Belén, 19 años, Santiago

Qué difícil… la verdad he leído muchos testimonios y escribir el mío me causó un poco de temor. ¿Temor a qué? A todo, la verdad es que en esta situación se le tiene miedo a todo.

Mi historia comienza así: A los 14 años pololeé con un niño de mi misma edad, estuvimos juntos 3 años y fueron, dentro de todo, buenos años. En general , siempre me gustaron los niños, con el grupo de mis amigas los mirábamos, algunos me invitaban a salir, etc.  y siempre disfrutaba a concho de todos esos momentos, que me gustaban mucho. Nunca me fijé en las niñas, ni mujeres más grandes, solo cuando niña jugué a los típicos juegos entre niñas a la mamá y al papá, que están dentro de lo normal de la infancia, pero nada más allá.

Luego de este largo pololeo comencé a carretear mucho, salir con mis amigas (grupo de 8 buenas amigas), a bailar, etc. Todo lo que se hace luego de terminar un pololeo largo y querer olvidar. Fue en uno de esos tantos carretes en que después de haberme tomado unos tragos, estaba bailando con una conocida (bailando sin ninguna intención, ella era totalmente hetero) y viéndola bailar, comencé a pensar y a mirarla con otra intención, a encontrarla linda, mire sus labios, ojos, piernas, cosas en que JAMÁS en mi vida me había fijado! Algo que nunca en mi vida había sentido me invadió totalmente, me dolió la guata, sentía un pequeño nerviosismo que me gustaba y me impresionaba a la vez. Al otro día pensé en que solo había sido producto del alcohol y que no tenía nada que ver, etc.

Después de aquel acontecimiento seguí viendo a esta mujer y siguió extrañamente pasando lo mismo (lo que produjo el pánico en mí). Es por esto que decidí contárselo a una de mis más amigas, ella se rió y me dijo que tranquila, que era algo normal, y que me relajara (lo que no me tranquilizó nada). La cosa es que con ésta amiga a la que le conté, comenzamos a bromear con el tema, y con el tema de las mujeres, en la calle, etc (siempre en tono de broma). Luego ella me contó que hace tiempo le había pasado algo similar, lo que me hizo sentirme más “tranquila”, pensando en que era un proceso normal.

Después de muchos jugueteos de palabras con ésta amiga (amiga la cual conocía hace 3 años, desde que pololeaba y éramos muy amigas) comenzamos un pequeño juego que me indicaba que algo raro estaba pasando, nos enviábamos mensajes de texto todo el día, con bromas como “tú eres mía”, después del colegio hablábamos todo el día por webcam hasta las 3 ó 4 de la mañana, al otro día cuando llegábamos al colegio nos llenábamos de mensajes y así. Hasta que finalmente en un carrete, pasadas un poco de copas nos besamos y sentí lo que nunca había sentido en 3 años de pololeo.

Luego de esto comenzamos a frecuentar esto de los besos y juegos todos los fines de semana, yo con mucho miedo de lo que estaba pasando, pero siempre traté de pensar en que solo era una experiencia y lo estábamos haciendo por “curiosidad” y que era un juego que cuando quisiéramos terminaría sin problemas. Bueno… esto pasó en marzo del año 2010, hoy estamos a julio del 2012 y aún seguimos juntas. Claramente eso se fue trasformando, llegando a amarnos, celarnos, disfrutarnos, necesitarnos y todo lo que tiene una hermosa relación de amor.

Durante este periodo (más de dos años), han pasado un millón de cosas, como: Su mamá nos pilló dos veces, ahora lo sabe y lo “acepta”, mi mamá adora a mi polola sin saber que lo es, para mi vieja ella es una gran amiga, que va a mi casa, duerme, come, carretea, y la adora como si fuera su propia hija (lo que me hace sentir podrida). Si bien al principio me preguntó por la condición sexual de esta “gran amiga”, luego de que lo negué, ella no tuvo más dudas sobre aquel tema.

Mi gran problema que me angustia día a día, me mantiene nerviosa y con pena, es que con mi vieja tenemos una confianza hermosa, existe mucha comunicación, hablamos de TODO, de todo lo que pueda existir y con esto siento que estoy traicionando su confianza como nunca lo pensé. Se me hace imposible algún día decirle lo que estoy viviendo y sintiendo, ella se moriría de pena, la decepcionaría como hija y se sentiría podrida. Además la persona con la que me involucro es una persona que ella adora y confía ciegamente, le ha brindado las puertas de su casa, nos ha llevado de vacaciones, la ha aconsejado y tantas cosas más…

A veces pienso que no debería sufrir y sacrificar mi felicidad por terceras personas (familia), pero a la vez siento que no puedo defraudarla de esa manera. Yo soy casi la hija perfecta, salió con buenas notas del colegio, entro a estudiar lo que quería, donde quería y bla bla bla, y muchas veces mi mamá me ha dicho que se siente orgullosa de mi, que me ama (es muy de piel), lo que me hace tener cada vez mas temor y miedo con esto que llevo guardado. Realmente es una mochila enorme que llevo en mi espalda, muchas veces he llorado escondida, con mis amigas (que luego de contárselo nos apoyan cien por ciento a las dos, somos un grupo muy unido) y es un nudo en la garganta que me está consumiendo, la verdad es que no se qué hacer, estoy esperando que pase el tiempo, pero mientras pasa ese tiempo, me estoy muriendo con esta mentira enorme que llevo dentro. Por otra parte, se me hace tremendamente difícil porque aún siento atracción por los hombres, no me siento totalmente lesbiana, aunque siendo sincera, en estos momentos me gustan más las mujeres que los hombres… más adelante, no sé lo que sucederá…

Finalmente, decir que con el tema de la homosexualidad mi vieja se muestra como una mujer que respeta y tolera la condición, pero las veces que se ha referido a si le pasara a ella, ha dicho que sería terrible, por la discriminación, el trato y lo típico. Yo por mi parte amo a mi polola, me encantaría ser feliz con ella, sin mentiras, ojala vivir solas sin que nadie nos moleste, ser felices y darle todo el amor que se merece.

¿Qué HAGO? REALMENTE MI SITUACIÓN ES PÉSIMA, ESTOY ENTRE LA ESPADA Y LA PARED… AYUDENME!!!    Y si cuento mi verdad y luego termino con un chico?…

photo by: BaileyRaeWeaver
4 comentarios URL corta
Paloma y Karin, 24 y 28 años, Puerto Varas
Nos conocimos el 2002. Ella pololeaba con un compañero de rugby de mi hermano, nos caímos bien, pero en ese entonces nada más. Paso el tiempo y en mi primer año de U (2005) nos volvimos a encontrar y comenzamos a vernos seguido, lo pasábamos bien juntas y teníamos amigas en común. Al principio no...
Antonio, 16 años, Santiago
Hola, me llamo Antonio y tengo 16 años. Soy de Santiago y creo que soy bisexual. Desde chico me molestaban con que era gay, porque no me juntaba con casi nadie en los recreos y no me gusta mucho el fútbol, pero yo no le daba importancia. Desde entonces me han gustado varias amigas de curso, pe...
Juan, 17 años, Colombia
De niño siempre viví con mis abuelos, desde que nací hasta los 12 años. Mi mamá hizo su familia aparte con su esposo y dos hijos más y mi papá vivía lejos y nos veíamos muy poco. Él me quería mucho, pero cuando tenía 6 años lo mataron. Mis abuelos me dieron lo necesario, pero tuvieron un pasado t...

4 Respuestas a “Belén, 19 años, Santiago”

  1. Amparo 1 agosto 2012 10:55 am #

    Belén: ¡Tranqui! Tómate tus tiempos. Créeme, te entiendo -yo soy bisexual, y si tuviera esa confianza que tú tienes con tu vieja, hace rato mi vieja ya no miraría con cara de poker a todas mis amigas heterosexuales y a las tipas con las que efectivamente he tenido algo- , y creo dentro de toda esta “tormenta de emociones” que estás viviendo tienes que encontrar un punto de equilibrio para poder separar las cosas y ver lo bueno y lo malo que te espera si decides hacer cualquier cosa. Lo más probable es que si decides contarle a tu mamá sobre la verdadera relación que tienes con esa niña a la que ve como una hija más, reaccione un poco decepcionada al saber que tú no le contaste desde un principio, pero si tú le expresas el miedo que tienes en este momento, ella lo va a entender, y las va a apoyar.
    Con respecto a tus gustos por los hombres, te lo reitero, TRANQUILA, ya te vas a dar cuenta que con el tiempo de cómo son las cosas. Lo único que te aconsejo es que si verdad lo que sientes por tu novia es amor, seas siempre 100% sincera, nunca dejes de tener una buena comunicación con ella.

    ¡Te deseo toda la suerte del mundo! 😀

    Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Caallito 1 agosto 2012 13:29 pm #

    Uf! Complejo…. las reacciones de los padres son impredecibles con estos temas…lamentablemente. Una cosa es cierta tu vieja lo sabe , las mamas siempre saben.

    Yo tenia una relacion muy buena con mi mama (que adecuadamente recuperé) nos contábamos todo, pero al salir del clóset al principio no le conte nada tenia mucho miedo, ese secreto comenzo a crear un vacío cada vez mas y mas grande porque empiezas a tener un mundo.paralelo, un lado que tu vieja no conoce. Le conte porque queria que me amara talcual, queria ser su hija y no una máscara políticamente correcta. Fue difícil para ella, a pesar que me decia que en su corazon siempre supo lo que yo era. Pasó un año para sentirse preparada de conocer.a mi polola. Fueron tiempos dolorosos pero hoy veo los frutos y te digo vale la pena.

    El enojo mayor será cuando le digas : “…. Y mi polola es mi amiga , llevamos años … ” porque significa que no le cuentas todo eso es lo que le haces creer, y eso es lo primero que va a pensar.

    Nunca olvides que SIEMPRE va a ser tu mamá, se puede enojar un rato pero JAMÁs te dejará de amar.

    Mucha suerte y buena vibra, cuando llegue el momento sea valiente 😉

    Caallito

    Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Libellula 7 agosto 2012 17:04 pm #

    Ola, mira yo soy lesbiana y estuve en la misma posicion en la que tu estas con tu madre no sabia si hablarlo o no, hasta que un dia me lo pregunto una madre siempre sabe que es lo que pasa con su hija, con su tesorito. Creo que entre Uds. hay un vinculo de confianza especial y deberias enfrentarlo es mejor que lo sepa por ti y que no te pille en algo turbio o sepa por tercero a pesar de lo que pueda pasa, talvez no sepa como reaccionar al comienzo, pero es tu mama y te ama como a nadie en el mundo y no dejara de amarte, estoy mas que segura que lo puedes intentar sin que nada salga mal. Bless
    Claudia

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • pestañas 7 agosto 2012 17:25 pm #

      Hola Claudia, por políticas de la página no permitimos la publicación de datos personales, te aconsejamos no hacerlo jamás, ni en esta página ni en otra, ya que nunca sabes quién puede estar detrás ni los riesgos que estás corriendo. Te invitamos a leer este artículo sobre Grooming para que te informes sobre esto.
      Por otro lado, aconsejamos a Belén visitar nuestra sección de materiales y leer algunos tips sobre qué hacer y qué no hacer al momento de salir del clóset, las situaciones de cada uno son diferentes, y apurar el proceso puede no resultar como esperamos. Lo más importante es que tú estés segura y que tengas la certeza de que, si dependes económicamente de tus padres, no te echarán de la casa o dejarán de pagar tus estudios.
      Asimismo, les recordamos a ambas que estamos organizando un taller para padres, una instancia que busca apoyar y entregar información de calidad a los papás y mamás de jóvenes LGBT.
      Saludos,
      Equipo JC

      Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.