Jorge, 16 años, Talca

Hola, motivado por la insistencia de una profesora, he querido compartir mi experiencia en esta página web.

Pero antes de comenzar, me gustaría dar gracias a todas las personas quienes hacen posible la existencia de una página como esta, es necesario conectarnos como comunidad, exponiendo las múltiples aristas de un carácter en común, el ser homosexual. Son lo mejor.

Crecí en el seno de una familia desunida, con muchas carencias sentimentales, cada integrante debía surgir solo sin nadie a su lado, creando una fuerte independencia que hasta hoy se mantiene. Desde siempre supe que me gustaban los hombres, de hecho, el primer hombre que me atrajo fue Álvaro Rudolphy en Amores de Mercado, estaba muy peque en aquel entonces. Pues al sentirme atraido por los hombres lo tomé algo común, aunque con el tiempo el resto y las influencias hacían ver de que solo era valido hombre-mujer, no hombre-hombre ni mujer-mujer, cosa no me trajo complicación, me mantuve.

En la escuela fuí un bicho raro, no me gustaba el fútbol, jugar bolitas, a las cartas o volantines, me dedicaba solo a estudiar o hacer absurdos experimentos y crear circuitos complejos. Muchas veces se me trató como ‘maricón,’ aunque ello no me importaba del todo, al menos tenía el aprecio de mis profesores y director. Con el paso del tiempo, para poder disimular algo mi homosexualidad, ya que mis compañeros ya estaban en líos amorosos, debí mentir fingiendo estar ‘enamorado’ de chicas, enviando cartas y quedando en ridículo frente a ellas, pero como un héroe ante mis compañeros y un chico ‘normal’ ante mi familia.

Cuando pequeño, al no dimensionar bien la situación, me mantenía en una línea muy conservadora, era muy intolerante, casi nazi se podría decir, me desagradaban la gente de piel oscura, hombres afeminados, extranjeros, todos quienes fuesen diferentes a mí.

Después, con el tiempo, y el desarrollo de mis compañeros, me mantuve alineado a la dirección a la que debía ir, no me desarrollé de forma independiente, sino que con personas a mi lado, viendo pornografía a veces, hablando tonterías de grueso calibre. Hasta que llegó 7mo y finalmente entendí que yo era homosexual. A partir de ese momento le comenté a mis compañeros mas cercanos sobre mi orientación, me aceptaron y casi no se hablaba del asunto, no me temían ni nada de ello. En ese entonces comencé a frecuentar chats gay para ver qué tal era todo en aquel mundo (finalmente terminé traumado, sin exagerar), y una de mis hermanas vió en un momento el historial del explorador y me interrogó, ese fue un indicio explícito de mi agazapado cáracter, el cual no me daba vergûenza.

El tiempo pasó, dejé la enseñanza básica, llegando a la media. Allí conocí el mundo homosexual más de cerca, y así conocí a un chico con quien inicié una relación casi automaticamente, no tenía experiencia y la relación terminó muy mal (después de 2 años, no hemos vuelto a hablar). Pero en medio de esa relación comprendí que esto era algo importante, que debía decirle a las personas sobre mi condición, me sentía mal pensando en que el resto se enteraría algún día, perdía mis energías, mi autoestima estaba mal, además parte del liceo ya sospechaba de mi relación, por lo que decidí de forma lenta anunciarlo, entendí que, era algo vital de expresar, porque sería tonto crear una gran amistad con alguien sin saber completamente quien eres y para cuando este se entere, te rechace.

“Si eres gay, dilo de inmediato, así te evitarás problemas”, ese era mi lema. A no tooodo el mundo lo dije, pero sí a mis cercanos y gente con la que yo compartía todos los días, mi curso lo tomó excelente, algunos profesores lo saben y me apoyan. Después de 2 años de estar soltero aún busco a ese alguien especial, pero que lamentablemente no aparece, tengo alguno que otro pretendiente, pero pertenecen al “mundo oscuro” del mundo gay. No es discriminar, pero realmente no me caen bien los gays gays, tipo fan de Lady GaGa, cosas así, especímenes, los respeto y mucho, pero no me caen bien.

Gozo de una excelente vida se podría decir, he sabido escoger bien mi mundo, mi familia poco a poco lo va entendiendo ya que lo he explicitado de diversas formas. Sin ser homosexual habría sido intolerante, oscuro, absurdamente ideologizado y posiblemente alguien quien en base a la inconsecuencia del desconocimiento, se habría mandado uno que otro condoro. No es exageración, sin ser gay no habría sido quien soy ahora, alguien valorizado, respetado, admirado y agradado, tengo muy buenas amistades, trato de mostrar al mundo que no todos los gays son de la misma forma, trato de romper con prototipos, trato de entregarle al resto la visión más simple que un ser humano puede tener, la de la igualdad.

Lo que el mundo hoy en día necesita es ser tolerante, no hay que dejar que la sociedad te contagie esa terrible enfermedad social.

“Si quieres cambiar el mundo, mirate al espejo y luego haz el cambio”, Michael Jackson.

photo by: hqhuyanh
2 comentarios URL corta
Camila, 20 años, Santiago
Doble vida, es la que siempre he llevado. La discriminación que más duele, es la de tu propia familia. Pero la que más marca es quien marcó tu infancia y quien ahora discrimina. Nunca he tenido o creado la consciencia de cómo podría llamar aquel hecho. Cuando somos niñ@s solo sabemos obedecer y r...
Nicolás, 21 años, Chile
Hace poco más de un año tuve la suerte de entrar a Twitter y encontrarme con un  RT que convocaba a “jóvenes confundidos” a participar de un taller, las dudas me invadieron, los nervios y la incertidumbre. ¿Participar o no? ¿Con qué y con quiénes me voy a encontrar?, no pasó mucho rato y ya había en...
Albani, 17 Años. Caracas, Venezuela.
Mi nombre es Albani, tengo 17 años;, soy de Caracas, Venezuela. Es la primera vez que publico algo acerca de mí, y la verdad es que antes nunca sentí la necesidad de hacerlo porque no creí que fuese necesario, pero ahora estoy en una etapa de mi vida muy difícil (no sólo por cómo está la situ...

2 Respuestas a “Jorge, 16 años, Talca”

  1. karen 27 agosto 2012 17:28 pm #

    Tratar de “especimen” a una persona por sus gustos musicales no es precisamente “respetar mucho” ES TODO LO CONTRARIO. Ojala q cuando madures un poco más te des cuenta de lo importante q es respetar y NO JUZGAR a las personas a priori. No sé cuáles serán tus gustos, pero con esa lógica perfectamente podrian tratarte de especimen solo pk no te gusta jugar futbol.

    Thumb up 0 Thumb down 0

  2. franco 16 4 septiembre 2012 21:25 pm #

    jajaj tambein soy de talca y pensar que hace uno o dos años ams yo seria la unica persona como yo en talca,saludos!!

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.