Gael, 16 años, Guayaquil, Ecuador

Hola otra vez.
Hace tiempo escribí con un cierto grado de melancolía, pero he podido afrontar todos esos obstáculos que no nos dejan avanzar y aquí estoy, un poco alegre, pero no del todo.

Estoy orgulloso conmigo mismo, porque he avanzado con este proceso de “salir del closet” para evitar seguir ocultando ese secreto que nos cuesta tanto sacar a la luz.

Me faltan un año para ir a la universidad y en el colegio que estoy llevo apenas 2 años, aun no existe mucha confianza como para decirlo aunque nos llevamos muy bien, excepto por los típicos tipos que no saben otra palabra más que “maricón”.

Estaba con uno de mis amigos más cercanos dentro de la clase cuando no había profesor y comencé a abrir camino, hasta que finalmente le dije que era gay, se lo dije en inglés porque había alguien más con nosotros que no entendía bien el idioma xD, sólo me quedo viendo y cuando mi otro compañero se fue, me dijo que ya lo sospechaba y que creía que todos lo sospechan y que dejaría de ser homofóbico (no sabía que lo era) porque quiere que todo siga como si nada, que por algo somos amigos. Es la única persona en mi colegio quien lo sabe, me gusto su reacción y a veces cuando estamos solos le hablo sobre mis gustos (claro que él es heterosexual y a veces le incomoda).

En todo este mundo son apenas 5 personas que lo saben: mis dos mejores amigos de mi antiguo colegio quienes también lo tomaron bien, el de mi colegio actual, mi hermana (quien aun no lo acepta) y un primo. Espero que sumen más, y también creo que mis padres serán los últimos en enterarse, sé que no están los suficientemente preparados como para saber que hay un gay en la familia y que además es su hijo, por eso esperaré hasta independizarme, porque sería un paria en casa o hasta me podrían echar, por esto a veces me bajoneo (deprimo), pero cuando pienso en todas las cosas buenas que me esperan, cambia mi humor y me siento listo para seguir luchando.

Las lágrimas resultaron ser la mejor manera de desahogarme, cuando de verdad estoy mal a veces escucho una canción de Coldplay, se llama The Scientist, que es el tipo de canciones que te sabe hacer llorar, mientras estoy en mi habitación y pienso en lo que no he podido hacer, eso me pone mal pero cuando todo termina me siento preparado para volver al ruedo y seguir adelante: pienso que algún día tendré alguien con quien compartir todo lo que hago, quizás formar una familia, ser un gran profesional y una gran persona, hacer lo que siempre quise hacer.

Quiero decirte amigo gay, no creas que esto siempre va estar mal, nosotros tenemos más virtudes que las personas que nos ofenden, somos mil veces más valiente cuando queremos ser honestos y decir quiénes somos, valientes para salir a la calle agarrado de la mano con tu pareja y si quieres llorar, hazlo, pero piensa que algún día recordarás todo esto y pensarás que aquellas lágrimas y toda esta lucha te llevaron a lo que serás, a ser alguien feliz y extremadamente orgulloso de quien eres.

Las esperanzas se pierden al morir y no creas que todo está perdido, les dejo mi frase favorita: “cuando empieces a vivir cada día como si fuera el último, probablemente algún momento tendrás razón”.

Adelante! Sé feliz, eres joven disfruta lo bueno de la vida!

Un saludo a todos aquellos chicos/as gays o no, que aunque tengan problemas sonríen, y si no lo has hecho, ¿qué esperas?, hazlo!…. También felicitar al equipo de JC por sacar adelante esta noble labor, sigan así, son unos grandes!

Una anécdota: llevaba abierta la página de Joven Confundido en mi teléfono y cuando me lo prestaron en el colegio me preguntaron qué era eso, gracias al destino había hecho zoom y sólo se veía el logo y cuando lo alcance a ver, le quité el teléfono, cerré el navegador y borré el historial, quien me lo prestó me seguía preguntando el nombre de la página, pero ni loco se lo iba decir, casi me cacha! xD

photo by: //StephVee
0 comentarios URL corta
Nicolás, 21 años, Viña del Mar
Antes de comenzar, me gustaría aclarar que no me siento un referente de “no confusión”, ni nada por el estilo. Por el contrario, soy un joven universitario con muchas dudas y miedos, algunos superados y otros no, que quiere compartir un fragmento de su vida con ustedes. Cuando entré al colegio, n...
Matías, 25 años, Ecuador
Muchos saludos, soy Matías, tengo 25 años y soy un Tr@ns masculino. Desde chico me sentí disconforme con mi cuerpo... pensaba siempre por qué mi hermano mayor podía sacarse la polera y yo no. Pero gracias a Dios, tengo una familia espectacular. A los 17 años recién les conté lo que me pasaba y...
Efrain, 22 años, Punta Arenas, Chile.
Hubo un tiempo en que mis menudos hombros cargaban el peso del “qué dirán” por lo mismo mi lengua expulsaba mentiras a su alrededor, mis ojos marrones estaban desesperado por no poder ser sincero y mi delgado cuerpo se sentía vacío, sin orientación… No entendía por qué vivía en un mundo tan oscur...

No hay comentarios.

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.