Agustín, 15 años, Concepción

ybchayl - version twoHola a todos quienes se tomarán algunos minutos de su tiempo para leer mi historia. Soy un joven confundido, como probablemente lo son quienes llegan a esta página. Desde ya, ¡mil gracias!

Tengo 15, y dentro de un par de meses cumpliré 16. Debo asumir que estos últimos dos años han sido bastante confusos. Crezco en una familia conservadora y que abraza al igual que yo –aunque con menos temor– el cristianismo. A los 13 años empecé a fijarme inconscientemente en uno que otro chico que me parecía atractivo, pero yo no prestaba mucha importancia al asunto.

A los 14 mis hormonas empezaron a hacer lo suyo. Curiosidad, exploración, todo, pero sin darme cuenta hacia dónde estaba yendo en realidad. Poco a poco me fui fijando más en personas de mi mismo sexo, me atraían; y gradualmente empezaron a surgir dudas.

Creo que en esa época se juntó todo. Llegó una noche donde pensé: ¿Qué me está pasando? ¿Por qué me están empezando a gustar los hombres? ¿Allá voy infierno? Me consolaba creyendo que con el tiempo se me iba a pasar y que volvería a ser “normal”. Después vino el cuestionamiento moral: mi familia, mis creencias, todo mal. Aunque lo crean contradictorio, creo en Dios (quizá por mi familia, pero también por convicciones propias), y dirigirme a él me causa vergüenza.

En ese momento no sabía qué era peor: saber que no eras hetero, tratar de convencerte de que sí lo eres o las dos juntas, como fue mi caso en aquella época de confusión. Soy bisexual, creo que me gustan un poco más los chicos, y ponerme a pensar en qué va a ser de mí cuando sea más grande a veces me inquieta.

Es cuático ver en cierto modo desmoronarse el sueño de ser papá, tener una esposa… una vida que, a pesar de estar completamente “utopizada” por la sociedad, me hubiese agradado tener. ¿Casarme sabiendo que soy bi? No resistiría la presión psicológica, el cargo de conciencia.

Si algún día mi familia supiera, le arruinaría lo que le queda de existencia a los seres que más quiero. Tampoco me perdonaría eso. No obstante, últimamente he pensado en contarle a una amiga a la cual le tengo mucha confianza y que es súper liberal. Sé que me querrá con el mismo cariño de siempre, pero todo a su tiempo. Afortunadamente soy piolita, así que nadie piensa nada raro y no me he visto agredido por nadie 😀

Vale decir que no tengo absolutamente ningún tipo de experiencia ni con chicos ni con chicas. Me han gustado muy pocas personas (de ellas sólo uno es un chico) y nunca he podido concretar nada. Soy un poco reservado, y no me sirven todas las micros. Me gustan las personas que escriben relativamente bien, que tienen tema, con las que puedes disfrutar desde la sencillez de una conversación ligera y liviana hasta compartir opiniones de temas más complejos pero de igual forma matarte de la risa 😀 Esa versatilidad me encanta, ¡no hay nada mejor que tener a alguien con quien charlar y distraerse, divertirse!

Siempre me ha cargado esa gente que no puede estar sola, pero siento que llegué a un punto donde de verdad sería bacán poder encontrar a alguien con quien compartir tus experiencias, momentos y también sentimientos, alguien que te quiera y te haga sentir importante. ¡Pero pucha que es difícil siendo bi, teniendo la edad que tengo y aún estando en el colegio! En los chats hay muy pocas personas como yo (no busco un clon, pero sí que tengan algo de lo que mencioné en lo anterior :D). Muchos buscan sexo, otros buscan desnudez en la webcam, muchos son adultos ya bastante “viejitos” en busca de menores de edad, muchos no buscan nada y muchos otros te saludan derechamente con un “ola k ase” y te preguntan si eres activo o pasivo a los 3 minutos… ¿acaso no hay jóvenes piolas y simpáticos que busquen algo más duradero? Insisto, sería bacán poder conocer a alguien así, que valore las conversaciones largas, eternas y que esté dispuesto a darse una oportunidad.

En el día de hoy, con respecto a mis cuestionamientos, debo reconocer que trato de evitarlos. Cada día me quiero y acepto un poquito más. Pienso positivo y me propuse disfrutar esta edad sin tanto “estrés”, ¡soy súper joven! Digamos que congelé el tema “Dios”: sigo creyendo en su existencia, pero lo dejo en espera… por ahora.

Conozco hace muy poco su página, y leer a quienes pasan por situaciones similares a la mía me da la tranquilidad de no ser el único. Ojalá encontrar a alguien piola, que las cosas fluyan de buena forma y que nazca algo lindo. La gracia está en no querer vivir atormentado y tratar de encontrar el equilibrio. A ti, joven confundido (¡o confundida!), MIL gracias por haberte tomado el tiempo de llegar leyendo hasta acá. No sé si les sirva de algo mi experiencia, que a pesar que de extraordinaria no tiene mucho, sólo quería compartirla. Un abrazo :)

6 comentarios URL corta
Tomás, 22 años, Chile
Hola! bueno, mi testimonio es un poco complicado, porque yo nunca he tenido problemas para aceptar mi condición sexual, de hecho creo que es lo mejor que me ha pasado, me ha llenado de aprendizajes y me ha hecho una persona respetuosa de las creencias, opiniones y opciones de todos, creo que esto se...
Nicolás, 22 años, Santiago Centro
Hola, amigos de Joven Confundido. Soy Nicolás, de acá de Santiago, proveniente eso si de la VI Región, y ya  en 2011 había enviado mi testimonio http://jovenconfundido.com/2011/12/nicolas-21-anos-santiago-centro/, donde contaba el proceso de salir del armario, en especial con mi mamá, y en el cómo a...
Fabián, 22 años, Talca
Necesito saber que alguien conocerá mi historía sin esconcer ni un solo detalle. Bueno aquí va. Para mí todo parte en la básica. Cuando estaba en quinto básico recuerdo que en los recreos en el colegio con unos compañeros nos encerramos en el baño y nos tocamos, creo que ese fue mi primer impulso...

6 Respuestas a “Agustín, 15 años, Concepción”

  1. Ioseph 31 julio 2013 16:12 pm #

    Me ha gustado tu historia, me identifico con ella… Sabes, me llama la atención tus preguntas sobre Dios. Yo soy católico y he crecido en un familia ultra-conservadora gran parte de mi “fe” se basó en un dios implacable y lejano. Pero faltó algo importante la Experiencia del Dios que es Padre y sobretodo Madre. Amigo mío no soy teólogo pero sé qué Dios te ama como eres y ese debe ser tu orgullo. Jamás “des pausa” a tu relación con él, ni temas acercarte o dirigirte a él.

    Thumb up 3 Thumb down 0

  2. Nicolas v. 31 julio 2013 19:58 pm #

    viejo…te leo y es leerme a mí jajaja, enserio, pasé exactamente lo mismo que tu pasaste..con la diferencia que yo a mis 12 años noté eso, y al principio temí mucho, mi familia es cristiana evangélica, TODA jajdsa y lo primero que se me vino a la cabeza era que me iría al infierno, y me metí full a la iglesia y viví cosas con Dios pero me cansé de luchar…la cosa es que hoy, a mis 16 años a un mes de cumplir 17, recién este año 2013 he aceptado por completo lo que soy, y créeme que desde ese día soy feliz, me siento libre, y tampoco ando como loco por el mundo, soy extra piola. Aún creo en Dios, y nadie me hará dudar…mi concejo para tí es que te preocupes de ser un individuo, que seas como tú eres y no como otros quieren que seas, se humilde y escucha los concejos, pero dentro de todo, sé tu…una vez que te aceptes, sinceramente serás mas feliz y de paso, libre… :)

    me gustaría tener un medio de contacto jadjsa como que tengo mucho que compartirte y ademas quiero saber mejor tu historia…creo que sería bueno :) que estés muy bien 😀

    Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Waldo 1 agosto 2013 2:29 am #

    ams… hola, la persona que mas quiero en estos momentos se está partiendo a su ciudad natal, y me tiene con el corazón en la garganta por que no quería que se fuera y me está haciendo dudar. Tambien tiene tu edad y a veces es mas maduro que yo.
    La cosa es que anoche tuvimos una conversación y me dijo esto:
    “siempre he creido y sigo creyendo que encajar en estupideces nombres, de gay, lesbiana, heterosexual etc… son etiquetas que discriminan, somos personas que nos enamoramos de personas, y eso no tiene edad( moderadamente) distancia y físico siempre he creído en eso
    así que no soy nada”
    No soy ni un rey ni un vikingo, solo Waldo, puede que no sea mucho pero lo soy.
    No se si hayas entendido o te sirva en algo pero, cuidate :)

    Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Giuliano 7 agosto 2013 0:40 am #

    No tienes idea de como me identifico con tu historia, fue muy difícil para mi aceptar que soy gay, principal mente por que mi sueño mas grande es tener un hijo, pero poco a poco fui aceptando que de alguna manera la vida que me pondra en el camino y que ser gay no esta mal.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  5. francisco 12 agosto 2013 1:58 am #

    Agustin, a mi me pasa lo mismo. Tienes tiempo para que nos escribamos! Estoy muy confundido y me gustaria charlar con alguien que sea igual que yo!

    Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Andrés D 17 febrero 2014 12:01 pm #

    Hola. Eres muy maduro para tu edad.
    Quería decirte que haces bien en “congelar” el tema de Dios.
    Me parece que por lo que cuentas, eres proclive a “hacer caldo de cabeza”, o sea, hacerte muchos pensamientos acerca de todo.
    Tratar de explicar o entender algo tan grande como Dios y yo y mi bi/homosexualidad es algo tan difícil. Y además puedes llegar a crearte una culpabilidad que no te deje vivir en paz.
    Primero disfruta la edad en que estás y vivir experiencias.
    Un gran abrazo, Andrés D.

    Thumb up 1 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.