Pablo, 23 años, Santiago

Antes que todo, debo decir que me siento un poco extraño comentando esto con el mundo, pero que va. Creo que esta página permita compartir lo que somos y ver que hay personas que han vivido lo mismo o cosas peores que uno, pero que a la larga, como dice aquella campaña, todo mejora. Además, quizás lo que yo diga pueda ayudar a alguien, o lo que puedan comentar me termine ayudando a mí a enfrentar lo que vengo pensando hace varios meses.

En realidad, creo que tengo demasiado por contar. No es que mi vida haya sido larga, sólo creo que he guardado muchas de las experiencias malas que he tenido y que usualmente uno prefiere olvidar. Quizás sea por masoquismo o algo por el estilo. A decir verdad, yo no puedo decir que “siempre he sido gay”. No recuerdo exactamente el punto de mi vida en que empecé a mirar a mis compañeros con otros ojos y a sentir curiosidad por la homosexualidad, pero creo que cuando pasó caí en una pendiente resbaladiza sin retorno en la que he intentado afirmarme para dejar de caer, pero es casi imposible. Es verdad. No se trata de una opción.

Cuando estaba saliendo del colegio pololié con una niña. Fue una relación bien linda, me generó algo de paz porque sentía que estaba en el camino “normal” y que podría por fin dejar de caer por esa pendiente. Pero ella se fue y para mí fue muy traumático, no sólo por su partida, sino porque fue la primera persona con la que yo me proyecté para vivir toda la vida. Algo de cabro chico… o de enamorado, tal vez. Desde ahí que no ha vuelto a gustarme una niña.

A los meses entré a la universidad e inmediatamente me llamó la atención un chico. Hasta antes de eso yo había mirado a los hombres de una forma más sexual. Para algunos será raro (será porque me gustan los hombres), pero desde que era adolescente que siento que el cuerpo del hombre, un cuerpo de hombre bien formado, es mucho más lindo que uno de mujer, tiene más formas, más texturas, siento que está mejor trabajado, etc. Pero no los miraba con ojos de amor, no me veía compartiendo mi vida con otro hombre… hasta que llegó el chico de la universidad.

Fue algo muy intenso, nunca sentí por nadie algo tan fuerte. Algunas veces dormimos juntos, pero en plan de amigos, yo solía tratarlo con mucho cariño, pero no le decía lo que sentía. Solamente un grupo de amigos míos supieron, entre ellos mi mejor amigo, cuya reacción fue totalmente contraria a la que yo esperaba. Tampoco sabíamos si él era gay o no, aunque a mí no me importaba, porque si bien estaba muy enamorado de él, no me imaginaba viviendo con él. Pensaba que era algo como un sueño, nada más.

Pero de a poco la presión en mi interior fue creciendo. Un día no soporté más, había llorado un poco, me dormí frente al computador porque con él hablábamos casi todas las noches y por varias horas. En un momento se lo dije, no lo aguanté más. Me envalentonó la presión y el que siempre habría elucubrado con algunas amigas que él era gay y tenía que asumirlo (lo que hizo varios meses después, cuando dejó la universidad).

Cuando se lo conté no lo tomó mal, al contrario, me pidió que nos juntáramos para que pudiéramos conversar. Al día siguiente fuimos a tomarnos un café y fue la conversación más rara del mundo. Él me decía que yo le parecía una persona maravillosa, pero que me había conocido en un mal momento, que si no fuésemos amigos y nos hubiésemos conocido en una disco o algo así, podríamos estar juntos, pero como éramos amigos no se podría. El mundo se venía abajo, pero yo aún no lo notaba.

Salí tranquilo, pero al tiempo, cuando él ya se había ido, me empecé a sentir terrible. En ese momento, cuando hablé con él en el café, yo estaba dispuesto a cualquier cosa sin sopesar mucho los costos, por lo que si él me hubiera dado una oportunidad mi vida habría cambiado totalmente. De alguna forma yo le estaba ofreciendo cambiar mi vida por estar con él, o al menos, salir de mi vida hétero de un plumazo (que irónico usar la palabra plumazo). Terminé sintiendo que nunca valoró lo que sentí por él y eso me dolió profundamente. Hoy han pasado ya varios años, estamos muy distanciados. Nos hemos visto un par de veces por amigos en común que tenemos y la situación se ha puesto tensa.

Varios meses después de la conversación que tuve él me habló sólo para decirme que era homosexual. No fue sorprendente, en realidad era una verdad en secreto, pero no entendí si era porque quería que intentáramos algo o qué se yo. De todas formas, volví a reprimir lo que sentía por los hombres, aunque lo seguía sintiendo, incluso en carretes flirteaba con chicos, pero después volvía a mi vida hétero. En varias oportunidades en estos años he intentado inventarme el gusto por alguna chica. Intento convencerme de que me gusta tal o cual compañera, pero en realidad yo siempre he estado consciente que sólo son ilusiones. Que lo hago para intentar reprimir algo que termina siendo más fuerte que yo, porque en la noche, en la soledad de mi dormitorio, mi mente se va hacia hombres, compañeros, amigos.

Hoy siento que he pasado por varias etapas. Una de negación, pero hay otra que vuelve constantemente en la que veo mi homosexualidad como algo pasajero, que en realidad mis sentimientos amoroso son hacia mujeres y hacia hombres no hay más que líbido. Que mi vida será con una mujer y con hijos en alguna casa con patio y con un perro en algún suburbio de alguna ciudad. Hoy ya creo que no será así. La pendiente resbaladiza de la que les hablé parece que llega a su fin pero de una forma más dramática. Últimamente veo una pareja de chicos en la calle, en un parque o en el metro y me inunda una tremenda alegría, puede sonar extraño, pero veo amor. En cambio, veo una pareja hétero y sólo pienso que el hombre quiere acostarse con la mujer sin nada más. He visto amigos héteros que “se hacen los lindos” sólo por un poco de sexo. Disfrazan calentura con falsos sentimientos.

Hoy estoy en una situación muy complicada. Tengo muchos amigos, pero para ellos yo soy hétero. Hablan de mujeres y yo suelo intervenir también. Antes sentía que yo “omitía” mi sexualidad, hoy siento que miento y eso me va carcomiendo de a poco, al punto que está interfiriendo en mi vida normal, duermo poco, a veces no tengo ganas de hacer nada y me quedo todo el día acostado. He tenido algunos problemas por eso. Además, es común entre héteros hacer bromas e incluso usar el término “gay” como insulto. Eso me molesta, pero sé que lo hacen sin intención de molestarme a mí en particular. Siento poco a poco más presión por contar que en realidad las mujeres no me provocan nada, que no quiero estar con una mujer. Que no quiero ni la casa con patio en los suburbios ni el perro. Simplemente quiero otro chico que se interese por mí, con el que pueda salir, conversar, dormir, ver una película, compartir un libro. Al menos decírselo a mis amigos cercanos, de más confianza.

Siempre había pensado que la homosexualidad es normal, y por eso uno no debería “contar” que es homosexual, pues no conozco a ningún hétero que lo haya hecho. Pero he llegado a la conclusión que la gente da por sentado que eres “normal”. Esperan que tengas una polola, no un pololo y que como “hombre” puedas agarrarte a la mayor cantidad de mujeres posible.

Actualmente, me gusta un amigo que tengo hace tiempo. Él es hétero, está pololiando hace como dos años. Pero hace unas noches salimos a tomar algo y volvimos a un departamento de otra amiga, bastante ebrios. No había más camas y nos vimos en la obligación de dormir juntos. Nos abrazamos, dormimos así. Pero no pasó nada más. A la mañana siguiente mi amigo me dice “no me acuerdo de nada desde que entramos al departamento”. Pareciera que no, su vida sigue… aunque tiene una fijación con decirme “gaaay” o “trolazo”, casi molestándome. En todo caso, lo que siento por este niño hace muchos años que no lo siento por ninguna mujer. Ya saben… esa alegría de verlo, ese esfuerzo por juntarse aunque sea un ratito, ese abrazo que tú intentas sea un poquito más apretado y duré un poquito más.

En fin. Creo que de un momento a otro mi vida de verdad se normalizará y podré vivir como quien soy y no como me han dicho que sea. Creo que es un camino difícil, pero nadie dijo que sería fácil… porque quizás sí valga la pena. Quizás sea esto lo que me falta para sentirme realmente feliz.

Un abrazo.

PS: Nunca en un escrito sobre mí había hecho referencia de forma tan directa a “mi” homosexualidad.

18 comentarios URL corta
Diego, 16 años, Las Condes
Quiero agradecer a los creadores de esta página por darme la oportunidad de salir un poco de la idea de que estaba solo en este mundo. Llegué aquí porque leí un artículo de Luís Larraín en una revista y como que me sentí identificado. Mi nombre es Diego, tengo 16 años y soy gay. Para que me entie...
Camila, 20 años, Santiago
Doble vida, es la que siempre he llevado. La discriminación que más duele, es la de tu propia familia. Pero la que más marca es quien marcó tu infancia y quien ahora discrimina. Nunca he tenido o creado la consciencia de cómo podría llamar aquel hecho. Cuando somos niñ@s solo sabemos obedecer y r...
Edward, 18 años, Bogotá. Colombia
Hola, un saludo desde Colombia a todos los que empezarán a leer mi historia. Quiero agradecer a esta página por permitirme contar mi historia, esto es realmente importante para mí, he estado leyendo las demás historias y son muy profundas y conmovedoras, me he identificado con muchas. Bueno, t...

18 Respuestas a “Pablo, 23 años, Santiago”

  1. Nicolás 4 septiembre 2012 12:31 pm #

    Qué te puedo decir Pablo. Me parece que la principal tarea y que aún tienes pendiente, es dar el paso de aceptarte tal cual eres, con todas tus características y atributos, con todo aquello que traes contigo y eso incluye obviamente tu orientación sexual.
    No es tarea fácil y el costo emocional en ocasiones es altísimo. Pero si no das ese salto personal, difícilmente podrás vivir tranquilo o sentirte pleno como persona, sobre todo como hombre.
    Es un tema que da para largo, pero eso es lo que te podría comentar ahora.
    Mucha fuerza! ánimo y mis mejores deseos…

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • Pablo 4 septiembre 2012 21:29 pm #

      Gracias por tu comentario, Nicolás. Efectivamente siento que estoy llegando a ese punto en el que debo dar el salto. Hace un par de días estuve a punto de contárselo a un amigo que, después de tomarnos una cervezas, me preguntó por una compañera diciéndome “aaahh si igual te la comís”. Le respondí que no y ante su insistencia casi le digo “no wn, soy gay, no me gusta”. Pero la conversación se cortó y no le dije.
      Ahora estoy viajando y he tenido algunos días para pensar en mi, en lo que debo hacer y en lo que vendrá por delante. Pero lo que es cierto es que estoy llegando al final de este viaje, algo me dice que no podré seguir por mucho tiempo ocultando lo que soy.

      Thumb up 0 Thumb down 0

  2. katzenaxx 6 septiembre 2012 0:58 am #

    solo puedo decirte que te ames a ti mismo, se que esto para algunos de opcion no tiene nada, pero soy fiel creyente de que existe un motivo, que la vida es sabia compadre y si comienzas x amarte a ti mismo con defectos, vortudes y todo lo que eres sera mas facil para ti y los demas da igual al final a quien metas a tu cama o a tu corazon no le afecta a nadie mas que a ti y ser gay no es sinonimo de ser diferente o todo aquello que los prejuicios dictaminan, yo vivo una vida comun y silvestre y el mundo gay no es para mi, pocos saben lo mio, pero vivo bien x ke acepte quien soy y con eso basta…

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • Pablo 6 septiembre 2012 21:53 pm #

      Sí, como dices, hay un motivo en la vida yo no creo que las cosas pasen por mera casualidad, pero en mi vida no he podido encontrar en mis recuerdos el momento en que empecé a mirar a los hombres con otros ojos. Pero bueno, estoy en esto… pensar cómo pasó no tiene sentido.

      Saludos.

      Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Nico 6 septiembre 2012 2:49 am #

    (no soy el Nico anterior, por si acaso). Te entiendo caleta, estoy en una situación similar a la tuya, con la diferencia de que nunca anduve con ninguna chica. Creo que en su momento me interesaron, pero siempre me interesaron más los chicos. Imaginé que sería algo que se pasaría con los años y me proyectaba a futuro con la familia modelo (ese que nos impone la sociedad “heterosexista”). Cuando vi que esto no pasaba, traté de conocer gente y experimentar para salir de dudas, pero finalmente nunca me atreví a nada, y me enfrasqué de lleno en mis estudios del colegio, y luego la universidad, tratando de evadir el tema. Por razones personales, estoy lejos de casa, por lo que al menos he tenido algo de tiempo para pensar las cosas, pero nunca llego a un puerto esperado. De todas formas, con el tiempo me he ido aceptando un poco más, aunque aun no tengo claro lo que soy o más bien, para donde “va la micro” en mi vida. Creo que el primer paso es la autoaceptación, pero puta que cuesta cuando tienes tantas dudas o miedos en la cabeza. Ojalá ambos aclaremos con el tiempo nuestras dudas de la mejor manera posible. Saludos.

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • Pablo 8 septiembre 2012 0:53 am #

      Yo he hecho cosas parecidas, me dedico a estudiar y a trabajar como para olvidarme de esa realidad, pero hace algunas semanas colapsé, hay necesidades afectivas que no se pueden cubrir con trabajo o estudio, uno necesita de alguien que lo abrace. Eso es lo que a veces más me deprime, la falta de una persona “especial” y no sólo de amigos. El punto es que si uno no acepta lo que es difícilmente podrá dar el paso y buscar a alguien con quien compartir la vida.
      Hay un cuento del concurso Santiago en 100 palabras que lo he leído muchas veces y siempre me produce una sensación rara, se llama Mi vida, lo pueden leer acá http://www.santiagoen100palabras.cl/2011/votacion/index.html es el número 6.

      Thumb up 0 Thumb down 0

      • Nico 8 septiembre 2012 20:16 pm #

        Es cierto, llega un momento en el cual no se puede seguir evadiendo el tema. Para los demás tal vez, pero no para uno mismo. Estar lejos de casa y tener tiempo para mi me está ayudando harto con el tema, si bien tengo muchas dudas aún, pero pensando más y evadiendolo menos. Por lo menos para mi. Que bueno que por lo menos tengas claro que primero debes aceptarte tu mismo. Yo estoy en ese mismo proceso de autoaceptación, pero es lento y cuesta a veces. Saludos!

        Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Cristian 6 septiembre 2012 15:37 pm #

    Pablo, primero felicitarte por lo que has escrito, tal como indicas escribir sobre uno mismo, sobre todo acerca de las cosas que a uno le complican se hace mas difícil de lo que uno cree, pero lo que he leído y comprendido, me lleva a pensar que has pasado por momentos muy difíciles, por los cuales yo pasé o hemos pasado varios de las personas que amamos a personas de nuestro mismo sexo.

    Me lleva a pensar que nosotros como homosexuales (hombres y mujeres) tenemos una gran tarea de hacer entender mediante nuestro ejemplo de valentía que somos personas tan o más valorables que cualquier que se hace llamar como “normal” (heterosexual), lamentablemente todos los sufrimientos y dificultades que pasamos no lo pasaríamos si no fuese por una sociedad heteronormativa, sexista y que valora más la apariencia ante la autenticidad, pero déjame decirte que no hay valor noble que ser uno mismo en tu casa y en la calle, un corazón que no tiene de que avergonzarse y que solo entrega amor.

    En cuanto a los comentarios anteriores sobre el paso que debes que dar, creo que sí; es cierto, pero a tu tiempo, cada uno tiene sus tiempos, sus maneras, sus propios procesos que solo uno entiende y cuando lo hagas solo persevera en ser tú mismo.

    Un abrazo y muchas bendiciones.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Davidlink 7 septiembre 2012 20:02 pm #

    Hola Pablo, solo puedo decir que te mando mucho animo y fuerza, me senti identificado con varias partes de tu historia: el hecho de reprimir los sentimientos hacia alguien, de ocultar o limitar a un contexto de amistad algo que tu quieres que llegue mas allá, de querer darlo todo por alguien que no te ve de la misma forma…

    No se que mas decir porque tambien estoy pasando por un proceso parecido.

    Te mando un gran abrazo y cuidate harto.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  6. ivan 8 septiembre 2012 10:09 am #

    Hola chicos, la verdad que estas historias me recuerdan a lo que pasé antes de aceptar mi homosexualidad, intente por varios años negar lo que sentía y hacia quien lo sentía, obligarme a tener una vida hetero que no era lo que quería, pero que pensaba era lo correcto para el resto aunque no lo fuera para mi. con el tiempo te vas dando cuenta de que lo principal es quererse y respetarse a si mismo, que todo lo demás es algo transitorio y que finalmente puedes ser feliz si consigues ser tu mismo. Para mi fue difícil ya que tuve que apartarme de mi familia, de mis amigos y de todo lo que tenia en mi vida para lograr entender que me estaba ocurriendo. Después de más de un año conseguí sacar esas cosas de mi cabeza y comprender que mi vida estaría al lado de otro hombre. Fui de apoco confesando a mis mas cercanos mi situación y mi nuevo yo, algo que aunque fue difícil esto alivio mi carga y hoy por hoy es lo mejor que hice en mi vida, ya que conseguí que el resto me respetara, aunque no lo compartieran. Ahora tengo una pareja a la cual amo sobre todas las cosas, que mi familia adora y que mis amigos han visto es el hombre que me hace feliz.
    Pablo, lo que quiero transmitir con esto solo es que antes de querer que los demás lo vean como algo normal, tu debes verlo así. Muchas veces, y por la sociedad en la que vivimos, nos aferramos a algo que no es lo que queremos pero que pensamos nos hará bien, solo hay una cosa que te hace bien y es el ser feliz con lo que eres, una vez que consigas asimilarlo y para eso tienes que hacerlo tu solo desde dentro. Poco a poco los demás también lo harán. En la gran mayoría de las ocasiones nosotros somos nuestros peores enemigos ya que luchamos con nuestros sentimientos encarcelándolos por el miedo al que dirán y mas veces de las que piensas, las personas que están cerca de ti y que realmente te quieren lo único que desean es que tu seas feliz.

    Espero que estas palabras puedan servirte de ayuda y te mando un gran abrazo y mucho animo para este proceso, que como digo no es fácil pero debe partir de tu interior.

    un saludo

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • pestañas 8 septiembre 2012 11:45 am #

      Gracias Iván por compartir tu experiencia. Nadie dice que sea fácil, porque la vida simplemente no lo es, al menos no para la mayoría, independiente de la orientación sexual. Te invitamos a enviarnos tu testimonio si quieres.
      Un abrazo,
      Equipo JC

      Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Lucas 1 octubre 2013 1:09 am #

    La verdad acabo de leer este post y me siento completamente identificado, también me ocurrio algo similar a lo que te paso a ti en que a pesar de haber tenido una relacion hetero, cuando llegaba a la soledad eran otros en los que pensaba. Tambien estoy pasando por un periodo de auto aceptacion, pero me pasa que siento que no encajo en el mundo gay (amanerado), soy bastante normal, juego playstation, hago deportes y todos piensan que soy hetero, me llamo la atencion el hecho de q tambien he conversado con amigos acerca de minas y termino opinando como cualquiera.
    Al igual que tu pienso que llega ese momento en q hay q dar el paso, pero no se como, ya que no he tenido nunca la oportunidad de conocer a alguien q me guste y q tenga la certeza de q no sea hetero, he pensado en ir a lugares gay (discos, etc..), pero no me he atrevido y la verdad no se donde buscar o como empezar 😛
    En fin, tu post me ha servido mucho y espero que puedas contarme como han ido las cosas para ti.

    Thumb up 1 Thumb down 0

    • pestañas 1 octubre 2013 10:30 am #

      Lucas… recuerda que NO EXISTE un “mundo gay” y que ser “amanerado” no tiene nada de malo, por el contrario, es una forma más de expresión y, aunque no lo creas, hasta que no lo decimos no hay certeza sobre quien es homosexual y quien no lo es. Si lo que buscas es aceptarte, hazlo con todo, con lo que consideres bueno y lo que consideres malo sobre ti mismo, es la única forma de dejar de cuestionarse todo. Yo también creía que había un solo “ambiente gay”, donde todos eran promiscuos, buenos para el carrete y las drogas, donde habían enfermedades y donde los valores que yo había aprendido en mi familia no corrían. ESO ES FALSO. La mayoría de los homosexuales somos gente común y corriente, y tienes que saber que ni tus gustos ni tu conducta determinan tu orientación sexual. Hay que darle menos vueltas al asunto y aprender a quererse tal cual uno es.

      Thumb up 0 Thumb down 0

      • Lucas 2 noviembre 2013 3:52 am #

        Gracias por tu respuesta pestañas,
        A decir verdad me tomó un poco de tiempo digerir tu respuesta, pero analizándola hoy en día la comprendo y también comprendo que quizás estoy en un error.
        Acerca del “mundo gay” tienes razón en que no existe tal cosa y que la gente es libre de expresarse como le plazca siempre que no dañe a los demás y en general nunca he tenido problema con eso. También reconozco que debe haber mucha gente normal, diferente del “ambiente gay” que describes y que lamentablemente es el que he observado desde más cerca. Pero por este motivo aún no he podido conocer gente gay que no sea de esa forma y que quizás puedan ser un poco más cercanos a lo que son mis amigos o familiares, no es que haya algo malo en eso, pero para mi que aún no he podido compartir esto con nadie, sería aún más difícil darme a conocer y entrar en confianza en un ambiente como ese.
        Para serte sincero me gustaría mucho tener la confianza y conocer a alguien en la misma situación y que quizás no fuese tan cercano a ese tipo de ambientes, con quien conversar y expresarle inquietudes, etc… para no sentirme tan solo en este proceso. Esta página me ha ayudado mucho con esto que me ha tomado años empezar a aceptar, pero sería mucho más fácil si conociera a alguien parecido a mí que me apoye en este sentido y con quien ir conociendo a los demás.
        Por lo mismo te pido comprensión y mi intención nunca ha sido ofender a nadie, sólo expresar mis inquietudes de algo que me ha tomado años empezar a aceptar y que por lo mismo quizás tengo gran ignorancia al respecto.
        A proposito pestañas, he visto algunas respuestas tuyas en otros testimonios y pareces ser parte del staff de la pagina, aprovecho de preguntarte si habrá pronto un encuentro de JC en santiago, ya que considero me ayudaría mucho.

        Nuevamente gracias

        Thumb up 0 Thumb down 0

        • pestañas 4 noviembre 2013 11:18 am #

          Hola Lucas, efectivamente soy parte del Equipo JC y agradezco tu respuesta. Entiendo que es complicado, muchos pasamos por lo mismo y si uno tiene esa percepción del mundo gay es porque a tu edad muchos jóvenes quieren experimentar después de años de sentirse reprimidos, viven a los 23 lo que deberían haber vivido entre los 15 y los 20… una especie de adolescencia tardía. Por ahora no tenemos programado hacer más talleres durante 2013, pero puedo sugerirte, si sientes que lo necesitas por mientras, apoyo psicológico (podemos recomendarte profesionales de confianza) y/o tratar de acercarte a grupos de chicos de tu edad como Juvenil Iguales, y así, independiente de cuánto quieras involucrarte en sus actividades de activismo, conocer pares en un ambiente diferente.
          Un abrazo,
          Equipo JC

          Thumb up 0 Thumb down 0

    • Pablo 18 octubre 2013 2:00 am #

      Hola Lucas.

      Acabo de ver tu respuesta a este mensaje. Ciertamente, creo que hay dos partes en todos esto .La primera es cuando te aceptas a ti mismo como persona, sabiendo que tu vida la tendrás que vivir de cierta forma porque es así como te hace feliz. Ya sea con un chico o con una chica. Te das cuenta que simplemente uno no ha elegido y que uno tiene que aceptarse con ello. Tal como una persona se acepta con otras características.

      Siento yo que el problema es la parte 2. Yo llevo mucho tiempo dándole vueltas al asunto. Incuso escribí un segundo post en esta página con ese tema. Siento que no logro encajar en el mundo. Tengo amigos que saben que soy gay y ellos no tienen problemas con ello, pero no he podido encontrar alguien con quien estar. He tenido un par de encuentros, pero solo he terminado decepcionado porque al final buscan solo sexo y nada más. Personalmente ya me cansé de eso hace tiempo. He tenido varios encuentros sexuales, pero nunca nada duradero, nade que pase de la noche del carrete. Es muy raro. Eso hace sentirme vacío y solo. Siento que no tengo personas con quien compartir lo que hago o lo que me gusta. O simplemente alguien con quien salir a conversar o a pasear… qué se yo.

      Al igual como tú dices, no tengo ningún amaneramiento, a pesar que no considera que sea algo malo. Es más, pues en algunas ocasiones he intentado adoptar ciertas formas para comunicar que soy gay, ciertos gestos o actitudes, pero simplemente no me nacen. No son parte de mi. Lo único gay que tengo es que me gustan los hombres, pero no puedo andar con un letrero que lo diga. Creo que eso me limita mucho para conocer a alguien y eso me apena. Al final me encierro en otra cosas para intentar sacar de mi cabeza pensamientos de aflicción. Creo que por ahora mi felicidad no estará con alguien, sino que en otras cosas.

      Yo me quiero como soy. Me he aceptado como soy. Ha sido un camino largo, no tan doloroso, pero si cansador. El problema es que a veces siento que no hay otra persona que me quiera, me acepte… o a la que simplemente le despierta alguna curiosidad por conocerme. Pero por ahora he aprendido a vivir con eso.

      Un abrazo :)

      Thumb up 0 Thumb down 0

      • Lucas 2 noviembre 2013 3:20 am #

        Muchas gracias por tu respuesta Pablo, leí tu otro post también y me alegra que hayas sido capaz de aceptarte totalmente, aunque como dices no es un camino fácil.
        Acerca de la soledad y hacer otras cosas, creo q también he pasado por cosas parecidas acerca de que uno está muy ocupado en otras cosas y eso hace q una persona se vea inalcanzable. Imagina la situación hacia el otro lado, si vieras a alguien siempre ocupado o con cosas que hacer uno piensa “como podría llegar a la altura de esa persona? que tengo para ofrecer si él hace bla bla bla?” y en fin luego de eso depende de la autoestima si uno va o no…
        Ahora, leyendo tu otro post, quería preguntarte un poco como fue el orden en que hiciste las cosas? primero le contaste a algunos amigos/as que eras gay o fuiste directamente a los chats, etc? porque por ejemplo, aún no me siento con la confianza como para entrar a un chat y acordar algo, creo que sería demasiado “al choque”.
        Ahora, aunque suene un poco raro viniendo de alguien que pide concejos y hace preguntas, al respecto de no encontrar pareja o algo estable, quizás sea por lo mismo de que buscas situaciones tipo touch n go, cuando quizás debieras darte el tiempo de conocer a alguien primero en plan de amigos o tratar de compartir lo que hagas con los demás, ya sea invitándoles o buscando puntos de encuentro, por ejemplo música, deportes, tu carrera, etc… También puedes probar hacer cosas nuevas como algún curso o taller de algo que te llame la atención, así conocerás gente que compartirá tus intereses, personalmente puedo decirte que durante un curso externo a la u fue donde conoci a mis mejores amigos y a quienes probablemente sean los primeros que les cuente acerca de mi situacion.

        Nuevamente muchas gracias por tu respuesta y espero que mis concejos te sirvan, así como tus testimonios me han servido a mi

        Thumb up 0 Thumb down 0

  8. Víctor 18 agosto 2014 22:12 pm #

    No sabes como te entiendo, yo actualmente tengo 23 años y aun no eh tenido nada de nada con algun hombre y no eh tenido el valor ni de contarselo a alguien, tambien tengo un compañero en la u al cual me sentia muy atraido po él, y llegaba a sentirme mal cuando él hablaba de sus relaciones sexuales, luego me di cuenta que mejor lo veia como un simple amigo porque eso no iba a llegar a más que una amistad.
    Ojala llegue el dia que encuentre el valor para decirle a mi mundo mi condición sexual y poder encontrar a alguien con el que pueda compartir mi vida,

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.