Estefanía, 19 años, Las Condes.

Hola, me llamo Tefa y bueno este es mi testimonio.

Desde chica siempre me sentí diferente a las otras niñas, no me llamaba la atención lo que a ellas, pero pensé que era porque como solo tenía un hermano mayor estaba más acostumbrada relacionarme más con los niños, vengo de una familia bastante conservadora, mi mamá muy de derecha y mi viejo evangélico, así que nunca se habló del tema de la homosexualidad.

Cuando tenía 13 me empezaron a gustar las mujeres, o sea yo creo que siempre fue así, pero con las hormonas revolucionadas el tema era distinto y yo ignoraba totalmente lo que me estaba pasando, a través de internet descubrí que era lesbiana.

Trataba de hablar el tema con mis viejos, pero sus respuestas eran siempre negativas y descalificativas, en ese momento pensé ¿Por qué a mí? Y comencé a luchar en contra de todo lo que estaba sintiendo, estaba sola y no tenía con quien hablar del tema, fue un año horrible, me sentía rechazada por mi propia familia, aunque ellos no lo supieran.

Al año siguiente conocí a mi primera polola, tenía 4 años más que yo y con ella logré entender que ser homosexual no era malo y que no estaba sola, en todo ese tiempo me distancié mucho de mis padres, ellos no tenían la menos idea de lo que estaba pasando en mi vida y era mejor así, no me sentía preparada para salir del closet con ellos.

A la primera persona de mi familia que le dije fue a mi hermano mayor, el me dijo que igual era súper obvio, pero que tuviera cuidado con mis viejos (que en ese tiempo se infiltraban en mis cosas), luego le conté a mis dos primas que tienen más o menos mi edad y todo bien, todos me apoyaron, pero sabía que para salir del closet frente a mis viejos tenía que tener total independencia y la idea me aterraba.

Pasaron los años y vivía mi vida emocional siempre escondida y mintiendo sobre lo que hacía mientras salía, en el colegio no tenía muchos amigos, porque me sentía muy distinta y en verdad no estaba ni ahí con ellos…

Cuando estaba en cuarto medio me puse a salir con una niña del colegio que era bastante menor que yo y a pesar de que no éramos como todas las parejas del colegio (comiéndose en los pasillos), nos descubrieron, un día mi profe jefe me sacó de una clase y me dijo que encontraba que era muy cariñosa con la chiquilla y la miraba con ojos distintos y como había sido mi profe jefe de toda la vida y en verdad la consideraba una amiga le conté, ella me dijo que tratara de pasar piola y yo le dije que sí, aunque le admití que sentía que me estaban discriminando.

Lluego, antes de volver a clases tiró la bomba, me dijo que si no le contaba a mis viejos en dos semanas ella los iba a tener que citar para decirles, estaba en blanco, pasé esas dos semanas pensando en cómo iba a decirles a mis viejos que su hija era “maricona” como dice mi madre y no lo hice, tenía demasiado miedo y cada vez que trataba de sacar el tema no me salían las palabras.

Un día llegue a mi casa tarde porque había pasado el día con un amigo y mi hermano me dijo que me preparara, entro a mi pieza y a los 2 segundos mi viejo y mi vieja me sacan al patio para increparme, me trataron pésimo, porque les iba a cagar la vida a mis hermanos, a la familia, a mí misma, dijeron que no podía seguir viendo a esa niñita porque si seguía así me iban a sacar del colegio y no importaba si tenía que repetir cuarto medio.

Fue horrible, peor de lo que había pensado, estuve a nada de irme de mi casa y en el colegio los inspectores me seguían hasta al baño para asegurarse de que no viera a mi ex. Llegué a insultar a mi profe, ella rompió la confianza que le tenía y creo que no se lo voy a perdonar, pero mis amigos siempre estuvieron ahí,  me acerqué mucho más a ellos, pude hablar lo que llevaba años callando y me sentí aceptada por mis compañeros de curso que, en general, la mayoría me apoyó y la experiencia me hizo darme cuenta de que no estaba sola y que tenía los mejores amigos.

Hoy tengo 19, estoy en mi 3er semestre de Derecho, mis amigos siguen siendo mis mejores amigos y a pesar de que mis viejos ahora se hagan los locos con el tema, ya no me preocupa, siento que tengo más libertad y soy feliz con lo que soy.

2 comentarios URL corta
Daniela, 29 años, Chile
Hola, mi nombre es Daniela y tengo 29 años, ya casi hace 8 años, yo pololeaba con un hombre, hasta ese entonces llevaba junto a él 1 año y medio, a él le gustaba chatear y por ahí conoció a una niña, con la cual me engañó, yo como no tenia forma de saber si es que era así o no, me hice pasar por hom...
Gustavo, 24 años, Providencia. Chile.
Primero que todo, debo agradecer a quienes tuvieron esta magnífica idea y también a quienes se preocupan de actualizar las historias de la página, etc. Ya que desde hace mucho tiempo que realmente puedo leer las historias y más de alguna tiene similitud con la mía. Ahora decidí escribir un poco de m...
Eduardo, 23 Años. Antofagasta-Chile
Cuando tenía 10 años era normal que mis amigos hablaran de las chicas del colegio, ya sea cuales eran las más bonitas o cuáles tenían los pechos mas grandes, etc. Nunca le tome atención a esas cosas, porque no sentía esa atracción que ellos decían y pensaba que con el tiempo sólo me iban a gustar la...

2 Respuestas a “Estefanía, 19 años, Las Condes.”

  1. tamiii 15 abril 2012 0:30 am #

    que brigida tu historia yo tengo 16 años y me esta pasando algo parecido a ti u.u

    Thumb up 0 Thumb down 0

  2. cote 22 junio 2012 13:00 pm #

    Que cuatica tu historia, bueno a mi a los 13 me paso algo igual y como hasta los 16 mi vida fue lo peor pero ahora tengo 18 nadie mas sabe vivo en el anonimato y anhelo algun dia ser libre y sentirme bien como tu :)
    Un abrazo!

    Thumb up 0 Thumb down 0

Responder

No escribir correos electrónicos dentro del comentario, no será publicado.

Recibir notificación de nuevos comentarios por email. También puedes suscribirte sin necesidad de comentar.