Paz, 16 años, Chile

Desde Kinder me di cuenta que no era como los demás, siempre me juntaba mucho con hombres y me llevaba pésimo con las mujeres.

A los 6 años llegué a un liceo de mujeres y católico.

Mis sentimientos no aparecieron durante 4 años e incluso me metía en la cabeza que me gustaban tipos que salían en la tele como los Jonas Brothers.

Al llegar a cuarto básico el colegio cambió, entraron hombres y llegó una nueva compañera al curso. Me hice muy cercana a los varones y esto causo celos entre mis compañeras.

Durante las vacaciones de invierno me metí en el mundo del alcohol y las drogas porque me sentía deprimida todo el rato y pasaba llorando, no tenía amigos, etc.

Al volver, todos me miraban diferente, sólo porque me desarrollé de un tirón (me hice alta y me salió mucho busto).

Desde el primer día me noté a mi compañera nueva, pero como todavía estaba peleando con mi sexualidad no me atrevía a hablarle.

Un día nos tocó hacer un trabajo juntas y comenzamos a hablar, nos dimos cuenta lo que teníamos en común y me enamoré.

Al año siguiente me convertí en su amiga íntima, pero mis compañeras empezaron a dudar de nosotras, mis mejores amigas de siempre se pusieron celosas porque pasaba tanto tiempo con ella.

Las burlas de que estábamos juntas se intensificaron demasiado, nos gritaban “consíganse un cuarto” y nos dejaban encerradas en el baño para ver qué hacíamos.

A concecuencia de esto, caí de nuevo en las drogas y el alcohol.

Al pasar los años, me distancié de ella y empecé a explorar mi sexualidad al máximo con hombres y mujeres, al punto de no poder caminar por el liceo sin toparme con alguien con quien no me haya acostado.

En la media, mi compañera se acercó a mí para conversar y recordarnos del pasado. Me volví a enamorar de ella.

Me hacía acompañarla al baño a probarse ropa sin saber de mi sexualidad. No podía dejar de pensar en ella o en sus ojos pardos y sus piernas infinitas. Las burlas volvieron y llegué a pegarle a 10 personas por molestar a mi compañera…

Gracias por la oportunidad de compartir mi historia y pedir consejos a la comunidad JC.

photo by: TinyTall
1 comentario URL corta
ABC1 GAY - Parte V, VI y VII
V PARTE El jueves de la misma semana le pedí un tiempo a mi pololo. Necesitaba analizar esto que me estaba pasando. Sería algo definitivo? Imposible saberlo. A esa altura de mi vida nadie podía preguntarme si era blanco o negro. Recién empezaba a tener una visión gris de las cosas y me parecía es...
Carlos, 22 años, Chile
Dios dice "Honra a tu padre a y tu madre", mis padres sabe que soy gay, aun así, ellos se sienten orgullosos de mí, ya que me valoran por quién soy. El que ame a otro hombre no es del todo un problema para ellos, al principio les costó asimilarlo, pero con el tiempo lo comprendieron, y cóm...
Enrique, 22 años, Bogotá, Colombia
Quisiera comentar mi caso, necesito respuestas ya que me siento confundido y mucha ayuda pues esta situación es desesperante. Llevo 11 años luchando con esto y no sé qué hacer. Ni yo mismo sé de qué se trata este problema. He participado en foros de psicología, he leído cosas y he caído en cosas poc...

Una respuesta a “Paz, 16 años, Chile”

  1. coneja 21 noviembre 2012 12:44 pm #

    Es muy difícil sentir que se hace lo correcto cuando la sociedad te indica que enamorarte de alguien de tu sexo es contra la regla y se hace más complicado cuando no solo te gusta alguien de tu sexo sino que alguien del sexo opuesto, muchos opinan que ser bisexual es fácil que es el camino rápido que esla indecision tanto los gays y hetero se sienten con la autoridad de juzgarte de tacharte de promiscu@ de infiel de confundido, de hipócrit. lo que nadie te dice es que la unica persona que puede hacerte feliz eres tu, importa que sexo de la persona de laa que te enamoras? No lo creo tu felicidad debe ser siempre para ti no para agradar a los demás ya llegará alguien que te ame de vuelta, mientras l@ esperas respetate a ti misma, no te entregues por diversión, alcohol , entregate siempre por amor.

    Thumb up 2 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.