Andrés, 18 años, Santiago, Chile.

Owen in the Abandoned HouseHola a todos, bueno, nunca me vi a mi mismo escribiendo a una pagina de este tipo pero si lo hago es porque siento la necesidad de sentirme apoyado y que no estoy solo. Me pude llamar a mi mismo gay desde los 15 años, ya que antes lo negaba o lo ignoraba, aunque nadie, absolutamente nadie sabe hoy en día mi condición.

Son pocas las ocasiones en que me siento depresivo, pero yo tengo la esperanza de que algún día voy a poder “salir del clóset”, no hoy, planeo hacerlo en mis años universitarios, pero a pesar de estas horribles sensaciones, he hablado sobre el tema de la homosexualidad con mis papás, mi mamá es psicóloga, entonces ella es bastante liberal en ese aspecto y muchos de sus amigos son gays y lesbianas, mi papá es de centro-derecha, de hecho mi familia entera es de derecha y española, pero él, junto con otros miembros de mi familia, siempre han apoyado el matrimonio homosexual, sobre todo del lado materno. Mi abuela materna es la abuela más loca, moderna y liberal que uno puede conocer y fue parte influyente en la educación de los valores libertarios que mi madre tiene.

No sé cómo lo tomarían los miembros mas conservadores de mi familia paterna como mis tíos mayores o mi abuela que es una muy buena mujer y aunque no se ve como discriminadora, es muy católica y el hecho de que sean españoles no mejora la situación. Mi hermana de 21 años simplemente no parece importarle mucho la situación de si una persona es gay o no.

Tengo muy buenos amigos a pesar de ser introvertido, tengo muchos y ellos también están a favor del matrimonio homosexual y repudian mucho a la iglesia, pero aún así siempre se escuchan los insultos como “gay” que hasta yo he tenido que usar. Uno de mis amigos incluso en la aplicación del ask.com, le preguntaron si seria amigo de un gay y el dijo que sí, yo siempre me siento bien cuando veo que hay gente que apoya la causa, pero siempre siento esta presión en el pecho cuando alguien habla con tanto odio hacia la comunidad LGBT.

Yo espero ser alguien reconocido algún día, ser un político que lucha por los derechos de la diversidad sexual y sueño con ver a Chile en ser la Suecia de Sudamérica. Ojalá llegue ese día :D.

1 comentario URL corta
Nicolás, 19 años, Santiago
Bueno, no sé muy bien como comenzar. Me llamo Nicolás, tengo 19 años y desde pequeño mis papás me metieron en colegios de monjas y curas; mi familia es muy creyente y todo mi entorno en general. Mis padres son súper conservadores, al igual que mis hermanos. Nunca dudé sobre mi sexualidad. Nunca s...
Cristóbal, 15 años, Viña del Mar
Hola, me llamo Cristóbal, tengo 15 años y soy  de Viña del Mar. Bueno, la verdad hay muchas cosas que me atormentan y que quizás sean consideradas como parte de la edad en la que experimentas cambios. A los 11 años me dí cuenta que sentía una atracción por los niños, y que había algo ahí que anda...
Emmanuel, 16 años, Cuernavaca Morelos, México
Primeramente los felicito a todos los que hacen posible este espacio tan maravilloso para muchos jóvenes que atravesamos por una situación tan importante como lo es el descubrir nuestra orientación sexual, mis mejores deseos para la comunidad y para todos ustedes, son un gran ejemplo a seguir ya que...

Una respuesta a “Andrés, 18 años, Santiago, Chile.”

  1. pestañas 20 marzo 2013 12:26 pm #

    Hola Andrés, por lo que cuentas, creo que no podrías tener un mejor entorno para salir del clóset… tanto en tu familia como en tu círculo de amistades. Sé que es difícil, pero te sacarás un enorme peso de encima si lo haces y podrás comenzar a vivir tu proceso de forma más libre, más abierta y consecuente con lo que quieres para el futuro. Te invito a leer los tips sobre Salir del Closet en nuestra sección de Materiales. Empieza por algún amigo cercano o tu abuela, por ejemplo. :)
    Un abrazo,
    Pestañas

    Thumb up 2 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.