Álvaro, 25 años, Santiago

En primer lugar quiero destacar está página, siento que todas y cada una de las experiencias relatadas por los jóvenes confundidos son una enseñanza valiosa para quien las lee y que puede ser una gran ayuda a resolver temas en todo esto que es la homosexualidad.

Me motivo a escribir este testimonio porque he pasado por muchísimas dudas en distintos ámbitos y hoy a mis 25 años creo tener muchas de esas dudas resueltas y al ser tantas creo que más de alguna les pudo haber ó estar pasando a ustedes y si los puedo ayudar con las respuestas que encontré y les sirven, me doy por satisfecho.

Recuerdo que debo haber tenido unos 12 años cuando en 6º básico estaba enamorado de una compañera muy guapa, pero no fue un amor correspondido, por lo que todo quedó en nada. Al año siguiente llegaron nuevos compañeros entre ellos llego Andrés un chico muy guapo que me empezó a llamar la atención (para mí era algo “raro” porque el año pasado había estado enamorado de una niña….), con el pasar del tiempo me fue gustando cada vez mas Andrés, un chico atleta, seco para la pelota, buen físico, apuesto en fin… al que todas amaban…. Pero obviamente no pasó nada con él, porque era súper hetero.

Tampoco lo pasé muy bien en ese colegio por bullying. Seguí ahí hasta 7º básico y después me fui a un colegio en otra comuna, en el que seguí sintiendo esta “atracción” hacia otros chicos, pero siempre fue algo “extraño” porque igualmente me atraían las mujeres y me gustaron varias, pero nunca pololeé.  Hasta que llegué a 4º medio sin tener ninguna experiencia con hombres, me atraían, pero no sabía lo que era estar con alguien. Por lo demás debido a la orientación religiosa del colegio pensaba que lo mío no estaba bien y que podía ser pecado ser así y cuanta tontera más.

Bueno y luego llegó la universidad, un gran cambio en mi vida, ya que salí de un colegio que era una burbuja en muchos sentidos, por lo que al encontrarme con este “nuevo mundo”  me desbandé un poco jejejeje. Mucho carrete, copete, nuevos amigos, en fin, todas las cosas que implican los primeros años de universidad y que por lo demás quería conocer y necesitaba aprender. Siempre en la universidad aparenté ser “hetero” me agarraba minas, me las joteaba, tiraba tallas con mis amigos heteros respecto al sexo opuesto, etc.

Nunca en los primeros años de universidad se me pasó por la cabeza salir a una disco gay o que se yo, porque para mí era un tema tabú que no tenía asumido y supongo que fue normal este proceso, más que mal es un proceso que para algunos puede ser muy simple y para otros todo un tema que puede costar años o la vida entera en “asumirlo”, en fin.

Mi primera “experiencia” con un hombre, fue con un chico que conocí por chat (muy guapo), nos juntamos y le dije, ¿sabes?, ¡¡ Nunca le he dado un beso a un hombre!! y ¡¡quiero saber como es!!, a lo que me contestó, se siente igual que darle un beso a una mujer y bueno fue en ese momento en que nos besamos!!, algo nuevo para mí, fue una sensación extraña, porque además tenía algo de barba y no me agrado mucho eso jaajajajaja, de todas formas me gustó la sensación, pero igualmente me acompañó ese sentimiento de culpabilidad que sentía por el cuento religioso y que no lo asumía como algo correcto.

Pasó el tiempo y las pocas experiencias más que tuve fueron similares y se dieron gracias al chat, que dicho sea de paso, no buscaba a cualquiera sino a jóvenes similares a mi (colegio, universidad, nivel socioeconómico, etc.), porque en ese “mundo” hay de todo y sobretodo gente con malas intenciones, por lo que si lo vas a usar, mucho ojo (no lo recomiendo mucho).

Pasé por un grupo religioso de fanáticos que opinaban tajantemente que la homosexualidad era un pecado, que Dios te iba a mandar al infierno y que esto si lo pones en manos de Dios, el te va a cambiar y te va a transformar en heterosexual… Lamentablemente creí este cuento del tío, lo intenté y me di cuenta que Dios no cambia algo que el mismo hizo así, por lo que mis intentos por inhibir mi atracción hacia el mismo sexo fueron en vano y no sirvieron de NADA.

Gracias a Dios me di cuenta de que en esta secta estaban todos locos, que lo único que conseguiría estando ahí era tener mas y mas sentimientos de culpa y terminaría siendo infeliz por no seguir lo que mi corazón decía, así que tuve el coraje de salirme, mandarlos a todos al diablo y ser feliz con lo que en verdad soy. Fue así como empecé a averiguar una vez que me salí por qué estos fanáticos opinan así y llegué a varias conclusiones interesantes que quiero compartir por si alguno está en este mismo dilema.

Dios te ama como eres, él te creo así y tarde o temprano lo vas a descubrir (porque creo que esto se descubre y se acepta y tienes toda la capacidad de vivirlo plenamente y ser muy feliz). Esto no es ningún pecado, NO te vas a ir al infierno y quienes escribieron esto en la biblia fueron un montón de ignorantes que decían estar inspirados por Dios, pero que en verdad al no ser este un tema común en la época ni menos hablado por Dios, decidieron llamarle pecado y condenar a quienes lo practicaban al infierno.

Estoy seguro que la iglesia esconde la verdad que Jesús mismo puede haber hablado al respecto en sus 3 años de misión, pero al no ser esto “lo correcto” para un montón de moralistas, han decidido esconderlo por años y hacer sufrir a quienes aman profundamente a Dios, haciéndoles creer que es un pecado, hecho que los lleva a no aceptarse, creer que están mal y llegar a tomar decisiones tan erráticas como terminar con sus vidas, por un conflicto que les han creado los “pseudorepresentantes de Dios” en la tierra.

Por eso, tomé la decisión de alejarme de las religiones y creer en Cristo como un Dios de amor que ama a sus hijos tal como él los creó y que te quiere decir que aceptes como él te creo y que seas feliz así.

Una vez salido de esta secta, decidí empezar a aceptarme y eso implicaba disfrutar mi vida en plenitud, tanto socialmente, sexualmente, emocionalmente, etc. Así que comencé a salir a fiestas gay en Enero de ese año, fue una experiencia totalmente nueva, me gustó demasiado, empecé a conocer gente nueva como yo, buenas personas y me hice nuevos amigos. Me empezó a llenar salir, tuve citas con chicos muy encantadores, guapos, simpáticos, tuve nuevas experiencias también en el ámbito sexual, lo cual me fascinó, pero siempre con cuidado y protección…Uno nunca termina de conocer a las personas… Así que ojo que “no todo lo que brilla es oro”.
Hasta que llegó fin de año y conocí a alguien muy especial que me marcó demasiado… “el jota” un chico muy especial, bueno, guapísimo (el más guapo con el que he tenido algo jejejej) y me pasó algo que los gringos llaman como “love at first sight”, me fleché de él y a la segunda cita le pedí pololeo (todo esto en un valle muy genial de la 3° región de Chile), fue muy rápido pero cuando el corazón toca la puerta no queda otra que abrirle!, los primeros días tuve una felicidad indescriptible, me sentía muy pleno con él y me di cuenta que es totalmente posible ser feliz con una persona de tu mismo sexo, porque no te enamoras de un “pene o vagina” sino de una persona que tiene sentimientos tal como tú.

Lamentablemente como dicen por ahí “lo que rápido llega, rápido se va”, así que no duramos mucho tiempo, no alcancé a decirle “te amo” pero si fue muy fuerte el cariño que sentí por él. Lamentablemente no nos hemos vuelto a ver por temas de distancia y aunque no estemos juntos él sabe que me marcó y mucho…. Pero la vida es esta y no podemos quedarnos pegados en el pasado, la vida sigue y uno tiene que avanzar con ella para no quedar atrás, así que a olvidar como dicen por ahí… Bueno siempre está esa notable frase “un clavo saca a otro”.

Llegó el presente año, seguí saliendo, ya mucho más seguro de lo que soy, PERO… Quedaba un tema importante pendiente, que mis padres supieran quien en verdad soy. Para mí era un tema, porque no quería hacer sufrir a mi madre y el marido de ella siempre había hecho comentarios en contra de los homosexuales desde un punto de vista religioso. Es por esto que no me atrevía a contárselos. Pero lamentablemente (me encantaría que no fuera así) las cosas tarde o temprano se saben y no hay plazo que no se cumpla. Hasta que mi madre descubrió unas conversaciones que tenía con un amigo que me delataban.

No me dijo nada al enterarse, se tomó 10 días para asimilarlo y llegó un minuto en que me dijo, hijo quiero conversar contigo. Y ahí se destapó todo. Obviamente ella está afectadísima porque no es lo que esperaba para mí, ni menos algo que ella quisiera, pero más allá de eso y lo más importante de todo, es lo que dijo al final: “hijo tienes todo mi apoyo en esto, y por sobre todo quiero que sepas que te amo y que eso será siempre así y seas lo que seas mi amor por ti no va a cambiar”… Uff wuaau que bueno escuchar esas palabras!, siempre supuse que diría eso, pero es algo que te tranquiliza.

Para cerrar la historia, me pidió ir al psicólogo, lo acepté y con la psicóloga he podido aclarar dudas súper importantes y quiero contar la última reflexión, para quienes piensan que son bisexuales.
Le dije a ella, sabes ¿por qué si me gustan los hombres me atraen a veces las mujeres?, ¿soy bisexual?, a lo que respondió que perfectamente te puede gustar una mujer, pero lo más importante es definir qué te hace más feliz y qué te gusta más… en mi caso le dije que los hombres… dijo bueno oriéntate a los hombres, si eso es lo que realmente te hace feliz y yo reflexioné después y pensé… si soy “bisexual” que tan “correcto” sería tener una relación con una mujer si le voy a ocultar una parte importantísima de mi vida que es que me gustan los hombres, incluso más que las mujeres, pero que estoy con ella por “amor”, no sé si es amor mentirle de por vida a tu pareja y no sentirte pleno en una relación.

Ahora estoy saliendo con alguien que quiero mucho, estoy demasiado feliz y creo que la vida me da una segunda oportunidad después de lo que pasé con mi primer pololo… Lo importante siempre es saber elegir a quien te ame y puedas amar y que compartan juntos valores y principios sólidos de amor para construir una relación tan fuerte como un roble que no se quiebre fácilmente.

Espero que les haya servido de algo este testimonio y si de verdad fue así, deja tu comentario o inquietud más abajo, ánimo y a vivir felices con tu orientación sexual, porque es BAKAN!!.

photo by: tafari.anthony
5 comentarios URL corta
Renzo, 18 años, Valparaíso
A pesar de todas las criticas que se me han hecho, sigo considerandome bisexual, aunque debo admitir que en este tiempo me he enfocado en los hombres. En mi familia sólo sabe mi Mamá, que en un principio se mostró resistente a la idea, llegó a pensar que yo estaba enfermo, pero luego se dio cuent...
Kemel, 33 años, Santiago
Hola mi nombre es Kemel, vivo en santiago y quiero dejar un testimonio haber si les sirve de algo: Contaré mi historia resumida por si le sirve a alguien: soy gay, tengo 33 años y vivo con mi pareja hace 3 años, como la gran mayoría sufrí mucho cuando chico, en el colegio, con mis amigos, primos,...
Eduardo, 17 años, Veracruz. México.
Mi historia empieza desde que tengo uso de memoria, me encantaría regresar a esa época en la que no importa nada, ya saben, la infancia, todo es jugar, una imaginación infinita y no hay responsabilidades, mis primeros años de primaria fueron normales, tenía amigos y salía al recreo, cumplía con mis ...

5 Respuestas a “Álvaro, 25 años, Santiago”

  1. Martín 11 octubre 2012 21:51 pm #

    Gracias Álvaro me sirvió demasiado tu testimonio en especial todo lo con respecto a Dios y la homosexualidad que es algo super loco jajajaja gracias!

    Thumb up 2 Thumb down 0

  2. Álvaro 14 octubre 2012 12:14 pm #

    De nada!, la verdad es que es súper loco, creo que al final los más locos son estos personajes! y no Dios quien de vdd te ama! un abrazo!

    Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Pedro 18 octubre 2012 9:46 am #

    Oh my gad hermano que bien creo que vives lo mismo que yo respecto a la iglesia y eso si determine y me jui de la iglesia ya que no aguanto que exactamente me digan o mismo que Dios me cambiara y dhah hdhadhahd yo llevaba 7 años metido en eso pero no me sucedió nadita desde que tengo uso de razón me gustan los hombres y mas que una chica siempre eh estado con una chik por la onda pero no xq la amo y eso solo eh tenio 1 novio pero es super 9 meses junto a una persona así te deja perplejo y ps si aveces la iglesia nos crtica y habla mal de nosotros pero que culpa tenemos nosotros?
    Yo siempre digo si Dios es perfecto porq me creo asi ? ps algo tiene que pasar se que tengo 15 años y no te llevo ni 2 años pero es a realidad man aveces tenemos que abrir los ojos para ver la realidad mi testimonio es el de Pedro vnzla esta creo que dos arriba tuyo leelo y veras tenemos casi lo mismo y ps un saludo y exito en tu vida°!

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • Álvaro 23 octubre 2012 13:56 pm #

      Hola Pedro, creop que el testimonio deja bien en claro lo que pienso al respecto y me alegra saber que pensamos lo mismo, realmente los desapatados son la iglesia y no nosotros, un fuerte abrazo!!
      Pd: Muy buen testimonio 😉

      Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Antonio 21 noviembre 2012 21:27 pm #

    Alvaro Gracias !! realmente me toco tu testimonio sobre todo el saber que no soy el único que a pesar de su condición Ama a Dios con todo su corazón, concuerdo plenamente contigo al respecto de los grupos fanático-religiosos, yo que pase 10 años de mi vida metido en uno de estos grupos religiosos, se que ellos nos juzgan sin piedad a nosotros los homosexuales sin importarles que la condición No hace a la persona inferior al resto, me alegro que hallas salido en bien de esa agrupación. Yo recién a mis veintitantos vengo saliendo de un grupo y vengo a darme cuenta que me estaban haciendo daño y todo por no amarme ni aceptarme. Porque había dejado que otros pensaran y decidieran por mi; socavando mi dignidad y amor propio. Ahora estoy mas claro Dios no hace diferencia con las personas sean lo que sean somos hijos de Dios! Una ves mas Gracias por demostrarme que Dios no nos discrimina.

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.