Nicolás, 22 años, Santiago

Primero que todo, agradecer a los creadores de la pagina que me han hecho pensar muchas cosas acerca de mi sexualidad. Agradecer la dedicación por hacer una página en la cual nos podemos sentir respaldados.

Bueno, mi Nombre es Nicolás. Tengo 22 años y vivo en Santiago.

Todo este escrito se debe a situaciones que me han pasado este fin de semana largo de octubre. Durante dos años he tenido un cambio de genio que iba de bueno a fatal. Daba muchas críticas, no compartía mucho con mi propia familia, no valoraba mucho las cosas, etc.

Durante este año 2012 se me han ido acumulando muchísimas cosas, quizás peleas o disgustos, etc. Pero como todos sabemos, hay siempre un límite. El día sábado asistí al famoso salón del automóvil con unos dos primos. Aquel día sábado en la tarde se realizaba una comida en mi casa con invitados (tíos, primos y abuela), en la que según varios de los  que estaban ahí me habían observado como algo raro, un poco enojado.

Cuento corto, que cometo un groso error de haber tirado un par de rosarios a la silla del patio trasero de mi casa, por haberme enganchado el pantalón haciéndome un piquete en el jeans. Mi padre se enojó y me dice un par de palabrotas. Y yo de enojado por el jeans, le contesto con rabia. Cuando él y yo nos enojamos más, nos fuimos a las manos. Nunca pensé en mi vida que iba a pasar una situación tan grave como aquella noche. Mis tíos, primos, abuela y mi madre tratando de separarnos. Lo más fatal fue haber visto a mi madre llorar, sintiéndose entre la espada y la pared.

Sé que es totalmente mi culpa. Sé que debo respetar a mis padres, porque es lo más preciado que tenemos. Sé que a veces se nos escapan de las manos situaciones incontrolables.

El día domingo, nos sentamos a conversar en familia (padre, madre y hermana) y mi padre toma la drástica decisión de echarme de la casa. Aquella casa en la que viví mis 15 años de infancia. Mi hermana, por otro lado, me ayudó para resolver los problemas, y llegamos a la decisión de no irme de casa pero sí ir al psicólogo.

Sobre la misma conversación mi hermana nota algo raro en mí. Ella pide a mis padres que nos dejara solos (mi hermana y yo). Nos pusimos a conversar y sin tapujos ella me pregunta: ¿Eres gay? Y yo en tres segundos de mi vida, luego de tres años ocultando todo esto, le dije: Sí, lo soy.

Mi hermana y yo nos separamos por un año y seis meses. Yo mayor que ella. Toda la vida hemos estado en las buena y malas. Más malas que buenas. Pero en aquel momento, con los 22 años que llevo al lado de ella, la sentí más hermana que nunca, porque ella me dijo que no voy a estar solo. Fueron las palabras más lindas de mi vida.

Después de haber llorado en su hombro, fue el momento de hablar con mis padres acerca de este tema. Ella habló y mis padres lloraron al saber que su hijo es gay. Mi hermana, tratando de forma sutil, les dice que estoy en plena edad de probar nuevas cosas, nuevas sensaciones, etc. Mi padre decía que quizás con la ayuda del psicólogo puede que esta decisión, sea revertida con el tiempo volviendo a ser hetero.

Sé que con palabras nada cambia los gustos y sensaciones. Pero también sé que a las cosas, o más bien, a las decisiones, hay que darles “tiempo al tiempo”. Quizás como dijo mi padre: “entre lo de anoche y hoy, mi vida se derrumbó”… fueron palabras frías para mí.

Sé que debo hacer un cambio rotundo en mi vida. Salir de un hoyo que uno hizo no es fácil, y menos si uno les dice a sus padres lo que realmente uno quiere y es. Para realizar mis cambios, sé que debo ir a psicólogo, quizás cambiar algunas cosas cotidianas para poder evolucionar con el tiempo. Demostrar cambios concretos a mi familia, obviamente cambios positivos y reafirmar mi condición y que más allá de que ellos me quieran por ser su hijo, solo exijo que se me respete mi condición. No pido nada más que eso.

Sé que este testimonio no va en concreto a los temas que se habla comúnmente acá. Pero sentí que la única forma de poder expresar mi pena ante estas situaciones es hablando, o más bien escribiendo mi experiencia de vida. Quizás a algunos les toque muy cercano, como a otros les pueda servir para darse cuenta que si quieren ayuda, pídanla, hagan saber a sus padres lo que realmente son y que sobre todo, hagan valorar a la familia. Tengan o no tengan madres o padres, sean hijos únicos o no. Siempre ellos van a estar en tu vida. Sé que yo he cometido muchos errores, como también sé que toda esta nube negra que me invade se irá. Así como el año tiene etapas, yo estoy en pleno invierno, un invierno que quizás dure mucho tiempo.

Saludos y espero que compartan mi historia.

photo by: Tobyotter
10 comentarios URL corta
María, 16 años, Madrid. España.
Hola, me llamo María, tengo 16 años y vivo en España. Dejadme que os cuente mi historia. Hace como 4 ó 5 años que me gustan las mujeres, empecé a confundirme cuando entré en el instituto y la verdad ese año me carcomía por dentro, no tenía amigos y mis compañeros se burlaban de mí, pero no por mi...
Nicolás, 21 años, Chile
Hace poco más de un año tuve la suerte de entrar a Twitter y encontrarme con un  RT que convocaba a “jóvenes confundidos” a participar de un taller, las dudas me invadieron, los nervios y la incertidumbre. ¿Participar o no? ¿Con qué y con quiénes me voy a encontrar?, no pasó mucho rato y ya había en...
Antonio, 25 Años. Chile.
Estoy en esos momentos de mi vida en que necesito vaciar todo lo que siento, transmitirlo a otra persona o por último dejarlo acá y que lo lean. Ojalá alguien empatizase con mi historia. Durante toda mi vida he sido quien soy y he sentido esto que siento, y la verdad me sorprende haber llegado ...

10 Respuestas a “Nicolás, 22 años, Santiago”

  1. Oscar Wilde 30 octubre 2012 20:27 pm #

    Estimado:
    Claramente actuaste pésimo. Y debes estar consiente de ello, reconocer tu error, pedir disculpas, a tu papá y a ti mismo, y enmendar. No intentes justificarte con el hecho de que como estuviste en “la sombra” tres largos años o incluso más por estar en el clóset, fue esa la razón de tu comportamiento violento, porque no es así. Seguramente ello fue una de las tantas razones de tu actuar violento, pero en realidad, son cosas separadas y simplemente lo que ocurrió es que te dejaste llevar por la emoción, emulando teleseries venezolanas o tanta porquería informativa en el plano de los sentimientos que nos aportan la tele y los medios.
    Enmiéndate, aprende a tener más control de las emociones, uno no es como los animales que reaccionan frente a cualquier tipo de estímulos por necesidad física, nosotros tenemos raciocinio, libertad y voluntad, lo que ocurre es que la voluntad hoy está muy debilitada, porque tradicionalmente nos han hecho creer que todo depende de algo externo a uno mismo y si bien, hay situaciones que uno no maneja, uno sí maneja sus propios actos.
    El error está en que uno, lamentablemente, imita comportamientos, vistos en distintos lugares, familia, tele, amigos, da lo mismo, cuál es la novedad: es que uno tiene que ser menos flojo y buscar dentro de uno mismo qué es realmente lo que uno está sintiendo y qué es lo que uno debe elegir como acción que dañen, al prójimo, pero preferentemente a uno mismo. Me imagino la culpa subconsciente que debes sentir, el miedo, el odio, la vergüenza y sobre todo, la mala imagen que de ti mismo te forjaste con ese tipo de actos violentos, el cual no fue tan sólo pelearte con tu papá, sino que arrojando objetos, ello en sí mismo es un acto de violencia que no te puedes nunca más permitir, eres un ser luminoso, con un espíritu precioso como todos los seres humanos.
    Espero que te sirva lo que te he escrito, te lo digo desde mi propia experiencia como Gay.
    Mira, no te daré la lata de relatarte mi vida, pero en lo que nos interesa, resulta que en mi época de clóset o más bien, antes que me asumiera también andaba irritable, me sentía en una soledad infinita, pasaba por la vida marcando el paso y sentía que no tenía mi lugar en el mundo, en la vida, o sea mi vida era una mierda, carecía de sentido. Pero comencé a trabajar en mí, en conocerme, en valorarme e irme dando cuenta que no tenía asignada una misión, así en el sentido católico o trascendental, o el de las películas, sino un objetivo en la vida que es mucho más bonito y concreto, porque es algo que uno puede alcanzar si se trabaja en ello. Un objetivo es algo que tú te propones, en la realidad de tu ser, y que dice relación exclusiva con las posibilidades concretas de actuación que dispones para obtenerlo o alcanzarlo. Y ese objetivo es ser feliz. Claro, ahora tú dirás este gallo me está … pero no, ser feliz es algo mucho más concreto, real e inmediato de lo que todos – o la mayoría – creen o les han hecho creer, ser feliz es vivir en completo equilibrio interno y externo, esto se relaciona con tu mundo interior y todo lo que te circunda, y en ese equilibrio logras la plenitud del ser, ligado de la tranquilidad que tanto seguramente estarás buscando ahora. Y este equilibrio no viene del cielo o del supermercado, como ya te escribí consiste en vivir y eso es un acto voluntario, uno decide vivir, uno decide la vida, vivir la vida y cómo y cuánto vivirla. Cuando yo comprendí eso, no te puedo decir que mi vida cambió al tiro, se demoró, es un proceso, no todo es instantáneo como el nescafé (que por lo demás es un asco), lo bueno, lo que permanece, lo que tiene una razón y finalidad, se demora, tarda, pero la gracia es vivir el proceso, y aprender, recoger todo lo que te sirva – para bien obviamente ahí hay que aplicar sentido común y discernimiento- porque el hombre es tierra fértil así que ojo, porque si quieres plantar maleza, que por lo demás no se planta, sino que crece sola y por ello es más fácil para uno cultivarla o creerse el cuento de que uno la cultiva, lo que es lo mismo a dejarse llevar por espejismos de felicidad, como el acostarse con Pedro, Juan y Diego, drogarse, alcoholizarse, o pasar tardes enteras chateando con desconocidos… todo ello te aleja de ti mismo, te evade y tardan tu proceso de felicidad, además es ilusión, no es real, no tiene olor ni sabor, y no te pertenece en la medida que no implica un trabajo, simplemente llega, como la maleza.
    Cuídate a ti mismo y éxito con el sicólogo, pero no delegues en él aquello que es de tu responsabilidad, tu felicidad, y el trabajo y actos concretos que debes realizar para alcanzarla. Aprovecho de decirte desde ya, la homosexualidad no es reversible, lo que podría ocurrir y así ha ocurrido desde tiempos inmemoriales es que tú decidas formar una familia tradicional, con mujer, hijos, van y jumbo, y te vayas contentando con lo que vayan alcanzando como familia, eso implica olvidarte un poco de ti mismo, que igual es bueno en cierta medida. Yo lo descarté para mí, no puedo ni quiero hacerlo, atenta contra mi naturaleza individual, pero a algunas personas les ha resultado. ¿Cómo saber si te podría resultar? En la medida que seas 100% honesto contigo y realmente quieras eso para ti, de que por tu propia individualidad sea natural para ti. Eso implica autoconocimiento y autoaceptación, consiente y honesta.
    Espero que te ayude lo que te he escrito en este pequeño testamento, creo que me extendí un poco, pero no puedo dejar de repetirte – además de desearte éxito- de que te trabajes, lucha por tu felicidad y tu individualidad.
    Hazme caso.

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • pestañas 30 octubre 2012 20:38 pm #

      Oscar, un alcance, las familias son diversas y perfectamente uno puede tener hijos, van, jumbo y perro, con otro hombre. Las limitaciones las ponemos nosotros mismos, no la sociedad. Nicolás, el camino de aceptación será largo, pero por suerte tu familia entendió de dónde venía la rabia y al parecer tratará de apoyarte. Estamos para lo que necesites, si tú o tus papás necesitan información de calidad sobre la diversidad sexual, apoyo de consejería o psicólogo, nosotros podemos ayudarte!
      Un abrazo chicos!
      EQUIPO JC

      Thumb up 1 Thumb down 0

  2. Oscar Wilde 30 octubre 2012 21:01 pm #

    Sí, estoy de acuerdo, lo de la familia así descrita era una forma de ejemplificar un modelo de familia tradicional en el contexto de lo que trataba de explicarle a Nicolás, mi familia- homosexual es así como pusieron Uds., claro que sin perro, porque me cargan.

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • pestañas 31 octubre 2012 11:28 am #

      el perro es opcional y los hijos tb

      Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Oscar Wilde 30 octubre 2012 21:55 pm #

    Nicolás: no vayas a entender lo que te escribí en un sentido de limitación ante las posibilidades de felicidad, insisto, ello irá de la mano con las decisiones que vayas tomando, de tus opciones.
    Editores: Les pido no tergiversar lo escrito, pues si se lee detalladamente no se está proponiendo ningún tipo de camino en específico para Nicolás, sino todo lo contrario.
    Sin un ánimo de polemizar ni nada, tan sólo procurando que el mensaje de apoyo a Nicolás sea bien comprendido.
    O.W.

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • pestañas 31 octubre 2012 11:27 am #

      Decir que estamos “tergiversando” tus palabras es un poco exagerado. Tal vez debas expresarte de una forma más clara. Por lo demás, creo que sí es limitarse creer que una doble vida es una opción válida, especialmente si se deja de lado la posibilidad de una familia diversa.
      Pestañas

      Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Oscar Wilde 31 octubre 2012 15:44 pm #

    O sea, ahora sí que me piqué, jamás dije que él podía tener una doble vida, dije que podía optar entre distintos caminos según sus decisiones, pero que lo importante era que fuera feliz.
    Estoy 100% a favor de una familia diversa, la mía es diversa, como les dije, más arriba, vivo con mi pareja hombre hace muchísimo tiempo y felices, no tenemos hijos por el momento, pero quizás más adelante nos abramos a esa posibilidad.
    Y bien, para tranzar, puede ser que no me expresé claramente, pero también puede ser que ustedes no comprendan el verdadero sentido y alcance de lo que escribimos quienes nos damos el gusto de opinar en este foro.
    Ya, en todo caso, filo… da lo mismo, igual me gusta que exista este espacio, quizás en otra ocasión les cuente mi propia experiencia que a más de alguno los que leemos esta página les puede servir, pero no se si querrán leerla, porque adelanto desde ya, es muuuy larga la historia, veré si podré emplear mi capacidad de síntesis (que no la verdad no tengo muy entrenada).
    Un saludo muy cariñoso a todos aquellos que están detrás de esta gran iniciativa y los felicito.
    O.W.

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • pestañas 5 noviembre 2012 14:20 pm #

      Todas las historias son bienvenidas!
      Saludos,
      EQUIPO JC

      Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Ignacio 13 noviembre 2012 23:40 pm #

    Feliz de que hayas hablado… la verdad habemos otros cobardes que tenemos mas 30 y aun no somos capaces de tomar esa decision por miedo a herir a nuestros seres queridos y vivimos una mentira.!!!! un abrazote y muchas bendiciones que ya pasaste la prueba mas grande…

    Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Daniel 19 mayo 2013 3:23 am #

    Hola nicolad,graciad por escribir esa historia,me ha servido de mucho pero todavia no tengo el valor de contarle a mis padres lo que soy. Quisiera pero se me hace muy dificil. Bueno mucha suerte t que todo te salga bien. Saludossss

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.