Pamela, 26 años, Puerto Varas

Con la Fran siempre conversábamos de todo, al menos eso creía yo. Un buen día, después de un par de años de amistad, y entre unas copas de más la verdad se asomó tímida en forma de pregunta: “¿Seguirías siendo mi amiga si fuera lesbiana?” me reí ante la consulta y respondí, “obvio” y así fue como me contó: “Pame, soy lesbiana”. No sé qué cara habré puesto, nunca le he preguntado, a estas alturas da lo mismo y en realidad es lo menos relevante, recuerdo que le tomé la mano y le dije, obvio que seguiremos siendo amigas. En ese momento muchas cosas hicieron click en mi cabeza, fue como si todas las piezas de un puzzle que no sabía que existía de repente calzaran por sí solas. Muchas cosas que no parecían tener demasiada importancia hasta ese minuto y otras tantas que quizás atribuí a su particular personalidad de repente parecían tener sentido y un significado muy profundo, desde ese minuto pude comprender mejor su historia, su forma de ser y sentir las cosas.

Fui la primera persona de su círculo cercano a quien le contó, no es mi intención jactarme de nada, pero sentí que era un apoyo importante en su vida y si ella había tenido la seguridad de confiar en mí su secreto, lo menos que podía hacer era estar ahí para ella, nada tan sobre humano, considerando que para eso somos los amigos. Debo reconocer que cuando recién me conto sentí pena por ella y por varios días era la único que me daba vueltas en la cabeza, pero no fue porque sintiera que mi amiga no fuera “normal” ni porque no iba a poder tener una vida “convencional”, si no por lo que significa ser homosexual en un país tan retrograda, prejuicioso, lleno de tabues y miedos.

Sabía que no iba a ser fácil para ella y me daba mucha impotencia no poder hacer nada por evitar que sufriera. Viviendo en un pueblo chico, donde la gente te suele apuntar con el dedo, asumirse no es fácil, y no lo fue. Fue un largo proceso para la Fran, varios años guardando silencio cuando en alguna junta de amigos le preguntaban por su vida sentimental, escondiéndose para poder darle un simple beso a su polola de aquel entonces, todo en secreto, como si estuviera mal querer a alguien. Recuerdo una ocasión en particular cuando les tuve que decir que se arreglaran el lápiz labial después de algún beso oculto, fue gracioso de cierta manera, situaciones asi hubo varias y se genero una complicidad que hace que hoy pueda decir con toda seguridad: la Fran y yo seremos amigas para siempre.

Hoy la Fran se siente completamente segura y orgullosa de su sexualidad. Sabe que ya no tiene porque esconderse ni ocultar lo que siente, conoce sus derechos y lucha por ellos. Me siento profundamente orgullosa de ella y la labor que realiza, ayudar a otros jóvenes confundidos no tiene precio. Las cosas quizás habrían sido más fáciles para ella si años atrás hubiese existido algún tipo de grupo de apoyo.

Las diferentes circunstancias de la vida la han llevado a donde está ahora y yo la veo  bien,  feliz, asumida y orgullosa de quien es, sin culpas ni resentimientos. Me gustaría que todos los jóvenes confundidos pudieran estar en el lugar donde se encuentra ahora, sé que no es fácil y siendo heterosexual sé que hablo desde un punto de vista súper cómodo, pero tengo la convicción de que, independiente de la sexualidad de cada quién, aceptarse a uno mismo es el primer paso para ser quién queremos ser, el más difícil, lo sé, pero hay que seguir caminando, porque esta vida es para vivirla, disfrutarla, crecer y amar con locura. Y creo que es más fácil si se elige caminar con un amigo al lado. Gracias por transitar por esta vida conmigo Fran (:

6 comentarios URL corta , , , ,
María Gabriela, 54 años, Chile
Tengo 54 años, tres hijos y soy feliz, debería haber puesto primero eso, soy feliz. Nunca conocí la discriminación en mi persona, a esta edad he llegado al convencimiento de que fue porque yo no discriminé a nadie nunca, y me fue normal porque no tuve creencias religiosas, ni nadie que me dijera que...
César, 18 años, Peñalolén
Pucha, no sé, de principio uno no lo sabe todo de una persona y de a poco la va conociendo. Ya cuando me dijiste que eras gay, yo ya tenía cierta imagen de la personalidad que eras, y, en realidad, comprender cuál era tu orientación no cambió las cosas, digo, mientras me formaba esa idea. Cuan...
Andrea, 19 años, Chile
Mi círculo de amigas se compone de mujeres heterosexuales y homosexuales casi por igual. A los 15 años me metí a un club de fútbol, y fue ahí donde conocí el lesbianismo. Al principio, me asusté un poco, no me acercaba mucho a mis compañeras lesbianas, pero en cada entrenamiento se formaba una relac...

6 Respuestas a “Pamela, 26 años, Puerto Varas”

  1. Esteban 9 mayo 2012 13:10 pm #

    Pamela, que bonitas las palabras que le dedicas a tu amiga!!! En la medida que la sociedad abra espacios y vea que no es un delito ni un pecado amar a una persona del mismo sexo, podrán existir más y más amistades fuertes, maravillosas y honestas como la de Uds.!!!! Que viva la amistad!!!!

    Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Pamela 9 mayo 2012 16:00 pm #

    fe de erratas:

    dice: Sabía que iba a ser fácil para ella…deberia decir: Sabía que NO iba a ser fácil para ella.

    saluditos y viva la amistad 😀

    Thumb up 0 Thumb down 0

    • pestañas 9 mayo 2012 16:25 pm #

      Ya lo cambiamos! Gracias Pamela! :)

      Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Erixon 11 mayo 2012 13:22 pm #

    Que Lindo testimonio, la verdad me sentí bastante identificado con ustedes. En mi caso tan solo tenía 15 años cuando le conte a mis mejores amigos de toda la vida que soy gay, y ellos en ningun instante dudaron en decirme que lo seguiriamos siendo, mas aún en ese momento que sabían que para mí era un tema dificil. Saludos!

    Thumb up 0 Thumb down 0

  4. tami 27 mayo 2012 14:43 pm #

    Demasiadooo lindoooooooooo!!! qué emocionanteeee!!!

    Thumb up 0 Thumb down 0

  5. gracie 28 noviembre 2012 14:49 pm #

    Muy lindas palabras para tu amiga, es gratificante tener amigas asi..que te apoyan en todo..
    saludos :)

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.