Constanza, 21 años, Santiago

2008-05-11-Mothers Day-058Soy Constanza vivo en Santiago de Chile y tengo 21 años, antes de contar pedazos de mi vida quiero felicitar a la página que es muy buena y demasiado útil para todo tipo de persona, Homosexual, padres de homosexuales, hetero, confundidos o simplemente curiosos frente a este tema.

Nunca me sentí confundida sobre mi sexualidad, de pequeña recuerdo haberme sentido atraída por las chicas y a pesar de que sabía que no era “normal”, nunca me sentí lo suficientemente triste como para sentirme ahogada con el tema ni nada, la verdad es que desde pequeña lo tomé muy relajado y tuve una infancia tan feliz, llena de vida, inocencia y juegos, que nunca me lo planteé como un problema.

Cuando llegué a la adolescencia fue diferente, sentía envidia por todos mis amigos que empezaban a tener sus primeros besos en fiestas o esas típicas bromas que se hacen entre amigos cuando te molestan con alguien, yo quería que me molestaran con la chica que me gustaba, quería sentir eso! pero bueno, todos mis amigos eran muy inmaduros como para contarles cómo era realmente.

Fue terminando el colegio, cuando llegó una chica al curso, que me di cuenta que le gustaba y comenzó a gustarme. Las cosas se dieron y comenzamos una relación a escondidas, nadie lo sabía, pero cuando uno ama es difícil aguantarse todas esas emociones, así que poco a poco la gente comenzó a sospechar, con ella no nos importaba que los demás lo sospecharan pero por algún motivo nunca quisimos hacer pública nuestra relación.

Hasta que un día llegué a la casa decidida a contarle a mi mamá lo que pasaba con esta chica, apenas abrí la boca para decirle empecé a llorar, trataba de decir por lo menos una palabra, pero las miles de emociones que me rodeaban no me dejaban, lloraba, pero no tenía pena, no tenía rabia, tampoco era alegría.

Era como una forma de descargar algo fuerte, de pronto se me acerca mi mamá sin hablarme, sin sorprenderse y rodeada de calma. Ella me miró, me abrazó, me llenó de besos y sin hablarnos entendimos todo lo que nos quisimos decir ese día. Me siento muy afortunada de tenerla, el apoyo que me dio mi mamá fue… yo creo que no tengo la palabra para decir lo que siento, es que mi mamá se ha encargado de hacer que me ame más que nada en este mundo, y la verdad es que no me siento para nada anormal ni acomplejada, todo lo contrario, me siento especial, me siento única, diferente, y demasiado orgullosa de la persona que soy a mi cortos 21 años.

Sé que no todos tienen la misma suerte que yo tuve, pero siempre va a haber alguien que aunque sea a golpes te va a enseñar a que uno tiene que luchar para ser feliz, cueste lo que cueste, así es la vida, somos unos luchadores y yo por lo menos voy a encargarme de tener siempre un motivo para sonreír.

TE AMO MAMA!!!

photo by: carl.lacey2
0 comentarios URL corta
María José, 18 años, Coyhaique
Quería compartir mi historia, bueno la verdad aun es difícil para mí el aceptar que soy lesbiana, comenzaré por el principio. Cuando estaba en la básica en la hora de educación física nos duchábamos y bueno entre todas nos mirábamos pero yo no miraba así como para comparar, sabía que era diferente, ...
Andrés, 18 años, Chicureo
Hola mi nombre es Andrés y tengo 18 años, vivo en Colina , Chicureo y les voy a contar mi historia. Desde chico siempre me sentí atraído por los hombres y nunca sentí ninguna atracción hacia las mujeres, estaba en un colegio cuico, donde la gente era de mente cerrada, sufrí bullying durante seis ...
Rosario, 18 años, Uruguay
Hola mi nombre es Rosario y tengo 18 años y bueno quería compartir esto con ustedes para finalmente poder tener algo claro, aquí va: Todo comenzó en marzo, en mis inicios de clases musicales en un instituto, ahí conocí a una chica que me llamó la atención, no por su físico, aunque sí la encuentro...

No hay comentarios.

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.