Efrain, 22 años, Punta Arenas, Chile.

2670631312_897f2b8d67_bHubo un tiempo en que mis menudos hombros cargaban el peso del “qué dirán” por lo mismo mi lengua expulsaba mentiras a su alrededor, mis ojos marrones estaban desesperado por no poder ser sincero y mi delgado cuerpo se sentía vacío, sin orientación…

No entendía por qué vivía en un mundo tan oscuro, me rechazaba a mí mismo, odiaba haber nacido así, hasta pensé en dejar de existir, que mi corazón no latiera más, pero con el pasar de las primaveras,  me di cuenta que los pensamientos eran individuales, propios de cada persona, yo soy el dueño de mi vida, debo respetarme tal cual me crearon.

Hoy por hoy, eso días oscuros son cosa del pasado, ahora llevo mi frente en alto, tan alto, como el Costanera Center, tan alto, como las Torres del Paine, y aunque es difícil vivir en una sociedad tan discriminadora siendo diferente, mi pecho se siente orgulloso de mis decisiones, pues mi conciencia sabe que es lo correcto, y claro si hasta mis piernas dicen que “más vale morir de pie, que vivir arrodillado”.

Tengo los lagrimales secos de tanto llorar, por eso ahora solo me río de toda esa gente que me apunto con el dedo, que murmuro a mis espaldas, que me etiqueto, que hablo mal de mi sin conocerme, pues son ellos los que están mal, no yo.

Y no me importa si ante la sociedad soy un sodomita, un desviado, una abominación de Satanás, pues tengo bien claro que para mis padres sigo siendo un hijo, para mis hermanos, un hermano, para mis amigos, un amigo y para la gente que me conoce, una persona igual que todas…

Respeto mi rostro redondo, el tono de mi voz, mis piernas, mis manos trabajadoras, mi torso, mi cabello y lo más importante respeto ante todo mi orientación, aun que esto me cueste mas de alguna crítica, respeto mi orientación…

2 comentarios URL corta
Consuelo, 20 años, Chile
Me llamo Consuelo, tengo 20 años, y a los 16 años viví una situación que hasta el día de hoy no puedo superar, es algo que no me deja dormir tranquila. Cuando tenía 14 años, conocí a una chica con la que nos hicimos amigas en muy poco tiempo, luego empezamos una relación que duro dos años y medio...
Cristóbal, 23 años, Chillán
Hola, mi nombre es Cristóbal, soy de Chillán y tengo 23 años. Llegué a la página a través de twitter, y desde ese día que leo las historias que aparecen acá. Bien, mi historia se remonta hace un par de meses. Estaba en una relación, con una persona que vivía un poco lejos de mi ciudad, lo quería dem...
Jonas, 17 años. Panamá.
Quiero agradecer al staff de esta página por la oportunidad de compartir mi historia. Mi nombre es Jonas. Tengo 17 años y vivo en la Ciudad de Panamá. Mis padres están separados, vivo con mi madre, pero repetidas veces voy a la casa de mi padre a visitar a mis medios hermanos. Pues, sé que soy...

2 Respuestas a “Efrain, 22 años, Punta Arenas, Chile.”

  1. Juanpablo 19 marzo 2013 0:42 am #

    Felicitaciones! has ganado una gran batalla, bienvenido al mundo de los vencedores y los valientes.

    Ahora es momento de acompañar a los que aún están en las trincheras; porque todos queremos que nos vean tan iguales y tan diferentes como podemos ser.

    Yo también ya pasé por esos días oscuros, y también tengo mi frente en alto, y puedo decir, que aquí, fuera del closet, corre la brisa más fresca, limpia y tranquila que pueden respirar, vale la pena vivir de forma genuina y en completa libertad con uno mismo.

    Thumb up 2 Thumb down 0

  2. tania 9 junio 2013 17:39 pm #

    FELICIDADES, creo qeu muchos no entendemos porque vivimos lo que vivimos pero despues las cosas se aclaran y podemos sonreir. que bueno que tu ya estes ahi, mas cerca de la felicidad y feliz contigomismo.

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.