El Príncipe Lila

Some sort of flagMi primer recuerdo es haberme sentido atraído por un vecino. Mis padres no lo aceptaron y obtuve el silencio como respuesta. Y este silencio me hizo pensar que dicha atracción estaba mal. Era demasiado pequeño para entender qué estaba pasando, sólo sentía que estaba mal. Así que bloqueé esa atracción y la mandé al fondo de mi subconsciente. Tras muchos años, yo sabía que algo no funcionaba bien, que una experiencia pasada me lastraba en mi vida, pero tardé en comprenderlo.

Mi primera novia… Salí con ella porque era lo que tocaba a mis 18 años, y no me atraía. Así que, no sé si como excusa, le dije que no estaba preparado para mantener relaciones. Esperó, y esperó… Hasta que me fue infiel. Eso me dejó marcado y no fue hasta los 21 que volví a tener una relación con otra mujer.

Entre esas dos relaciones, tuve mi primer beso con un chico. Eran fiestas del pueblo, y vi a un grupo de conocidos. Me acerqué y empezamos a hablar. Cuando me di cuenta que uno de ellos iba cojeando, y teniendo en cuenta que mis padres estaban de vacaciones y tenía la casa para mí solo, de manera educada le invité a quedarse a dormir en mi casa y así ahorrarle andar hacia la casa en donde dormía. Lo que yo no esperaba, es que aceptara la invitación. Bueno, eso era de esperar… Lo que pasó después, ya no sé. Llegamos a mi casa, entramos y nos sentamos en el sofá. Hablamos, y de repente noté que le atraía. ¡Se había pensado que lo había invitado a casa porque me gustaba!

En aquel entonces, era heterosexual y no me esperaba que estuviera interesado en mí. Estuve tentado de ir a más, pero no sé si el miedo o mi propia incomprensión hicieron que le rehuyera. Aún así, y para conseguir que se fuera a dormir a su cuarto, le besé. Ese fue mi primer beso con un hombre, podría decirse que un beso robado. Era tan raro que alguien se sintiera atraído por mí… ¡Y aún menos un hombre! Había estado saliendo de fiesta por la zona de ambiente y ninguno se había fijado en mí hasta ese momento.

Tras ese beso, tuve la suerte de que se fue a dormir. Se despertó al día siguiente y se fue. Lo gracioso fue cuando quedé a tomar café con la amiga que lo hospedaba en su casa. ¿Durmió contigo? ¿Qué pasó? Seguí saliendo de fiesta por la zona de ambiente, hasta que tuve un rollo con esta chica, que era lesbiana. No tenía punto medio. O me besaba un chico, o me liaba con una mujer homosexual.

Esto quedaría como una anécdota, si no llega a ser porque esta amiga me presentó a su ex-pareja, que me besó y salí con ella… No sé por qué le dije que sí, cuando tampoco me sentía atraído por ella. Creo que serían las ganas de estar en pareja, y de superar mi ruptura anterior. Lo malo, que también era lesbiana. Con esta pareja duré poco, apenas tres meses. Perdí la virginidad con una mujer homosexual, por lo que no fue una experiencia para recordar. Y luego me fue infiel, con otra mujer. Así que me encerré en mi mundo, me centré en los estudios y el trabajo.

Al final me recuperé. Unos años después, otra vez en las fiestas de mi pueblo, pasó algo inexplicable. Estaba de fiesta con unas amigas, y no sé cómo, una conversación privada en redes sociales se me fue de las manos. Sería el alcohol, el cachondeo o la diversión, pero acabé concertando una cita con un conocido. Unas semanas después, me vi quedando con él. Esa noche acabó invitándome a tomar la última copa en su casa… Y me fui al día después. Esa fue mi primera experiencia con un chico, aunque no salía como esperaba.

Después de eso, empecé a quedar con un amigo de mi época del instituto, que se había ido a la capital. De vez en cuando venía, y le invitaba a cenar en mi casa, a solas. Sin darme cuenta, me fui sintiendo atraído por él. Hasta que llegó el momento en que me superó. Me dolía estar a su lado, se había vuelto insoportable y no podía gestionarlo. Fueron unos días muy difíciles.

Gracias a una compañera de la Universidad que me ayudó, pude superarlo. Mi relación con esta amiga fue haciéndose más fuerte, y empezamos a sentirnos atraídos mutuamente. Pasado un tiempo, comenzamos una relación que ya dura más de un año. Fue ella la que me animó y apoyó en la aceptación de mi bisexualidad y la que todavía aún me sigue ayudando, por lo que le estoy muy agradecido.

Y tras todas estas experiencias, tras haber perdido la virginidad con una mujer lesbiana y haberlo pasado mal me decidí a crear un blog sobre la bisexualidad masculina. En él escribo sobre la bisexualidad, mis experiencias e intento ayudar a quien como yo durante 24 años, está confundido.

photo by: salanki
6 comentarios URL corta
Efrain, 22 años, Punta Arenas, Chile.
Hubo un tiempo en que mis menudos hombros cargaban el peso del “qué dirán” por lo mismo mi lengua expulsaba mentiras a su alrededor, mis ojos marrones estaban desesperado por no poder ser sincero y mi delgado cuerpo se sentía vacío, sin orientación… No entendía por qué vivía en un mundo tan oscur...
Antonio, 15 años, Medellín. Colombia
Hola Chicos, soy Antonio! Voy a desnudar mi alma. Mi infancia transcurrió muy normal, no puedo decir que fue el típico chico pluma, que se ponía la ropa de su hermana o madre. Me gustaban las mujeres y a los hombres nunca los llegué a ver con ojos de deseo. Eso vino después, cuando tenía 10 u ...
Desconocido, 22 años, México
Mi historia comienza de la siguiente manera: Cuando era pequeño y estaba en segundo de primaria, un amigo más grande que yo por 5 años me indujo a tener relaciones (un niño de esa edad no sabe ni qué es eso), eso a mí me dejó un poco tímido ante el mundo, pero no le tomé mucha importancia y tampoco ...

6 Respuestas a “El Príncipe Lila”

  1. Denisse 15 abril 2013 22:05 pm #

    Qué bello, qué bueno que estés mejor ahora. Mucha suerte!

    Thumb up 1 Thumb down 0

    • El Príncipe Lila 17 abril 2013 18:41 pm #

      ¡Gracias Denise! No es que esté mejor, es que con mi pareja actual he encontrado el amor y la felicidad. ¡No me podía imaginar que se pudiera ser tan feliz!

      Thumb up 0 Thumb down 0

Trackbacks/Pingbacks

  1. Tengo 30 años y soy virgen … | El Príncipe Lila - 5 octubre 2013

    […] Yo me equivoqué al adelantarlo. Tenía tantas ganas, que salí con la persona equivocada, y perdí mi virginidad con una chica lesbiana. […]

    Thumb up 0 Thumb down 0

  2. ¿Cómo dejar atrás el pasado? | El Príncipe Lila - 1 diciembre 2013

    […] ser normal, porque no quería estar solo y porque con mi edad, ya me tocaba. Mi peor decisión, fue perder la virginidad con una novia que tuve. Al salir con ella, ni me atraía. Solo pasaba por ahí y hacía demasiado tiempo que estaba […]

    Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Testimonio del Príncipe Lila en Joven Confundido | El Príncipe Lila - 13 octubre 2014

    Podéis leer el testimonio del Príncipe Lila en Joven Confundido, aquí.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Testimonio del Príncipe Lila en Joven Confundido | El Príncipe Lila - 26 marzo 2015

    […] Podéis leer el testimonio del Príncipe Lila en Joven Confundido, aquí. […]

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.