvidar lo que nos gustó! No creo que seas gay, ni bisexual, ni hetero, yo creo que eres una persona con un problema de identidad, y las multitudes de etiquetas no lo dejan escucharse así mismo! Espero te encuentres mejor! Saludos.

    Pdt: No soy ni gay, ni bisexual, ni heterosexual, soy un ser humano al igual que tu, el y ella! Disfruto a plenitud de la vida sin etiquetas, me dejo enamorar de aquella persona que sea capas de hacerlo y que sea de verdad! Disfruto del amor, del desamor y del sexo! Tengo 22 años me encanta sonreír y si, detesto las etiquetas xD! Feliz día, noche o tarde…

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.