Carlita, 22 años, Santiago

Un día estaba con mi pololo y no sé de qué hablábamos, pero empecé a contabilizar y me di cuenta de que conocía demasiada gente gay que había pasado por mi vida. Tengo 22 años, y  puedo decir que crecí rodeada de gays. Mi primer acercamiento al tema: el caso de mi hermano mayor a quien adoro. Un día X, cuando yo tenía cerca de 16 años, mi hermano (que tenía en ese entonces alrededor de 24 años) se me acerca un poco nervioso diciéndome que hay algo importante que debo saber, y me concluye entre preámbulos “Hermana, soy gay”. Yo, muy tranquila, tal vez con un poco de risa, le dije que ya lo sabía, que eso no cambia nada, él iba a seguir siendo el mismo hermano que quiero tanto. La verdad, no sé que más podía decir, ¿Por qué tendría que haber dejado de comportarme de la misma manera que siempre con él? Me acuerdo que, como prácticamente yo ya lo sabía, cuando dijo que me tenía que decir una cosa importante me imaginé que algo medio trágico había pasado, menos mal que no.

Recuerdo muy bien ese día, porque si bien para él tuvo que haber sido un gran alivio, en lo personal también lo fue para mí, al sentir que si él se sentía un poco más libre de decirlo, yo podía también de a poco soltar mis defensas ante las preguntas de las chicas jotes que me preguntaban desde pequeña si mi hermano pololeaba o no, y bueno de la gente en general. Estuvimos en el mismo colegio, y ahí él era conocido por caballero, buen alumno, y por buen mozo. ¿Por qué un joven tan apetecido no se veía acompañado de una muchacha guapa? Nunca sabía qué decir, aunque intuía que era lo que pasaba, sentía que la gente podía ser muy cruel como para exponer a alguien que quiero tanto de esa manera. Hasta el día de hoy también ocurre a veces, pero porque hay gente que quiere saber de pura curiosidad; con los demás no tengo problema, incluso me siento orgullosa de decir frente a mis amigos, conocidos y cercanos que tengo un hermano gay, que está pololeando hace 4 años con alguien la raja y que en mi familia ya no es tabú.

Esto lo viví también con algunos amigos y amigas: con mi mejor amigo del colegio, con mi mejor amiga de la adolescencia, con una amiga de la media y con amigas de la universidad; algunos salidos del closet y otros no. He compartido sus miedos y sus alegrías, he tenido que defenderlos y apoyarlos en todo sentido, sobre todo en su encubrimiento o cuando deciden contárselo a sus padres; y claramente, he guardado sus secretos e infidencias. No tengo claro por qué me tocó a mí que estas personas se cruzaran en mi camino, lo único que si sé es que son grandes ejemplos de fortaleza, que me han enseñado a no vivir pensando en que dirán los demás y sobre todas las cosas, que el amor y la amistad de verdad, todo lo puede… todo lo acepta.

photo by: rolands.lakis
5 comentarios URL corta
Adriana, Lima, Perú
Cuando mi hija me dijo que se iba a vivir con su pareja y me "dio a entender" que su pareja era una mujer, no me tomó por sorpresa ni me sentí mal, porque era algo que yo intuía desde hacía tiempo. A mí lo único que me interesa es que ella sea feliz y viva su vida plenamente. Fue difere...
Mónica, Melipilla
¿Testimonio? Francamente para mí es difícil dar un testimonio, porque… ¿Quién me lo ha pedido para mis otros dos hijos heterosexuales? Lo encuentro inaudito y aún así entiendo perfectamente la sociedad en que estamos insertos y sólo desde esa vía puedo escribir para decir que para mi nunca ha ...
Marcelo, Chile
Hola, La verdad es que quería compartir con ustedes mi experiencia desde afuera. La del padre y del hermano que se encuentra con diferentes tendencias sexuales, siendo heterosexual. Debo partir por sincerar que siempre me he encontrado una persona abierta al mundo, en respetar sobre todo su di...

5 Respuestas a “Carlita, 22 años, Santiago”

  1. sandrita 31 mayo 2012 20:08 pm #

    Qué lindo testimonio!! se nota que eres una niña super madura y que adoras a tu hermano mayor! Ojala hubiera personas como tú, hacen mucha falta para apoyarnos!!
    saludos,
    sandi

    Thumb up 1 Thumb down 0

  2. karen 31 mayo 2012 20:42 pm #

    Lindaaaaaaa!!

    Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Pablo 1 junio 2012 5:19 am #

    Qué bonita historia, me gustó mucho :)

    Yo a mi hermana mayor (por cinco años de diferencia) le conté hace poco que soy bisexual y su reacción fue de lo mejor, me dijo que lo intuia pero que ella lo que pensaba es que quizás era gay, je jeje. Incluso me dijo que cuando ande pololeando no dude en llevarlo sin miedo su casa para que ella lo conozca.

    Las hemanas son lo mejor del mundo, son re lindas.

    Thumb up 1 Thumb down 0

    • Esteban 3 junio 2012 14:05 pm #

      Si, que suerte tenemos de tener hermanas así de ultra linddaasss!!!

      Thumb up 1 Thumb down 0

  4. kemel 1 junio 2012 19:30 pm #

    las hermanas son lo mejor te cuidan como mama pero son como amigas, es la mezcla mas linda, hermoso testimonio, mi herma siempre me apoyo!!!

    Thumb up 1 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.